Tener razón o ser feliz

Tener razón o ser feliz.El Curso se refiere a Dios como “el Inmutable” (W.pI.112.2: 2) y “la Amorfía Misma” (W.pI.186.14: 1), Quien crea “sólo lo inmutable” (T.6.IV.12:4). En consecuencia, es inconcebible que Él pueda estar involucrado en hacer cambios y alteraciones en un mundo de forma.¿Qué prefieres,tener razón o ser feliz?

Tener razón o ser feliz
Tener razón o ser feliz


En nuestra realidad como espíritu, nada ha cambiado y permanecemos impecables, perfectos y unidos con nuestra Fuente — este es el principio de la Expiación, que se repite numerosas veces a lo largo del Curso.

Es en este sentido que somos verdaderamente inmutables. Pero claramente esto no es lo que creemos o experimentamos sobre nosotros mismos.

Así que el Curso no afirma simplemente lo que es real y verdadero y lo deja así. Eso no sería de ninguna ayuda para nosotros, atrapados como parecemos estar en la confusión de nuestras creencias erróneas.

Así que el Curso nos acepta donde creemos que estamos, reconociendo que creemos que somos un yo físico separado, viviendo como un cuerpo en un mundo de tiempo y espacio, luchando contra fuerzas que parecen estar más allá de nuestro control.

Y nos ofrece el medio — el perdón, bajo la guía del Espíritu Santo — para encontrar la salida de este laberinto de creencias insensatas y sin sentido en el que nos hemos aprisionado a nosotros mismos (T.26.V.4: 1). No porque nada de esto sea real, sino sólo porque creemos que lo es.

Tener razón o ser feliz
Tener razón o ser feliz

¿Cuál es el desenlace final de esa terquedad nuestra de insistir,en querer tener razón?

¿Cuál es el propósito,el objetivo secreto?Resulta que yo,»Yo»,ese que está siendo,he hecho,la operación imposible,de meterme aquí,y esa operación hizo que haya un pequeño yo ,diminuto,muy frágil,muy vulnerable,muy expuesto a muchos tipos de peligros diferentes:dolores físicos,envejecimiento,muerte,pérdidas…

Así como,abandonos,juicios,heridas de otros,etc,catástrofes naturales,nómbralos.

Este «yo» es altamente vulnerable…

Este Yo,contiene este mecanismo,es como una especie de programa que contiene una serie de sistemas ingeniosos de auto-perpetuación.Tiene que parecer real.

Tiene que lograr que no se vea que no lo es.Por tanto,cuando decimos,yo me empeño en tener razón..¡cuidado!…no tenemos que subestimar el poder y la fuerza del deseo de tener razón…porque tal y como nos percibimos ahora,tener razón,es una cuestión de supervivencia de la individualidad.

La primer Ley del caos,en el Curso de milagros,en este apartado,muy descriptivo y muy clarificador.La primera Ley del caos es…»Cada uno tiene su propia verdad».Cada uno tiene la suya,o sea,que tu verdad,no es mi verdad.Es una manera de expresar que tú eres tú y yo soy yo.

Y si llega el momento,entonces en este mundo de dualidad,tú y yo tenemos la opción de poder acercarnos ,aliarnos,pero nunca «unirnos».

Porque la individualidad es el tabú de esta experiencia de individualidad y fragmentación.Entonces,puede ser que colaboremos durante un tiempo,que nos aliemos durante un tiempo,pero siempre en algún moemnto va a haber la fricción de que tu verdad va a estar en oposición a la mía.

Y ahí, se nos genera una cuestión de supervivencia,si hemos de demostrar que de verdad somos reales,nuestra verdad tiene que brillar,tiene que sobresalir.

Tener razón o ser feliz
Tener razón o ser feliz

La dinámica del ego

Es la dinámica del ego de para poderme perpetuar como ente separado,para poder mantener mi individualidad a salvo,de la realidad de que no existo,tengo que tener razón,tego que tener una verdad…que me de forma,por eso es que nos empecinamos.

Por eso el Curso tiene esta famosísima frase que todos conocemos que dice:»¿Qué prefieres,tener razón o ser feliz?»Que es una pregunta que se puede enunciar a diferentes niveles de profundidad.Finalmente,lo que el Curso está preguntando es:¿Quieres ser un ego,un ente separado con una verdad diferente con una voluntad aparte de ?

Solución…..

Cuando me doy cuenta de que sigo empecinado en tener razón,pues veo mi inocencia en vez de ver ese deseo desquiciado.No me fustigo.Puedo así entender al otro.


-Claro,puedo entender que el otro está en esa discusión,igual que yo,porque ambos estamos intentando demostrar que la separación es real,que somos dos seres diferentes…con dos voluntades completamente distintas y que han de competir por ver cuál es la real.

Tener razón o ser feliz
Tener razón o ser feliz

Suelto,mi deseo de tener razón,yo no sé.No sé ,no tengo ni ideaLa espiritualidad,requiere que yo alcance ese punto de humildad,en el que dejo de decir cómo son las cosas.


El «no sé».

Condición indispensable para iniciar un camino espiritual,es estar dispuestos al «no sé

Y mientras creamos que nos hemos cambiado a nosotros mismos de nuestra verdadera realidad como Cristo, necesitaremos movernos a través de un aparente proceso de cambio que deshaga todos los cambios que creemos que hemos introducido en nuestra identidad.

Hasta que por fin nos demos cuenta que en realidad nada ha cambiado en absoluto y que estamos de vuelta en casa en el Cielo que nunca dejamos, donde siempre hemos estado.


Así que este es un proceso de «deshacimiento», y no realmente de «hacer» nada en absoluto.

Y cualquier cambio que parezca que experimentamos en el proceso de deshacer nuestras creencias erróneas es tan ilusorio como el pensamiento inicial de cambio que pareció expulsarnos del Cielo.

Pero mientras nos aferremos a la creencia de que el cambio es posible y real, el cambio será nuestra experiencia.

Y nuestra única elección será si buscar un cambio que refuerce la culpa y la separación y parezca llevarnos aún más lejos de nuestro verdadero hogar, o un cambio que resulte de la práctica del perdón en el contexto de nuestras relaciones mundanas, permitiéndonos regresar.»
~ Dr. Kenneth Wapnick

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: