mente

La sanación de la mente-11

La sanación de la mente-11.Seguir Un curso de milagros y practicar el perdón día tras día soltar los juicios y nuestros amores y odios especiales en actitud mental, no siempre en la forma,nos despertará del sueño.

Esta es nuestra meta,pero si nos aferramos a nuestros juicios hacia otros o hacia nosotros mismos,quiere decir que no queremos la meta.

Si la quisiéramos emplearíamos los medios que nos conducen a ella,pero si le damos la espalda a los medios,tiene que ser únicamente porque no queremos la meta.

Jesús establece con mucha claridad que la meta es la paz ,despertar del sueño y regresar a Casa.

Y esto se logra a través del medio que es el perdón.Todos despertamos cada mañana con el mismo cuerpo que teníamos la noche anterior,la misma figura se refleja en el espejo,vemos y hacemos las mismas cosas una y otra vez.

No es importante lo que hacemos con nuestros cuerpos,en cuanto a acicalarlos, pero es importante darnos cuenta que hacemos las mismas cosas con nuestro cuerpo en cuánto a juzgar y aferrarnos a los resentimientos.

La sanación de la mente-11
La sanación de la mente-11

Lo que tenemos que hacer es ser conscientes de que estamos juzgando,porque no queremos darnos cuenta de que todo lo que nos sucede en la vida es un efecto de una frívola causa.

Apartamos la causa lo cuál es otra forma de disociación,y esta es la interpretación del ego de la diminuta idea loca, y cuando la apartamos sólo nos queda la conciencia del efecto.

Entonces el efecto sin la causa parece muy grave .

Las grandes consecuencias el mundo, es claramente una gigantesca grave consecuencia y todas las pequeñas graves consecuencias están representadas en nuestro mundo personal.

No es un pecado tenerle miedo a este Curso,pero es un error terrible fingir que no le tienes miedo.

Si finges no tener miedo,cuando en realidad lo tienes, no tendrás ningún medio de deshacer el miedo.

En este mundo todos somos criaturas de nuestro pasado y es aterrador mirarnos a nosotros mismos de nuevo para volver a nacer en el sentido que el Curso da estas palabras,sin un pasado, lo cuál significa sin problemas,historias, resentimientos, ni demás.

Recordemos que disociar es separar aquello que queremos tener,lo que deseamos es el amor en presencia, del cual nuestro yo individual desaparece.

Un curso de milagros nos permite alcanzar el fin. Cuando miramos la ilusión, este es el significado de traer la ilusión a la verdad,la ilusión se disuelve,así el milagro no mira la verdad,contempla la devastación.

Cuando uno mira la devastación trayendo la devastación al Espíritu Santo, la oscuridad del odio desaparece.

Este es el gran temor del ego que su sistema de pensamiento de culpabilidad y juicio desaparezca para siempre.

El mensaje de un curso de milagros-4

El mensaje de un curso de milagros-4.El mundo físico entonces,que no es sino este pensamiento de separación en la mente, es proyectado al exterior.

El mensaje de un curso de milagros-4
El mensaje de un curso de milagros-4

Lo que observamos aquí es otro reflejo de la dinámica del ego ,de separación que hemos visto, como el ego toma lo que es aparentemente inaceptable y aterrador para sí mismo y literalmente los separa.

De este modo fabricó ,un yo y un objeto específico que se percibe,se experimenta y por consiguiente cree estar fuera de él, puesto que las ideas no abandonan su fuente, el principio central de la enseñanza de un curso de milagros.

Aquello hacia lo cual se separa permanece a un lado con aquello de lo cual se separó que de hecho es idéntico a ello aún cuando parezca ser de otra manera.

El mensaje de un curso de milagros-4
El mensaje de un curso de milagros-4

La cuarta división

El sistema de pensamiento de la separación pecado, culpa y miedo,víctima /victimario es separado y proyectado como un mundo que se cree real e independiente de la mente que lo originó.Sin embargo, este mundo no ha abandonado a su fuente que  es la mente .

En verdad no somos cuerpos o personas específicas, sino pensamientos no humanos en la mente. Sin embargo, mientras nos identifiquemos con la persona específica cuya imagen vemos todas las mañanas en el espejo del baño, necesitamos un currículo de aprendizaje que use símbolos específicos que nos encuentren en la «condición en que la que creemos encontrarnos» (T. 25.I.7: 4). El cristianismo nos proporciona uno de esos conjuntos de símbolos, y por la oportunidad que ofrece todos debemos estar agradecidos.
~ Dr. Kenneth Wapnick

No somos un cuerpo
No somos un cuerpo

No dualismo puro

Este no-dualismo es lo que se encuentra en las enseñanzas superiores del hinduismo y el budismo, pero rara vez en occidente.

Lo que hace que Un Curso de Milagros sea único como sistema espiritual — antiguo y contemporáneo — es su integración de esta metafísica no-dualista con una psicología sofisticada, basada en gran medida en las ideas de Freud y sus seguidores.

Esto significa esencialmente que al mismo tiempo que el Curso enseña que el mundo es una ilusión y no es nada más que un sueño, «fuera» de la Mente de Dios.

Se nos insta a practicar nuestras lecciones diarias de perdón, prestando cuidadosa atención a nuestras experiencias diarias «aquí».

El mundo es una ilusión intencional

La clave de esta integración es el énfasis del Curso en el «propósito», la idea cuya introducción distingue a Un Curso de Milagros de otros caminos espirituales. 

