UCDM

Nunca te olvides de reir-8

Nunca te olvides de reir-8.Hasta este punto, los acontecimientos, la formación, y las circunstancias en la vida de Bill habían conspirado para desarrollar sus muchas habilidades innatas y para adquirir experiencia de la vida en general.

Ahora la trama se espesaba.

Poco después de su nombramiento en Columbia, se le pidió a Bill que contratara a un psicólogo con habilidades en la creación de instrumentos para testar bebés y niños pequeños.

El puesto cumpliría los requisitos de una subvención ofrecida a la universidad. A pesar de que él era ciertamente conocedor en el campo general de los tests y de las mediciones, y tenía una gran experiencia en trabajar con niños, no había diseñado tests para ellos, y necesitaba a un especialista en esta área.

Llamó a un colega, bien conocido en el campo, que prometió ayudarle si podía. Poco después, Bill recibió una llamada telefónica de una mujer que se presentó así: “Mi nombre es la Dra. Helen Schucman.

Nunca te olvides de reir-8
Nunca te olvides de reir-8

Bill y Helen,se conocen

Me han dicho que te dijera que soy la persona que estás buscando”.Por supuesto, ella era la persona que Bill buscaba en más de una forma, y él la contrató, pero no para un trabajo que a ella le gustara especialmente.

La colega de Bill, también una amiga de Helen, la había llamado al escuchar la petición de Bill y le había pedido que dejara de buscar otro lugar y llamara al doctor Thetford inmediatamente.

Al oír su tono enfático, Helen decidió renunciar a sus otras opciones y llamó a Bill.Durante los años siguientes, Helen trabajó en una posición de investigación, para cambiar más tarde a la enseñanza, entrenamiento y trabajo clínico, para lo cual ella tenía una aptitud natural.

De hecho, muchos años más tarde, muchos de los que la conocían personalmente describían en términos brillantes lo talentosa que era al trabajar con pacientes, lo amable, considerada y cariñosa que podía ser, y con qué rapidez podía evaluar la situación real de una persona y ofrecer la orientación más adecuada.

Bill encontró profundos sus conocimientos psicodinámicos, y en última instancia, la promovió a la posición de psicóloga jefe del Instituto Neurológico dentro del centro médico, convirtiéndola en su asistente, lo que les permitió pasar más tiempo juntos, y por supuesto, prepararse para lo que no sabía que estaba a punto de desplegarse.

Bill describía más tarde sus circunstancias en Columbia en ese momento como absolutamente espantosas.

Los compañeros de trabajo eran suspicaces y hostiles, la atmósfera era caótica y la carga de trabajo abrumadora. Dividía su tiempo entre tareas administrativas, enseñando, realizando investigaciones, escribiendo becas de investigación, editando revistas y publicando -moviéndose a través de una montaña de trabajo sin ningún sentido sostenido de satisfacción o bienestar.

En retrospectiva, los colegas en ese momento notaron que Bill producía una prodigiosa cantidad de trabajo «regular», todo manejado de manera experta, mientras desplegaba su vida secreta con el Curso. Por un lado, Bill podía realizar múltiples tareas de una manera muy inusual; Podía, por ejemplo, escribir las notas de un proyecto de investigación al discutir los detalles de algo totalmente ajeno.

Para muchos esto era desconcertante, como si no les estuviera prestando atención, evidencia de la capacidad peculiar de Bill para compartimentar, rasgo que habitualmente aparecía en otras áreas de su vida también.

Con Helen, parte de su trabajo juntos progresaba de manera útil y eficaz, pero en otras áreas tuvieron tiempos terribles en sus relaciones personales. A pesar de que tenían grandes diferencias de personalidad, y cada uno manejaba sus trucos de manera diferente, nunca se les ocurrió a dejar de trabajar juntos.

Ambos sentían una compulsión inexplicable a estar juntos, y querían resolver sus dificultades, pero parecían no tener idea de cómo hacerlo.

Obviamente, a partir de la narración de Bill de lo que era la universidad en general y de sus relaciones con Helen y otros, él estaba proyectando su propio «lado oscuro», sus temores y quejas albergados durante mucho tiempo en su situación allí.

Cada estudiante principiante de UCDM aprende que la experiencia subjetiva de las circunstancias externas de uno refleja fielmente un estado interior de la mente.

Dicho con más franqueza, cuanta más culpa se siente, aunque sea inconsciente, más se siente uno castigado por las condiciones externas.

La proyección

Como todos nosotros, Bill ciertamente contribuyó a los problemas en su entorno proyectando sus propios juicios, temores, condicionamientos inconscientes y suposiciones no examinadas sobre cómo la vida debería ser en esa situación.

Conocía teóricamente la teoría de la proyección: el proceso de ver en otros lo que tememos poseer en nosotros mismos, pero sabía muy poco sobre cómo tratar ese proceso a nivel personal.

A pesar de su talento, entrenamiento y potencial, estaba tan dormido como el resto de nosotros. Al principio del texto de UCDM, uno encuentra,»… en la Biblia se menciona que sobre Adán se abatió un sueño profundo, mas no se hace referencia en ninguna parte a que haya despertado.

El mundo no ha experimentado todavía ningún despertar o renacimiento completo.». [UCDM, T2-I, 3]

Después de que el Curso llegara y Bill se familiarizara más con sus principios intransigentes sobre cómo causamos nuestra propia angustia, finalmente se dispuso a comenzar a cambiar su Mente, y esa voluntad tuvo éxito -su despertar real.

Nunca te olvides de reir-8
Nunca te olvides de reir-8

Sombras del pasado

Una selección del texto del Curso titulado «Sombras del pasado» lo dice todo sobre el drama en las vidas de Helen y Bill y la razón por la que alguien se siente atraído hacia relaciones basadas en el ego.

Las «sombras» en este fragmento se refieren a lo que proyectamos sobre, y luego vemos cada uno en el otro cuando miramos a desde la perspectiva de amor del ego.


Te ofrecen las «razones» por las cuales deberías entablar alianzas no santas a fin de apoyar los objetivos del ego y hacer de tus relaciones testimonios de su poder.

Son estas tenebrosas figuras las que quieren santificar al ego ante tus ojos, y enseñarte que lo que haces para mantenerlo a salvo es en realidad amor.

Estas tenebrosas figuras siempre hablan de venganza, y todas las relaciones que entablan son absolutamente dementes. Tales relaciones tienen, sin excepción, el propósito de excluir la verdad del otro, así como la verdad acerca de ti.

Por eso es por lo que ves tanto en ti como en el otro lo que no está ahí, haciendo de ambos los esclavos de la venganza.

Y por eso es por lo que cualquier cosa que te recuerde tus resentimientos pasados te atrae y te parece que es amor, independientemente de cuán distorsionadas sean las asociaciones que te llevan a hacer esa conexión.

Y finalmente, esa es la razón de que todas las relaciones de ese tipo se convierten en intentos de unión a través del cuerpo, pues solo los cuerpos pueden considerarse medios de venganza. (UCDM, T17-III, 2)

A medida que la presión se elevaba, relacionado con varias facetas de su trabajo -aparentemente siempre en crisis- y la continua agitación con Helen, Bill finalmente alcanzó su límite.

Nunca te olvides de reir-8
Nunca te olvides de reir-8

Todavía no se había dado cuenta de que llevamos esta condición aparentemente «sin amor» nosotros mismos. Se sentía rodeado de hostilidad y paranoia, y estaba decepcionado e infeliz a pesar de su fama y prestigio.

Había dominado su campo, y aún faltaba algo. Puede ser abrumador trabajar tan diligentemente y durante tanto tiempo hacia una meta, aguantando todo lo que uno tiene que soportar y finalmente lograrlo, solo para encontrarse con que la felicidad y la satisfacción todavía están ausentes.

El ego está seguro de que el amor es peligroso, y esta es siempre su enseñanza principal.

Nunca lo expresa de este modo. Al contrario, todo el que cree que el ego es la salvación parece estar profundamente inmerso en la búsqueda del amor.

El ego, sin embargo, aunque alienta con gran insistencia la búsqueda del amor, pone una condición: que no se encuentre. Sus dictados, por lo tanto, pueden resumirse simplemente de esta manera: «Busca, pero no halles».

Esta es la única promesa que el ego te hace y la única que cumplirá. Pues el ego persigue su objetivo con fanática insistencia, y su juicio, aunque seriamente menoscabado, es completamente coherente.

La búsqueda que el ego emprende está, por lo tanto, condenada al fracaso.

Y como también te enseña que él es tu identidad, su consejo te embarca en una jornada que siempre acaba en una percepción de auto-derrota. 3Pues el ego es incapaz de amar, y, en su frenética búsqueda de amor, anda en pos de lo que teme encontrar. [UCDM, T12-IV,1]

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios.Lección 44.Dios es la luz en la que veo.
“Jesús continúa aquí su serie de declaraciones de Nivel Uno: sólo Dios es verdadero; sólo Dios es luz. Todo lo demás es una expresión de la oscuridad del ego.

Estamos tan seguros que estamos en lo correcto de lo que percibimos, pensamos y sentimos, que es a lo que se refiere Jesús cuando dice: “Puedes fabricar obscuridad y luego pensar que ves en ella”.

Estamos tan seguros de que tenemos razón, pero eso es solo porque fabricamos el mundo de los opuestos – la luz y la oscuridad – y luego olvidamos de dónde proviene: la nada de nuestros pensamientos ilusorios.

Ciegos,guiando a otros ciegos

Pero debido a que vemos el mundo, creemos que es real, y luego tratamos de reunir a la mayor cantidad posible de personas para confirmar nuestras percepciones y experiencias, sin darnos cuenta de que simplemente estamos pidiendo a los ciegos que enseñen a los ciegos.


La “luz” de la que habla Jesús no es perceptual, lo cual será aclarado en el siguiente párrafo, sino que es otro símbolo para expresar una característica del Cielo. La oscuridad representa el ego y su sistema de pensamiento de culpa, odio y especialismo; mientras que la luz representa el sistema de pensamiento del Espíritu Santo, que afirma que la oscuridad no tiene efecto sobre la realidad.

