man digital illustration

UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar

UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar.¿Cómo encontrar la fuente del problema y la solución en el mismo lugar?

1)Encuentra un asunto personal problema qué te gustaría resolver.Mira el problema tal como se te presenta actualmente.

UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar
UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar

Date cuenta de que lo ves como problema porque amenaza la idea ilusoria de que tu identidad es el cuerpo.

Algunos ejemplos de estas amenazas son: la autocrítica, la ansiedad,la depresión,la ira hacia otro, hacia uno mismo,el miedo por uno mismo o por otro,el dolor físico o emocional,la enfermedad física o mental, de la tuya o la de otro,cualquier tipo de pérdida escasez o privación,la imagen corporal problemas de peso,etcétera

2) Identifica conscientemente la causa de tu problema.La única causa real es la culpa inconsciente en tu mente.

3) Revisa el problema por muy convincente que parezca y reconoce que has estado equivocado, has creído que el problema es real y que está separado de la respuesta.

No contemples el problema como un problema haciendolo primero real y después intentando sanarlo y perdonarlo mientras mantengas que el problema es real, no estarás abierto a ver que su causa y su remedio se hallan juntos en tu mente.

UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar
UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar

Debes aceptar qué causa y efecto se encuentran ambos en tu mente y no ahí fuera como insiste el ego.

Siéntate en silencio con esta comprensión,permite al Espíritu Santo que te muestre la verdad.

Quizás podrías tomar notas y permitir que el Espíritu te describa acerca de esto.

No hay problemas en el Amor de Dios’,si ves uno te estás engañando.

Reconoce tu confusión sin juzgarte a ti mismo.

Este acto de reconocer sin juzgarte te abre al milagro.

La creencia misma de que existe una amenaza,es la alarma inmediata que señala el comienzo del engaño.

Los ojos en el cuerpo no ven la verdad,y nuestras emociones no sienten la realidad.

UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar
UCDM-La solución y el problema están en el mismo lugar

A través del ego nunca reconoceremos la verdad, ni tampoco el verdadero propósito que subyace a nuestra incomodidad.

Para sanar debemos de estar dispuestos a detectar la señal de alarma y responder como corresponde,sin analizar el problema percibido y confesando abiertamente que no sabemos para qué es esto.

Admite que hay un error perceptual en tu mente.

En un estado sin defensas, de no resistencia, pide y acepta la Expiación,la suprema corrección de la única causa de todo sufrimiento.

Todos los errores emanan de la culpa y del auto ataque inconsciente que ésta proyecta.

No reconoceremos verdaderamente que el cuerpo es una ilusión hasta haber descubierto el poder de la mente,y no podremos reconocer el poder de la mente hasta que hayamos deshecho todas las falsas creencias que hemos otorgado al cuerpo y al mundo.

El ego ha hecho de la forma un ídolo,separado de Dios,sin darnos cuenta separamos causa de efecto cuando elegimos separar la forma,del Espíritu.

La forma reside dentro de nuestra mente y no puede ser separada de ella,por lo tanto el problema nunca tiene que ver con la forma en si ,la forma es neutral.

Cualquier cosa de lo que tratemos de defendernos la atraemos a nuestra experiencia,nuestra defensa contra ella le da realidad en nuestra percepción.

Una vez que es real y que hemos hecho de ella un oponente, entonces debe atacarnos por eso el perdón es crucial para deshacer el sufrimiento.

Debemos examinar junto al Espíritu todos nuestros intentos de defendernos para poder percibir correctamente y empezar a deshacer el sufrimiento.

Si proyecto un juicio sobre otra persona,en realidad estoy conservando y reforzando la culpa que trato de descargar sobre ella.

Nuestro trabajo no es intentar controlar nuestro cuerpo, las relaciones, las finanzas, o la conducta de otros, sino soltar todos los juicios creencias y limitaciones que antes creíamos que nos protegían.

No hay diferencia entre juzgar a otros o juzgarte a ti mismo.

Todos esos ataques y todos los juicios generan culpa,el auténtico cambio se produce cuando se cambian las creencias erróneas.

Después de eso el cambio a nivel de la forma sigue de manera natural.

Hasta que el dolor no se vuelva insoportable para nosotros seguiremos dejando que el ego dicte lo que él cree que merecemos.

El grado de culpa no liberada que acumulamos determina en qué medida tendremos una sensación de carencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: