ego

Qué buscas realmente-Tercera parte

Qué buscas realmente-Tercera parte.Maya puede ser muy sutil y engañosa y seducirte haciéndote entrar en maravillosos estados e intuiciones, pero tú permaneces en el mundo de la dualidad, sin llegar a ver nunca la verdadera naturaleza de la existencia.

Qué buscas realmente-Tercera parte
Qué buscas realmente-Tercera parte

COMPRENDER NUESTRA VERDADERA NATURALEZA

De modo que, si exploras lo que no eres sin el fondo inmediato de lo que eres, estás tomando un camino cuyo recorrido puede que lleve más años de los que llegue a alcanzar tu vida.

Pero, cuando el énfasis se halla en la apertura en sí, el objeto se vuelve transparente y su transparencia hace referencia directa a tu apertura no-objetiva.

Muy rápidamente comprendes que ésta es la verdadera naturaleza del objeto, de toda existencia, y dejas de encontrarte a ti mismo en un objeto supuestamente concreto para hallarte en este recibimiento.


No necesitas conocer los detalles del ego, sino sólo su naturaleza.

Si muerdes una fruta podrida, en seguida sabes que está mala, ¡no necesitas comértela toda para asegurarte! Nada nuevo se puede aprender persiguiendo lo conocido.

Los Padres del Desierto solían decir: “Conócete y olvídate a ti mismo.”En el momento en que la mente no interfiere, estás libre de ego. No hay necesidad de pensar en el ego. Al dar la bienvenida, ya estás en la totalidad .

La fe,no es creencia.

Al aceptar que eres consciencia estás abierto a una nueva dimensión. Es importante depositar fe en la verdad. Cuando lo que aceptes sea vital, te verás conducido a la prueba viviente. La fe debe ser informada, no ciega.

La fe no está más allá de tus posibilidades de conocer. Es conocer cómo afrontar los hechos desistiendo del deseo y la voluntad. No tiene nada que ver con dependencia, sino que te lleva a una autonomía cada vez más amplia.

El ego carece de toda concretitud, sustancia o continuidad.

Es una colección de pensamientos unidos por la memoria. La persona aparece cuando piensas en él. Cuando el cuerpo se despierta por la mañana, ya está ahí la conciencia.

Puede que no la hayas notado, pero así es. Esta conciencia no es un pensamiento, ni un sujeto ni una sensación. No encuentra concretización.

Momentos más tarde, el hábito asocia a la conciencia con un cuerpo y una personalidad. Y entonces dices: “Soy esto. Soy aquello.”


Podemos llamar a esto conciencia sin objeto, consciencia, el sujeto esencial o el “yo” incondicional. Este “yo” incondicional es la vigilancia que da la bienvenida a todos los parásitos de “esto y aquello”.

Qué buscas realmente-Tercera parte
Qué buscas realmente-Tercera parte

El pensamiento de ser una persona determinada limita la inteligencia innata de la mente y el cuerpo. Cuando estás simplemente alerta y disociado de tus hábitos de creer en una personalidad, entonces, todas tus capacidades pueden entrar en juego estimuladas por una situación.

Sólo hay acción, sin que actúe ningún actor. Entonces, funcionas mucho más imaginativa, amplia y eficazmente con toda tu inteligencia y talento

El ego, consciencia de uno mismo como individuo, es simplemente un concepto entre muchos. Creado por la sociedad, los padres y la educación, cristaliza como un complejo de datos y experiencias.

No existe ningún ego concreto que podamos describir sino, más bien, dos, tres mil “yos”.

Es posible que tengas un conjunto de características diferente del de tu vecino, pero esta colección de características no eres tú.

Cada “yo” corresponde a una situación distinta pero, puesto que la memoria retiene al “yo” largo tiempo después de que la situación haya pasado, los diversos egos se hallan frecuentemente en conflicto en esa colección que llamamos personalidad. No hay posibilidad de circunscribir el conjunto de “yos” memorizados y, cuando veas que éste no es un objeto, perceptible como otros, encontrarás que no es una constante.

La idea de un ego que ocupa un centro psíquico es una presunción.

Quítale todas las características, todo lo que tú mismo crees que eres, todo lo que es fenoménico, y ¿qué es lo que queda?

Nada, simplemente ser, quietud, presencia. ¿Por qué emplear entonces toda una vida explorando el reino del ilusorio ego y sus proyecciones?

¿Por qué no ir directamente a lo que eres?

Cuanto te hallas libre de la imagen de ti mismo sólo hay viveza, tranquilidad libre de agitación, solamente hay un escuchar de momento a momento. ¿Dónde queda sitio, por tanto, para una imagen, un sujeto y un objeto, alguien que conoce algo? En esta apertura, la función tiene lugar en tu conciencia pero no hay “yo” ninguno en dicha función.

La idea de un ego tiene millones de años de antigüedad. Deriva del deseo de distinguirte a ti mismo de los demás seres, de sentirte como una entidad independiente.

Una vez que te tomas a ti mismo por un individuo separado, sólo puedes encontrarte a ti mismo en relación con las cosas, con lo percibido. El ego necesita situaciones para su supervivencia y, cuando no hay acontecimientos, siente su inseguridad y trata de crear más.

Es por esto que no puedes vivir los momentos de quietud entre los pensamientos y las actividades.

Vives en supervivencia psicológica. Así pues, llega a conocerte a ti mismo tal como eres antes de que tu cuerpo despierte. Llega a conocerte a ti mismo tal como eres antes de nacer.

Primero da la bienvenida a todo lo que piensas que eres. Cuando aceptes plenamente todo lo que consideras como tú mismo, te encontrarás de pronto en apertura y verás que ésta, y no tus conceptos acerca de tu carácter y todo eso, es tu verdadera naturaleza. En la apertura, eres consciente de que todo lo que piensas, todo lo que aparece, no eres tú.

Qué buscas realmente-Tercera parte
Qué buscas realmente-Tercera parte

Cuando das la bienvenida a tu cuerpo, sentidos y mente, y encuentras que éstos no son más que objetos de tu percepción, que aparecen en ti, descubres una nueva dimensión detrás de tus creencias.

Serás absorbido por esta nueva dimensión y verás que lo que tomabas por ser tú mismo no es más que una expresión de lo que eres.

Entonces vives completamente integrado, consciente en tu totalidad.

Cuando sabes todo lo que no eres, lo que eres aparece instantáneamente y no es un pensamiento.No hay nada de lo que tomar conciencia. Cuando piensas en tomar conciencia, proyectas el no tomar conciencia. Cuando dices difícil, proyectas su opuesto, fácil. No hay destino, no hay interiorización.

Porque tú ves los pensamientos, sentimientos y sensaciones como algo que están dentro de ti, te identificas con ellos. Debes llegar a ver que el cuerpo es un objeto de observación exactamente igual que un árbol. Entonces no habrá dentro y fuera ni preferencia para la identificación. En el estado natural no existe lo interior o exterior.

Todo esto son conceptos. Simplemente permanece abierto a toda percepción. Las cosas aparecen en la apertura, apuntan hacia la apertura y se desvanecen en la apertura. No hay captación ni identificación. Sólo hay acontecimiento. Todo cuanto aparece apunta a tu verdadera naturaleza.

Cómo dejar de sufrir-Sexta parte

Cómo dejar de sufrir-Sexta parte.Si estás convencido de que el mundo no puede existir separado de tu verdadero Ser o Conciencia,estás en lo cierto.

Pero, te equivocas cuando lo imaginas independiente y real por sí mismo.

Por ejemplo, la película que se proyecta en la pantalla,sin la pantalla¿podrías ver la película?.Esta no puede concebirse separada de aquella. La pantalla representa la realidad,por lo tanto todo lo que se proyecta en ella se vuelve real, aunque de antemano se sabe que es una ilusión.

Se lo considera así a fin de que la gente,absorta tan solo en lo que ve, transfiera su atención hacia el que ve el mundo.

Es tan atractivo y lleno de colorido que resulta difícil despegarse de él.

Al principio, la espiritualidad se practica desde un punto de vista mental.Uno se imagina a Dios, como si fuera un objeto que se debe contemplar y al persistir en su contemplación nos llevará a fundirnos con Él.

Cuando esto sucede la atención se transfiere del objeto contemplado al Corazón espiritual,es decir, de la cabeza al corazón.Una vez fija la atención en el corazón,el asiento del Ser o conciencia, se produce la fusión con la Realidad, la verdadera naturaleza del hombre.

Cómo dejar de sufrir-Sexta parte

En el recorrido hacia de esta meta suprema existen varios obstáculos,siendo el principal las tendencias o vasanas de la mente,las cuales nos hacen imaginar que somos diferentes del Atma Divino.

Este sentido de separación sólo desaparece con las prácticas de la autoindagación,de la devoción y el amor hacia nuestro Ser real.

Cómo dejar de sufrir-Sexta parte

El hecho de que alguien piense que es una persona crea en ese momento la limitación.En cambio, cuando cruza la barrera de la personalidad empieza a verse a sí mismo como Conciencia, la cual es su verdadero Ser.

En ese punto no hay ego, ni limitaciones,lo que es infinito no puede volverse finito.Cuando nos consideramos personas,nos volvemos individuos limitados,separados.

Las limitaciones son imaginaciones de la mente.

Las prácticas espirituales tienen el objetivo de eliminar dichas limitaciones,lo que se logra al reconocer a la Conciencia o el Ser, como la causa y origen de la mente.

Conociendo este origen,uno se ve a sí mismo como el verdadero Ser, no existen las diferencias,es único, uno y el mismo.Son las tendencias inherentes que venimos arrastrando lo que limita a la Conciencia y la reduce a la mente.

En nuestra vida estas tendencias que son inclinaciones, gustos y aversiones,crecen fácilmente, pero si dirigimos la atención de la mente a su propia fuente,separándolos de los objetos externos,nos acercaremos, más y más a nuestro propio Ser.

Cómo dejar de sufrir-Sexta parte
Cómo dejar de sufrir-Sexta parte

Se llega al punto de que sin perder los poderes de pensar,y el percibir, la mente se convierte en el Atma Divino,lo que sí perderá serán los prejuicios,la estrechez mental ,y las limitaciones.

Desde el punto de vista del Atma, el cuerpo, la mente, son entidades externas a él funcionan como sus instrumentos.

El problema reside en la mayor validez que le damos a la perspectiva que nos presentan la mente, el intelecto,a pesar de que la verdadera realidad nos trasciende y está más allá de ellos.

La gente habla de sus experiencias como si fueran reales, pero en realidad son ilusiones mentales.

Cuando llegamos a sentirnos elevados,se debe a que la mente ha dejado de actuar y se ha quedado vacía, sin pensamientos.

Aunque nosotros todo el tiempo hemos estado ahí como Conciencia,desde ya debemos saber que esos estados de elevación o de felicidad no provienen de los objetos externos, sino que, en una fracción de segundo de manera inconsciente, la mente vacía se sumerge en su fuente y obtiene de ahí su bienaventuranza.

Cómo dejar de sufrir-3

Cómo dejar de sufrir-3.Cuando la mente investiga sin cesar su propia naturaleza descubre que tal cosa llamada mente no existe.

Es tan solo un cúmulo de pensamientos,de los cuales el pensamiento yo es el principal.

Es la raíz de todos los demás pensamientos.La mente es sólo el pensamiento «yo», ya que sin él los demás pensamientos no subsisten.

En la mañana ,al despertar lo primero que surge en mí es la noción de ser yo.

Y enseguida aparecen los demás pensamientos:el cuarto en que el encuentro ,mi rutina diaria, desayunar ,el trabajo, las preocupaciones las cosas que tengo que hacer, etcétera.

A su vez ,en la noche libre dormir el yo es el último pensamiento que me abandona.Mientras no exista ese yo, nada existe.

Cómo dejar de sufrir-3
Cómo dejar de sufrir-3

¿De donde surge ese yo?Búsquenlo dentro y verán cómo desaparece y en su lugar se revela el Yo real.

Con el surgimiento de la mente ,todo surge y con su desaparición todo deja de ser.

Cuando el intelecto se une a la ignorancia se crea una unión ficticia con el ser qué es la existencia .

Esta se proyecta en el mundo como la tríada del que ve, lo visto y el acto de ver.

Por lo tanto, la esclavitud de samsara,la rueda de nacimientos y muertes es solo la superposición de la mente en el Ser como su base.

Cómo dejar de sufrir-3
Cómo dejar de sufrir-3

El Ser con su propia refulgencia está consciente de sí mismo, así como del cuerpo del intelecto y de su propia luz reflejada

Sólo cuando el sujeto se distingue con claridad de los objetos como la leche del agua ,es cuando el poder de velar de tamas ,se destruye.

Mithya

Los objetos de los sentidos ,desde el cuerpo, el mundo que nos rodea, hasta el ego son irreales o mejor dicho son mithya,una mezcla de verdad y falsedad, ni verdadero ni falso, algo entre ambos .

Estos no son permanentes,están sujetos a cambiar a cada instante.

Por lo tanto todas estas apariencias son falsas. Sólo cuando la mente queda libre de los pensamientos y se deshace de las impureza de los tres gunas ,se vuelve perfecta.

Las tendencias de búsqueda de placeres acumuladas en el hombre dejan de surgir y se produce el estado de auténtico desapego.

Entonces los pensamientos dejan de dirigirse al exterior,se calman y funden en el Ser.

Así el sentido de yo abandona el cuerpo y el verdadero conocimiento o unicidad perfecta se produce de forma espontánea.

El movimiento de la Conciencia

Lo que se mueve es el vehículo sobrepuesto.

Este movimiento de la Conciencia reflejada ,el ignorante lo atribuye a la Conciencia misma .

De aquí nace la noción equivocada del yo hacedor que disfruta de las cosas hechas.

Mientras que el verdadero Yo permanece sin ser afectado,por esa luz reflejada que emana de él mismo.

El jiva,valiéndose de la mente como el instrumento de sus percepciones,proyecta sus tendencias latentes al igual que los objetos de imágenes proyectados por un cinescopio.

Esto es así en los estados de vigilia y el sueño.

Mientras que el hombre ignorante considera que este espectáculo es real, el sabio sabe que es ilusorio.

Al destruirse las tendencias latentes la identificación del Yo, con el cuerpo y la mente terminan, incluso el aspecto testigo de la conciencia también deja de funcionar.

Porque se descubre que no tenía ningún tipo de contacto con el Ser.

Las sobre posiciones de las limitaciones de la individualidad en el Absoluto no se crean más y entonces sucede lailuminación o realización .

El que VE,lo VISTO,y el acto de VER

La triada el que VE, lo VISTO,y en el acto de ver,es una proyección en la pantalla de la Conciencia.

El que VE o sujeto de la tríada queda tan interesado en el acto de ver y lo visto,que se olvida por completo de la pantalla o Conciencia.

El sujeto tiene que retirar su atención de los objetos vistos y del acto de ver.

El que VE, viene a ser aquello que es responsable del ACTO DE VER.

Si practican esta técnica 15 o 20 minutos cada mañana se darán cuenta de que el buscador o el que ve desaparecen.

Cómo dejar de sufrir-3

Llega a resultar que esta primera persona el VE , que es parte de la tríada,tampoco existe

De la tríada el que de lo visto y el acto de ver tenemos que retirar la atención de lo visto y el acto de ver y mantenerla sobre el que VE.

Pero no olvidemos que el que VE, es también parte de la película que se está proyectando en la pantalla de la Conciencia,es la sombra o reflejo de ella,y al ser un reflejo, no existe.

Según el Vedanta, lo que aparece y desaparece no es.Aparece por un momento y desaparece en otro,por lo tanto no es el Atman.

Cómo dejar de sufrir-3
Cómo dejar de sufrir-3

Al principio la práctica consiste en aferrarse a la primera persona tú mismo como quiera que te imagines ser.

Porque sólo si la primera persona está allí la segunda tercera y cuarta también estarán.

Ahora si la primera persona es puesta en duda,¿cómo pueden la segunda tercera y cuarta persistir?

Como sabemos la primera persona es también un reflejo del ATMA,no goza de una realidad independiente,sólo el ATMA,o SER es real y existe por sí mismo,se revela a sí mismo y a nadie más..

…porque no hay nada más a quien se pueda revelar.

No puedes conocer el Ser con la mente

Valiéndose de la mente la gente quiere conocer su Ser.

Pero debido a que el Ser se encuentra detrás y más allá de la mente esto no es posible.

La mente es un instrumento muy útil en los asuntos de la vida práctica.

Pero hace falta convencernos de que no se le requiere para realizar al Ser.

O estamos en la mente o estamos en el Ser, pero no podemos estar en ambos a la vez.

¿Cómo contemplar aquello que está libre de pensamientos el Corazón espiritual?

Su contemplación consiste en ser como se es, entonces el Ser se revela por sí mismo como algo evidente por sí mismo, llegando a ser una experiencia directa que no requiere la ayuda de la mente.

Este es en definitiva el estado natural de SER.

El objetivo de la vida es ir a tu interior y realizar tu propio SER,los animales no pueden ver dentro de sí mismos ,sólo al hombre dios le concedió una mente y un agudo intelecto.

Busca al que busca

Tenemos que considerar los muy afortunados de haber nacido con esta forma humana pues con ella podemos alcanzar y realizar nuestro verdadero Ser.

En vez de hacer todas estas preguntas,debemos buscar al buscador, ver al que ve,dudar del que duda y entonces estas preguntas y dudas no surgirán, ni se mantendrán en la primera persona,tus dudas y preguntas desaparecerán

Sin embargo, esta práctica tiene que ser realizada por cada uno,otro no la puede hacer por ti,LO tengo que hacer yo mismo.

El mensaje de Un curso de milagros-10

El mensaje de Un curso de milagros-10.Podemos apreciar más a fondo el propósito del ego al fabricar el cuerpo.Si contemplamos los comienzos de la vida humana.

El mensaje de Un curso de milagros-10
El mensaje de Un curso de milagros-10

Freud y los psicoanalistas han contribuido grandemente a que entendamos cuán atrás de nuestras vidas se remontan en realidad estos sentimientos de privación,mutilación corporal.

Otto rank,uno de los primeros seguidores de Freud puso gran énfasis al inicio de su obra en la significación del trauma del nacimiento en «La etiología de todas las neurosis».

En verdad mientras Jesús estaba dictando Un curso de milagros a Helen, le comentó a ella sobre la teoría de Rank y dijo lo siguiente:

«El trauma de nacimiento, es una idea válida que fue demasiado limitada ya que no se refirió a la separación,la cual fue realmente una falsa idea del nacimiento»

El nacimiento físico no es un trauma.

Sin embargo puede recordar al individuo sobre la separación la cual fue una causa muy real de miedo.


Hasta el momento de nacer el feto tiene poca o ninguna conciencia de sí mismo,como un ser separado.

Y no experimenta deseos puesto que sus necesidades fisiológicas básicas son satisfechas por y a través de la madre.

El mensaje de Un curso de milagros-10
El mensaje de Un curso de milagros-10

En este aspecto y únicamente en este aspecto, la vida en la matriz es similar al estado paradisíaco descrito en el segundo Capítulo del Génesis donde no carecía de nada puesto que Dios,se lo había dado todo.

Lo cual refleja lo que curso de milagros denomina el principio de abundancia (en un estado sin carencias,dónde no puede haber ningún sentido de separación u otredad).

La biblia dice de Adán y Eva, que antes de la Caída, ellos permanecían desnudos.

Pero no se avergonzaba uno del otro,no existían la vergüenza o la culpa,pues ellos aún no habían decidido rebelarse.

El estado pre-separación

Este estado pre-separación, puede equipararse un tanto con la vida del feto aunado con su madre aunado con su mundo.

En el nacimiento todo esto cambia.

En una acción análoga a la expulsión del Jardín del Edén y reflejo de la ontológica separación aparente de Dios.

Somos expulsados del Paraíso(vientre materno),a un mundo de separación y esta es una expulsión que no se experimenta como causada por su propia decisión,sino a través de fuerzas biológicas,claramente más allá del control del infante.

El mensaje de Un curso de milagros-10
El mensaje de Un curso de milagros-10

Meses más tarde, por primera vez,en su existencia el infante es dolorosamente consciente de que tiene necesidades las cuales no son satisfechas de inmediato.

Y algunas veces,no son satisfechas en absoluto y no es suya la culpa.

Luego,nuestras vidas continúan repitiendo este sentimiento a lo largo de nuestras vidas aquí,en el cuál todas nuestras necesidades no son satisfechas .

Esto es debido a la experiencia de haber sido arrojados ,rechazado por el Amor cuyo resultado es que tenemos que valernos por nosotros mismos.

La fórmula del ego-Un curso de milagros

La fórmula del ego-UCDM.El Curso tiene una especie de fórmula para deshacer al ego que se llama proceso de perdón.Esta fórmula es ver el rostro de Cristo en nuestros hermanos y recordar a Dios.

Cuando perdonamos y solo vemos inocencia en algún otro, lo cual equivale a verla en nosotros mismos, el ego se disuelve y la memoria de Dios alborea en nuestras mentes que despiertan.

La fórmula del ego-UCDM
La fórmula del ego-UCDM

También podríamos hablar de una fórmula que no se expresa de ese modo en el Curso,pero ciertamente se deriva de nuestra comprensión de la dinámica del sistema de pensamiento del ego.

Esta fórmula se convierte en un modelo que podríamos utilizar cada vez que durante el transcurso del día nos hallamos a punto de alterarnos.

Entender cómo funciona el ego

Este modelo siempre sirve, porque así funciona el ego, de manera que es útil entenderlo en general, para poder aplicarlo a todas las situaciones concretas en nuestras vidas diarias.

Esta es otra manera de referirnos a cómo, Jesús realmente nos pide en el Curso que generalicemos: que perdonemos a un hermano y después a otro y a otro, y antes de que nos demos cuenta, habremos perdonado a miles, y detrás de cada uno de estos, a otros mil, etc.
La fórmula del ego-Un curso de milagros
La fórmula del ego-Un curso de milagros

Al principio del Libro de ejercicios, en la «Introducción», Jesús habla de la generalización: practicamos con situaciones concretas, y así aprendemos que todas las situaciones son iguales, todas las relaciones son iguales. El perdón es el mismo porque la culpa es la misma, y finalmente, todo se reduce a la decisión de la mente a favor del ego o del Espíritu Santo

Esta fórmula, pues, consiste en que siempre que nos alteramos, lo que ha sucedido es lo siguiente: nos ha dado miedo el amor que está en la mente.

Nos ha dado miedo la verdad y cuando nos da miedo el amor, nos apartamos de él. Y retirarnos del amor constituye un ataque.

¡Quiero más!

Por lo menos, eso nos dice el ego, y equivale al momento ontológico original cuando sentimos que el Amor de Dios no era suficiente. Le dimos la espalda y fabricamos nuestra propia versión del amor. En esencia, esto constituye el ataque contra Dios, la crucifixión de Su Hijo Cristo y el nacimiento del sistema de pensamiento del ego. Por lo tanto, eso es lo que hacemos.

Miedo a la paz

Nos da miedo sentirnos en paz. Nos da miedo a dónde nos está conduciendo el perdón.Nos da miedo el amor que ya empieza a florecer en nuestras mentes y nos apartamos de él, porque en algún nivel sabemos que, en presencia de ese amor, nuestro yo separado, individual y especial se disolverá.

De hecho, tiene que disolverse porque a ese yo lo sostiene la creencia de que,nos hemos separado de Dios, nuestro Creador y nuestra Fuente.

La fórmula del ego-Un curso de milagros
La fórmula del ego-Un curso de milagros

Y cuando deshacemos esa creencia, al unirnos con ese amor, cosa que hacemos a través del perdón, al ego le da miedo.Como nos dice el Curso, el ego se ensaña y nos ataca.

Cuando sentimos, pues,algunos vislumbres de este amor, nos apartamos, y el ego tiene un nombre para eso.

Clase 31 de Un curso de milagros

Clase 31 de Un curso de milagros-El cambio interno.El Espíritu Santo no es una persona sino que es la memoria del Amor de Dios en nuestras mentes.Este amor está en nuestras mentes esperando nuestro cambio de mentalidad.

Clase 31 de Un curso de milagros
Clase 31 de Un curso de milagros
El perdón es un proceso interno,parece ser algo que hacemos pero en verdad, es un proceso de deshacer.El milagro hace que la mente se dé cuenta de que ella es la que sueña y de que no es víctima de nada.

La salvación en Un Curso de milagros se refiere al proceso por el cual la mente retorna al punto en el cual se hizo la elección original de separarse y la capacita para que elija otra vez.Esto es un proceso porque es una decisión constante reflejada en lo que parecen ser nuestras decisiones actuales el tiempo no existe por lo tanto todo está ocurriendo ahora.

Es decir que la decisión de perdonar a otro en el presente es la expresión externa de un cambio interno por el cual utilizamos el tiempo para permitir que se disipe el miedo que tenemos el castigo de Dios, que es ilusorio.
Un curso de milagros.El cambio interno
Un curso de milagros.El cambio interno

Si en verdad hubiese algo que perdonar,sanar ,deshacer ,o de lo cual salvarse,entonces la separación habría sido un suceso real y verdadero .El verdadero perdón sería imposible no hay manera de llegar Allá desde Aquí .Al darnos cuenta de que jamás hemos estado Aquí es que podemos recordar así que siempre hemos estado Allá.

Para lograr atravesar la barrera entre el Aquí y Allá,debemos soltar todo control de nuestras vidas al deshacer nuestros pensamientos y planes conscientes,es decir ,mirar internamente al ego junto al Espíritu y darnos cuenta de la realidad del pecado, esto es sanación.

Clase 31 de Un curso de milagros
Clase 31 de Un curso de milagros
Cuando nos liberamos de los dictados del ego y nos abrimos a la guía de la Voz de Dios, podemos experimentar cambios en nuestro mundo externo, como menciona, aunque este no siempre sea el caso. Estos cambios se producen no porque Dios o el Espíritu Santo hayan intervenido literalmente, sino porque hemos estado dispuestos a tomar decisiones internas (a menudo inconscientes), alineadas con el amor en lugar de con el odio.

Las proyecciones externas de nuestra culpa pueden entonces muy bien cambiar, aunque este nunca es el propósito, desde la perspectiva del Curso, de cambiar a nuestro maestro. Eso se convierte en una trampa, volviendo a centrar nuestro enfoque en el mundo mientras buscamos cambios externos para validar nuestro cambio interno.

Una vez que la culpa detrás de una forma específica de victimización haya sido descubierta y liberada, ya no tendremos que proyectarla fuera de nuestra mente. Podemos o no ser conscientes de este cambio interno tal como se refleja en nuestras relaciones externas, aunque en algún punto podemos darnos cuenta de que ya no estamos siendo provocados por los acontecimientos externos de la manera en que lo habíamos sido en el pasado. Ciertamente, ya no habría ninguna motivación basada en el ego para seleccionar tales guiones específicos de víctimas para ocultar nuestra culpa.

El mensaje de Un curso de milagros-3

El mensaje de Un curso de milagros-3.El Hijo de Dios se siente abrumado con la enormidad de estos pensamientos de pecado ,culpa y miedo.

Por lo tanto cree que debe mantenerse en guardia de este Dios en contra de quien cree que ha pecado .

El mensaje de Un curso de milagros-3
El mensaje de Un curso de milagros-3

Ahora ,se ha convertido en una víctima y teme una venganza asesina por parte de este Dios.

El ego reprime el pensamiento original de asesinato lo cuál lo deja solamente con la conciencia de las aterradoras consecuencias de sus acciones.El torrente de películas de terror en las cuales el monstruo regresa constantemente de la tumba a perseguir al mundo refleja este pensamiento sepultado del regreso del malo,además de promover el miedo de un Dios inventado.

 El ego  aconsejó al Hijo que la llamada presencia amorosa del Espíritu Santo en la mente no es amorosa en absoluto.Más bien, el ego ,le dijo que el Espíritu Santo es la voz engañosa del odio de la venganza y de los celos que el Padre ha enviado para que le traiga al Hijo,palabras de ira, y para que lleve a cabo su castigo de muerte.

Estamos muy identificados

Por lo tanto, el objetivo del Curso, saber qué tan identificados estamos con nuestro cuerpo y cuán temerosos estamos de dejar de lado la protección que creemos que nos brinda.

No es que renunciemos a nuestra identificación corporal (eso solo sucede al final).

El Curso nos está instruyendo en cómo darle a nuestro cuerpo un propósito diferente del propósito original del ego de pecado, culpa y miedo.

Con la ayuda del Espíritu Santo, el cuerpo se convierte en un vehículo para aprender nuestras lecciones de perdón.

Pecado,culpa y miedo
Pecado,culpa y miedo

Y continuaremos viéndonos a nosotros mismos y a todos los demás como un cuerpo hasta que el proceso de perdón sea completo y ya no tengamos ninguna culpabilidad en nuestra mente contra la cual necesitemos nuestro cuerpo como una defensa.

El Curso dice que nuestra única elección «real» es entre el ego y el Espíritu Santo, con el énfasis en "real". Pero dentro del sueño, hay un número casi infinito -- aunque no infinito, sino «casi »infinito porque el ego no puede hacer nada que sea infinito o eterno (T.4.I.11: 7) -- de alternativas entre las que nosotros podemos elegir al nivel de la forma. Pero su contenido subyacente es el mismo: pecado, culpa y miedo -- por lo que el Curso enfatiza que no hay una elección real entre alternativas que realmente son todas iguales.

La elección significativa solo se puede hacer en el nivel del contenido, por lo que la única elección real es entre la culpa y el miedo del ego y el perdón y el amor del Espíritu Santo.

Entonces, sí, hay muchas formas o secuencias diferentes de eventos que nuestras vidas pueden tomar como resultado de nuestras aparentes elecciones,.

Pero mientras estemos eligiendo con el ego, creeremos que la felicidad puede encontrarse fuera de nosotros,y así nada cambiará realmente .

El mensaje de Un curso de milagros-2

El mensaje de Un curso de milagros-2-Tiene que ser pues únicamente el ego,ahora apartado de Dios el que formulase semejante pregunta /afirmación alguna vez.

Esta pregunta de afirmación refleja de ese modo el punto crucial de la paradoja:»Dios /mundo»,puesto que parece hacer igualmente reales a ambos aspectos :el verdadero Creador y Su Cielo así como el ego ilusorio su mundo falsamente creado.

