soltar

El arte de soltar-4

El arte de soltar-4.El dolor es una llamada a despertar,te avisa que te has dormido o que has caído en la inconsciencia. Todos decimos que tenemos que soltar, obviamente lo que tenemos que soltar es el pasado. Pero parece ser que hasta que no hay un dolor muy fuerte, no comenzamos este proceso.

Es importante no confundir lo que significa despertar .

Despertar es darme cuenta.

Siempre, todo camino espiritual empieza por dentro,quizás pasamos mucho tiempo buscando fuera, el amor, la felicidad y nos quedamos vacíos.

Por lo general estuvimos pensando que había algo malo en nosotros,cuando todos nos va mal ahí ,y decimos hay algo malo en nosotros.

Todo sale a la superficie

Nuestras carencias, nuestros juicios, con respecto a nosotros mismos, empiezan a salir a la superficie,y automáticamente empezamos a juzgarnos.

Por lo general,cunado todo esto comienza a salir nos empezamos a sentir como absorbidos por el drama, un drama, y cuando este dolor empieza a aflorar,obviamente, que no somos para nada amables con nosotros mismos.

Así como tampoco lo somos,con los demás.Un mundo desordenado y sin compasión surge de una mente desordenada y tendiente a juzgar .

El arte de soltar-4
El arte de soltar-4

Todos tenemos que ser conscientes que hasta este punto hemos estado atrapados en la condena,no sólo la condena hacia los demás sino nuestra auto condena.

Este mundo cerrado, en este mundo,desordenado, este mundo en el cual estamos juzgando todo el tiempo,obviamente surge de un corazón que está cerrado y que está herido.

No hay manera de cambiar esto desde afuera,el cambio debe venir desde dentro.

Todos tenemos la vida que queremos y en esto hay que ser muy cuidadosos porque obviamente sabemos que lo que queremos,no es lo que queremos a un nivel consciente,sino a un nivel inconsciente.

Nos vamos dando cuenta que todo ese amor que buscábamos ahí fuera, no era más que un amor condicional,un amor condicionado y comenzamos a descubrir que el amor comienza y termina en nuestra propia concienci.

Asi,si no nos ofrecemos amor a nosotros mismos, no podemos nunca dar amor a nadie.

¿ Me estoy amando a mí mismo en este momento?

Esa pregunta nos puede servir como recordatorio a todos,para que cada vez que nos sintamos mal,podemos preguntarnos esto y ver si realmente nos estamos dando ese amor a nosotros mismos.

No podemos depender de los demás para conseguir amor,ese amor que mendiga, que suplica no nos sirve para nada.

El arte de soltar-4
El arte de soltar-4

Cuando se nos empiezan a caer las máscaras conectamos con este dolor que es la única manera de sanar, no huir del dolor sino entrar en contacto con ese dolor,y obviamente las máscaras se empiezan a caer y nosotros es como que perdemos pista y perdemos el piso perdemos el suelo.

Y llega un punto que no sabemos ni quiénes somos.

Ese es nuestro nuestro gran temor, perdernuestra identidad, la que nos construimos ,este personaje que yo me hice.

Deja que la vida fluya-Ramesh Balsekar-1

Deja que la vida fluya-Ramesh Balsekar-1-La vida es como un río profundo que fluye sin cesar.

El río nos ofrece una metáfora muy adecuada para este concepto de que nadie es «un hacedor».

Sino que todas las acciones son sucesos ordenados por la única Fuente,a la que algunos llaman Dios.

Deja que la vida fluya-Ramesh Balsekar-1
Deja que la vida fluya-Ramesh Balsekar-1
Sin embargo nos percibimos a nosotros mismos como los hacedores,como el río pensando que se empuja a si mismo hacia el mar,o como el mar,pensando que las mareas son cosa suya,haciendo caso omiso de que la responsable del flujo y el reflujo,es la fuerza de gravead de la luna.

La única forma de no odiarnos a nosotros mismos,ni a los demás,es estar plenamente convencidos,de que ni tú ni nadie,puede ser el hacedor de una acción.

Ninguna acción; puede en absoluto ser hecha por nadie,sino que es un suceso que no podría haber dejado de suceder de acuerdo a la ley cósmica universal.

Esta comprensión significa estar anclado en la paz y en la armonía mientras se afronta la vida momento a momento.Afrontar la vida «momento a momento»,significa afrontarla tal y como viene,sea lo que sea lo que traiga el momento-dolor o placer-sin implicarse en ello ofreciendo resistencia.

