clases de Un curso de milagros

Clase 33 de Un curso de milagros

Clase 33 de Un curso de milagros-No hay ningún mundo en absoluto.Sólo hay imágenes externas de pensamientos, los cuales están todos presentes simultáneamente.

Todo lo que conocemos como tiempo está sucediendo en este instante único, ahora,el cuál nosotros, meramente re experimentamos en nuestras mentes.

¿Cómo podemos comprender esto?Imagina que realmente estuviese encerrada dentro de un cuarto oscuro que oculta tu miedo,pero que el tomador de decisiones en la mente comienza a darse cuenta de que ha cometido un error al elegir al ego y se vuelve hacia el Espíritu Santo, entonces,comienza a ver menos miedo que antes.
Clase 33 de Un curso de milagros
Clase 33 de Un curso de milagros

Esto hace que comience a entrar la luz en el cuarto poco a poco, esa mente va tornándose cada vez más abstracta .

En el Anexo de psicoterapia Jesús nos dice que aunque la verdad es simple de todas maneras se le tiene que enseñar a aquellos que ya han perdido su camino en interminables laberintos de complejidad.Esa es la gran ilusión.

 Luego el texto dice en el Capítulo 25 Sección 3: Las leyes de Dios no pueden gobernar directamente en un mundo regido por la percepción,pues un mundo así no pudo haber sido creado por la Mente para la cual la percepción no tiene sentido,sus leyes no obstante se ven reflejadas por todas partes.
Clase 33 de Un curso de milagros
Clase 33 de Un curso de milagros

No es que el mundo donde se ven reflejadas sea real en absoluto,sólo lo es porque Su Hijo cree que lo es y Dios no pudo permitirse a sí mismo separarse completamente de lo que Su Hijo cree.Él no pudo unirse a la adherencia de su Hijo,pero si pudo asegurarse de que Su cordura lo acompañe siempre para que no se pudiese perder eternamente en la locura de su deseo.

Todos los que creemos estar aquí estamos amnésicos, un velo de olvido ha caído sobre nuestras mentes para cubrir nuestra verdadera Identidad,al haberla sustituido por una parodia de nuestro verdadero Ser.

Todo el universo físico es una ilusión, no solo nuestras interpretaciones. Este es el absoluto no-dualismo de la metafísica del Curso. El Curso es claro que lo que es real es inmutable, sin límite, sin forma, perfecto y eterno. Por lo tanto, cualquier cosa que cambie, que sea limitada, que tenga forma, que no sea perfecta y que sea temporal, no puede ser real. Algunos pasajes a considerar son los siguientes, aunque hay muchos, muchos otros que hablan de no-dualismo:
Clase 33 de Un curso de milagros
Clase 33 de Un curso de milagros


1) Lección 132: “El mundo no existe! Éste es el pensamiento básico que este curso se propone enseñar.” (W.pI.132.6: 2; así como otras partes de la lección).

2) «La Percepción Verdadera — El Conocimiento»: en esta sección, en la clarificación de términos, Jesús usa la frase «el mundo que ves»; pero lo que sigue deja bastante claro que se refiere no a nuestras interpretaciones, sino a todo el mundo físico que contemplan nuestros ojos. “El mundo que ves no es más que la ilusión de un mundo. Dios no lo creó, pues lo que Él crea tiene que ser tan eterno como Él. En el mundo que ves, no obstante, no hay nada que haya de perdurar para siempre. Algunas cosas durarán en el tiempo algo más que otras. Pero llegará el momento en el que a todo lo visible le llegue su fin.” (C.4.1).


3) «El perdón y el final del tiempo» (T.29.VI). Esta sección completa describe cualquier cosa del tiempo y el cambio como irreal.
4) “El tiempo y el espacio son la misma ilusión” (T.26.VIII.1: 3).

Clase 31 de Un curso de milagros

Clase 31 de Un curso de milagros-El cambio interno.El Espíritu Santo no es una persona sino que es la memoria del Amor de Dios en nuestras mentes.Este amor está en nuestras mentes esperando nuestro cambio de mentalidad.

Clase 31 de Un curso de milagros
Clase 31 de Un curso de milagros
El perdón es un proceso interno,parece ser algo que hacemos pero en verdad, es un proceso de deshacer.El milagro hace que la mente se dé cuenta de que ella es la que sueña y de que no es víctima de nada.

La salvación en Un Curso de milagros se refiere al proceso por el cual la mente retorna al punto en el cual se hizo la elección original de separarse y la capacita para que elija otra vez.Esto es un proceso porque es una decisión constante reflejada en lo que parecen ser nuestras decisiones actuales el tiempo no existe por lo tanto todo está ocurriendo ahora.

Es decir que la decisión de perdonar a otro en el presente es la expresión externa de un cambio interno por el cual utilizamos el tiempo para permitir que se disipe el miedo que tenemos el castigo de Dios, que es ilusorio.
Un curso de milagros.El cambio interno
Un curso de milagros.El cambio interno

Si en verdad hubiese algo que perdonar,sanar ,deshacer ,o de lo cual salvarse,entonces la separación habría sido un suceso real y verdadero .El verdadero perdón sería imposible no hay manera de llegar Allá desde Aquí .Al darnos cuenta de que jamás hemos estado Aquí es que podemos recordar así que siempre hemos estado Allá.

Para lograr atravesar la barrera entre el Aquí y Allá,debemos soltar todo control de nuestras vidas al deshacer nuestros pensamientos y planes conscientes,es decir ,mirar internamente al ego junto al Espíritu y darnos cuenta de la realidad del pecado, esto es sanación.

Clase 31 de Un curso de milagros
Clase 31 de Un curso de milagros
Cuando nos liberamos de los dictados del ego y nos abrimos a la guía de la Voz de Dios, podemos experimentar cambios en nuestro mundo externo, como menciona, aunque este no siempre sea el caso. Estos cambios se producen no porque Dios o el Espíritu Santo hayan intervenido literalmente, sino porque hemos estado dispuestos a tomar decisiones internas (a menudo inconscientes), alineadas con el amor en lugar de con el odio.

Las proyecciones externas de nuestra culpa pueden entonces muy bien cambiar, aunque este nunca es el propósito, desde la perspectiva del Curso, de cambiar a nuestro maestro. Eso se convierte en una trampa, volviendo a centrar nuestro enfoque en el mundo mientras buscamos cambios externos para validar nuestro cambio interno.

Una vez que la culpa detrás de una forma específica de victimización haya sido descubierta y liberada, ya no tendremos que proyectarla fuera de nuestra mente. Podemos o no ser conscientes de este cambio interno tal como se refleja en nuestras relaciones externas, aunque en algún punto podemos darnos cuenta de que ya no estamos siendo provocados por los acontecimientos externos de la manera en que lo habíamos sido en el pasado. Ciertamente, ya no habría ninguna motivación basada en el ego para seleccionar tales guiones específicos de víctimas para ocultar nuestra culpa.

Clase 30 de UCDM-No se trata de ser un santurrón

Clase 30 de UCDM-No se trata de ser un santurrón-El mundo que ves es el sistema ilusorio de aquellos a quienes la culpabilidad ha enloquecido .

Si realmente miramos el mundo es el duplicado exacto de nuestra condición interna de odio culpa y muerte, un lugar de tristeza y sin esperanza.

Clase 30 de UCDM-No se trata de ser un santurrón
Clase 30 de UCDM-No se trata de ser un santurrón
Si realmente miráramos y nos diéramos cuenta del odio hacia nosotros mismos,la culpa sería tan intolerable que no podríamos soportarla.
Clase 30 de UCDM-No se trata de ser un santurrón
Clase 30 de UCDM-No se trata de ser un santurrón

Muchas personas tratan de cubrirla detrás de un rostro optimista de felicidad.Muchos estudiantes de Un Curso demilagros niegan la rareza de este mundo,disfrazándola bajo un velo de santurronería.Disfrazan la cara de negación con una cara de espiritualidad positiva.

No viendo problema alguno en el mundo externo, negándose así la oportunidad de ponerse en contacto con el camino que realmente conduce al mundo interno.
Hacerse el santurrón
Hacerse el santurrón

El mundo es el salón de clases en el cuál venimos a aprender a través de las relaciones especiales.

Si andamos con cara feliz, actuando el papel de santurrón estamos privándonos de la única motivación para aprender:»tiene que haber otra manera»

Si afuera todo es maravilloso, entonces para qué vamos a querer mirar adentro.Antes de que podamos percibir el mundo tal como realmente es, tenemos que liberarnos del odio que hay en nuestras mentes,y eso se logra permitiendo que se nos muestre que el odio está allí en nuestras mentes,pues las ideas no abandonan su fuente.

Cuando comenzamos a entender nuestra locura es que podemos tomar la única decisión significativa,la decisión de elegir otra vez y ver así a través de un nuevo maestro ,el mundo a través de unos ojos felices.

Un blissninny no es un pecador debido a la santurronería (blissninniness) , como tampoco nadie es pecador por proyectar y juzgar. En forma diferente son el mismo error. El blissninny (santurrón) dice: "Me temo que soy un pecador tan miserable que debo negar la oscuridad interior y cubrirla con azúcar y especias".
blissninniness
blissninniness

La persona «espiritualmente avanzada» dice: «Soy un pecador tan miserable que debo encontrar a otros pecadores más grandes para que sean castigados en mi lugar». El aspecto curativo de esta percepción es que descubre el error para que pueda curarse mediante el perdón.

El perdón no tiene nada que ver con cambiar el comportamiento de otros

Es importante recordar que la práctica del perdón no tiene nada que ver con cambiar el comportamiento de nadie, incluido el propio. Significa reconocer que la proyección y el juicio ocurren como resultado de la culpa en la mente por haber elegido creer que la separación es real.

Esta creencia es el pecado del que nos acusamos y nos sentimos culpables. Entonces tenemos miedo de que Dios nos descubra y nos castigue. Una vez que nos embarcamos en esta loca espiral de la lógica del ego, nos vemos obligados a buscar y encontrar a otros pecadores «más grandes» para que asuman la culpa por nosotros.

Clase 30 de UCDM-No se trata de ser un santurrón
Clase 30 de UCDM-No se trata de ser un santurrón

El ego es particularmente aficionado a los pecadores «espirituales» como los blissninnies, a quienes acusamos del grave pecado de malinterpretar y usar mal el Curso. Este es un ejemplo del truco del ego de disfrazarse de especialismo espiritual para justificar el ataque a los seres «menores».

Muchos de estos ataques han sido «excusados» por los estudiantes con la afirmación: «Al menos sé lo que estoy haciendo» o «Al menos no estoy en negación». La solución simple es volver a la práctica del perdón. Si, de hecho, «sé» lo que estoy haciendo y «no lo niego», entonces, si así lo elijo, puedo ver que me identifiqué con el ego y proyecté la culpa por hacerlo en esta desprevenida persona «feliz».

El siguiente paso es pedir ayuda para tomar otra decisión. La curación ahora es posible porque la culpa y el miedo, el juicio y el ataque han sido descubiertos y reconocidos por lo que son.

Por lo tanto, ya no necesitan proyectarse hacia afuera. Cualquier juicio sobre nosotros mismos u otros puede ser transformado por el Espíritu Santo a través de este proceso de perdón. Sólo se requiere la voluntad de entregarle toda percepción errónea: “El Espíritu Santo sólo te pide esto: que lleves ante Él todos los secretos [juicios] que le hayas ocultado. Ábrele todas las puertas y pídele que entre en la obscuridad y la desvanezca con Su luz.”

Clase 28 de Un curso de milagros

Clase 28 de Un curso de milagros-Los tres pasos del perdón.

El perdón es un proceso que deshace los principios de negación y de proyección del ego.

Clase 28 de Un curso de milagros
Clase 28 de Un curso de milagros
Primer paso:darme cuenta de que la causa de nuestro sufrimiento y angustia, de sentirnos víctimas no está afuera en el mundo, sino en nuestra mente.Cualquier cosa que ocurra en nuestras vidas ha sido soñada por nosotros literalmente.Es decir que el primer paso consiste en devolver el problema  a la mente,que ha sido proyectado fuera .
Clase 28 de Un curso de milagros-Los tres pasos del perdón
Clase 28 de Un curso de milagros-Los tres pasos del perdón

Segundo paso:una vez que me di cuenta que el conflicto está en mi mente que estoy viendo afuera lo que yo negué yproyecte,ahora puedo cambiar la mentalidad.

Es reconocer que como es mío lo puedo soltar.Un curso de milagros nos brinda un fragmento donde queda muy bien explicado este elegir de nuevo este cambiar la mentalidad.

«Debo haber elegido equivocadamente porque no estoy en paz yo mismo tomé esa decisión por lo tanto puedo tomar otra quiero tomar otra decisión porque deseo estar en paz.No me siento culpable porque el Espíritu Santo si se lo permito anulará todas las consecuencias de mi decisión equivocada.Elijo permitírselo al dejar que él decida en favor de Dios por mí.»

Los tres pasos del perdón
Los tres pasos del perdón

Es decir en este segundo paso miramos nuestra culpa junto con el Espíritu Santo .

De este modo se retira nuestro apego a ella.La culpa desaparece ya que lo que la mantenía en su lugar era nuestra creencia en ella.

Este paso no lo damos nosotros

Tercer paso:la memoria del amor inalterado e inmutable de Dios comienza a alborear en nuestra mente.Este paso ocurre solo, no lo damos nosotros.

Por eso los dos primeros pasos son nuestra responsabilidad y el tercero no.Pero para que tenga lugar el tercer paso,es necesario que tomemos la decisión de dar los dos primeros nosotros.

Tengamos en cuenta que este es un proceso y que lleva mucho tiempo para la mayoría de nosotros. La paciencia y la amabilidad con nosotros mismos son partes clave de este proceso; de lo contrario, caemos en la trampa del ego de hacer real el error. Un consejo importante que Jesús nos da al comienzo de las «Reglas para tomar decisiones» es: “No luches contra ti mismo.” (T-30.I.1: 7).

Por lo tanto, el enfoque más útil sería simplemente observar su renuencia a aceptar la alternativa del Espíritu Santo y su sentimiento de que el amor de Jesús no es suficiente para usted.

Luego no condenarse por sentirse así.

Continúa siendo honesto consito mismo y con Jesús sobre lo mucho que «no» quiere creer y aceptar lo que este Curso le está enseñando, y luego no se juzgue por eso.

LOS TRES PASOS DEL PERDÓN
LOS TRES PASOS DEL PERDÓN

Estaremos practicando el Curso de una manera muy efectiva si puede hacer esto. De eso se trata el perdón.

Aprenderemos que el «pecado» del que se ha acusado no ha tenido ningún efecto, y que fue solo una «diminuta y alocada idea» que no ha cambiado el amor de ninguna manera.

Clase 27 de Un curso de milagros

Clase 27 de Un curso de milagros-La corrección-Deshacer el error.Sin diferencias,no hay ego.Mientras el concepto de diferencias sea cierto,la existencia del ego,está garantizada.

Clase 27 de Un curso de milagros
Clase 27 de Un curso de milagros
El ego sólo conoce el juicio, que se basa en su error fundamental de hacer que el error sea real. Lo que Ud. quiere hacer es vivir su vida prestando atención a lo que piensa y a cómo se siente. Si se encuentra enojado, temeroso, alegre, etc. debido a problemas en el mundo, ya sean personales o generales, reconozca que ha elegido al ego. Es este reconocimiento lo que es el "mirar". Mira las elecciones de su ego con Jesús a su lado.
Mira las elecciones de su ego con Jesús a su lado.
Mira las elecciones de su ego con Jesús a su lado.

Recordando que el ego es una elección, simplemente reconoce la elección que ha hecho sin darle el poder de quitarle su paz.

Defensas contra el dolor

Todas las relaciones de amor especiales son defensas contra el dolor abrasador en nuestra mente que proviene de la culpa que todos sentimos por haber rechazado el Amor de Dios en favor de darnos la existencia en nuestros propios términos.

Siguiendo el consejo del ego, nuestra atención se dirige lejos de nuestras mentes cargadas de culpa a individuos, sustancias o actividades específicas que pueden acallar el dolor y llenar la soledad que está en nuestras mentes.

En esencia, nuestras relaciones de amor especiales le están diciendo a Dios que no necesitamos Su Amor, y que somos perfectamente capaces de llenar el vacío y experimentar la compleción y la valía a través de las relaciones en el mundo. Este es el «contenido» subyacente a la «forma» de todas las relaciones de amor especiales.

Los buenos sentimientos que provienen de este tipo de relaciones ocultan el odio que es su base.

Clase 27 de Un curso de milagros-La corrección-Deshacer el error.
Clase 27 de Un curso de milagros-La corrección-Deshacer el error.

Al mismo tiempo, en otra parte de nuestras mentes, deseamos que nos digan que todo esto fue solo un error tonto, que hemos sido perdonados, y por lo tanto nuestra culpa y nuestras defensas contra esa culpa ya no son necesarias. Este es el «llamado» que está presente en nuestras mentes y está dividido entre estas dos actitudes o maneras de pensar.

Recordar la verdad que somos

Cualquier forma puede ser usada por el Espíritu Santo para recordarnos la verdad sobre nosotros mismos.

Una no es más o menos inspiradora que otra, en este sentido. En otras palabras, una vez que creemos que la separación ha ocurrido y estamos aquí en el mundo como cuerpos, el mundo y nuestros cuerpos se consideran neutrales.