El mensaje de Un curso de milagros-2
El mensaje de Un curso de milagros-2

Al negar la realidad del mundo,la paradoja desaparece puesto que lo que no existe no puede considerarse antitético a lo que sí existe.

"Lo opuesto el amor es el miedo pero aquello que todo lo abarca no puede tener opuestos". En otras palabras ,una vez que se haya tenido la experiencia del amor no dualista de Dios,la pregunta inherentemente dualista,esencialmente producto del miedo o de la ignorancia jamás podría formularse.
El mensaje de Un curso de milagros-2
El mensaje de Un curso de milagros-2

Dios es Uno

Esto es lo que quiere decirse en la cita anterior acerca de buscar solo la experiencia de la verdad,sin permitir que la naturaleza defensiva de la investigación teológica retrase la consecución de nuestra verdadera meta.

Así, pues el asunto de cómo surgió el pensamiento de la separación y más tarde de cómo el mundo separado surgió como una defensa en contra de Dios es de por sí indisoluble y está más allá de la comprensión y el ego es incapaz de entender una realidad más allá de sí mismo y así podemos entender por qué ningún sistema metafísico no dualista puede proveer una respuesta intelectualmente satisfactoria a esta pseudo pregunta.
El miedo es lo opuesto al amor
El miedo es lo opuesto al amor

Incluso el intentar una respuesta es otorgarle al ego una realidad que no tiene.Esto es similar a la famosa preguntaformulada por dos comediantes de una generación anterior:¿Cuándo dejaste de pegarle a tu esposa?Simplemente tratar de contestar la pregunta, implica al supuesto agresor en el ilusorio ataque matrimonial .

Sólo la verdad es verdad

La verdad sólo puede hallarse al negar la legitimidad de la pregunta en primer lugar.

Una de las mejores expresiones que yo conozco de cómo enfocar esta pseudo pregunta proviene de una fuente oriental.

Esta me fue narrada por un amigo,y en ella el maestro espiritual enseñaba:»Cuando quedes atrapado en un edificio en llamas, no te preocupes de como empezó el fuego ,simplemente sal de ahí lo más pronto posible».

La verdad sólo puede hallarse al negar la legitimidad de la pregunta en primer lugar
La verdad sólo puede hallarse al negar la legitimidad de la pregunta en primer lugar

Puesto que unas de las afirmaciones de Un curso de milagros es que les ahorrará tiempo a sus estudiantes ,esta parece ser la respuesta más práctica y útil a nuestra famosa pregunta.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE.El objetivo de la terapia.

El estado final de la psicoterapia es la experiencia cotidiana de un estado conocido en las diferentes tradiciones como certidumbre,
liberación, iluminación o gnosis.

En psicología, el término que más aproximadamente describe este nivel de funcionamiento es «autorrealización».


Las personas «autorrealizadas»

Ha sido tradicional (tradición quizá proveniente del monacato cristiano) suponer que las personas autorrealizadas o iluminadas son tranquilas, dulces, espirituales, materialmente pobres, asexuadas,aburridas y virtuosas.

Y que para el resto de nosotros ya su sola presencia es ligeramente incómoda.

Pero no podemos describir las actividades de los clientes que han pasado por una terapia transpersonal en términos tan piadosos ni tan simplistas.


Es tan probable encontrarlos en una feria mundial, dirigiendo una empresa corporativa, paladeando un plato de ostras o reparando un coche usado como haciendo cualquier otra cosa.

El objetivo del sí mismo,desligado de las cargas y de las deficiencias de la personalidad,parece ser disfrutar del mundo pero sin apegarse a él, servir al prójimo pero sin convertirse en una lapa.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE

Dentro del mundo transpersonal es axiomático reconocer nuestra necesidad de reintroducir, estudiar, practicar y asimilar los sistemas de psicología más antiguos y más ampliamente desarrollados.


Históricamente, la psicología se ha ocupado de ayudar a los individuos a responder a las cuestiones básicas de su existencia:


¿Q uién soy?
¿Por qué estoy aquí?
¿A dónde voy?

La psicología transpersonal combina los aportes de las psicologías individualistas de Occidente con los de las psicologías espiritualistas de Oriente y Medio Oriente.

Comprender que nuestra propia formación ha sido limitada y que las ideas occidentales no son el centro del universo psicológico es, al principio, inquietante.

Pero la sensación pasa cuando uno se da cuenta de que la asombrosa cantidad de trabajo ya realizado,para completarse cabalmente, espera la com probación con el instrumental científico y experimental de la psicología occidental.

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE

¿Qué es la psicoterapia transpersonal?

La psicoterapia transpersonal puede ser considerada como un intento abierto de facilitar el crecimiento humano.

Y expandir la percatación más allá de los límites implícitos en la mayoría de los modelos de la salud mental tradicionales en Occidente.

Sin embargo,en el proceso de ampliación del propio sentimiento de identidad para incluir las dimensiones transpersonales del ser.

El terapeuta puede valerse tanto de técnicas terapéuticas tradicionales como de la meditación y de otros ejercicios de percatación derivados de las disciplinas orientales de la conciencia.

Será útil definir algunos objetivos de la terapia.