Deja que la vida fluya-Ramesh Balsekar-1
Deja que la vida fluya-Ramesh Balsekar-1
Esto significa ser testigo de lo que sucede haciendo lo que hay que hacer,y lo más importante estando en calma.Estar en calma significa ,no pensar,no conceptualizar sobre el pasado o el futuro,mantener la quietud en el momento presente.

Mantenerse así es el resultado de comprender cabalmente que toda acción es un suceso divino y no la acción de alguien.

Esta comprensión de que no hay un hacedor significa de inmediato ausencia total de sentimientos de vergüenza y culpabilidad hacia lo que supuestamente es la acción de uno mismo,y también la ausencia de odio y malicia,celos y envidia hacia cualquier «otro».

Deja que la vida fluya-Ramesh Balsekar-1
Deja que la vida fluya-Ramesh Balsekar-1

Estar anclado en un profundo sentimiento de paz y armonía mientras se afrontan las distintas vicisitudes del día a día,depende del condicionamiento del sujeto en cuestión,el cuál refleja la aceptación absoluta del hecho de que «el libre albedrío» del ser humano individual es ilusorio.

Deja que la vida fluya-Ramesh Balsekar-1
Deja que la vida fluya-Ramesh Balsekar-1

Es lo que Es

Toda acción humana,es por completo un suceso que simplemente,no habría podido dejar de suceder,estrictamente de acuerdo con una ley cósmica.

Todo el universo se mueve,desde un pequeño objeto,hasta las estrellas,y los planetas del firmamento.

Es un hecho comprobado que el pensamiento y la acción relevante realmente no pueden estar separados.

El pensamiento y el acto son un todo integral,y el ser humano no tiene ningún control sobre el surgimiento del pensamiento.

El arte de soltar-Tercer encuentro

El arte de soltar-Tercer encuentro.En términos psicológicos, la omnipotencia se llama ego. Es la parte nuestra que quiere suplantar a Dios.

Quiere que las cosas se hagan a su manera, se enorgullece de sus acciones y no acepta el Gran Guión escrito por el Todo. Aquí tenemos, de nuevo, una dificultad que se confun-de con facilidad, aceptación con resignación. Muchas personas creen que aceptar el Gran Guión es resignarse, tirar la toalla.

Es meterse en la cama y no mover un dedo. La cosa no es así. Es por mediación nuestra por lo que ciertas cosas se mueven en este mundo físico, somos los «hacedores». Esto, justamente, es lo que nos hace creer que somos los autores.

El arte de soltar-Tercer encuentro
El arte de soltar-Tercer encuentro

Es muy distinta la cabeza que piensa de la mano que ejecuta. Somos la mano que ejecuta; la cabeza que piensa es nuestra, pero no es nuestra.

Como los pollitos de una granja: saben que tienen que comer granos, que hay otros muchos pollitos, que es de noche y es de día, ¡pero no se imaginan el inmenso tinglado que existe detrás de lo que perciben!

Si el dueño de la granja resuelve no darles más granos o decide cambiarles de sitio, toda su vida se trastocará y no sabrán ni siquiera porqué…

El arte de soltar-Tercer encuentro
El arte de soltar-Tercer encuentro

Aceptar es bajar la cabeza ante aquello que viene de una fuente muchísimo mayor. Nos encontramos, de nuevo, con dos dimensiones. Una es personal: la vida que nos ha tocado, el cuerpo que nos ha tocado, la familia y el país que nos han tocado, las grabaciones que tuvimos que vivir y retener. En una palabra, el destino, la parte que nos ha tocado en el Gran Guión.

la parte que nos ha tocado en el Gran Guión

Creemos ser el «nudo» de la alfombra

Es la lección personal que vinimos a aprender en esta vida.

Es un guión escrito sólo para ti, la película de tu vida. Está interrelacionada con el Gran Guión, es una parte de él, uno de sus infinitos detalles, como uno de los incontables nudos de una alfombra.

Si el nudo que tú representas no está bien atado o quiere «andar por libre», no hay alfombra.

El ego hace que nuestro nudo quiera separarse de la alfombra y construir por sí mismo algo suyo, personal, separado: una alfombra de un nudo. Nunca llegará a ser alfombra, se quedará sola-mente en nudo…

Nunca lle-gará a ser alfombra, se quedará sola-mente en nudo
Nunca lle-gará a ser alfombra, se quedará sola-mente en nudo

El papel que desempeñamos

Queramos o no queramos, formamos parte del Todo. Y si nos ha tocado un determinado papel, aunque no nos guste, es el que nos ha tocado, y mientras no lo acepte-mos, la vida será la de un nudo que-riendo ser alfombra…

Este nudo que se niega a participar es el ego. Es el Diablo… el que lucha por el poder con Dios, porque no acepta el papel que le tocó y se quiere separar del Todo.

