sanación

La sanación de la mente-11

La sanación de la mente-11.Seguir Un curso de milagros y practicar el perdón día tras día soltar los juicios y nuestros amores y odios especiales en actitud mental, no siempre en la forma,nos despertará del sueño.

Esta es nuestra meta,pero si nos aferramos a nuestros juicios hacia otros o hacia nosotros mismos,quiere decir que no queremos la meta.

Si la quisiéramos emplearíamos los medios que nos conducen a ella,pero si le damos la espalda a los medios,tiene que ser únicamente porque no queremos la meta.

Jesús establece con mucha claridad que la meta es la paz ,despertar del sueño y regresar a Casa.

Y esto se logra a través del medio que es el perdón.Todos despertamos cada mañana con el mismo cuerpo que teníamos la noche anterior,la misma figura se refleja en el espejo,vemos y hacemos las mismas cosas una y otra vez.

No es importante lo que hacemos con nuestros cuerpos,en cuanto a acicalarlos, pero es importante darnos cuenta que hacemos las mismas cosas con nuestro cuerpo en cuánto a juzgar y aferrarnos a los resentimientos.

La sanación de la mente-11
La sanación de la mente-11

Lo que tenemos que hacer es ser conscientes de que estamos juzgando,porque no queremos darnos cuenta de que todo lo que nos sucede en la vida es un efecto de una frívola causa.

Apartamos la causa lo cuál es otra forma de disociación,y esta es la interpretación del ego de la diminuta idea loca, y cuando la apartamos sólo nos queda la conciencia del efecto.

Entonces el efecto sin la causa parece muy grave .

Las grandes consecuencias el mundo, es claramente una gigantesca grave consecuencia y todas las pequeñas graves consecuencias están representadas en nuestro mundo personal.

No es un pecado tenerle miedo a este Curso,pero es un error terrible fingir que no le tienes miedo.

Si finges no tener miedo,cuando en realidad lo tienes, no tendrás ningún medio de deshacer el miedo.

En este mundo todos somos criaturas de nuestro pasado y es aterrador mirarnos a nosotros mismos de nuevo para volver a nacer en el sentido que el Curso da estas palabras,sin un pasado, lo cuál significa sin problemas,historias, resentimientos, ni demás.

Recordemos que disociar es separar aquello que queremos tener,lo que deseamos es el amor en presencia, del cual nuestro yo individual desaparece.

Un curso de milagros nos permite alcanzar el fin. Cuando miramos la ilusión, este es el significado de traer la ilusión a la verdad,la ilusión se disuelve,así el milagro no mira la verdad,contempla la devastación.

Cuando uno mira la devastación trayendo la devastación al Espíritu Santo, la oscuridad del odio desaparece.

Este es el gran temor del ego que su sistema de pensamiento de culpabilidad y juicio desaparezca para siempre.

Una mente identificada con un cuerpo.

Una mente identificada con un cuerpo.

Da la sensación de que soy un cuerpo y que «tengo una mente»,alojada en mi cráneo»¿no es así?
Da la sensación de que sí.Percibimos que es así…

Una mente identificada con un cuerpo

El Curso nos está hablando de trascender la percepción

Lo que ocurre durante el sueño nocturno es exáctamente igual a lo que ocurre en el sueño diurno.Damos por supuesto que estamos percibiendo esta escena desde aquí,pero es una creencia.

Esto ,a lo que yo llamo «ojos»,jamás ha visto un mundo externo,y jamás ha estado en un mundo externo.Es una alucinación.Una mente identificada con un cuerpo.

Una mente identificada con un cuerpo


¡Claro,es muy realista,es envolvente,es 3 D,y genera reacción emocional contínua.Estamos interactuando con ello contínuamente.!

El perdonador está buscando libertad y poder.Tenemos que averiguar qué papel juega,lo que yo pienso y creo en ese estado de cosas.

Mi vinculación a un cuerpo es un hecho o es una creencia?¿A qué ámbito pertenece al del hecho,incuestionable,por tanto eterno,o se trata de una creencia?Es una creencia.

El trabajo con el Curso me lleva a hacer una indagación profunda de esta creencia,de la mente vinculada al cuerpo ,para que se produzca la desvinculación.Y esa desvinculación no podría producirse si efectivamente hubiése un enlace real,no sería posible desvincularse del cuerpo.Pero nuestra creencia es tan firme,estamos tan absolutamente hipnotizados por ella,es tan adictiva esta creencia,que reaccionamos al cuerpo como si fuera nuestro hijo,nuestro vástago querido.

Hemos establecido nuestro hogar en este,nuestra identidad está vinculada al cuerpo

Nuestra existencia requiere de este cuerpo,por tanto toda mi atención está volcada en protegerlo,en adornarlo,en engrandecerlo,en defenderlo.Pero,cuando empezamos a comprender, empieza a producirse un desapego.

Empezamos a cuestionar este vínculo,y en el cuestionamiento de ese vínculo empieza a nacer la libertad.

Cuando estamos hablando de lo que el Curso de milagros nos quiere llevar a entender,es la superación total del trance de creer,que la identidad que vive en el mundo real ,y que el mundo que contempla a través de sus ojos también lo es.Eso es radicalidad absoluta.

Una mente identificada con un cuerpo.

el Curso de milagros nos quiere llevar a entender

No soy un cuerpo

Aunque se nos dice repetidamente en el Libro de Ejercicios: “No soy un cuerpo” (W.pI.84.1: 4), el hecho es que creemos que somos cuerpos y tenemos condiciones como la menopausia para probarlo.

Obviamente el ego es el autor de esta creencia.

Nos dice que de alguna manera terminamos en estos cuerpos por causas ajenas a la nuestra, y ahora estamos condenados a ser víctimas de todas sus dolencias, hasta que al final decaemos, morimos y nos descomponemos.

Este mensaje del ego es intencional.

Su plan es convencernos de que el cuerpo es real, y que la mente es la ilusión.

El ego, que no es real, trata de persuadir a la mente, que sí es real, de que ella es su recurso de aprendizaje; y, lo que es más, de que el cuerpo es más real que ella.” (T.6.IV.5: 1,2,3).El ego primero usó el cuerpo para albergar la culpa por haberse separado de Dios.

Por lo tanto, la culpa está incorporada en todos los aspectos del funcionamiento del cuerpo, incluida la menopausia.

El cuerpo luego se programa para proporcionar infinitas necesidades, así como también condiciones físicas, emocionales y psicológicas que sirven de manera muy efectiva como distracciones y pruebas convincentes de su realidad.

Las mentiras del ego

El resultado inevitable es que nos sentimos victimizados e incluso atacados por el cuerpo.

Esta locura caracteriza nuestra relación con el cuerpo, pero sólo cuando hemos elegido identificarnos con él, buscando mantenernos separados, creyendo todas las mentiras del ego sobre quiénes somos.

Habiendo hecho algún progreso en experimentar la paz, es comprensible que el ego encuentre en la menopausia una gran oportunidad para atacar nuevamente.

Esto no es nada de qué preocuparse, y definitivamente no hay nada de lo que sentirse culpable.

Sin embargo, es importante recordar que no es útil negar ninguno de los síntomas angustiantes de la menopausia, y ciertamente es apropiado buscar tratamiento médico profesional y apoyo de cualquier manera que sea útil.

Liberación verdadera

En el proceso de aprender a buscar sanación en nuestras mentes, existe el pensamiento reconfortante de que la menopausia terminará.

Y un hermoso pasaje en El Canto de la Oración que se aplica especialmente a las mujeres en la menopausia: “El universo aguarda tu liberación porque es la suya propia.

Sé bondadoso con él y contigo mismo, y luego sé bondadoso Conmigo.

Sólo te pido esto: que te consueles y que no vivas más en el terror y el dolor. No abandones el Amor.

Recuerda esto: pienses lo que pienses acerca de ti mismo, pienses lo que pienses acerca del mundo, tu Padre necesita de ti y te llamará hasta que al fin regreses a Él en paz.” (S.3.IV.10: 3,4,5,6 , 7).

El Curso ofrece una alternativa al uso del cuerpo por parte del ego y una alternativa a nuestra definición de nosotros mismos. Aquí es donde el «desarrollo de la confianza» entra en escena.

Puede ver claramente los trucos que el ego está haciendo y tomar la decisión de ver la menopausia de manera diferente, creyendo que lo que el Curso está enseñando es de hecho verdadero y digno de confianza.

Todos los síntomas relacionados con la menopausia pueden usarse como una oportunidad para cuestionar la interpretación del ego de esto o de cualquier condición corporal.

El ego quiere resolver todo pensando

Nos dirigimos a la mente en busca de una verdadera sanación en el proceso de lidiar con la menopausia, monitoreando todos los pensamientos que menciona y cualquier otro que surja.