Uno de ellos es desarrollar la capacidad de asumir cada uno la responsabilidad de sí mismo en el mundo y en las propias relaciones.

Se puede suponer también que la persona sana es capaz de experimentar o vivenciar toda una gama de emociones al tiempo que se mantiene relativamente desapegada del melodrama personal

Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE
Cómo ir más allá del ego-DÉCIMO SÉPTIMA PARTE

La capacidad de auto-curación

Desde un punto de vista transpersonal, se considera que todos los pacientes tienen capacidad de autocuración.

Dicho de otra manera,el terapeuta no cura la dolencia del paciente, sino que capacita al cliente para que este conecte con sus recursos interiores y deje trabajar al proceso natural de curación o de crecimiento.

Se considera además que el organismo humano intente mejorarse y superarse en el proceso de autorrealización.

Esto implica que tiene la potencialidad de realizar o actualizar las cualidades y capacidades que puedan estar latentes o subdesarrolladas en la persona que experimenta el conflicto o el estrés.

Más allá de esto está la posibilidad de autotrascendencia o de realización transpersonal.

En la cual se puede vivenciar como ilusorio al ego separado y aislado m ientras que se vivencia como real la unidad subyacente de la existencia.

No es necesario que el terapeuta comparta los puntos de vista del cliente sobre la realidad para que los reconozca como subjetivam ente válidos.

Como cualquier punto de vista es necesariamente relativo y limitado, hay un fundamento subyacente del ser que sigue siendo indescriptible.

Descubrir nuestras creencias

El reconocimiento de la naturaleza
subjetiva de las propias creencias y el hecho de someterlas a un
exam en m ás riguroso pueden permitir que el cliente se desprenda
de las limitaciones y restricciones de la percepción que él mismo
— o ella misma— se ha im puesto.

Según se van descartando o
trascendiendo las identificaciones parciales con puntos de vista
limitados, se puede acelerar el proceso de curación de esciciones
psicológicas imaginarias, reintegración de partes no reconocidas
de la psique y solución de conflictos internos.

Idealmente, una
orientación psicoterapéutica transpersonal sirve de base a una
integración equilibrada de los aspectos físicos, emocionales, mentales
y espirituales del bienestar.

Clase 15 de Un curso de milagros-El miedo a mirar adentro

Clase 15 de Un curso de milagros-El miedo a mirar adentro

Si el Hijo de Dios,en verdad,mirase en su interior,se daría cuenta de que el ego no existe en absoluto.El no mirara al ego,es precisamente,lo que sostiene este sistema de pensamiento.NEGACIÓN.Clase 15 de Un curso de milagros-El miedo a mirar adentro

El ego nos hace ver todo al revés,el amor como miedo,el miedo como amor.El Curso en el capítulo 15,sección 1,dice:…»

el ego tiene que dar la impresión de que mantiene al miedo alejado de ti para conservar tu
fidelidad. Pero tiene que generar miedo para protegerse a sí mismo. Una vez más, el ego intenta y lo
logra con demasiada frecuencia, hacer ambas cosas, valiéndose de la disociación para mantener sus
metas contradictorias unidas, de manera que parezcan estar en armonía..

Clase 15 de Un curso de milagros-El miedo a mirar adentro
El ego ,fabrica este mundo,sólo para convencer al Hijo de Dios,de que hay peligro en su mente,y esta creencia se convierte en la motivación,para que el Hijo escape del temido enemigo,en el campo de batalla al abandonar su mente.El ego,realmente no le teme a Dios,sino a los efectos de que el Hijo elija a Dios.
El propósito fundamental del ego,es retener su individualdad y su especialismo.

Nuestra conciencia se limita al cuerpo,al cerebro y a lo que nos rodea.Así nuestra Identidad como Cristo se mantiene oculta por nuestra identificación con el cuerpo(la estructura del ego).

Una vez que se ha fabricado esta figura un Dios colérico,se hizo inevitable la defensa del Hijo de su aniquilación segura.Esto hizo necesaria la fragmentación del pensmiento de separción,en un número infinito de partes...El Big Bang...la Gran explosión...Clase 15 de Un curso de milagros-El miedo a mirar adentro
El Big Bang

La culpa es la fuerza motriz detrás de todo lo que pensamos,decimos o hacemos en este mundo.La culpa es como el programa de una computadora,de ataque y especialismo,que le dicta al cuerpo la vida que lleva.

Este miedo a mirar adentro es lo que nos mantiene atrapados en la ilusión…Clase 15 de Un curso de milagros-El miedo a mirar adentro

«El Espíritu Santo jamás te enseñará que eres un pecador. Corregirá tus errores, pero eso no es
algo que le pueda causar temor a nadie. Tienes un gran temor a mirar en tu interior y ver el pecado
que crees que se encuentra allí. No tienes miedo de admitir esto. El ego considera muy apropiado
que se asocie el miedo con el pecado, y sonríe con aprobación. No teme dejar que te sientas
avergonzado. No pone en duda la creencia y la fe que tienes en el pecado. Sus templos no se
tambalean por razón de ello. Tu certeza de que dentro de ti anida el pecado no hace sino dar fe de tu
deseo de que esté allí para que se pueda ver. Sin embargo, esto tan sólo aparenta ser la fuente del
temor.»