Ver,en la Luz

Cuando Jesús dice “Dios es la luz en la que veo”, no está hablando de lo que vemos a simple vista. La visión proviene del pensamiento de mentalidad recta, y por eso no vemos la luz fuera de nosotros. Recuerda la Lección 15, a la que me he referido varias veces, donde Jesús no está hablando de ver literalmente los bordes de luz alrededor de los objetos.

Si tienes esa experiencia, comprende que no es más que un reflejo de un pensamiento de perdón en tu mente. Estas lecciones dejan muy claro que la luz no es externa. Recuerda, «no hay» nada externo.

Jesús nos informa que el problema que encontraremos es nuestra propia resistencia, nacida del miedo a perder los pensamientos que inventamos, que, por cierto, ¡incluyen nuestros mismos seres!

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios

Las resistencias a la verdad

Ya hemos discutido cuán temerosamente resistentes nos volvemos cuando estamos en presencia de la verdad.

El lector puede recordar las palabras de Jesús en el texto acerca de por qué «él» fue percibido como una amenaza:
“Muchos pensaron que yo les estaba atacando, aunque es evidente que eso no era cierto.

Un alumno desquiciado aprende lecciones extrañas.

Lo que tienes que reconocer es que cuando no compartes un sistema de pensamiento, lo debilitas. Los que creen en él perciben eso como un ataque contra ellos. Esto se debe a que cada uno se identifica con su propio sistema de pensamiento, y todo sistema de pensamiento se centra en lo que uno cree ser.” (T-6.V-B.1:5-9)

(5:4) «Al practicar de esta manera, te desprendes de todo lo que ahora crees y de todos los pensamientos que has inventado.»
Él quiere decir “«todo» lo que ahora crees, y «todos» los pensamientos”, no solo algunos de ellos.

La base del miedo

Esa es la base de nuestro miedo, y por qué todos tratan de transigir con lo que Un Curso de Milagros está enseñando, haciendo que Jesús diga algo que no está diciendo en absoluto.

Él te está diciendo de manera bastante explícita que si prácticas como él instruye, tu ego desaparecerá. Por lo tanto, es importante entender por qué «no» practicas las lecciones específicas, y mucho menos las lecciones que tenemos entre nosotros.

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios


Las malas interpretaciones del Curso

Muy a menudo la gente pregunta dónde en Un Curso de Milagros dice lo que acabo de decir. Este es uno de esos lugares, y Jesús lo dice en un lenguaje muy simple también; sin estructura de oraciones complicadas.

Una vez más, aquí está la declaración del problema: “Al practicar de esta manera, te desprendes de todo lo que ahora crees y de todos los pensamientos que has inventado.”

Otro punto: Jesús está hablando del ego como si fuera una entidad separada. Pero el ego es simplemente un pensamiento que hemos hecho real, con el que nos hemos identificado.

¿Qué es el ego?

En otras palabras, el ego es la parte de nuestras mentes divididas que disfruta de estar separada. Por lo tanto, representa nuestra oposición al principio de Expiación del Espíritu Santo.

Si somos sinceros en querer encontrar a Dios y tomar la mano de Jesús y experimentar su amor, debemos dejar de lado nuestra identificación con la oscuridad. La forma en que reforzamos y expresamos nuestro amor por Jesús es mirando nuestro odio. De nuevo, aquí queda muy claro: la forma de alcanzar la luz es escapar de la oscuridad.

Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 44 de Un curso de milagros-Comentarios

Pero ¿qué significa esto?

Ya que somos nosotros quienes hemos hecho real la oscuridad eligiéndola, entonces escapar de ella significa que tenemos que cambiar nuestras mentes.

Ese es el papel de Jesús: no ayudarnos a hacer lo que es correcto, sino ayudarnos a «deshacer» lo que está errado. Esto garantiza que de manera automática lo que haremos, pensemos, digamos y sintamos será lo que sea correcto.

El viaje hacia la Luz

Es el escape de la oscuridad, el deshacimiento de lo negativo, la negación de la negación de la verdad lo que constituye el viaje hacia la luz. Por lo tanto, podemos decir que este no es un curso en lo positivo, sino en deshacer lo negativo.

«Vigila tu mente».

Cuando te sientes culpable, cuando juzgas tus pensamientos o tus acciones, los estás haciendo reales y te opones a ellos. Pero debes mirarlos, lo que no significa mirar y luego continuar con tus pensamientos y acciones no amorosos. Significa mirar sin juzgar, dándote cuenta exactamente de lo que estás haciendo.

Eso te motivaría a dejarlos ir, porque verías el dolor que te causa la elección del ego. El proceso de mirar al ego con Jesús, por lo tanto, inevitablemente implica comprender el «costo» para nosotros cuando elegimos al ego en lugar de a Jesús, la separación en lugar de la unidad, el odio en lugar del perdón.

Cuando vemos claramente que la elección en favor del juicio conduce al sufrimiento y al dolor, lo cual es no natural – mientras que la elección en favor de la visión conduce a la paz y la dicha – lo natural – la motivación para elegir la curación se vuelve lo suficientemente fuerte como para traerla a nuestra conciencia.

El mensaje de Un curso de milagros-10

El mensaje de Un curso de milagros-10.Podemos apreciar más a fondo el propósito del ego al fabricar el cuerpo.Si contemplamos los comienzos de la vida humana.

El mensaje de Un curso de milagros-10
El mensaje de Un curso de milagros-10

Freud y los psicoanalistas han contribuido grandemente a que entendamos cuán atrás de nuestras vidas se remontan en realidad estos sentimientos de privación,mutilación corporal.

Otto rank,uno de los primeros seguidores de Freud puso gran énfasis al inicio de su obra en la significación del trauma del nacimiento en «La etiología de todas las neurosis».

En verdad mientras Jesús estaba dictando Un curso de milagros a Helen, le comentó a ella sobre la teoría de Rank y dijo lo siguiente:

«El trauma de nacimiento, es una idea válida que fue demasiado limitada ya que no se refirió a la separación,la cual fue realmente una falsa idea del nacimiento»

El nacimiento físico no es un trauma.

Sin embargo puede recordar al individuo sobre la separación la cual fue una causa muy real de miedo.


Hasta el momento de nacer el feto tiene poca o ninguna conciencia de sí mismo,como un ser separado.

Y no experimenta deseos puesto que sus necesidades fisiológicas básicas son satisfechas por y a través de la madre.

El mensaje de Un curso de milagros-10
El mensaje de Un curso de milagros-10

En este aspecto y únicamente en este aspecto, la vida en la matriz es similar al estado paradisíaco descrito en el segundo Capítulo del Génesis donde no carecía de nada puesto que Dios,se lo había dado todo.

Lo cual refleja lo que curso de milagros denomina el principio de abundancia (en un estado sin carencias,dónde no puede haber ningún sentido de separación u otredad).

La biblia dice de Adán y Eva, que antes de la Caída, ellos permanecían desnudos.

Pero no se avergonzaba uno del otro,no existían la vergüenza o la culpa,pues ellos aún no habían decidido rebelarse.

El estado pre-separación

Este estado pre-separación, puede equipararse un tanto con la vida del feto aunado con su madre aunado con su mundo.

En el nacimiento todo esto cambia.

En una acción análoga a la expulsión del Jardín del Edén y reflejo de la ontológica separación aparente de Dios.

Somos expulsados del Paraíso(vientre materno),a un mundo de separación y esta es una expulsión que no se experimenta como causada por su propia decisión,sino a través de fuerzas biológicas,claramente más allá del control del infante.

El mensaje de Un curso de milagros-10
El mensaje de Un curso de milagros-10

Meses más tarde, por primera vez,en su existencia el infante es dolorosamente consciente de que tiene necesidades las cuales no son satisfechas de inmediato.

Y algunas veces,no son satisfechas en absoluto y no es suya la culpa.

Luego,nuestras vidas continúan repitiendo este sentimiento a lo largo de nuestras vidas aquí,en el cuál todas nuestras necesidades no son satisfechas .

Esto es debido a la experiencia de haber sido arrojados ,rechazado por el Amor cuyo resultado es que tenemos que valernos por nosotros mismos.

Clase 40 de Un Curso de milagros

Clase 40 de Un Curso de milagros.El pedir para destruir frente al verdadero pedir, la oración.

No hay un error más insidioso y que refuerce más al ego,que el de hacer especial al Espíritu Santo buscándolo en el mundo y pidiendo su ayuda para nuestros problemas corporales y mundanos.

Clase 40 de Un Curso de milagros
Clase 40 de Un Curso de milagros

El pedir para destruir es la oración que pide cosas que resulten para nuestro personaje.

Esta oración se basa en la presunción de que hay un problema real aquí que necesito deshacerlo aquí.

Es decir se basa en la idea de un Dios que de algún modo satisfará nuestras necesidades mágicamente. 
En este sentido Freud tenía razón cuando decía que nuestra creencia en Dios es una proyección de la experiencia que hemos tenido con tus propios padres positiva o negativamente .

Podríamos invertir lo que decía Freud que todas nuestras relaciones son proyecciones de nuestra propia profundamente reprimida creencia en la imagen colectiva que el ego tiene de dios. La verdadera oración debe ser únicamente por ayuda para aceptar la verdad que ya está ahí.

La oración por lo tanto es una actitud de perdón al pedir ayuda al Espíritu Santo para unirnos con otro en una relación santa,la cual existe en nuestras mentes .

Y corregir la relación especial que es la morada de la culpa del ego.


Jesús,simboliza la oración como una escalera,cuyo peldaño más bajo sería nuestra experiencia como un cuerpo específico .

Y el peldaño más alto representa el mundo real y más allá de la escalera se encuentra la unión con Dios.

Clase 40 de Un Curso de milagros
Clase 40 de Un Curso de milagros


La experiencia de la presencia abstracta del Amor de Dios en nuestras mentes divididas deshace el guión de miedo y angustia del plan del ego.

Una vez que nuestra mente descansa en el Amor del Espíritu Santo .

Lo que ocurre no tiene importancia porque todo se experimentará como una oportunidad para aprender a perdonar.

Pedirle al Espíritu Santo que arregle lo que está mal en nuestra vida física/psicológica es abdicar de nuestra responsabilidad por nuestra infelicidad y, por lo tanto, privarnos del único medio que tenemos para deshacer nuestro error y reunirnos con el glorioso Ser de Cristo que todos somos.

La única ayuda significativa, en consecuencia, sería la que nos llevaría a casa y nos restauraría a nuestra verdadera Identidad tal como Dios nos creó. Jesús nos instruye que “el Espíritu Santo conoce la verdad acerca de ti. La imagen que tú has forjado, no…

Pedirle al Espíritu Santo que decida por ti es simplemente aceptar tu verdadera herencia.” (M.29.4: 6,7; 5: 4).

Por lo tanto, nuestro estado natural mientras viajamos a casa debe estar unido al Espíritu Santo, lo que significa que nunca estamos solos.

De hecho, pensar que estamos solos y que necesitamos tomar nuestras propias decisiones es el error fundamental que Jesús nos está ayudando a reconocer y corregir, como subraya la sección final del manual.

Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios

Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios-Lección 40.Soy bendito por ser un Hijo de Dios.Nuestras mentes se encuentran divididas, parte de las cuales adora los pensamientos de culpa y ataque, mientras que la otra contiene el recuerdo de Quiénes somos realmente.

(1:2-6) «Hoy no se requieren largas sesiones de práctica, sino muchas cortas y frecuentes. Lo ideal sería una cada diez minutos, y se te exhorta a que trates de mantener este horario y a adherirte a él siempre que puedas. Si te olvidas, trata de nuevo. Si hay largas interrupciones, trata de nuevo. Siempre que te acuerdes, trata de nuevo.»

Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios
En este ejercicio, a diferencia de los anteriores, Jesús no presenta largos períodos de práctica. Pero sí continúa, muy amablemente por supuesto, haciendo hincapié en que intentemos recordar – tan frecuentemente como sea posible cada hora – sin que incurramos en pensar que el olvido representa un pecado. Está bastante claro que Jesús sabe que nos olvidaremos con frecuencia y que nos culparemos por ello. 

El siguiente párrafo es extremadamente importante porque nos ayuda a reconocer que estos ejercicios deben aplicarse todo el tiempo, ya sea que estemos meditando en una habitación tranquila, o que estemos ocupados. «No tenemos que cerrar los ojos para poder recordar a Dios y a su Hijo»:

(2) «No es preciso que cierres los ojos durante los ejercicios, aunque probablemente te resultará beneficioso hacerlo. Mas puede que durante el día te encuentres en situaciones en las que no puedas cerrar los ojos. No obstante, no dejes de hacer la sesión por eso.

Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios

Puedes practicar muy bien en cualquier circunstancia, si realmente deseas hacerlo.»
Por lo tanto, no importa dónde te encuentres durante el día – conduciendo tu automóvil, comiendo con un amigo, solo en silencio, ocupado en el trabajo – puedes recordar la lección de hoy.

(3) «Los ejercicios de hoy no requieren ningún esfuerzo ni mucho tiempo. Repite la idea de hoy y luego añade varios de los atributos que asocias con ser un Hijo de Dios, aplicándotelos a ti mismo. Una sesión de práctica, por ejemplo, podría consistir en lo siguiente:

Soy bendito por ser un Hijo de Dios.


Si sólo dispones de un momento, basta con que simplemente te digas a ti mismo que eres bendito por ser un Hijo de Dios.»

Jesús nos está pidiendo que tomemos la declaración general de nuestra Identidad y que la hagamos más específica, por lo que es más personal para nosotros. La línea final de la lección reitera que no necesitamos un lugar tranquilo ni que tampoco tenemos necesidad de tiempo para recordar.

Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 40 de Un curso de milagros-Comentarios

La enseñanza subyacente de Jesús aquí es que necesitamos tiempo y lugar – es decir, rituales – siempre que nos identifiquemos con nuestros cuerpos.

Pero dado que las enseñanzas en última instancia de Jesús es que somos mentes, el destetarnos a nosotros de nuestra dependencia de factores externos es un paso muy importante hacia nuestra identificación final con la mente: la fuente de nuestra bienaventuranza, así como el lugar de nacimiento de nuestra resistencia a aceptar Quiénes somos en verdad.”

Lección 39 de Un curso de milagros-Comentarios

Lección 39 de Un curso de milagros-Comentarios.MI SANTIDAD ES MI SALVACIÓN «Si la culpabilidad es el infierno, ¿cuál es su opuesto?»»Hay dos formas de responder a esta pregunta. En un nivel, y el más obvio, la respuesta es el título de la lección: lo opuesto a la culpabilidad es la santidad, y lo opuesto al infierno es la salvación.

Lección 39 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 39 de Un curso de milagros-Comentarios

Sin embargo, como veremos en el segundo párrafo, otro opuesto a «la culpabilidad es el infierno» es que «la culpabilidad es el cielo». «Al igual que el texto para el que este libro de ejercicios fue escrito, las ideas que se usan en los ejercicios son muy simples, muy claras y están totalmente exentas de ambigüedad.»

Dejar de creer que soy un individuo


Esto no es lo que la mayoría de los estudiantes de Un Curso de Milagros creen acerca del texto. El problema es que una vez que entiendes lo que dice el Curso, lo que significa que has dejado de lado tu culpa, especialismo e inversión en ser un individuo, lo que queda es la simple verdad.

Luego lees Un Curso de Milagros en ese estado mental y es siempre tan "simple…claro y exento de ambigüedad". Lo que hace que sea difícil de entender no es el lenguaje, el verso en blanco ni ningún otro aspecto de su forma, sino tu falta de voluntad para entenderlo. 

Esto no pretende ser un ataque o una condena, sino simplemente un medio para ayudarte a entender por qué te resulta tan difícil de comprender, y mucho menos de practicar.

Nuestras defensas

Mientras tengas una inversión en mantener tu mente oculta, en mantener tu cuerpo real y la individualidad por encima de todo, encontrarás que lo que este curso dice es terriblemente amenazador. Inevitablemente, entonces, la defensa natural contra la amenaza percibida sería oscurecer lo que está diciendo.

Lección 39 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 39 de Un curso de milagros-Comentarios

No puedes entender Un Curso de Milagros sin primero dejarlo entrar. Sin embargo, una vez que lo haces, encuentras que cuando lees algo que hace una semana, un mes o un año no tenía sentido, las palabras saltan de la página y están «totalmente exentas de ambigüedad».

El Curso es simple y claro

Por lo tanto, cuando Jesús dice aquí – como dice en muchos otros lugares – que su curso es simple y claro, no está siendo jactancioso ni se está burlando de ti. Simplemente está diciendo que si no te queda claro es porque estás defendiéndote contra él, una declaración hecha en el texto que originalmente fue para Helen:

“Este curso es muy claro. Si no lo ves así, es porque estás haciendo interpretaciones contra él, y, por lo tanto, no crees lo que dice. Y puesto que lo que crees determina tu percepción [una referencia a «la proyección da lugar a la percepción»], no percibes el significado del curso y, consecuentemente, no lo aceptas.” (T-11.VI.3:1-3)

Creemos que son brillantes ,los pensamientos que pensamos ,que estamos pensando. Pero ya hemos aprendido que no estamos pensando en absoluto. Más bien, estos pensamientos «profundos» no son más que sombras del pensamiento de miedo que encuentra en la mente.

La dinámica subyacente aquí es nuestro temor a la claridad de Un Curso de Milagros, lo que da lugar a la defensa de la complejidad. Esto hace que sus simples verdades sean inaccesibles temporalmente para nosotros.

El mensaje de Un curso de milagros-9

El mensaje de Un curso de milagros-9-Jamás se repetirá lo suficiente que la totalidad de este sistema de pensamiento de pecado culpa y miedo es fabricado.


Desde sus comienzos solo la memoria del Amor de Dios en la mente separada del Hijo ,el Espíritu Santo ,refleja la verdad.

Todo lo demás comenzando con la creencia de que la separación es real ,es elegido por el Hijo identificado ahora con el
ego como la forma de negar la verdad .Esta memoria de su Identidad como Cristo,ha quedado olvidada.

Ahora el Hijo,protege su recién ganada separación e individualidad,la mayor de todas las ilusiones al negar el poder de la mente para invertir esta decisión equivocada.

El mensaje de Un curso de milagros-9
El mensaje de Un curso de milagros-9
En resumen podemos entender esta dinámica de pecado culpa y miedo como una unidad,la creencia en nuestra maldad o pecaminosidad inherente nos lleva a la experiencia de la culpa debido a quienes experimentamos ser y esto nos conduce su vez a tenerle al castigo que creemos merecer y que recibiremos.

El sistema de pensamiento del ego

Esta temida amenaza verdaderamente es un infierno psicológico .

Y constituye el cimiento del sistema de pensamiento del ego,el yo separado.

Con el cual nos identificamos y por consiguiente en el que basamos nuestras creencias,juicios y percepciones.

El mundo que surge de este yo, es un mundo de terror del cual no parece haber escape.

Esta relación entre pecado culpa y miedo está claramente descrita en el Tercer capítulo del Génesis ,el primer libro de la Biblia.

Podemos tomar el estado paradisíaco,y la caída que se hiciera al expusarlos del jardín mitológico de la Biblia como el equivalente al estado pre- separación.

El mensaje de Un curso de milagros-9
El mensaje de Un curso de milagros-9
Nuestro pecado y el efecto del relato del Génesis,continúa el sueño del ego y describe el castigo que Dios le inflige a Adán y Eva,mediante su desobediencia al comer del árbol de la fruta prohibida y afirma de ese modo una voluntad separada de la de Su Creador.

Así fue como se originó una vida de sufrimiento y muerte.

Las palabras vengativas del Dios bíblico por haber hecho esto:»Ganarás tu alimento con el sudor de tu frente,parirás tus hijos con dolor»

El mundo que fabricamos

Este es el mundo que nosotros fabricamos.

Un elemento clave, es la creencia de que el mundo de cuerpos es real.

Pues el ego, provee el aparente testimonio de que nuestro pecado de separación es real

Y por lo tanto,es necesaria la defensa.

Ahora el cuerpo asume las características de la mente la cual ha sido ocultada de la vista y de todo recuerdo y aún a la posibilidad del recuerdo,mediante la división de la mente.

Clase 38 de Un curso de milagros

Clase 38 de Un curso de milagros-¿Qué es una altar? Un curso de milagros dice que un altar se define no por su forma sino por su contenido .Los altares son creencias.

Clase 38 de Un curso de milagros
Clase 38 de Un curso de milagros

Vamos a recordar lo que significan contenido y forma en Un curso de milagros:el contenido tiene que ver con la Mente de Dios ,la forma con el ego.La forma tiene que ver con la expresión de la decisión de la mente de identificarse con la ilusión del ego o con la corrección del Espíritu Santo.

Cualquier problema y su solución se relacionan con el contenido que está en la mente ,la forma solo expresa en la decisión El centro de interés de cualquier estudiante sincero de un curso de milagros debe ser el cambio de mentalidad que el perdón ofrece a través del milagro y no un cambio de comportamiento.

¿Dónde está el problema?


El único énfasis de Jesús en su curso radica en el cambio del contenido de la mente dónde se encuentran el problema y la solución,en cambio el centro de interés del ego es en lo externo ,es el intento de distraernos para que no nos asomemos a nuestro interior en el cuál se encuentra la amenaza a la individualidad la cual se retiene al no mirar el ego,quién se siente a salvo en el cuerpo y nos dice que todo el peligro reside en la mente.


Muchos estudiantes de un curso de milagros caen en la trampa al dedicarse al curso como una forma convirtiéndolo y por tanto convirtiéndose ellos mismos y convirtiendo a otros en objetos especiales.Al hacerlo pierden de vista el contenido del perdón y unidad del curso el cuál los conduciría a trascender el estado de separación del especialismo espiritual para abrazar a todo el mundo como sus hermanos.

El verdadero altar está en nuestras mentes donde elegimos una y otra vez el perdón y la unidad en lugar del especialismo en la separación.

Esto es difícil de aceptar, sin embargo, en lugar de desanimarnos, podemos estar agradecidos de que al menos sepamos cuál es el problema y que podamos trabajar de la mano con nuestro amado hermano Jesús para restablecer la comunicación con toda claridad. Si somos verdaderamente honestos con nosotros mismos, asentiremos con la cabeza reconociendo que su explicación de que no escuchamos al Espíritu Santo es en realidad la verdad.

Clase 38 de Un curso de milagros
Clase 38 de Un curso de milagros

Lección 38 de Un curso de milagros-Comentario

Lección 38 de Un curso de milagros-Comentario-Lección 38.No hay nada que mi santidad no pueda hacer.Jesús no se refiere a que tu santidad te permitirá caminar sobre las aguas o sanar los síntomas físicos de las personas. Su enfoque, como ya hemos observado muchas veces, no es en el comportamiento, aunque el lenguaje a veces lo sugiera. Un Curso de Milagros en realidad trata siempre con el pensamiento en tu mente.

La razón por la cual no hay nada que tu santidad no pueda hacer es que todo lo que hagas, pienses, digas o sientas provendrá directamente de tu decisión de mentalidad recta de identificarte con la santidad de Cristo. Eso significa que no habrá interferencia ni distorsión: sin la culpa y el juicio, todo lo que queda es el amor que trasciende todos los problemas y preocupaciones.
Lección 38 de Un curso de milagros-Comentario
Lección 38 de Un curso de milagros-Comentario

Esto se debe a que tu santidad reside en tu mente recta, a la que se accede eligiendo el instante santo en el que te unes con Jesús o el Espíritu Santo. Esto significa que no hay separación y, por lo tanto, no puede haber pecado, culpa o miedo. Si no hay «pecado», no hay «pasado»; si no hay «culpa», no hay «presente»; y si no hay «miedo», no hay «futuro». En otras palabras, no hay tiempo en el instante santo.

Además, si no hay pensamiento de separación de Dios, no hay cuerpo. Para citar una declaración citada anteriormente del texto: “No hay ni un solo instante [por ejemplo, el instante santo] en el que el cuerpo exista en absoluto.” (T-18.VII.3: 1). Así, la santidad está completamente fuera del tiempo y del espacio.

 Cuando te identificas con tu santidad, sabes que el mundo del tiempo y el espacio es un sueño, y puedes, literalmente, observar la figura de tu sueño – la figura que tú identificas con el nombre que tú crees que eres – y esa figura va y viene, dándote cuenta al final de que «no» es eso quien tú eres. No hay nada que tu santidad no pueda hacer porque no hay nada que tengas que hacer: “No tengo que hacer nada”, como dice el texto (T-18.VII).
Lección 38 de Un curso de milagros-Comentario
Lección 38 de Un curso de milagros-Comentario

Jesús no está hablando de nada externo, como ya lo he dicho varias veces. Durante los últimos dos mil años, las historias de milagros en los evangelios han sido consideradas como testimonio del poder de Dios: Jesús puede sanar a los enfermos, resucitar a los muertos, convertir el agua en vino y resucitar en la carne.

Esto representa un malentendido total de lo que Jesús enseñó. Es interesante observar a los estudiantes de Un Curso de Milagros que intentan alejarse de su educación cristiana, cometiendo el mismo error de confundir la «forma» y el «contenido», el «cuerpo» y la «mente»: esta es la confusión de niveles que al principio del texto Jesús nos dice que es la causa de todas las enfermedades (T-2.IV.2).

Lección 38 de Un curso de milagros-Comentario
Lección 38 de Un curso de milagros-Comentario


Por lo tanto, Jesús no está hablando de lo que hará tu cuerpo, porque cuando te identificas con el poder de Dios y tu santidad, te das cuenta de que el cuerpo es simplemente un producto en tu imaginación, una figura en tu sueño.

Todos somos figuras en un sueño en el que el cuerpo literalmente no hace nada, y podemos compararlo con un títere que no es más que un pedazo de madera sin vida. Así vivimos como títeres, en un mundo de fantasía que no tiene más realidad que la que disfrutan los niños pequeños en un teatro de marionetas.

Clase 37 de Un curso de milagros

Clase 37 de Un curso de milagros-La idea de sacrificio.El sacrificio es la idea subyacente en todas nuestras relaciones especiales.

Clase 37 de Un curso de milagros
Clase 37 de Un curso de milagros

Detrás de todas nuestras relaciones especiales en nuestro mundo,percibimos que están tratando de privarnos de lo que creemos que es justamente nuestro.

En las leyes del caos Jesús dice:»La perla de inestimable y valor». Necesito que tú seas culpable para yo poder ser inocente,porque inconscientemente creo que culpando a otros por mi sufrimiento me salvaré,ya que he sido injustamente tratado por Dios.

Es como si le dijeramos a Dios:»Fíjate tú,te estás equivocando de persona mira toda esa gente que me ha maltratado me ha engañado,me rechazaron,me abandonaron ,me traicionaron y mira yo tan bueno que he sido siempre perdone a todos a pesar de lo que me han hecho.Mira a cuántos he ayudado ,todo lo que hice y mira cómo me han pagado».

Clase 37 de Un curso de milagros
Clase 37 de Un curso de milagros

Creemos que podemos engañar a Dios

Creemos que así vamos a engañar a Diós,que Él va a hacer justicia,ellos irán al infierno y nosotros al cielo.

En el sueño de individualidad adoptamos una cara de inocencia mediante la cual procuramos evadir nuestra propia responsabilidad por el odio al culpar a otros por habernos esforzado por ellos.

Pensamos que las acciones que realizamos en la forma:ser bueno ,decir todo que sí a todos,ayudar a los demás.

Suponemos que esos comportamientos ese sacrificio que realizamos nos hará mejores ante Dios y olvidamos que el único cambio sólo puede tener lugar en la mente ,el contenido.

Clase 37 de Un curso de milagros
Clase 37 de Un curso de milagros

Sólo así, desde ese lugar haremos cosas en el mundo pero sin sacrificio las haremos desde el amor que nos une a todos como mente.Así ,iremos deshaciendo la idea de que amar es sacrificarse por otros.

El ego, tal como lo experimenta por ud. mismo, nos dice que debemos expiar por nuestros pecados mediante el sufrimiento y el sacrificio. Pero eso sólo refuerza nuestra creencia de que nuestra culpa es real y que Dios es un Dios castigador que busca venganza por nuestros pecados muy reales.

Nuestros intentos de obtener la liberación

Y todos nuestros intentos de obtener la liberación a través de la expiación son sólo formas de magia que no abordan el problema real en la mente. Necesitamos entender que el problema no es la culpa que creemos que estamos experimentando por nuestras transgresiones aquí en el mundo.

Buscamos soluciones mágicas

Esos «pecados» son realmente distracciones deliberadas, sirviendo el propósito de mantener nuestro enfoque aquí en el mundo, buscando soluciones mágicas para liberar nuestra culpa (por ejemplo, hacer enmiendas) o para evitar experimentarla (por ejemplo, adicciones).

Mirar adentro

Pero esto sólo nos impide mirar más profundamente en nuestra mente a la fuente real de todo nuestro dolor y culpabilidad (y la de todos los demás) – la creencia de que no sólo nos hemos separado de nuestra Fuente amorosa, sino que hemos estado dispuestos a matarla, a destruir el Amor, a estar por nuestra cuenta.

Sin embargo, si podemos unirnos con un reflejo de ese Amor, como Jesús o el Espíritu Santo, y ver nuestras autoacusaciones con su amorosa presencia a nuestro lado, tendremos que darnos cuenta en algún nivel de que no hemos destruido el amor.

Y en ese reconocimiento, el verdadero perdón — por lo que nunca ha ocurrido — es posible, disolviendo toda culpa y liberándonos de nuestra prisión autoimpuesta

Y luego, cualquier acción o comportamiento, si lo hay, puede ser más útil y curativo en respuesta a nuestras supuestas transgresiones contra otros en el mundo, simplemente fluirá a través de nosotros.