El Curso enseña que no solo el mundo es una ilusión, sino que es una ilusión intencional; el propósito es crear un mundo de cuerpos, completamente enfocados en resolver la gran cantidad de problemas físicos y psicológicos que nos acosan a diario, clamando por atención y solución.

 De esta manera, la «mente», la verdadera fuente de nuestros problemas, se mantiene oculta de la conciencia.

No hay nada «profano» en el mundo-UCDM

Un hermano es todos los hermanos. Y en cada mente se encuentran todas las mentes, pues todas las mentes son una. Ésta es la verdad.”

“No obstante, ¿aclaran estos pensamientos el significado de la creación? ¿Te brindan estas palabras perfecta claridad? ¿Qué parecen ser sino sonidos huecos, bellos tal vez, correctos en el sentimiento que expresan aunque fundamentalmente incomprendidos e incomprensibles?.

La mente que se enseñó a sí misma a pensar de manera concreta ya no puede aprehender la abstracción en el sentido del abarcamiento total que ésta representa.

Tan sólo ver un poco

Necesitamos poder ver un poco para poder aprender mucho.” (W.pI.161.4). Por lo tanto, Jesús debe usar nuestro lenguaje y nuestra experiencia de dualidad y específicos como el punto de partida de un proceso que terminará cuando compartamos su visión de la unidad.

Nuestra experiencia es que vivimos en un mundo con otras personas, relacionándonos con ellas de varias maneras. Todos nos encontramos en algún momento u otro en presencia de alguien que está enfermo o sufriendo; entonces Jesús nos está enseñando cómo abordar estas situaciones de una manera verdaderamente útil.

En el anexo de Psicoterapia, lo hace en el contexto específico de la relación terapeuta-paciente.

No hay nada «profano» en el mundo-UCDM
No hay nada «profano» en el mundo-UCDM

Ni profano,ni sagardo

El corazón de este proceso es nuestro aprendizaje para enfocarnos más y más en el «propósito» de lo que hacemos, y que no hay una jerarquía de ilusiones — no hay grados de verdad entre ellas (T.23.II.2,3) . Esto significa que no hay nada «profano» en el mundo, y ciertamente tampoco nada sagrado.

Por lo tanto, la terapia «de imposición de manos» o «táctil» no es diferente de cualquier otra cosa en el mundo. El «propósito» para el cual se usa es todo lo que es importante para el progreso espiritual de uno.

El Espíritu Santo puede usar cualquier cosa que hayamos hecho (todas las formas de individualidad y relaciones especiales) para ayudarnos a «desaprender» lo que el ego nos enseñó y en su lugar aprender Sus lecciones: que todos compartimos los mismos intereses y, en ese sentido, no somos diferentes en ningún sentido sentido significativo.

Ese objetivo se puede lograr en cualquier rol en el mundo: padre, sanador, paciente, abogado, músico, bombero, astronauta, etc. ¡Un enfoque muy liberador! Una aversión a una forma específica de la ilusión significa que cree que algunas ilusiones son peores que otras — un medio favorito del ego para validar la separación y mantenernos alejados del contenido en nuestras mentes.No hay nada «profano» en el mundo-UCDM

Un hermano es todos los hermanos
Un hermano es todos los hermanos

Creemos en los «específicos»

Recordemos que debido a que todavía pensamos que somos es específicos, la curación debe tener lugar en un contexto específico. Los específicos de nuestra vida son el aula en la que aprende a deshacer nuestra creencia en la separación.

«Tu función especial» es una sección especialmente útil para leer a este respecto (T.25.VI). No pierdas de vista la distinción entre forma y contenido.

Lo «que» importa no es lo que hace, sino el «propósito» por el que lo hace.

Sólo hay Uno

Si tuviera que participar en la terapia táctil, por ejemplo, podría usar esa «forma» para aprender el «contenido» de que usted y su paciente no están separados y que ambos creen que abandonaron el Cielo; ambos tienen la misma mente errada, la misma mente correcta y la capacidad de elegir entre ellas; ambos anhelan regresar a Dios, pero tienen miedo de que no sean bienvenidos de regreso y sean castigados.

En este sentido, no estaría allí para darle a su paciente algo que le falta, que es cómo al ego le gustaría que pensara acerca de su propósito y cómo otros y su paciente podrían verlo.

Todo lo que es importante es lo que está sucediendo en «su» mente, porque allí es donde están tanto el error como la corrección, así como la Ayuda.»No hay nada «profano» en el mundo-UCDM

Una mente identificada con un cuerpo.

Una mente identificada con un cuerpo.

Da la sensación de que soy un cuerpo y que «tengo una mente»,alojada en mi cráneo»¿no es así?
Da la sensación de que sí.Percibimos que es así…

Una mente identificada con un cuerpo

El Curso nos está hablando de trascender la percepción

Lo que ocurre durante el sueño nocturno es exáctamente igual a lo que ocurre en el sueño diurno.Damos por supuesto que estamos percibiendo esta escena desde aquí,pero es una creencia.

Esto ,a lo que yo llamo «ojos»,jamás ha visto un mundo externo,y jamás ha estado en un mundo externo.Es una alucinación.Una mente identificada con un cuerpo.

Una mente identificada con un cuerpo


¡Claro,es muy realista,es envolvente,es 3 D,y genera reacción emocional contínua.Estamos interactuando con ello contínuamente.!

El perdonador está buscando libertad y poder.Tenemos que averiguar qué papel juega,lo que yo pienso y creo en ese estado de cosas.

Mi vinculación a un cuerpo es un hecho o es una creencia?¿A qué ámbito pertenece al del hecho,incuestionable,por tanto eterno,o se trata de una creencia?Es una creencia.

El trabajo con el Curso me lleva a hacer una indagación profunda de esta creencia,de la mente vinculada al cuerpo ,para que se produzca la desvinculación.Y esa desvinculación no podría producirse si efectivamente hubiése un enlace real,no sería posible desvincularse del cuerpo.Pero nuestra creencia es tan firme,estamos tan absolutamente hipnotizados por ella,es tan adictiva esta creencia,que reaccionamos al cuerpo como si fuera nuestro hijo,nuestro vástago querido.

Hemos establecido nuestro hogar en este,nuestra identidad está vinculada al cuerpo

Nuestra existencia requiere de este cuerpo,por tanto toda mi atención está volcada en protegerlo,en adornarlo,en engrandecerlo,en defenderlo.Pero,cuando empezamos a comprender, empieza a producirse un desapego.

Empezamos a cuestionar este vínculo,y en el cuestionamiento de ese vínculo empieza a nacer la libertad.

Cuando estamos hablando de lo que el Curso de milagros nos quiere llevar a entender,es la superación total del trance de creer,que la identidad que vive en el mundo real ,y que el mundo que contempla a través de sus ojos también lo es.Eso es radicalidad absoluta.

Una mente identificada con un cuerpo.

el Curso de milagros nos quiere llevar a entender

No soy un cuerpo

Aunque se nos dice repetidamente en el Libro de Ejercicios: “No soy un cuerpo” (W.pI.84.1: 4), el hecho es que creemos que somos cuerpos y tenemos condiciones como la menopausia para probarlo.

Obviamente el ego es el autor de esta creencia.

Nos dice que de alguna manera terminamos en estos cuerpos por causas ajenas a la nuestra, y ahora estamos condenados a ser víctimas de todas sus dolencias, hasta que al final decaemos, morimos y nos descomponemos.

Este mensaje del ego es intencional.

Su plan es convencernos de que el cuerpo es real, y que la mente es la ilusión.

El ego, que no es real, trata de persuadir a la mente, que sí es real, de que ella es su recurso de aprendizaje; y, lo que es más, de que el cuerpo es más real que ella.” (T.6.IV.5: 1,2,3).El ego primero usó el cuerpo para albergar la culpa por haberse separado de Dios.

Por lo tanto, la culpa está incorporada en todos los aspectos del funcionamiento del cuerpo, incluida la menopausia.

El cuerpo luego se programa para proporcionar infinitas necesidades, así como también condiciones físicas, emocionales y psicológicas que sirven de manera muy efectiva como distracciones y pruebas convincentes de su realidad.

Las mentiras del ego

El resultado inevitable es que nos sentimos victimizados e incluso atacados por el cuerpo.

Esta locura caracteriza nuestra relación con el cuerpo, pero sólo cuando hemos elegido identificarnos con él, buscando mantenernos separados, creyendo todas las mentiras del ego sobre quiénes somos.

Habiendo hecho algún progreso en experimentar la paz, es comprensible que el ego encuentre en la menopausia una gran oportunidad para atacar nuevamente.

Esto no es nada de qué preocuparse, y definitivamente no hay nada de lo que sentirse culpable.

Sin embargo, es importante recordar que no es útil negar ninguno de los síntomas angustiantes de la menopausia, y ciertamente es apropiado buscar tratamiento médico profesional y apoyo de cualquier manera que sea útil.

Liberación verdadera

En el proceso de aprender a buscar sanación en nuestras mentes, existe el pensamiento reconfortante de que la menopausia terminará.

Y un hermoso pasaje en El Canto de la Oración que se aplica especialmente a las mujeres en la menopausia: “El universo aguarda tu liberación porque es la suya propia.

Sé bondadoso con él y contigo mismo, y luego sé bondadoso Conmigo.

Sólo te pido esto: que te consueles y que no vivas más en el terror y el dolor. No abandones el Amor.

Recuerda esto: pienses lo que pienses acerca de ti mismo, pienses lo que pienses acerca del mundo, tu Padre necesita de ti y te llamará hasta que al fin regreses a Él en paz.” (S.3.IV.10: 3,4,5,6 , 7).

El Curso ofrece una alternativa al uso del cuerpo por parte del ego y una alternativa a nuestra definición de nosotros mismos. Aquí es donde el «desarrollo de la confianza» entra en escena.

Puede ver claramente los trucos que el ego está haciendo y tomar la decisión de ver la menopausia de manera diferente, creyendo que lo que el Curso está enseñando es de hecho verdadero y digno de confianza.

Todos los síntomas relacionados con la menopausia pueden usarse como una oportunidad para cuestionar la interpretación del ego de esto o de cualquier condición corporal.

El ego quiere resolver todo pensando

Nos dirigimos a la mente en busca de una verdadera sanación en el proceso de lidiar con la menopausia, monitoreando todos los pensamientos que menciona y cualquier otro que surja.

Para que puedan ser entregados al Espíritu Santo para su reinterpretación: “El Espíritu Santo, como siempre, se vale de lo que tú has hecho y lo transforma en un recurso de aprendizaje.

Una vez más, y como siempre, reinterpreta lo que el ego utiliza como un razonamiento en favor de la separación, y lo convierte en una demostración contra ésta.

Si la mente puede curar al cuerpo, pero el cuerpo no puede curar a la mente, entonces la mente tiene que ser más fuerte que el cuerpo.

Todo milagro es una demostración de esto.” (T.6.V.A.2: 4,5,6,7).»Una mente identificada con un cuerpo. ~ Dr. Kenneth Wapnick

no tratar de evaluar su progreso en función de cualquier reacción que sienta que su cuerpo le está dando

No evalúes tu progreso

Sería útil no tratar de evaluar su progreso en función de cualquier reacción que sienta que su cuerpo le está dando.

