Un curso de milagros-La única manera de despertar

Quizá a lo largo de nuestro camino con el Curso,hemos en muchas ocasiones tenido este sentimiento:”No sé que es peor,la culpa subyacente o el miedo a desaparecer”.

Un curso de milagros-La única manera de despertar
Un curso de milagros-La única manera de despertar
No es verdad que, si sigues este curso y perdonas, dejas de existir.Lo que dejará de existir será tu enojo, tu culpa, tu depresión,tu tristeza, tu sufrimiento, tu dolor, tu desesperanza, tu desesperación,tu desolación y demás.

 Eso es lo que dejará de existir.No es sino hasta el mismísimo final del viaje que desaparece el yo con el que te identificas.Eso es justo al final, y solo sucederá cuando tú lo sueltes.

Soltar la identidad falsa

Hasta ese momento, lo que caracteriza nuestro viaje es que seguimos reteniendo esta identidad,pues estamos aferrados a ella,.

Pero esta identidad ahora se vuelve cada vez más depurada de todo lo que depositamos en ella:el enojo, el miedo, la ansiedad, etcétera.

Un curso de milagros
Un curso de milagros

Para empezar, pues, no desaparecerás así nada más.

Lo que pasará es que seguirás en este mundo,en este cuerpo, con tu propia identidad, viviendo en tu propia casa,manejando tu propio carro, teniendo tus propios amigos, pero serás más feliz.

No, porque tu ego esté consiguiendo que sus necesidades sean atendidas,sino porque llevarás una carga de culpa cada vez menor.

Culpa y merecimiento son lo mismo

Ni siquiera tenemos un concepto que pueda empezar a abarcar el horror y la magnitud de la culpabilidad y del auto desprecio.

Parte integrante de esa culpabilidad es el pensamiento que expresaste en la primera parte de tu pregunta, que fue:«No merezco ser feliz».

Mientras estés,identificada con estar en este mundo como cuerpo,te estás identificando con la culpabilidad, porque la culpabilidad es lo que echó a andar todo este asunto.

UCDM-Miedo a desaparecer
UCDM-Miedo a desaparecer

Y mientras haya culpabilidad,forzosamente creerás que no mereces ser feliz.

Eso es lo que refuerza esa extraña noción del sacrificio,de que el sacrificio es algo bueno,de que si voy a ser feliz, tengo que pagar por ello.Tengo que trabajar duro toda la vida para que después pueda jubilarme.

Entonces se viene abajo la Bolsa y de todos modos pierdo todo mi dinero.Y me lo merezco porque en realidad no soy una buena persona.

Así es como todo el mundo lo interpreta todo.Pero no puedes sentir culpa… y sabes que la sientes si crees que estás aquí,no puedes sentir culpa sin a la vez creer:«Merezco que se me castigue. No merezco ser feliz.

No merezco estar en paz»,lo cual significa que, cuando las cosas no van como quieres exteriormente,tu ego enseguida se lanza al ruedo y dice:«¿Lo ves? Te lo dije.

Nunca se te resolverá nada porque…»,y puede que enumere toda un lista de cosas relativas a la conducta o a la personalidad,que explican por qué no se resolverán, pero subyacente está el pensamiento inconsciente ,Dios nunca permitirá que seas feliz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: