Un curso de milagros.

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios.Lección 44.Dios es la luz en la que veo.
“Jesús continúa aquí su serie de declaraciones de Nivel Uno: sólo Dios es verdadero; sólo Dios es luz. Todo lo demás es una expresión de la oscuridad del ego.

Estamos tan seguros que estamos en lo correcto de lo que percibimos, pensamos y sentimos, que es a lo que se refiere Jesús cuando dice: “Puedes fabricar obscuridad y luego pensar que ves en ella”.

Estamos tan seguros de que tenemos razón, pero eso es solo porque fabricamos el mundo de los opuestos – la luz y la oscuridad – y luego olvidamos de dónde proviene: la nada de nuestros pensamientos ilusorios.

Ciegos,guiando a otros ciegos

Pero debido a que vemos el mundo, creemos que es real, y luego tratamos de reunir a la mayor cantidad posible de personas para confirmar nuestras percepciones y experiencias, sin darnos cuenta de que simplemente estamos pidiendo a los ciegos que enseñen a los ciegos.


La “luz” de la que habla Jesús no es perceptual, lo cual será aclarado en el siguiente párrafo, sino que es otro símbolo para expresar una característica del Cielo. La oscuridad representa el ego y su sistema de pensamiento de culpa, odio y especialismo; mientras que la luz representa el sistema de pensamiento del Espíritu Santo, que afirma que la oscuridad no tiene efecto sobre la realidad.

Ver,en la Luz

Cuando Jesús dice “Dios es la luz en la que veo”, no está hablando de lo que vemos a simple vista. La visión proviene del pensamiento de mentalidad recta, y por eso no vemos la luz fuera de nosotros. Recuerda la Lección 15, a la que me he referido varias veces, donde Jesús no está hablando de ver literalmente los bordes de luz alrededor de los objetos.

Si tienes esa experiencia, comprende que no es más que un reflejo de un pensamiento de perdón en tu mente. Estas lecciones dejan muy claro que la luz no es externa. Recuerda, «no hay» nada externo.

Jesús nos informa que el problema que encontraremos es nuestra propia resistencia, nacida del miedo a perder los pensamientos que inventamos, que, por cierto, ¡incluyen nuestros mismos seres!

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios

Las resistencias a la verdad

Ya hemos discutido cuán temerosamente resistentes nos volvemos cuando estamos en presencia de la verdad.

El lector puede recordar las palabras de Jesús en el texto acerca de por qué «él» fue percibido como una amenaza:
“Muchos pensaron que yo les estaba atacando, aunque es evidente que eso no era cierto.

Un alumno desquiciado aprende lecciones extrañas.

Lo que tienes que reconocer es que cuando no compartes un sistema de pensamiento, lo debilitas. Los que creen en él perciben eso como un ataque contra ellos. Esto se debe a que cada uno se identifica con su propio sistema de pensamiento, y todo sistema de pensamiento se centra en lo que uno cree ser.” (T-6.V-B.1:5-9)

(5:4) «Al practicar de esta manera, te desprendes de todo lo que ahora crees y de todos los pensamientos que has inventado.»
Él quiere decir “«todo» lo que ahora crees, y «todos» los pensamientos”, no solo algunos de ellos.

La base del miedo

Esa es la base de nuestro miedo, y por qué todos tratan de transigir con lo que Un Curso de Milagros está enseñando, haciendo que Jesús diga algo que no está diciendo en absoluto.

Él te está diciendo de manera bastante explícita que si prácticas como él instruye, tu ego desaparecerá. Por lo tanto, es importante entender por qué «no» practicas las lecciones específicas, y mucho menos las lecciones que tenemos entre nosotros.

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios


Las malas interpretaciones del Curso

Muy a menudo la gente pregunta dónde en Un Curso de Milagros dice lo que acabo de decir. Este es uno de esos lugares, y Jesús lo dice en un lenguaje muy simple también; sin estructura de oraciones complicadas.

Una vez más, aquí está la declaración del problema: “Al practicar de esta manera, te desprendes de todo lo que ahora crees y de todos los pensamientos que has inventado.”

Otro punto: Jesús está hablando del ego como si fuera una entidad separada. Pero el ego es simplemente un pensamiento que hemos hecho real, con el que nos hemos identificado.

¿Qué es el ego?

En otras palabras, el ego es la parte de nuestras mentes divididas que disfruta de estar separada. Por lo tanto, representa nuestra oposición al principio de Expiación del Espíritu Santo.

Si somos sinceros en querer encontrar a Dios y tomar la mano de Jesús y experimentar su amor, debemos dejar de lado nuestra identificación con la oscuridad. La forma en que reforzamos y expresamos nuestro amor por Jesús es mirando nuestro odio. De nuevo, aquí queda muy claro: la forma de alcanzar la luz es escapar de la oscuridad.