Los dolores y molestias siempre revelan áreas mentales que no se han curado, y en ese sentido es útil prestarles atención.

Pero no como un criterio contra el cual juzgar qué tan bien está practicando el perdón y si está aprobando o no el Curso.


Sí, todavía hay miedo, además de culpa, enterrado en su mente subconsciente, y sí, su ego siempre querrá engañarle sobre su progreso, pero también su falta de progreso (T.18.V.1: 5, 6).

Todo esto es de esperar mientras aún se identifica como el cuerpo que tiene el nombre al que responde.

Porque verse a sí mismo como un cuerpo significa que aún cree que la separación y la culpa que la acompaña son reales.

Y que todavía cree que necesita una defensa contra esa culpa, que es el propósito al que sirve el cuerpo.

El dolor, aparentemente en el cuerpo, está destinado a distraerlo de su fuente real en la mente.

Entonces, si está dispuesto a hacer la conexión con la mente y ver la causa — la falta de perdón — eso es todo lo que realmente necesita hacer.Si hay un analgésico que parece ser útil para aliviar el dolor, continúe usándolo.

Entonces, ¿y si no es la curación definitiva?

Sepa que Jesús no lo está juzgando por lo que puede ver como su debilidad e incapacidad para perdonar por completo.

Tomar medicamentos es una forma más suave y más amorosa de lidiar con su dolor que tratar de persuadirse de que el dolor no es real al usar palabras del Curso como afirmaciones para calmar el ego.

Siempre será más útil simplemente ponerse en contacto con lo que aún cree y por qué, sabiendo, como sugiere, que sólo el miedo le mantiene en esas creencias.

Al reconocer y mirar el miedo, estará haciendo su parte en su curación.

La sanación de la mente.Sexta Parte.

El problema es que queremos el muro y es un problema porque no hay muro. La resistencia no es una entidad ni una cosa, es el producto final de «nuestro querer». Es el resultado del miedo al amor que la resistencia oculta.La sanación de la mente.Sexta Parte.

La sanación de la mente.Sexta Parte.

Espiritualidad express

Vivimos en una sociedad que quiere que todo se haga con rapidez queremos que todo sea instantáneo desde la comida el placer sexual y el dinero hasta soluciones instantáneas a los problemas.

Esto funciona perfectamente para el propósito del ego ,porque todo esto son maneras de resolver,pero el verdadero apetito, el apetito de culpa para preservar nuestro yo individual no existe.La sanación de la mente.Sexta Parte.

el apetito de culpa para preservar nuestro yo
Lo único que tenemos que hacer con la resistencia es ser conscientes de ella,lo que implica ser conscientes del pensamiento que dice tengo demasiado miedo de la verdad de modo que quiero apartarla .

El deseo de ser especial

Queremos apartar la verdad de la ilusión,porque si juntamos ambas desapareceremos tal como los conocemos a nosotros mismos como individuos especiales.

Jesús nos enseña a tomar conciencia de que hay un muro y de que con los efectos de dicho muro no nos sentimos bien. De hecho eso queremos no sentirnos bien. Queremos el producto final que es la aparente realidad de nuestro yo separado.

Tenemos que estar dispuestos a reconocer que es ahí donde estamos y que eso está bien. No trates de arreglarte a ti mismo nos dice Jesús, porque esa necesidad de arreglarnos es el problema .

Un curso de milagros no es un curso que arregle nada.

Esta es la razón por la que mucha gente lo deja poco después de haber sentido la atracción inicial por él y esto se debe a una buena razón en realidad no es lo que ellos quieren .

Ellos quieren un remedio rápido quieren experiencias, quieren espiritualidad instantánea tal como la gente quiere un colocón instantáneo con las drogas, también quiero un colocón instantáneo con Dios .La sanación de la mente.Sexta Parte.

Un curso de milagros

No tengo que hacer nada

Este curso no lo da lo que da es mucho trabajo ,hay que trabajar muy duro para aprender a no hacer nada .Eso es duro.

Paradójicamente el trabajo duro resulta fácil porque refuerza la mentira con respecto a nosotros mismos sustenta la creencia de que hay un problema que requiere un remedio difícil.

Puede que las personas crean que son perezosas que no quieren trabajar pero la pereza forma parte del duro trabajo.

Es fácil de preservar y perpetuar la mentira de la separación y el especialismo .

El trabajo duro consiste en aprender que no tengo que hacer nada con respecto a la resistencia, lo que tengo que hacer es simplemente ser consciente .

Practicar cualquier tipo de magia que te ayude a sobrellevar el día y a superar el dolor físico o emocional ,está bien trabajar con el síntoma .

Después de todo nadie quiere sentir dolor, así que si hay una manera rápida de liberarte del dolor por supuesto utilizala ,simplemente no te engañes pensando que eso está librando de la fuente del dolor .

La sanación de la mente-QUINTA PARTE

La sanación de la mente-QUINTA PARTE.Lo que nos ayuda a ir más allá del muro cada vez más, es darnos cuenta de lo bien que nos sentimos cuando hacemos lo que Jesús dice y lo mal que nos sentimos al tener ese muro y jugar así con Jesús.

Tenemos que sentir el dolor de la de esta rebeldía infantil y lo bien que nos sentimos cuando finalmente la soltamos .

Es muy simple pero ese es el problema que es simple al ego le encanta la complejidad .

Lo peor que puedes hacer es resistirte a la resistencia o inventar técnicas para adelantar.