Para que puedan ser entregados al Espíritu Santo para su reinterpretación: “El Espíritu Santo, como siempre, se vale de lo que tú has hecho y lo transforma en un recurso de aprendizaje.

Una vez más, y como siempre, reinterpreta lo que el ego utiliza como un razonamiento en favor de la separación, y lo convierte en una demostración contra ésta.

Si la mente puede curar al cuerpo, pero el cuerpo no puede curar a la mente, entonces la mente tiene que ser más fuerte que el cuerpo.

Todo milagro es una demostración de esto.” (T.6.V.A.2: 4,5,6,7).»Una mente identificada con un cuerpo. ~ Dr. Kenneth Wapnick

no tratar de evaluar su progreso en función de cualquier reacción que sienta que su cuerpo le está dando

No evalúes tu progreso

Sería útil no tratar de evaluar su progreso en función de cualquier reacción que sienta que su cuerpo le está dando.

Los dolores y molestias siempre revelan áreas mentales que no se han curado, y en ese sentido es útil prestarles atención.

Pero no como un criterio contra el cual juzgar qué tan bien está practicando el perdón y si está aprobando o no el Curso.


Sí, todavía hay miedo, además de culpa, enterrado en su mente subconsciente, y sí, su ego siempre querrá engañarle sobre su progreso, pero también su falta de progreso (T.18.V.1: 5, 6).

Todo esto es de esperar mientras aún se identifica como el cuerpo que tiene el nombre al que responde.

Porque verse a sí mismo como un cuerpo significa que aún cree que la separación y la culpa que la acompaña son reales.

Y que todavía cree que necesita una defensa contra esa culpa, que es el propósito al que sirve el cuerpo.

El dolor, aparentemente en el cuerpo, está destinado a distraerlo de su fuente real en la mente.

Entonces, si está dispuesto a hacer la conexión con la mente y ver la causa — la falta de perdón — eso es todo lo que realmente necesita hacer.Si hay un analgésico que parece ser útil para aliviar el dolor, continúe usándolo.

Entonces, ¿y si no es la curación definitiva?

Sepa que Jesús no lo está juzgando por lo que puede ver como su debilidad e incapacidad para perdonar por completo.

Tomar medicamentos es una forma más suave y más amorosa de lidiar con su dolor que tratar de persuadirse de que el dolor no es real al usar palabras del Curso como afirmaciones para calmar el ego.

Siempre será más útil simplemente ponerse en contacto con lo que aún cree y por qué, sabiendo, como sugiere, que sólo el miedo le mantiene en esas creencias.

Al reconocer y mirar el miedo, estará haciendo su parte en su curación.

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

La sanación de la mente.Cuarta Parte-Kenneth Wapnick.¿Por qué nos enfadamos?Siempre es posible discernir el significado de algo,dándote cuenta de adónde acaba llevándote.

El punto dónde acabas es el objetivo que estableciste desde el principio,y todo lo demás se convierte en un medio para llegar allí.

Así has acabado en que «yo soy el enemigo»,impaciente enfadado y dispuesto al juicio,y tú eres a víctima.

Ahí estás tú tratando de dar lo mejor de tí,y yo vengo y te hago esto.

Tú acabas siendo la víctima inocente,y yo el victimario.Lo que se deriva de esta situción es que,si yo soy el enemigo,ya no tienes que escucharme.

Una parte de tí se sentirá justificada,concluyendo que ya no tienes que prestar atención a lo que digo.La sanación de la mente.Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Cualquier cosa que esté sintiendo es porque quise,lo he deseado,de otro modo no lo sentirías

Este es mi sueño.Lo difícil es mirar esto sin juzgarme.

Descubrir el muro de la disociación nos ayuda a ponernos en contacto con este muro.La culpa es el muro.Cuando dejamos de lado todos nuestros pensamientos de separación y juicio y el constante parloteo del ego ,cede.

El Curso, si bien habla de la paz y nos invita en algunas de las lecciones del libro de ejercicios a experimentarla a través de aquietar nuestras mentes y quedarnos en silencio, realmente enfatiza el problema de nuestra resistencia y nos pide que lo examinemos.

Las resistencias

Y la resistencia se encuentra en todas nuestras proyecciones de culpabilidad y reproche por nuestra falta de paz en los demás, de modo que nunca veamos la culpa que abrigamos dentro de nuestra propia mente, que es el verdadero obstáculo para la paz.

