waterfalls in forest

UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane

UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane.

El ego es un maestro de la desviación,está comprometido a desviar constantemente nuestra atención de la verdadera causa de todos nuestros problemas,nuestro yo.

La culpa inconsciente

Este yo está alimentado por la culpa inconsciente, este único problema es la raíz de nuestro sufrimiento,la creencia resultante en nuestra extrema ausencia de valía.

Este es el secereto motivador que impulsa todos nuestros temores mientras la causa real de toda adversidad no sea reconocida seguiremos proyectandola libremente hacia afuera, hacia el mundo.

Y entonces se nos devolverá bajo la forma de desorden y caos.

Nos mantenemos están ocupados intentando remediar los síntomas o efectos de estos ataques del ego, que raras veces vamos dentro a pedir la curación de la única verdadera causa.

Estar atentos

Y mientras estamos distraídos y ocupados con los intentos de resolver nuestros problemas independientemente del espíritu, la verdadera causa, la culpa inconsciente queda sin sanar.

Si pedimos ver la verdadera causa de nuestros problemas en lugar de nuestra percepción de ellos la sanación sucederá automáticamente.

Mientras sigamos pensando que estos problemas requieren solución en lugar de creer que nuestra percepción es la que debe ser sanada.

Entonces,la verdadera causa de nuestros problemas seguirá intacta y continuará saboteando diversas áreas de nuestra vida.

UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane
UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane

Cuando desplazamos el problema percibiendolo fuera de nosotros,siendo aparentemente causado por otros,estamos actuando sin fe.

Si no dudamos de que somos completamente merecedores de que la causa del problema en nuestra mente sea perdonada esta desaparecería.

Pero nuestra decisión de dudar no permite que la causa del problema se resuelva.

La causa única de todos los problemas es que no hemos perdonado la culpa en nuestra mente de creer que la causa de nuestro sufrimiento se halla en cualquier otra parte y no en nuestra mente.

Es nuestro derecho que el problema sea y resoluble,la causa, es decir la mente, y el efecto.

Es decir la forma, nunca pueden separarse excepto en ilusiones.

Que el problema parezca estar fuera de nosotros es sólo un truco del ego diseñado para convencernos de que la causa del sufrimiento está en otra parte.

Esto está diseñado para evitar que descubramos la fuente y la causa real qué es el ego dentro de nuestra propia mente.

No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane.

La causa siempre es el odio no perdonado,y la culpa acumulada dentro de nuestra mente,la solución siempre es perdonarnos a nosotros mismos.

Tenemos el poder de abandonar esta profunda sensación de desvalorización.

Pero mientras queramos seguir aferrados a nuestra sensación de falta de valía exigiremos el mismo grado de desvalorización a otros y les atacaremos por ello.

Lo único que tenemos que hacer es despertar de nuestro sueño de sufrimiento, victimismo y muerte.

El primer paso requiere separar las ilusiones de la verdad.

El sueño feliz es aquel en el que ya no elegimos atacar a nuestro yo por medio de nuestras proyecciones distorsionadas.

Así reconocemos que por más convincentes que puedan ser las apariencias externas son irreales.

Nos comprometemos a mirar más allá de ellas y a pedir la percepción corregida.

UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane
UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane

El proceso del perdón

Este es el proceso del perdón,tanto la causa como el efecto están juntos en la mente y nunca la abandonan.

De modo que cuando hacemos un juicio contra otro agregamos un resentimiento,perpetuamos la ilusión con respecto a esa persona.

Esta ilusión bloquea toda verdad, y como dar es recibir el juicio que lanzamos sobre otro siempre es un juicio no detectado con respecto a nosotros mismos.

Y el ego siempre trata de preservar el conflicto disminuyendo el conflicto,para que no nos demos cuenta de sus verdaderas intenciones.

Y con el objetivo de convencernos de que confiemos en él para resolver todos nuestros problemas.