Las técnicas podrían funcionar y la gente de nuestros días es muy hábil en esta suerte de cosas pero,las técnicas no deshacen la resistencia.

La sanación de la mente.QUINTA PARTE

No luchar con las resistencias

 La idea es no hacer nada con la resistencia no utilices la hipnosis para hacerla desaparecer ,ni utilices técnicas para deshacerla, más bien reconoce que la resistencia está ahí y permítete sentir sus efectos la resistencia .

En esto consiste un curso de milagros en mirar al ego y mirar nuestra resistencia.

Y en pedir al Espíritu Santo que nos ayude a mirar sin juicio.

 No obstante todos queremos hacer algo más que eso.

Lo que estoy haciendo algo con respecto a sí mismo para preservar la ilusión de que allí realmente hay un EGO, un yo separado.

 El cuerpo no hace y no puede hacer nada porque solo es la marioneta animada por la mente que es el titiritero .

¿ Puedes sacar su darle vida a un esqueleto pintando sus labios de color rosado, vistiéndolo de punta en blanco, acariciándole mimándolo y puede acaso satisfacerte la ilusión de que estás vivo?

 Por lo tanto el enfoque nunca debe estar en el pedazo de madera sin vida el esqueleto sino en la cabecilla intelectual que está detrás el cuerpo .

Ciertamente parece hacer algo porque fue establecido para resolver un problema inexistente .La sanación de la mente.QUINTA PARTE

resolver un problema inexistente

En ese sentido podemos entender que la mente tampoco hace nada porque eso implicaría que hay algo que necesita deshacerse.

Eso implicaría que hay algo que necesitaría hacerse.

Lo único que tiene que ser desecho ,es la creencia en la mente de que existe un ego qué es el problema que necesita solucionarse .

Así la mente creyendo que es un ego, un algo inventa un mundo y un cuerpo que también es un algo de esta manera se nos desvía de llegar a reconocer cuál es el verdadero problema el tomador de decisiones que es creer la mentira de la separación .

Y después se cree las mentiras del mundo y el cuerpo que sustentan esa mentira y refuerzan la demente creencia de que es verdad.

Sólo hay una MENTE

Sólo hay una MENTE.Esta MENTE se experimenta a través de esta «mente aparentemente separada» que tiene sus propias experiencias,que parecen diferentes de las de «otras mentes».

Todo este entramado de seis mil millones de puntos de conciencia,teniendo sus propias experiencias privadas e individuales,forman parte de la gran proyección colectiva.Es como el internet y tu ordenador.Sólo hay una MENTE

Sólo hay una MENTE
Sólo hay una MENTE

Cada «mente aparentemente separada»serían como las terminales que se alimentan de la señal de la MENTE.


Es el deseo de convertirme en un pequeño terminal,lo que provocó la separación.

Y es mi deseo de retornar aquí,de dejar de tener una forma específica de dejar de querer ser individual…lo que me retorna a Dios.

¿Dónde poner foco?

Para esto empezamos a poner foco en cómo vivimos,si cuando estamos en relación,etc,estamos buscando siempre distinguirnos,demostrar que somos diferentes…

Hacer ver las diferencias,o lo que veremos a medida que vayamos perdonando.

Y cuando nos encontremos en un lugar con mucha gente,lo que vamos a buscar es aquello que nos une…no aquello que nos separa.

O sea,vamos a utilizar el juicio,que también es una aplicación que el ego se ha inventado para separar,mira aquel es diferente,mira aqulla lo que hace…..

O lo puedo utilizar para lo contrario,juicio para identificar al Espíritu Santo en cada uno,para discernir eso..

Usar el juicio acertadamente

Este es un uso adecuado del juicio,ya no cuántas culpas hay aquí,sino una sola Inocencia que habita en cada uno de nosotros.Sólo hay una MENTE

El inconsciente colectivo es directamente la proyección del universo.
Pero,claro esta mente se experiementa a través de puntos de conciencia,entonces,parece que hubieran "inconscientes personales".Es una idea de fragmentación sin límite.
Sólo hay una MENTE
Sólo hay una MENTE

Un truco

«Tan real como nos parece, nuestra conciencia individual única es de hecho parte de la bolsa de ilusiones del ego. De hecho, la conciencia es el primer truco que el ego sacó de esa bolsa ilusoria.

Un Curso de Milagros nos dice al principio del texto que “la conciencia, el nivel de la percepción” está, de hecho, dentro del reino ilusorio del ego.

Y es “la primera división que se introdujo en la mente después de la separación”.

Si piensa en el hecho de que la percepción implica necesariamente un yo que percibe y otro que se percibe, se puede comprender por qué el Curso dice que la conciencia implica necesariamente una mente separada.

Por lo tanto, no puede ser real.

Sólo hay una MENTE
Sólo hay una MENTE

La naturaleza ilusoria de la conciencia individual

En el Cielo, el reino del conocimiento o la mentalidad-Uno, por otro lado, no hay separación y, por lo tanto, no puede haber percepción, es decir, ningún yo para percibir a otro (T.3.IV.1,2,3 ).


Cerca del final del libro, el Curso se refiere a la naturaleza ilusoria de la conciencia individual, observando que “en este mundo, puesto que la mente está dividida, los Hijos de Dios parecen estar separados.

Sus mentes, asimismo, no parecen estar unidas. En ese estado ilusorio, el concepto de una «mente individual» parece tener sentido.” (C.1.2: 1,2,3).

Y en caso de que todavía no hayamos llegado al punto, agrega que “la conciencia tiene niveles y puede cambiar drásticamente de uno a otro, pero no puede transcender el dominio de lo perceptual.