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios

Pero ¿qué significa esto?

Ya que somos nosotros quienes hemos hecho real la oscuridad eligiéndola, entonces escapar de ella significa que tenemos que cambiar nuestras mentes.

Ese es el papel de Jesús: no ayudarnos a hacer lo que es correcto, sino ayudarnos a «deshacer» lo que está errado. Esto garantiza que de manera automática lo que haremos, pensemos, digamos y sintamos será lo que sea correcto.

El viaje hacia la Luz

Es el escape de la oscuridad, el deshacimiento de lo negativo, la negación de la negación de la verdad lo que constituye el viaje hacia la luz. Por lo tanto, podemos decir que este no es un curso en lo positivo, sino en deshacer lo negativo.

«Vigila tu mente».

Cuando te sientes culpable, cuando juzgas tus pensamientos o tus acciones, los estás haciendo reales y te opones a ellos. Pero debes mirarlos, lo que no significa mirar y luego continuar con tus pensamientos y acciones no amorosos. Significa mirar sin juzgar, dándote cuenta exactamente de lo que estás haciendo.

Eso te motivaría a dejarlos ir, porque verías el dolor que te causa la elección del ego. El proceso de mirar al ego con Jesús, por lo tanto, inevitablemente implica comprender el «costo» para nosotros cuando elegimos al ego en lugar de a Jesús, la separación en lugar de la unidad, el odio en lugar del perdón.

Cuando vemos claramente que la elección en favor del juicio conduce al sufrimiento y al dolor, lo cual es no natural – mientras que la elección en favor de la visión conduce a la paz y la dicha – lo natural – la motivación para elegir la curación se vuelve lo suficientemente fuerte como para traerla a nuestra conciencia.

Lección 43 de Un curso de milagros-Comentarios

Lección 43 de Un curso de milagros-ComentariosLección 43.Dios es mi Fuente. No puedo ver separado de Él
“Antes de discutir esta lección, me gustaría revisar un gráfico que espero ayude en nuestro estudio de esta y otras lecciones.

Esta es una versión modificada del gráfico en el que se describe la estructura de la mente desde la base hacia arriba, en lugar de al revés.

En el fondo está «Dios», la «Mente Uno», el lugar de la verdad en nuestras mentes y subsumido bajo el término «conocimiento». Este es el reino de nuestros pensamientos reales, que siempre hemos pensado con Dios. Estos no tienen forma, y pueden entenderse como una expresión de la vida eterna, el amor, la Voluntad de Dios y la unicidad de la creación.

La mente está dividida

La mente dividida está representada por las capas encima de Dios, comenzando con la «mente recta», el hogar del «Espíritu Santo». En estas lecciones, Jesús no hace una distinción entre nuestros pensamientos reales de «mentalidad recta» y nuestros pensamientos reales de «mentalidad-Uno».

Este es solo otro ejemplo, por cierto, de cómo Un Curso de Milagros no puede abordarse como un tratado científico en el que cada término se analiza cuidadosamente.

Jesús es relativamente despreocupado con las palabras, probablemente más en el libro de ejercicios que en el texto.

Por lo tanto, sería más exacto decir que nuestros pensamientos de mentalidad recta son el «reflejo» de nuestros pensamientos reales.

Sin embargo, para los propósitos de estas lecciones, nuestros pensamientos reales incluyen tanto aquellos que el Espíritu Santo alberga para nosotros en nuestras mentes rectas, como los Pensamientos de Dios en la Mente Uno.


Por encima del Espíritu Santo está la «mente errada», el dominio del «ego», en el que residen nuestros pensamientos irreales.

Son estos los que se proyectan hacia afuera, por consiguiente son estos pensamientos los que fabrican el mundo en el cual viven nuestros cuerpos.

Las mentes erradas y rectas son el dominio de la percepción. Las percepciones falsas del ego son corregidas en nuestras mentes correctas por lo que en el texto se denomina como «percepción verdadera».

Todo el reino al completo de la mente dividida – las mentes erradas y rectas, y las proyecciones que fabrican el mundo – comprende el mundo de la «percepción».

Todo esto, como será evidente en un momento, se contrasta con el reino del «conocimiento», el Hogar de Cristo, nuestro verdadero Ser.


Veremos en las lecciones que siguen cómo Jesús nos guía en el proceso de sumergirnos en nuestras mentes, pasando por nuestras «percepciones externas».

Y a través de los «pensamientos irreales del ego» que han dado origen a dichas percepciones, y dirigirnos hacia los «pensamientos reales» del Espíritu Santo.

Lección 43 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 43 de Un curso de milagros-Comentarios

Estos pensamientos correctores en última instancia se desvanecerán en los «Pensamientos de Dios».

El especialismo es un aspecto de la percepción, y aunque fue fabricado para herir y para mantenernos separados unos de otros.

Cuando son llevados al Espíritu Santo y se miran de manera diferente, se convierte en una expresión de perdón.

Todo lo que el ego ha pensado, hecho y usado para separarse a sí mismo de Dios, y a cada uno de nosotros de los demás.

Ahora puede ser usado de otra forma y volverse un vehículo para nuestro perdón – si pedimos la ayuda de Jesús.

Este cambio en el propósito constituye la piedra angular del perdón .

Y redirigir el propósito es el motivo para el Espíritu Santo por el cual estamos en este mundo.

Lección 43 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 43 de Un curso de milagros-Comentarios

Es útil recordar que la Filiación es una: tanto en el Cielo como Cristo (la Mente Una), como en la tierra como ego (la mente dividida).

Por lo tanto, cada fragmento aparentemente separado de la Filiación lleva dentro de sí la totalidad del sistema de pensamiento de mentalidad errada del ego de separación y juicio, «y» la totalidad del sistema de pensamiento de mentalidad recta del Espíritu Santo de unidad y perdón.

De este modo, todos compartimos la demencia de los fragmentos sombríos de la separación cargados de culpa, así como la cordura del perdón, el reflejo lleno de luz de la Unicidad del Cielo.

Claramente, por lo tanto, no podría ser el ego el que proporciona el significado de nuestra percepción verdadera.

Por eso es esencial distinguir entre estas dos voces dentro de nuestras mentes divididas, uno de los objetivos principales del libro de ejercicios.

Al igual que en el texto, Jesús nos está pidiendo en esta lección que estemos cada vez más alertas a los pensamientos de nuestro ego.

Ellos no vienen espontáneamente, sino que son defensas que elegimos para evitar que alcancemos el objetivo de estos ejercicios. Lo último que quieren nuestros egos es que aprendamos a cuestionar su sistema de pensamiento de separación, especialismo y juicio.

La sanación de la mente-11

La sanación de la mente-11.Seguir Un curso de milagros y practicar el perdón día tras día soltar los juicios y nuestros amores y odios especiales en actitud mental, no siempre en la forma,nos despertará del sueño.

Esta es nuestra meta,pero si nos aferramos a nuestros juicios hacia otros o hacia nosotros mismos,quiere decir que no queremos la meta.

Si la quisiéramos emplearíamos los medios que nos conducen a ella,pero si le damos la espalda a los medios,tiene que ser únicamente porque no queremos la meta.

Jesús establece con mucha claridad que la meta es la paz ,despertar del sueño y regresar a Casa.

Y esto se logra a través del medio que es el perdón.Todos despertamos cada mañana con el mismo cuerpo que teníamos la noche anterior,la misma figura se refleja en el espejo,vemos y hacemos las mismas cosas una y otra vez.

No es importante lo que hacemos con nuestros cuerpos,en cuanto a acicalarlos, pero es importante darnos cuenta que hacemos las mismas cosas con nuestro cuerpo en cuánto a juzgar y aferrarnos a los resentimientos.

La sanación de la mente-11
La sanación de la mente-11

Lo que tenemos que hacer es ser conscientes de que estamos juzgando,porque no queremos darnos cuenta de que todo lo que nos sucede en la vida es un efecto de una frívola causa.

Apartamos la causa lo cuál es otra forma de disociación,y esta es la interpretación del ego de la diminuta idea loca, y cuando la apartamos sólo nos queda la conciencia del efecto.

Entonces el efecto sin la causa parece muy grave .

Las grandes consecuencias el mundo, es claramente una gigantesca grave consecuencia y todas las pequeñas graves consecuencias están representadas en nuestro mundo personal.

No es un pecado tenerle miedo a este Curso,pero es un error terrible fingir que no le tienes miedo.

Si finges no tener miedo,cuando en realidad lo tienes, no tendrás ningún medio de deshacer el miedo.

En este mundo todos somos criaturas de nuestro pasado y es aterrador mirarnos a nosotros mismos de nuevo para volver a nacer en el sentido que el Curso da estas palabras,sin un pasado, lo cuál significa sin problemas,historias, resentimientos, ni demás.

Recordemos que disociar es separar aquello que queremos tener,lo que deseamos es el amor en presencia, del cual nuestro yo individual desaparece.

Un curso de milagros nos permite alcanzar el fin. Cuando miramos la ilusión, este es el significado de traer la ilusión a la verdad,la ilusión se disuelve,así el milagro no mira la verdad,contempla la devastación.

Cuando uno mira la devastación trayendo la devastación al Espíritu Santo, la oscuridad del odio desaparece.

Este es el gran temor del ego que su sistema de pensamiento de culpabilidad y juicio desaparezca para siempre.

Lección 41 de Un curso de milagros-Comentario

Lección 41 de Un curso de milagros-Comentario.Dios va conmigo dondequiera que yo voy.


“Este es obviamente un pensamiento feliz, e igual de obvio es que Jesús no está hablando de un Dios físico literal que camina con nosotros, que recuerda la canción en la versión cinematográfica de «The Student Price», “Yo camino con Dios”. Jesús nos está diciendo aquí que el recuerdo de Dios está en nuestras mentes – el hogar del Espíritu Santo – y por eso siempre está con nosotros.

En ese sentido, Dios está de hecho con nosotros dondequiera que vayamos. Esto se hará más evidente a medida que avancemos en la lección.


(1) «Con el tiempo, la idea de hoy desvanecerá por completo la sensación de soledad y abandono que experimentan todos los que se consideran separados.

La depresión es una consecuencia inevitable de la separación, como también lo son la ansiedad, las preocupaciones, una profunda sensación de desamparo, la infelicidad, el sufrimiento y el intenso miedo a perder.»

Lección 41 de Un curso de milagros-Comentario


Lo que reaparece aquí es el tema importante de «causa y efecto».

Aunque las palabras no se usan específicamente, la enseñanza de Jesús puede sin embargo ser vista como un reflejo de ese tema.

Nuestros problemas son todos lo mismo y provienen de una sola «causa»: creer que estamos separados de Dios. Los «efectos» de este error son la preocupación, la depresión, la miseria, el sufrimiento y el miedo a la pérdida.

Por lo tanto, si sé que “Dios va conmigo dondequiera que yo voy” porque Él está en mi mente, eso significa que no lo he abandonado y que Él no me ha abandonado. Además, significa que no lo he matado, ni estoy separado de Él.

Si acepto esta verdad de la Expiación, no puedo estar deprimido, solo, ansioso o temeroso, ya que estos provienen de la culpa, que, sin la creencia en la separación, no puede existir.

La forma en que sabré sobre mi creencia en la separación es tomar conciencia de mis sentimientos de ansiedad, preocupación e infelicidad. Por eso es esencial no encubrir las experiencias negativas.

Lección 41 de Un curso de milagros-Comentario

Si lo hacemos, literalmente no hay esperanza, que reside en reconocer primero nuestro desconsuelo y desesperación, y luego darnos cuenta de que estos son simplemente los efectos del pensamiento de que Dios «no» va con nosotros dondequiera que vayamos porque lo matamos. Ese pensamiento pecaminoso representa una decisión que ahora puede ser felizmente cambiada.

El verdadero problema es la separación, y si no reconocemos ese pensamiento como la causa de nuestros problemas.

¿Cómo podemos cuestionarlo, y mucho menos cambiarlo?

El ego nos ha convencido de que la separación es real, y es un pensamiento tan horrible que nunca podemos volver a mirarlo, para no ser destruidos.Por lo tanto, estamos protegidos de cuestionar la aparente realidad de la declaración:

“Me separé de Dios”. Mientras permanezcamos en este estado de «inconsciencia de ser una mente», nunca podremos realmente “cuestionar la realidad del problema”, el cual permanece siempre en su fuente: la «mente»Nuestros intentos de curar un problema en el mundo, ya sea en nuestro mundo personal o en el mundo en general, nunca tendrán éxito.

Quizás el síntoma desaparezca temporalmente, pero seguiremos creyendo que el problema – la «causa» – es real. Mientras lo hagamos, la causa de la culpa continuará generando síntomas – la «sustitución de los síntomas» de Freud, que nos acosan.

Sin embargo, a pesar de que su dolor exige atención constante, la causa subyacente de los síntomas pasa desapercibida, y el ego continúa.reinando triunfante hasta que podamos exclamar: “¡Tiene que haber otra manera!” Nuestro Maestro nos ayuda finalmente a ir más allá de los efectos hacia la causa, para que pueda ser cambiada.

El mensaje de Un curso de milagros-12

El mensaje de Un curso de milagros-12.La metáfora del sueño, es otra ventaja utilizada por Jesús en Un curso de milagros,para describir la vida en este mundo extraño del cuerpo y más específicamente aún,ésta abarca tanto las ilusiones espantosas del ego como los sueños felices del Espíritu Santo.

Estos sueños felices expresan la decisión,que han tomado nuestras mentes de perdonar,lo cuál nos capacita finalmente para despertar completamente del mundo de los sueños.

Hay algunos ejemplos tomados del Curso, los cuales contrastan el estado de sueño con el estar despierto. «Has elegido un sueño en el cuál, has tenido pesadillas,pero el sueño no es real y yo te exhorto a despertar.Cuando lo hagas, no quedará ni rastro de los sueños porque despertarás en Dios. Estás en un lugar soñando con el exilio pero siendo perfectamente capaz de despertar a la realidad.»

» Tú que te has pasado la vida llevando la verdad a la ilusión y la realidad a la fantasías,has estado recorriendo el camino de los sueños pues has pasado de la condición de estar despierto a la de estar dormido,y sumergido en un sueño todavía más profundo.

El mensaje de Un curso de milagros-12
El mensaje de Un curso de milagros-12

Cada sueño te ha llevado a otros sueños,y cada fantasía que parecía arrojar luz sobre la oscuridad no ha hecho sino hacerla aún más tenebrosa aún.»

La mente dormida,experimenta,las inevitables consecuencias de este sueño, la experiencia de estar atrapados en una prisión llamada cuerpo y del mundo de lo cuál no existe una verdadera esperanza de liberarse.

Estamos prisioneros de nuestros «yos»,en un mundo de enajenación.

Parece que del ego no hay escape, porque como hemos visto el encarcelamiento es el propósito del mundo de los cuerpos,mientras creemos que nuestros problemas están en el universo físico, también buscaremos la solución aquí.

Las soluciones que ofrece el ego de todas las formas diferentes de lo que el curso llama relaciones especiales,son meramente formas sutiles de reforzar el problema pues éstas continúan enseñándonos que el mundo es real y está separado de su causa interna.

Y cómo se explica en Un curso de milagros, la máxima del ego es: «busca pero no halles».

Esa es la manera en que definimos el problema,nos dicta dónde buscar la solución.

El definir un problema como algo externo,inevitablemente significa que debemos buscar la solución externamente,a través de lo que Jesús llama magia.

El mensaje de Un curso de milagros-12
El mensaje de Un curso de milagros-12

Un término que discutimos antes dentro de un contexto diferente «la salvación pues no puede ser , si se busca afuera magia,sólo si puede ser, si se busca adentro,milagro ,en nuestras mentes donde está verdaderamente el problema.

El mensaje de Un curso de milagros-11

El mensaje de Un curso de milagros-11.Este mismo principio además es el que yace tras el fenómeno casi universal de asociar la sexualidad con el pecado.

Así como en algunas religiones o sistema de creencias seglares,con la santidad.

Está inversión sigue la dinámica de reacción formación del ego,según la cuál nuestros pensamientos y comportamientos conscientes se convierten en el opuesto de lo que consideramos que es la verdad.

Pero,es una verdad que se mantiene inconsciente.

En el relato de Adán y Eva,se expresa gráficamente esta asociación.

Pues el primer acto de los dos pecadores,después de comer la fruta prohibida fue cubrir su desnudez.

Este acto expresa la proyección inmediata de su culpa por el pecado de rebelarse en contra de Dios.

Este es un pensamiento en sus mentes sobre sus cuerpos y muy específicamente sobre sus órganos sexuales, los cuales seconvierten ahora en la fuente de su vergüenza.

El mensaje de Un curso de milagros-11
El mensaje de Un curso de milagros-11

El origen de la palabra «vellos»

Es interesante mencionar que la palabra holandesa para vellos púbicos, significa vellos de la vergüenza.

Puesto que la Biblia surgió a través de los egos inconscientes de la gente que vivió en las distintas épocas de su escritura en su mayor parte al menos como lo vemos en la teología dualista de sus enseñanzas claramente fundamentadas en ella.

Y así,podemos entender esta asociación al examinar el propósito específico que el sexo ha tenido para el ego.

El sexo es el medio para la reproducción física la cual arrogantemente creemos,que es la fuente de la vida.

Esto expresa la creencia básica del ego de que tanto nosotros,como nuestros yos corporales, somos los creadores el sexo.

Pues se convierte en el símbolo evidente de nuestro pecado original, de haber usurpado la función de Creador de Dios y de haberlo desplazado .

El mensaje de Un curso de milagros-11
El mensaje de Un curso de milagros-11

No es de extrañarse pues, que haya tanta culpa asociada con la sexualidad .

Y que para tantas religiones y espiritualidades el sexo se vea como un acto antiespiritual, si no es que se ve como la expresión concreta del pecado.

San Agustín, muy influyente padre de la Iglesia del siglo V, identificó el pecado original, con la concupiscencia.

Y estableció el tono moralista para los cristianos de los siglos venideros.

Es interesante señalar que antes de su conversión al cristianismo Agustín era sexualmente promiscuo.

Y uno puede establecer la hipótesis de que desde un punto de vista psicológico sus enseñanzas morales posteriores eran una reacción/ formación, contra su vida anterior, la cual él hubiese percibido como pecaminosa.

La estrategia del ego

Todo esto por supuesto,es simplemente la expresión de la estrategia del ego para desplazar el pecado y la culpa de la mente y depositarlo en el cuerpo.

Esto,constantemente convierte al inocente Hijo,en una víctima, que tiene que lidiar con estos pecaminosos impulsos sexuales.

En segundo lugar, aunque no menos poderoso como motivador de la culpa está,el claro centro de interés que el sexo ubica en el cuerpo como fuente de placer

Lo cual excluye totalmente nuestra Identidad como espíritu.

El mensaje de Un curso de milagros-11
El mensaje de Un curso de milagros-11

Es un importante planteamiento ,en el cuál, Jesús, nos dice que,el cuerpo ciertamente parecerá ser el símbolo del pecado mientras que puede proporcionarte lo que deseas.

Y mientras crees que puede darte placer,creerás también que puede causarte dolor.

Es útilr econocer la dinámica de la sexualidad,para entender mejor la dinámica de la culpa, la cual si es el problema.

Puesto que toda la culpa y todo el miedo,se fundamentan en la creencia previa de que hemos pecado o de que la separación de Dios ha ocurrido en realidad.

Cualquier experiencia de culpa o miedo,automáticamente tiene que reforzar la creencia de que el mundo de la separación también es real.

Esto se ajusta a la perfección al plan del ego,para proteger su existencia del pode rque la mente tiene para decidir en contra de él .

El mensaje de Un curso de milagros-10

El mensaje de Un curso de milagros-10.Podemos apreciar más a fondo el propósito del ego al fabricar el cuerpo.Si contemplamos los comienzos de la vida humana.

El mensaje de Un curso de milagros-10
El mensaje de Un curso de milagros-10

Freud y los psicoanalistas han contribuido grandemente a que entendamos cuán atrás de nuestras vidas se remontan en realidad estos sentimientos de privación,mutilación corporal.

Otto rank,uno de los primeros seguidores de Freud puso gran énfasis al inicio de su obra en la significación del trauma del nacimiento en «La etiología de todas las neurosis».

En verdad mientras Jesús estaba dictando Un curso de milagros a Helen, le comentó a ella sobre la teoría de Rank y dijo lo siguiente:

«El trauma de nacimiento, es una idea válida que fue demasiado limitada ya que no se refirió a la separación,la cual fue realmente una falsa idea del nacimiento»

El nacimiento físico no es un trauma.

Sin embargo puede recordar al individuo sobre la separación la cual fue una causa muy real de miedo.


Hasta el momento de nacer el feto tiene poca o ninguna conciencia de sí mismo,como un ser separado.

Y no experimenta deseos puesto que sus necesidades fisiológicas básicas son satisfechas por y a través de la madre.

El mensaje de Un curso de milagros-10
El mensaje de Un curso de milagros-10

En este aspecto y únicamente en este aspecto, la vida en la matriz es similar al estado paradisíaco descrito en el segundo Capítulo del Génesis donde no carecía de nada puesto que Dios,se lo había dado todo.

Lo cual refleja lo que curso de milagros denomina el principio de abundancia (en un estado sin carencias,dónde no puede haber ningún sentido de separación u otredad).

La biblia dice de Adán y Eva, que antes de la Caída, ellos permanecían desnudos.

Pero no se avergonzaba uno del otro,no existían la vergüenza o la culpa,pues ellos aún no habían decidido rebelarse.

El estado pre-separación

Este estado pre-separación, puede equipararse un tanto con la vida del feto aunado con su madre aunado con su mundo.

En el nacimiento todo esto cambia.

En una acción análoga a la expulsión del Jardín del Edén y reflejo de la ontológica separación aparente de Dios.

Somos expulsados del Paraíso(vientre materno),a un mundo de separación y esta es una expulsión que no se experimenta como causada por su propia decisión,sino a través de fuerzas biológicas,claramente más allá del control del infante.

El mensaje de Un curso de milagros-10
El mensaje de Un curso de milagros-10

Meses más tarde, por primera vez,en su existencia el infante es dolorosamente consciente de que tiene necesidades las cuales no son satisfechas de inmediato.

Y algunas veces,no son satisfechas en absoluto y no es suya la culpa.

Luego,nuestras vidas continúan repitiendo este sentimiento a lo largo de nuestras vidas aquí,en el cuál todas nuestras necesidades no son satisfechas .

Esto es debido a la experiencia de haber sido arrojados ,rechazado por el Amor cuyo resultado es que tenemos que valernos por nosotros mismos.

Clase 40 de Un Curso de milagros

Clase 40 de Un Curso de milagros.El pedir para destruir frente al verdadero pedir, la oración.

No hay un error más insidioso y que refuerce más al ego,que el de hacer especial al Espíritu Santo buscándolo en el mundo y pidiendo su ayuda para nuestros problemas corporales y mundanos.

Clase 40 de Un Curso de milagros
Clase 40 de Un Curso de milagros

El pedir para destruir es la oración que pide cosas que resulten para nuestro personaje.

Esta oración se basa en la presunción de que hay un problema real aquí que necesito deshacerlo aquí.

Es decir se basa en la idea de un Dios que de algún modo satisfará nuestras necesidades mágicamente. 
En este sentido Freud tenía razón cuando decía que nuestra creencia en Dios es una proyección de la experiencia que hemos tenido con tus propios padres positiva o negativamente .

Podríamos invertir lo que decía Freud que todas nuestras relaciones son proyecciones de nuestra propia profundamente reprimida creencia en la imagen colectiva que el ego tiene de dios. La verdadera oración debe ser únicamente por ayuda para aceptar la verdad que ya está ahí.

La oración por lo tanto es una actitud de perdón al pedir ayuda al Espíritu Santo para unirnos con otro en una relación santa,la cual existe en nuestras mentes .

Y corregir la relación especial que es la morada de la culpa del ego.


Jesús,simboliza la oración como una escalera,cuyo peldaño más bajo sería nuestra experiencia como un cuerpo específico .

Y el peldaño más alto representa el mundo real y más allá de la escalera se encuentra la unión con Dios.

Clase 40 de Un Curso de milagros
Clase 40 de Un Curso de milagros


La experiencia de la presencia abstracta del Amor de Dios en nuestras mentes divididas deshace el guión de miedo y angustia del plan del ego.

Una vez que nuestra mente descansa en el Amor del Espíritu Santo .

Lo que ocurre no tiene importancia porque todo se experimentará como una oportunidad para aprender a perdonar.

Pedirle al Espíritu Santo que arregle lo que está mal en nuestra vida física/psicológica es abdicar de nuestra responsabilidad por nuestra infelicidad y, por lo tanto, privarnos del único medio que tenemos para deshacer nuestro error y reunirnos con el glorioso Ser de Cristo que todos somos.

La única ayuda significativa, en consecuencia, sería la que nos llevaría a casa y nos restauraría a nuestra verdadera Identidad tal como Dios nos creó. Jesús nos instruye que “el Espíritu Santo conoce la verdad acerca de ti. La imagen que tú has forjado, no…

Pedirle al Espíritu Santo que decida por ti es simplemente aceptar tu verdadera herencia.” (M.29.4: 6,7; 5: 4).

Por lo tanto, nuestro estado natural mientras viajamos a casa debe estar unido al Espíritu Santo, lo que significa que nunca estamos solos.

De hecho, pensar que estamos solos y que necesitamos tomar nuestras propias decisiones es el error fundamental que Jesús nos está ayudando a reconocer y corregir, como subraya la sección final del manual.

Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios

Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios-Lección 40.Soy bendito por ser un Hijo de Dios.Nuestras mentes se encuentran divididas, parte de las cuales adora los pensamientos de culpa y ataque, mientras que la otra contiene el recuerdo de Quiénes somos realmente.

(1:2-6) «Hoy no se requieren largas sesiones de práctica, sino muchas cortas y frecuentes. Lo ideal sería una cada diez minutos, y se te exhorta a que trates de mantener este horario y a adherirte a él siempre que puedas. Si te olvidas, trata de nuevo. Si hay largas interrupciones, trata de nuevo. Siempre que te acuerdes, trata de nuevo.»

Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios
En este ejercicio, a diferencia de los anteriores, Jesús no presenta largos períodos de práctica. Pero sí continúa, muy amablemente por supuesto, haciendo hincapié en que intentemos recordar – tan frecuentemente como sea posible cada hora – sin que incurramos en pensar que el olvido representa un pecado. Está bastante claro que Jesús sabe que nos olvidaremos con frecuencia y que nos culparemos por ello. 

El siguiente párrafo es extremadamente importante porque nos ayuda a reconocer que estos ejercicios deben aplicarse todo el tiempo, ya sea que estemos meditando en una habitación tranquila, o que estemos ocupados. «No tenemos que cerrar los ojos para poder recordar a Dios y a su Hijo»:

(2) «No es preciso que cierres los ojos durante los ejercicios, aunque probablemente te resultará beneficioso hacerlo. Mas puede que durante el día te encuentres en situaciones en las que no puedas cerrar los ojos. No obstante, no dejes de hacer la sesión por eso.

Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios

Puedes practicar muy bien en cualquier circunstancia, si realmente deseas hacerlo.»
Por lo tanto, no importa dónde te encuentres durante el día – conduciendo tu automóvil, comiendo con un amigo, solo en silencio, ocupado en el trabajo – puedes recordar la lección de hoy.

(3) «Los ejercicios de hoy no requieren ningún esfuerzo ni mucho tiempo. Repite la idea de hoy y luego añade varios de los atributos que asocias con ser un Hijo de Dios, aplicándotelos a ti mismo. Una sesión de práctica, por ejemplo, podría consistir en lo siguiente:

Soy bendito por ser un Hijo de Dios.


Si sólo dispones de un momento, basta con que simplemente te digas a ti mismo que eres bendito por ser un Hijo de Dios.»

Jesús nos está pidiendo que tomemos la declaración general de nuestra Identidad y que la hagamos más específica, por lo que es más personal para nosotros. La línea final de la lección reitera que no necesitamos un lugar tranquilo ni que tampoco tenemos necesidad de tiempo para recordar.

Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios

La enseñanza subyacente de Jesús aquí es que necesitamos tiempo y lugar – es decir, rituales – siempre que nos identifiquemos con nuestros cuerpos.

Pero dado que las enseñanzas en última instancia de Jesús es que somos mentes, el destetarnos a nosotros de nuestra dependencia de factores externos es un paso muy importante hacia nuestra identificación final con la mente: la fuente de nuestra bienaventuranza, así como el lugar de nacimiento de nuestra resistencia a aceptar Quiénes somos en verdad.”

Clase 39 de Un curso de milagros

Clase 39 de Un curso de milagros.El perdón para el destruir frente al verdadero perdón.

El perdón para destruir es el que dice:»yo que soy bueno, te perdono a ti que obraste de esta manera».Aquí, el odio pretende hacerse pasar por bondad.

Esta actitud del ego se basa en que el pecado es real,que hubo un hecho, algo incorrecto y yo te perdono .Esto es,a lo que el Curso se refiere cuando dice hacer el error real.

El perdón para destruir dice :»es verdad estamos separados, la separación es real,y la unidad es una ilusión .

Dice que la integridad del sistema de pensamiento del ego descansa en que nuestro yo continúe con la práctica del perdón en el que sostenemos que el pecado realmente sucedió en algún otro y no en nosotros mismos y así creemos habernos liberado,proyectando nuestra culpa sobre alguien más.

Clase 39 de Un curso de milagros
Clase 39 de Un curso de milagros

Pero,el verdadero perdón consiste en deshacer los principios de negación y proyección del ego al invertir la dirección de la mente.

Antes de que podamos percibir el mundo,tal como realmente es ,tenemos que liberarnos del odio que hay en nuestras mentes y esto se logra mediante el proceso de, primero,darme cuenta de que he proyectado ese odio sobre algún otro,asumiendo la responsabilidad por ello y luego pidiendo ayuda a Jesús para que me muestre que la fuente del odio jamás ha abandonado nuestras mentes. Así veremos el mundo a través de unos ojos felices.
Clase 39 de Un curso de milagros
Clase 39 de Un curso de milagros

Ser totalmente honesto con Jesús sobre nuestra falta de voluntad para dejar ir un resentimiento es útil en sí mismo, especialmente porque estamos experimentando los efectos de no dejarlo ir.

Esta obstinación no nos hace pecaminosos y no afecta el amor de Jesús por nosotros.

La ganancia oculta

Por lo tanto, sentirnos como un fracaso, o cualquier forma de auto-condenación, sería el único error en ese punto — ya estríamos al tanto del precio que estamos pagando por aferrarnos al resentimiento.

Podemos simplemente detenernos y reconocer que el perdón es un proceso y que cuando el miedo subyacente disminuya, daremos otro paso.

Si realmente quisiéramos perdonar, lo haríamos.

Podríamos preguntarnos cómo nos sentiríamos o qué sucedería si realmente dejaramos ir el resentimiento. Eso podría revelar la naturaleza del miedo detrás de nuestra falta de voluntad. Entonces nosotros y Jesús podríamos lidiar con eso juntos. Eso nos ayudaría a mantenernos honestos, también.

La elección significativa solo se puede hacer en el nivel del contenido, por lo que la única elección real es entre la culpa y el miedo del ego y el perdón y el amor del Espíritu Santo.

Entonces, sí, hay muchas formas o secuencias diferentes de eventos que nuestras vidas pueden tomar como resultado de nuestras aparentes elecciones, pero mientras estemos eligiendo con el ego, creyendo que la felicidad puede encontrarse fuera de nosotros, nada cambiará realmente , aunque nuestras circunstancias y relaciones puedan cambiar significativamente.