Esto lo hace con la promesa de que eso nos liberará del conflicto,y luego nos lleva a ver nuestros problemas fuera de nuestro yo, y que estos son causados por otros.

Y así se asegura de que sigamos creando erróneamente a través de la proyección.

No podemos evitar proyectar el juicio y la culpa mientras percibamos que la causa de nuestros problemas está fuera de nuestra mente,ya que estas acciones están interrelacionadas entre sí.

Dejar de juzgar

Lanzar los juicios hacia afuera es la manera de conservarlos,esto potencia y fortalece la culpa inconsciente que alimenta nuestros miedos y defensas y la necesidad de controlar.

Debemos recordar que todo juicio es autoataque.

Y que al juzgar estamos reforzando nuestra propia culpa, nuestra propia sensación de autodio,mediante un autoataque, creyendo que hemos sido tratados injustamente por alguien o por algo que está ahí fuera en el mundo.

En nuestra mente están ocurriendo simultáneamente dos sueños, el sueño del ego,y el sueño de la mente recta.

UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane
UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane

El sueño de la mente recta solo puede ser percibido en nuestra mente a través del Espíritu Santo.

De estos dos sueños veremos y experimentaremos aquel al que le demos valor y en el que creamos.

Dios no conoce el falso yo yo que hemos fabricadopor eso nos sentimos tan solos y vulnerables cuando creemos en la percepción del ego.

Nuestra mente al estar dividida experimenta dos sueños simultáneos que se despliegan uno al lado del otro como dos películas separadas que se estuvieran proyectando al mismo tiempo sobre la misma pantalla.

Pero no podemos ver ambas películas al mismo tiempo,siempre elegimos una o la otra.

Todo lo que parecemos ver y experimentar en cualquiera de las dos películas no tiene valor intrínseco.

Y en realidad propiamente nosotros le damos a todas las cosas el significado que tienen para nosotros,todo es neutral pero nosotros elegimos mirarlo con miedo o con amor.

Causa y efecto

A medida que deshacemos nuestra creencia en que una causa externa puede afectarnos vamos reconociendo simultáneamente que todas las causas están dentro de nuestra mente.

Esto es que estamos perdonandolas y a medida que lo hacemos ocurre algo muy profundo y empezamos a reconocer que no estamos separados.

Reconocemos claramente que todo significado se deriva de cómo nos relacionamos con ello en nuestra mente,es nuestra relación con ello lo que hace de cualquier objeto o suceso parte de un sueño de separación o parte de un sueño de unidad.

No reconocemos que todas mis relaciones especiales con cualquier aspecto del mundo,o del cuerpo deben ser transformadas para poder trascender la forma,pero a través de Dios en nuestra mente.

Y ocurren milagros

Conforme superamos nuestra devoción inconsciente a la culpa y la muerte,ya no esperamos castigo y no necesitamos defensas,así vamos sacando a la luz valientemente el sistema de pensamiento del ego y lo intercambiamos por los milagros del perdón.

Así nuestra mente sana,pues reconocemos que todas son relaciones que piden en nuestra mente que aprendamos a mirar más allá de lo que los ojos del cuerpo ven.

Aparece la visión interna

Y al hacerlo nuestra visión interna se fortalece, nos damos cuenta que la película del ego que tenemos en nuestra mente no es de Dios,independientemente de las deducciones que parecemos percibir aquí,en el sueño.

Aunque creemos que estamos perdidos en el ego,solo podemos percibir lo que valoramos,si valoramos el miedo percibiremos sufrimiento, si valoramos el amor,percibiremos, experimentaremos amor.

Para esto es la Expiación, una vez que elegimos aceptar el perdón en cada circunstancia y a cada momento el mundo real quedará restaurado en nuestra conciencia, esto ocurrirá cuando decidamos valorar únicamente el amor.

1 comentario en “UCDM-No hay problema ni situación que la fe no deshaga y sane”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: