Temas del sitio-Se una luz brillante

El niño interior es una bonita metáfora para definir nuestra esencia, aquella parte dentro nuestro que es frescura, vive en el presente y tiene capacidad de disfrutar de las pequeños instantes de la vida cotidiana. Gracias a nuestro niño interior, podemos sentir emociones, conectarnos con nuestra ingenuidad y ser amorosos con nosotros mismos y con los demás.
Podemos encontrar mínimo dos tipos de niño interior: Un niño interior herido y otro más sano. Ambos pueden convivir dentro de nosotros, en función de las experiencias que vamos viviendo en el presente más inmediato. Conocer las diferentes partes de nosotros mismos es imprescindible para poder conectar con estos dos. El niño interior herido ha sufrido en su infancia de tal manera que hace que ahora todavía pueda sentir las emociones de: miedo, enfado o tristeza. Estas emociones no le dejan ser espontáneo, ni estar tranquilo disfrutando del simple hecho de ser niño. Es posible, que el niño herido haya crecido demasiado rápido. Dejando de hacer actividades propias de su edad como jugar o aprender. En vez de eso, puede ser que haya tenido que cuidar emocionalmente ,por ejemplo, de un hermano o de sus padres.Temas del sitio-Se una luz brillante
CÓMO SANAR TU MENTE PARA SANAR TU VIDA PRIMERA PARTE. Pensamientos y reflexiones sobre el libro «Amar lo que Es» de Byron Katie
CÓMO SANAR TU MENTE PARA SANAR TU VIDA PRIMERA PARTE. Pensamientos y reflexiones sobre el libro "Amar lo que Es" de Byron Katie.Gran parte de nuestro malestar, de nuestro sufrimiento, proviene de vivir mentalmente fuera de nuestros asuntos.
 
Te invito a que recuerdes ahora las veces en las que te has molestado, enfadado, entristecido por lo que alguien ha hecho o ha dejado de hacer. Cuántas veces has querido controlar, manipular a los demás para que hagan lo que tu quieres que hagan.Tenemos la tendencia a estar en asuntos de los demás. 
 Así lo hemos aprendido desde pequeñas y lo vemos como algo normal. Esto es una fuente de conflictos.
Mi asunto es ocuparme de lo que es adecuado para mí. Así de simple. Ocuparme mentalmente de tus asuntos es un obstáculo para atender a los míos.
Imagina por un momento ¿cómo sería ocuparte de tus asuntos? … 
La idea es que podamos distinguir entre condiciones (aquello que no podemos cambiar, por ejemplo, mi altura) y problemas en sí, (aquello que sí podemos cambiar, por ejemplo mi forma tratar a los demás). Esta distinción puede ayudarnos a enfocar nuestra energía y tiempo en la dirección correcta.
Temas del sitio-Se una luz brillante
Temas del sitio-Se una luz brillante

Cuando creemos en nuestros pensamientos, en lugar de lo que es realmente verdadero para nosotros experimentamos el tipo de desasosiego emocional que llamamos sufrimiento, el sufrimiento es una alarma natural que nos alerta de que nos estamos apegando aun pensamiento; cuando no escuchamos, llegamos a aceptar ese sufrimiento como una parte inevitable de la vida, pero no lo es.Byron Katie

Cuando discutes con la realidad pierdes, pero sólo el 100% de las veces.
Las personalidades no aman, quieren algo.
Si yo tuviera una oración ésta sería: «Dios, libérame del deseo de amor, aprobación
o aprecio. Amén.»
No pretendas estar más allá de tu propia evolución.
Una mente sin cuestionar es el único sufrimiento.
O crees lo que piensas o lo cuestionas. No hay otra opción.
Nadie puede lastimarme; ese es mi trabajo.
Lo peor que ha sucedido jamás es un pensamiento no cuestionado.
La mente sana no sufre, nunca.
Si yo pienso que tú eres mi problema, yo estoy loca.
Yo no dejo ir mis conceptos, los cuestiono y luego ellos me dejan ir a mí.
Te alejas totalmente de la realidad cuando crees que existe una razón legítima por
la cual sufrir.
La realidad es siempre más amable que la historia que contamos sobre ella.

Tengo muy claro que todo el mundo me ama. Simplemente no espero que ellos se
den cuenta aún.
No existen problemas físicos, sólo mentales.
La realidad es Dios porque rige.
Cuando mi mente está perfectamente clara, lo que es, es lo que quiero.
Discutir con la realidad es como intentar enseñar a un gato a ladrar: imposible.
¿Cómo sé que no necesito lo que quiero? No lo tengo.

Byron Katie.
Audio libro «Sea lo que usted es»