En el fondo, es un simple malentendido, pues su alma añora estar incluida en la alfom-bra, como todas las almas, añora la Unión.

El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online

El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online.

MIRAR HACIA ADENTRO
Para poder mirar hacia dentro, para poder hacerlo de forma científica, clara y neutra, es muy importante no dejarse arrastrar por la emoción. Sólo podemos mirar la mente y su forma de funcionamiento cuando dejamos de exigirnos y culpabilizarnos de las consecuencias de nuestras acciones.
El pasado está presente hoy, influyendo en todo lo que pensamos, sentimos y decidimos. Son como «per-cepciones fantasma» de ayer que se nos cuelan en la realidad de hoy, alterando nuestra forma de ver y vivir el mundo. Es como un río caudaloso y rugiente, impresionante y lleno de corrientes, que impregna de tal modo la retina que, al estar delante de un río calmado y tranquilo, no nos per-mite ver otra cosa que el frenético y violento movimiento del agua, de la primera impresión. Como cuando usamos gafas durante horas y, al quitarlas, seguimos «sintiendo» su peso en el punto concreto de la nariz donde se apoyaban.

El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online
El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online
Así andamos por la vida, incapaces de ver la realidad tal y como es. Si lo que «impresionó nuestra retina» es un mundo pacífico, así vemos la vida. Si es un mundo peligroso y violento, así le percibimos. Si vimos un teatro hueco, repleto de engaños y segundas intenciones, así veremos a las personas hoy en día. Nada es bueno ni malo por anticipado, pues si vemos el mundo como un lugar sin peligros ni engaños, nos comerá el león a la vuelta de la esquina. Las «percepciones fantasma» nos impe-dirán aprender a defendernos. En cambio, si vemos un mundo donde solamente hay leones, andaremos por ahí llenos de escudos y defensas aun cuando estemos rodeados de inofensivos corderos. Escudos imaginarios para peligros imaginarios
El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online
El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online

Seremos rígidos en un sentido o en el otro, simplemente porque nuestro inconsciente quedó apegado a una imitación o una rebelión, haciéndonos incapaces de tomar una actitud adulta y coherente.
De lo que se trata, pues, es de ver un león cuando es un león y un cordero cuando es un cordero.

De lo que se trata, pues, es de ver un león cuando es un león y un cordero cuando es un cordero.
De lo que se trata, pues, es de ver un león cuando es un león y un cordero cuando es un cordero.

Mirar para ver

Dependencia es sinónimo de resentimiento. En el momento en que alguien depende de otro, esta persona se está infravalorando, no está respetando su verdadera capacidad y se queda resentida. Se ha colocado en manos de las incongruencias y caprichos del otro, reviviendo así la impotencia de la infancia. En realidad, el resentimiento es consigo mismo pues, intuitivamente, todos conocemos el enorme poder personal del que disponemos. Muchos tenemos miedo de la enorme fuerza que surge cuando alcanzamos estados superiores de consciencia y optamos por someternos a la autoridad del otro.

El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro

El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro

El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro
El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro

Lo que llamamos nuestra vida,tiene lugar en diferentes escenarios.Podríamos ver cada experiencia, pasada,presente o futura como diferentes escenas de una obra de teatro.A cada uno de nosotros nos tocan determinados papeles, de los cuales unos nos gustan más y otros menos. De tanto jugar, llegamos a creernos el personaje, nos identifi-camos con él, y según sea una trage-dia griega o un musical americano, reímos, lloramos, nos desesperamos, sufrimos, gozamos… ¿Cómo nos enredamos en este increíble juego de la existencia?
Los actores,en el escenario «actúan»,sus papeles con un propósito.Lo hacen para «ser vistos»,por otros ,»los espectadores».¿Pero,si nadie les prestase atención,que sentido tendría que el actor representase su papel?
Desde la infancia hasta la vejez, el ser todos estamos buscando atención: queremos que se nos vea, se nos atienda, se nos demuestre cariño, respeto, amor… que se nos considere, que se nos tenga en cuenta.El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro

El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro
El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro
Si no logramos que nos vean,que nos presten atención, comenzamos a probar todos los comportamientos, actitudes y for-mas de ser… todos los «juegos» que conocemos para lograr el objetivo. Somos capaz de esfor-zarnos hasta el límite para agradar, y si no lo logramos, somos capaces de buscar atención a cualquier precio, asumiendo diferntes roles:el que da problemas, el incapaz, el tonto, el deprimido, el agresivo,el que siempre está enfermo… Todo vale, pues de ello depende la sensación de estar vivo, de ser reconocido, de ser amado .
Hasta que en un punto de nuestra existencia nos identificamos tanto con ese papel,ese rol ese juego,que creemos ser ese,ese actor,ese personaje.Y ahora, identificados con nuestro juego, ¡colocamos el poder de nuestra mente en esta creencia! .Yo creo ser este.Todo lo que piense de la vida y las cosas estará teñido de este juicio sobre mi mismo. Y al creerlo, cada vez más lo estaré cristalizando , creando sin parar situaciones en las que me convenza a mi miso de que verdadera-mente… «soy así».El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro

Y repetimos la función de la obra de teatro, una y otra vez… que lega un punto en que ya ni nos acordamos de que nosotros elegimos representar ese papel. Nos olvidamos completamente que nos pusimos una máscara para conseguir un objetivo…
Un día, sentimos algo raro en el pecho, como un hueco, un recuerdo dolido de algo que nos falta, un vacío angustioso e interminable, la sensación de la nada.

Descubrir todo lo «que no soy»

Una pregunta se queda parada en el aire, como un grito desesperado: «,Quién soy yo?»
Como todos nos hemos olvidado de quiénes somos y parece ser que estamos cansados de jugar a este juego,para recordar quienes somos .

Para ir a nuestro rescate debemos primero descubrir «todo lo que nos somos».

Es decir,darnos cuenta de qué papel estuvimos representando hasta ahora,detrás de que máscara o máscaras nos estuvimos econdiendo…¿A qué estuve jugando yo hasta ahora?
Para eso vamos a tomar lápiz y papel.Y vamos a responder a estas preguntas

El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro
El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro

Autoindagación

¿Qué hago para conseguir a atención de los demás?
-¿Siendo una víctima, lamentándote y quejándote de todas las injusticias que has tenido que sufrir, todas las enfermedades, abandonos, esfuerzos, ingratitudes, irracionalidades y maldades de los demás, cargando la melancolía y el punzante dolor del que ha sido maltratado?


-¿ Permaneciendo como aquel que siempre tiene las soluciones, cómo resolverlo todo, sabe las respuestas a todas las dudas?
-¿Haciéndome el gracioso, el que divierte, anima y eleva los ánimos de todos, distribuyendo energía y buen humor a los cuatro vientos?

  • ¿Eres aquel que siempre encuentra el punto débil, el fallo, la parte incompleta e inadecuada de todo, siempre en busca de una perfección inal-canzable?
  • ¿O eres el que siempre busca pelea, fricción, lucha, confrontación, indignado con el mundo y con la vida, exigiendo y avasallando a pesar tuyo?
  • ¿Juegas el papel de incompetente, el tonto,el que no es lo suficientemente inteligente, informado, culto, capaz o habilidoso, el eterno derrotado?
    -¿Actúas como el eficiente, el práctico, el que se preocupa por todos, piensa por todos, provee a todos, cuida de todos?
  • ¿Aparentas ser ese que está siempre en las nubes, viviendo tu propio mundo, ausente en tus devaneos y sueños?
    -¿Representas el papel del altruista, siempre preocupado y tratando de ayudar a los demás ?
  • ¿O el responsable, que carga un peso en la espalda,y crees que si tú no te ocupas, el mundo se viene abajo?
  • ¿O eres el eterno huidizo, que te escabulles las situaciones que representen compromiso, enfrentar problemas o personas, respon-sabilidad o disciplina?El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro
El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro
El arte de soltar-Curso online-Primer encuentro

Quitarse la máscara

Nos da miedo estar en el mundo SIN MÁSCARA.No nos resulta seguro dejar que la gente vea quiénes somos y loq ue verdaderamente sentimos.
Experimentamos miedo y vergüenza de lo que llevamos dentro.Ocultamos nuestro miedo y nuestra vergüenza y pretendemos ser felices cuando no lo somos.


El mundo ,nos muestra todo lo que hay en nuestra mente,es decir nos muestra el contenido de nuestra mente inconsciente.

Lo que niego,se proyecta

Todo aquello que hemos negado y que ahora como en una pantalla de cine o en un escenario de un teatro vemos ahí fuera,y reaccionamos a ello,pues vemos todo aquello que nos causa temor ,y ese temor se lo adjudicamos a los «otros actores»,de la trama del guión de nuestras vidas.


Todo eso que nos negamos a mirar en nosotros,a aceptar en nosotros se proyecta en la panatalla.

Justamente eso que odiamos,y creemos que lo odiamos «en otros»,sin ser conscientes que es nuestro propio odio hacia nosotros mismos lo que estamos viendo allí.