En su nivel más elevado, se vuelve consciente del mundo real, y puede ser entrenada para hacer eso cada vez con mayor frecuencia. Sin embargo, el hecho mismo de que tenga niveles y de que pueda ser entrenada demuestra que no puede alcanzar el conocimiento.” (C.1.7: 4,5,6).


Trascender lo ilusorio

De modo que la conciencia será dejada atrás o se trascenderá cuando nuestra mente esté completamente curada del pensamiento erróneo de separación y regrese al ámbito del conocimiento o la mentalidad-Uno.

Es esta aparente pérdida de conciencia individual y única la que está en la raíz de todo el miedo que finalmente asociamos con la práctica del perdón. Sin embargo, nunca seremos llamados a renunciar a este falso yo y lo dejaremos ir sólo cuando ya no tenga ningún valor o significado para nosotros.

Así que el miedo del ego de la aniquilación es sólo un truco adicional que saca de su bolsa ilusoria para mantenernos enraizados en su sistema de pensamiento.»Dr. Kenneth Wapnick

Lección 30 de Un curso de milagros-Comentario

Lección 30 de Un curso de milagros-Comentario.LECCIÓN 30. DIOS ESTÁ EN TODO LO QUE VEO PORQUE DIOS ESTÁ EN MI MENTE.

Esta lección también es extremadamente importante, explicando «por qué» Dios está en todo lo que veo: Él está en mi mente. El contexto, nuevamente, no es lo que percibimos afuera, sino lo que está en nuestras mentes.

Por lo tanto, «pensar» puede sustituirse por «ver», porque nuestros ojos nos informan nada más que el reflejo de lo que hemos estado pensando: «la proyección da lugar a la percepción».

De hecho, esta lección hace avanzar nuestra comprensión y experiencia de la proyección, la defensa por excelencia del ego para conservar nuestra culpa con el pretexto de deshacernos de ella.

Nuestros juicios contra los demás y contra nosotros mismos, nuestras extrañas formas de entender los acontecimientos – todo desaparecerá.

Los juicios son defensas

A medida que reforzamos esta nueva forma de pensar y de ver, esos juicios, que son defensas contra la verdad de nuestra realidad y la de nuestros hermanos, se desvanecerán gradualmente hasta que desaparezcan por completo. Esto es lo que Jesús nos está diciendo aquí.

Es fácil ver por qué estas ideas nos pueden asustar. No son solo nuestros juicios, percepciones distorsionadas y pensamientos lo que desaparecerá; «nosotros», como siempre nos hemos conocido a nosotros mismos, también desapareceremos.

Este es el verdadero significado de la indefensión: estar «sin» defensas.Lección 30 de Un curso de milagros-Comentario

La dinámica del ego,debe ser comprendida

Lección 30 de Un curso de milagros-Comentario
Lección 30 de Un curso de milagros-Comentario
La psicología - el estudio del ego - nos ayuda a comprender cómo la vida de todos - sin duda en la edad adulta - ha sido construida como una defensa contra el dolor y el sufrimiento de la infancia. 
Vinimos a este mundo para sentirnos victimizados como niños; ese es el punto de nacer en este mundo, como lo discutí en el Preludio. 
En la vida de todos, estas conclusiones están perfectamente justificadas, porque nuestros guiones, como ya hemos visto, fueron escritos específicamente para justificar nuestros sentimientos de ser injustamente tratados.

(2:4-5) «Así pues, estamos tratando de unirnos a lo que vemos, en vez de mantenerlo separado de nosotros. Ésa es la diferencia fundamental entre la visión y tu manera de ver.»

Lección 30 de Un curso de milagros-Comentario
Lección 30 de Un curso de milagros-Comentario

La manera en que vemos, de nuevo, es ver problemas u objetos de placer fuera de nosotros.Lección 30 de Un curso de milagros-Comentario

Siempre queremos mantener separados de nosotros lo que está afuera. Incluso cuando parece que queremos unirnos a otros, realmente estamos tratando de tener la ilusión de unirnos para poder proteger nuestro especialismo.

La separación no existe

En la visión, sin embargo, ya no nos vemos como separados de nadie. Al principio del manual, Jesús hace una declaración importante que ya he citado: “Sus atributos consisten únicamente en esto: de alguna manera y en algún lugar ha elegido deliberadamente no ver sus propios intereses como algo aparte de los intereses de los demás.” (M-1.1:2).

Todo es lo mismo

Esa visión sólo puede comenzar al no ver nuestros intereses como separados de los del Espíritu Santo o los de Jesús. Al principio, nuestros intereses están bastante separados, porque si nos unimos a Ellos (Jesús o el Espíritu Santo), la individualidad y el especialismo de nuestros egos desaparecen.

La Visión de Cristo

Por lo tanto, «debemos» mantenerlos (a Jesús o el Espíritu Santo) separados de nosotros, tal como lo hemos hecho con Dios. Es sobre esta dinámica de la separación como nos podemos disociar de nuestra culpa, proyectándola en otros que ahora vemos como separados de nosotros.

La visión es exactamente lo opuesto, viendo a todas las personas como lo mismo, reflejando nuestra unicidad inherente como Cristo.Lección 30 de Un curso de milagros-Comentario

Soltar mi pequeño punto de vista

Toda nuestra vida, desde el punto de vista del ego, está formada por defensas para protegernos de lo que hemos llegado a aceptar como verdades innegables sobre el mundo.






Especialmente sobre nuestros mundos personales: no puedo confiar en mi madre, no puedo confiar en mi padre, no puedo confiar en las mujeres, no puedo confiar en los hombres, no puedo confiar en mi cuerpo, no puedo confiar en las autoridades, y así sucesivamente.

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

La sanación de la mente.Cuarta Parte-Kenneth Wapnick.¿Por qué nos enfadamos?Siempre es posible discernir el significado de algo,dándote cuenta de adónde acaba llevándote.

El punto dónde acabas es el objetivo que estableciste desde el principio,y todo lo demás se convierte en un medio para llegar allí.

Así has acabado en que «yo soy el enemigo»,impaciente enfadado y dispuesto al juicio,y tú eres a víctima.

Ahí estás tú tratando de dar lo mejor de tí,y yo vengo y te hago esto.

Tú acabas siendo la víctima inocente,y yo el victimario.Lo que se deriva de esta situción es que,si yo soy el enemigo,ya no tienes que escucharme.

Una parte de tí se sentirá justificada,concluyendo que ya no tienes que prestar atención a lo que digo.La sanación de la mente.Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Cualquier cosa que esté sintiendo es porque quise,lo he deseado,de otro modo no lo sentirías

Este es mi sueño.Lo difícil es mirar esto sin juzgarme.

Descubrir el muro de la disociación nos ayuda a ponernos en contacto con este muro.La culpa es el muro.Cuando dejamos de lado todos nuestros pensamientos de separación y juicio y el constante parloteo del ego ,cede.

El Curso, si bien habla de la paz y nos invita en algunas de las lecciones del libro de ejercicios a experimentarla a través de aquietar nuestras mentes y quedarnos en silencio, realmente enfatiza el problema de nuestra resistencia y nos pide que lo examinemos.

Las resistencias

Y la resistencia se encuentra en todas nuestras proyecciones de culpabilidad y reproche por nuestra falta de paz en los demás, de modo que nunca veamos la culpa que abrigamos dentro de nuestra propia mente, que es el verdadero obstáculo para la paz.

Como la sección a la que usted se refiere, «No tengo que nada», señala: “Tu camino será diferente, no en cuanto a su propósito, sino en cuanto a los medios.

La relación santa es un medio de ahorrar tiempo.” (T.18.VII.5: 1 , 2). En otras palabras, el proceso del Curso consiste en perdonar nuestras relaciones especiales, todas las proyecciones externas de nuestra culpa interna que nos mantienen en conflicto y no en paz.

Si realmente quisiéramos estar quietos y en paz, lo estaríamos. La paz, después de todo, es nuestra herencia natural (T.3.VI.10: 1,2). Pero sólo nos permitimos vislumbrar brevemente la paz real, como observa en sus propias experiencias. No queremos mantener esa quietud debido a nuestro miedo a ella.

Y así, el Curso nos lleva por un camino indirecto hacia la quietud, centrándose en la eliminación de las barreras que hemos colocado entre nosotros y la paz, en lugar de un enfoque directo, como la meditación, que tiende a ignorar nuestra resistencia y sus orígenes.

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Lo que nos ayuda a ir más allá del muro. es darnos cuenta de lo bien que nos sentimos cuando escuchamos al Espíritu Santo,y lo mal que nos sentimos cuando cuando erigimos el muro.

Lo peor que podemos hacer es resistirnos a la resistencia o inventar técnicas para adelantarla….las técnicas no deshacen la resistencia.

Reconoce que la resistencia está ahí,y permítete sentir sus efectos.

La resistencia es el muro.Mirar al ego sin juzgar «es» mirarlo con humildad.

El ego en su arrogancia nos haría retroceder con horror cuando nos damos cuenta de la magnitud de su engaño, maquinación y maldad.

Este horror viene de la arrogancia de tratar de engañarnos para que pensemos que no tenemos ego, que somos más avanzados espiritualmente de lo que realmente somos.

O que somos capaces de evaluarnos a nosotros mismos en absoluto.La sanación de la mente.Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Para empezar, se necesita humildad para reconocer cuánto no queremos la paz de Dios, cuán firmemente nos aferramos a nuestro sistema de creencias, la búsqueda de nuestros intereses egoístas y nuestro especialismo individual.

Reaccionar con asombro y consternación al reconocer esto proviene de la arrogancia.

El Curso nos dice que es nuestra arrogancia lo que nos hace tener una imagen degradante de nosotros mismos, negando así nuestra verdadera identidad: “La arrogancia forja una imagen de ti que no es real.

Ésa es la imagen que se estremece y huye aterrorizada cuando la Voz que habla por Dios te asegura que posees la fuerza, la sabiduría y la santidad necesarias para ir más allá de toda imagen.” (W.pI.186.6: 1,2). Una de las líneas más repetidas en el Curso es «Soy tal como Dios me creó» (W.pI.94).

En nuestra arrogancia, negamos esta identidad, decidiendo por nosotros mismos quiénes somos, qué hacemos y por qué. El ego incluso nos hace creer que la humildad es considerarnos a nosotros mismos como inferiores e indignos. El Curso nos enseña todo lo contrario.

Se nos dice: “La humildad consiste en aceptar el papel que te corresponde en la salvación y en no aceptar ningún otro.” (W.pII.61.2: 3). Nos pide que aprendamos a vernos a nosotros mismos junto con todos nuestros hermanos y hermanas como dignos del amor de Dios. De hecho, se necesita humildad para mirar «honesta pero calmadamente, sin juzgar»la arrogancia del ego, y luego, como se ha dicho a menudo, «sonreírle».