Como la sección a la que usted se refiere, «No tengo que nada», señala: “Tu camino será diferente, no en cuanto a su propósito, sino en cuanto a los medios.

La relación santa es un medio de ahorrar tiempo.” (T.18.VII.5: 1 , 2). En otras palabras, el proceso del Curso consiste en perdonar nuestras relaciones especiales, todas las proyecciones externas de nuestra culpa interna que nos mantienen en conflicto y no en paz.

Si realmente quisiéramos estar quietos y en paz, lo estaríamos. La paz, después de todo, es nuestra herencia natural (T.3.VI.10: 1,2). Pero sólo nos permitimos vislumbrar brevemente la paz real, como observa en sus propias experiencias. No queremos mantener esa quietud debido a nuestro miedo a ella.

Y así, el Curso nos lleva por un camino indirecto hacia la quietud, centrándose en la eliminación de las barreras que hemos colocado entre nosotros y la paz, en lugar de un enfoque directo, como la meditación, que tiende a ignorar nuestra resistencia y sus orígenes.

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Lo que nos ayuda a ir más allá del muro. es darnos cuenta de lo bien que nos sentimos cuando escuchamos al Espíritu Santo,y lo mal que nos sentimos cuando cuando erigimos el muro.

Lo peor que podemos hacer es resistirnos a la resistencia o inventar técnicas para adelantarla….las técnicas no deshacen la resistencia.

Reconoce que la resistencia está ahí,y permítete sentir sus efectos.

La resistencia es el muro.Mirar al ego sin juzgar «es» mirarlo con humildad.

El ego en su arrogancia nos haría retroceder con horror cuando nos damos cuenta de la magnitud de su engaño, maquinación y maldad.

Este horror viene de la arrogancia de tratar de engañarnos para que pensemos que no tenemos ego, que somos más avanzados espiritualmente de lo que realmente somos.

O que somos capaces de evaluarnos a nosotros mismos en absoluto.La sanación de la mente.Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Para empezar, se necesita humildad para reconocer cuánto no queremos la paz de Dios, cuán firmemente nos aferramos a nuestro sistema de creencias, la búsqueda de nuestros intereses egoístas y nuestro especialismo individual.

Reaccionar con asombro y consternación al reconocer esto proviene de la arrogancia.

El Curso nos dice que es nuestra arrogancia lo que nos hace tener una imagen degradante de nosotros mismos, negando así nuestra verdadera identidad: “La arrogancia forja una imagen de ti que no es real.

Ésa es la imagen que se estremece y huye aterrorizada cuando la Voz que habla por Dios te asegura que posees la fuerza, la sabiduría y la santidad necesarias para ir más allá de toda imagen.” (W.pI.186.6: 1,2). Una de las líneas más repetidas en el Curso es «Soy tal como Dios me creó» (W.pI.94).

En nuestra arrogancia, negamos esta identidad, decidiendo por nosotros mismos quiénes somos, qué hacemos y por qué. El ego incluso nos hace creer que la humildad es considerarnos a nosotros mismos como inferiores e indignos. El Curso nos enseña todo lo contrario.

Se nos dice: “La humildad consiste en aceptar el papel que te corresponde en la salvación y en no aceptar ningún otro.” (W.pII.61.2: 3). Nos pide que aprendamos a vernos a nosotros mismos junto con todos nuestros hermanos y hermanas como dignos del amor de Dios. De hecho, se necesita humildad para mirar «honesta pero calmadamente, sin juzgar»la arrogancia del ego, y luego, como se ha dicho a menudo, «sonreírle».

Miramos al ego con humildad cuando estamos dispuestos a cuestionar nuestro punto de vista, nuestra interpretación y nuestra definición de nosotros mismos, de todos y de todo lo que encontramos.

Si estamos dispuestos a dejar de lado nuestra interpretación, podemos salir de la postura arrogante del ego y aceptar la percepción del Espíritu Santo. Esta es la verdadera humildad.

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Aunque el ego nos aseguró que estaríamos libres de culpa al proyectarnos tanto a nosotros mismos como a nuestra culpabilidad desde la mente.

Y así,terminamos sintiéndonos culpables como cuerpos en un mundo de cuerpos de todos modos.

Nos sentimos culpables cuando lo estamos haciendo bien porque en lo más profundo de nuestras mentes sabemos que lo obtuvimos todo de manera ilegítima.

Y nos sentimos culpables cuando vemos que a otros no les está yendo tan bien.

Porque en un nivel inconsciente nos sentimos responsables de su sufrimiento y pobreza.

Ello nos recuerda nuestra complicidad en un plan para tener un mundo de aflicciones y problemas irresolubles para que nunca recordemos que el único problema es que tomamos la decisión equivocada en nuestras mentes.

Y que simplemente podemos volver a nuestras mentes, guiados por Jesús o el Espíritu Santo, y ahora tomar la decisión correcta.Kenneth Wapnick

Ho´oponopono-Limpieza milagrosa -2

Ho´oponopono-Limpieza milagrosa -2.

Lo que tú quieres.
Lo que te gustaría alcanzar.
Eso es un anhelo que viene de Dios.
Dios te lo está susurrando a tus oídos
porque te ama mucho,más de lo que tú puedas imaginar.

Lo que pides ,se te dará


Dios te dice:Pide,Hijo amado.
Comprende que dios no te niega nada,
porque te ama infinitamente,más de lo que imaginas.
Tus sueños son la Voluntad de Dios,
por eso,si los realizas complaces a Dios.
Creas tu realidad,de acuerdo a como crees en Dios.
Todo está en tu mente.

Cambia tu mente,y cambiará tu mundo.
Confío en el presente.
Permito ser a este momento,tal como es.
Lo siento,por favor perdóname,gracias,te amo.
Padre,te pido que hoy bendigas mi vista.


Muéstrame mis errores y permíteme ver más allá de ellos.
Lo siento,por favor perdóname,gracias,te amo.
Divinidad,hoy dejo todo en tus manos.
No tengo porque estar ansioso/a,por nada.
Lo siento,por favor perdóname,gracias,te amo.

Me he olvidado de Quién Soy


Si pienso que alguien me ha hecho daño,
es porque me he olvidado de quién soy.
Quiero pensar como Dios piensa,
pues sus pensamientos,sólo pueden bendecir.
Lo siento,por favor perdóname,gracias,te amo.

Ho´oponopono-Limpieza milagrosa -2
Ho´oponopono-Limpieza milagrosa -2

Si me siento triste,herido o enfermo
es porque he implantado mis absurdas ideas
en el lugar dónde a Tus Pensamientos
le corresponden estar.

No hay nada que temer


Nada,excepto mis propios pensamientos pueden hacerme daño.
Lo siento,por favor perdóname,gracias,te amo.
Todo tendrá un desenlace feliz.
El miedo no es real,sólo el Amor lo es todo.
No hay nada que temer.

Ho´oponopono-Limpieza milagrosa -2
Ho´oponopono-Limpieza milagrosa -2


Lo siento,por favor perdóname,gracias,te amo.
Hoy me olvidaré de todas las lágrimas que he derramado
pues Tú Padre,estás aquí en mi corazón
y has derramado Tu alegría en mi,
Permitiendome recordar que sólo existe el Aquí y el Ahora.

Sólo veo Amor

Lloraba,porque no entendía,pero ahora
estoy abriendo mis ojos y sólo veo amor por todas partes.
Lo siento,por favor perdóname,gracias,te amo.
El miedo,es un sueño.

Ho´oponopono-Limpieza milagrosa -2
Ho´oponopono-Limpieza milagrosa -2

Estar en conflicto,es estar dormido.
La paz,es estar despierto.
Lo siento,por favor perdóname,gracias,te amo.
Se me concederá todo lo que pida.
Tengo derecho a los milagros.


Lo siento,por favor perdóname,gracias,te amo.
Los juicios me vendan los ojos y me ciegan.
Hoy no juzgaré nada de lo que vea.
Lo siento,por favor perdóname,gracias,te amo.

El cuento que te cuentas


Padre,permite que cada cuál comprenda que el cuentoque lee,en el que se habla de un destino aterrador,
de esperanzas truncadas,de irrisorias defensas
contra una venganza de la que no hay escapatoria,
no es sino su propia fantasía delirante.

Permite que hoy,pueda por fin sonreir
al darse cuenta de que no es verdad.


Padre,permite que cada cuál comprenda que el cuento
que lee,en el que se habla de un destino aterrador,
de esperanzas truncadas,de irrisorias defensas
contra una venganza de la que no hay escapatoria,
no es sino su propia fantasía delirante.

Todo eso es ilusorio


Permite que hoy,pueda por fin sonreir
al darse cuenta de que no es verdad.