Miramos al ego con humildad cuando estamos dispuestos a cuestionar nuestro punto de vista, nuestra interpretación y nuestra definición de nosotros mismos, de todos y de todo lo que encontramos.

Si estamos dispuestos a dejar de lado nuestra interpretación, podemos salir de la postura arrogante del ego y aceptar la percepción del Espíritu Santo. Esta es la verdadera humildad.

La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick
La sanación de la mente-Cuarta Parte-Kenneth Wapnick

Aunque el ego nos aseguró que estaríamos libres de culpa al proyectarnos tanto a nosotros mismos como a nuestra culpabilidad desde la mente.

Y así,terminamos sintiéndonos culpables como cuerpos en un mundo de cuerpos de todos modos.

Nos sentimos culpables cuando lo estamos haciendo bien porque en lo más profundo de nuestras mentes sabemos que lo obtuvimos todo de manera ilegítima.

Y nos sentimos culpables cuando vemos que a otros no les está yendo tan bien.

Porque en un nivel inconsciente nos sentimos responsables de su sufrimiento y pobreza.

Ello nos recuerda nuestra complicidad en un plan para tener un mundo de aflicciones y problemas irresolubles para que nunca recordemos que el único problema es que tomamos la decisión equivocada en nuestras mentes.

Y que simplemente podemos volver a nuestras mentes, guiados por Jesús o el Espíritu Santo, y ahora tomar la decisión correcta.Kenneth Wapnick

Clase 18 de Un curso de milagros-FUERA DEL CIELO NO HAY VIDA

Clase 18 de Un curso de milagros-FUERA DEL CIELO NO HAY VIDA.Nos percibimos como personas qe existen en un cuerpo,que es regido por un cerebro.

Pero en verdad,nuestra experiencia humana,es el reflejo de las decisiones tomadas en nuestras mentes y no,en nuestros cerebros.

UCDM,nos dice que fuera del Cielo «no hay vida».

La Vida se encuentra allí dónde Dios la creó.En cualquier otro estado que no sea el Cielo,la vida no es más que una ilusión.

El pensamiento de separación es una ilusión.

Y como ya hemos visto,cualquier forma que parezca tomar,tiene que ser igualmente ilusoria,sin excepción.Clase 18 de Un curso de milagros.FUERA DEL CIELO NO HAY VIDA.

Clase 18 de Un curso de milagros-FUERA DEL CIELO NO HAY VIDA
Clase 18 de Un curso de milagros-FUERA DEL CIELO NO HAY VIDA

¿Qué le sucede a la mente después de la desaparición del cuerpo?

Es muy importante recordar que el Curso se refiere a la muerte como la elección en la mente de creer en la definición del ego de quiénes somos: pecadores, temerosos, culpables, individuos separados aprisionados en cuerpos.

Esta creencia es la forma en que el ego da un golpe mortal a nuestra conciencia de quiénes somos realmente como el Hijo inocente de Dios, y esto es lo que el Curso llama «muerte». Cuando el Curso habla de «vida», siempre se refiere a nuestra vida en el Cielo con Dios. “Fuera del Cielo no hay vida.” (T.23.II.19: 1).

Con esto en mente, hay varios pasajes en el Curso que tratan sobre la muerte, la mente, el cuerpo y el ego que son útiles para comprender los puntos que menciona.

1) El Curso nos dice que la mente no está en el cuerpo: “(La mente) no puede hacer un cuerpo, ni tampoco habitar en un cuerpo.” (W.pI.167.6: 3); “Una mente y un cuerpo no pueden ambos coexistir.

No trates de reconciliarlos, pues cada uno de ellos niega que el otro sea real. Si eres lo físico, tu mente desaparece del concepto que tienes de ti mismo, pues no tiene un lugar en el que realmente pueda ser parte de ti. Si eres espíritu, el cuerpo es entonces el que no tiene ningún sentido en tu realidad.” (WpI96.3: 4,5,6,7).

Por lo tanto, no puede haber ningún cambio en la condición de la mente debido a la desaparición del cuerpo, nada le sucede y no va a ninguna parte.

Esto nos resulta difícil de entender porque la mayoría de nosotros nos identificamos con nuestros cuerpos, pero es esencial para entender la enseñanza del Curso.

Sin embargo,UCDM,no hace real al cuerpo al verlo «como el enemigo»,que debe ser vencido por el Hijo de Dios.Por ser nada,el cuerpo,ni vive,ni muere.

Nuestra experiencia ilusoria en este sueño es el resultado de un pensamiento en la mente dormida del Hijo, que cree que la separación realmente ocurrió. La mente no vuelve a casa cuando el cuerpo muere.

La mente vuelve a casa cuando toma la decisión final de aceptar la Expiación y ya no se identifica con el sistema de pensamiento del ego.

Así se despierta a la verdad de que nunca abandonó el Cielo, nunca se separó de su Fuente.


El ego tampoco está en el cuerpo; es el pensamiento de separación en la mente que no cambia con la muerte del cuerpo: “El ego es la parte de la mente que cree en la división.” (T.5.V.3: 1).

El ego no está en el cuerpo pero «se identifica» con el cuerpo. Nosotros también nos identificamos con el cuerpo cuando elegimos el sistema de pensamiento del ego, por eso aceptamos la experiencia de la muerte del cuerpo y creemos en su significado.

Con el ego lo vemos como “… el sueño central de donde emanan todas las ilusiones … La creencia fija e inalterable del mundo es que todas las cosas nacen para morir.

Se considera que así es como «opera la naturaleza», y ello no se debe poner en tela de juicio, sino que debe aceptarse como la ley «natural» de la vida.” (M.27.1: 1,4,5).