Cualquier cosa en este mundo puede convertirse en un medio para guiarnos más allá del mundo, o más profundamente en él, dependiendo de si elegimos al ego o al Espíritu Santo como nuestro maestro.

Espíritu Santo como nuestro maestro
Espíritu Santo como nuestro maestro

Podemos estar cautivados con la estatua del David de Miguel Ángel y recordar nuestra perfección y unidad con Dios; pero la misma experiencia puede ocurrir mientras estamos mirando un árbol enfermo en nuestro patio. Cuando nos hacemos dependientes de una forma particular para tener una experiencia «espiritual», nos hemos quedado atrapados en una relación de amor especial

Finalmente, no hay nada de malo en tener preferencias en este mundo, siempre que no las tomemos en serio. Podemos decir que una obra de arte es mejor que otra, al igual que podemos decir que una composición musical en particular es mejor que otra, un método de educación es mejor que otro, un tratamiento médico es mejor que otro, según los criterios que hemos establecido en esos campos. Desde el punto de vista del Curso, todos son igualmente ilusorios. Sin embargo, es natural evaluar las cosas de una manera algo objetiva en el mundo. La lección, no obstante, es no tomar en serio ninguna de las conclusiones a las que lleguemos sobre las cosas en el mundo — deberíamos hacerlo con una sonrisa amable en alguna parte de nuestras mentes, porque sabemos que todo es una invención.

Clase 26 de Un curso de milagros

Clase 26 de Un curso de milagros-¿Qué es la salvación?La salvación es la correccción ,o el «des-hacer»de la crencia equivocada en la separación.Es decir no nos salvamos del pecado en sí,sino de «nuestra creencia en él».

Clase 26 de Un curso de milagros
Clase 26 de Un curso de milagros

El Curso habla en todo momento de la voluntad. Afirma que la voluntad no está involucrada en la percepción; que he aprisionado mi voluntad ; y que si no tuviera una mente dividida, reconocería que ejercer la voluntad es la salvación. ¿Qué es la voluntad tal como está relacionada en el Curso, y qué propósito, si lo hay, sirve en el sueño?

Cuando el Curso habla de "voluntad", siempre se refiere a la Voluntad de Dios; “La Voluntad de Dios es lo único que existe.” Está hablando sobre el nivel de la Mente donde nuestra voluntad es una con la de Dios, donde la verdad es verdadera y todo lo demás es falso . Este es un ejemplo del no-dualismo del Curso; no puede haber una voluntad aparte de la de Dios, Su Voluntad es nuestra salvación, nuestra verdadera voluntad es una con la suya. Estamos "dispuestos", es decir, ejerciendo el poder de nuestra voluntad, sólo cuando elegimos aceptar la verdad acerca de nosotros mismos, y esta es nuestra salvación.
Clase 26 de Un curso de milagros-¿Qué es la salvación?
Clase 26 de Un curso de milagros-¿Qué es la salvación?

El Curso distingue entre disposición y querer. Cuando elegimos hacer que el pecado sea real, creer la mentira del ego sobre quiénes somos en el sueño, estamos «queriendo» hacer una alternativa ilusoria a la Voluntad de Dios y defender este yo inventado. Este es el aprisionamiento de nuestra verdadera voluntad; así es como la negamos, y este es el origen de la percepción — vemos lo que queremos ver.

Clase 26 de Un curso de milagros
Clase 26 de Un curso de milagros

El libro de ejercicios dice que “De mí depende la salvación del mundo.” .Pero la salvación del mundo no se refiere a hacer nada en el mundo ni a tener un efecto en nada externo, incluidos los demás, en el mundo. La salvación del mundo depende de que yo retire las proyecciones de culpa que he puesto sobre el mundo, y luego libere esos juicios de mí mismo también – – el mismo proceso que acabamos de leer en el anexo de Psicoterapia. Al final, al no tener otro propósito, el mundo externo desaparecerá, al igual que la culpa que hemos proyectado sobre él desaparece a la luz del perdón. En otras palabras, «no existe ningún mundo» al que salvar.

Clase 25 de Un curso de milagros

Cuando crees que estás proyectando lo que no deseas ,es porque sí todavíaLo lo deseas.Lo que querremos es el pecado,pero que éste se vea afuera de nuestras mentes,a fin de retener nuestra identidad,que creemos haberle robado a Dios,pero que de la cuál no queremos asumir responsabilidad por ello.

Las defensas del ego

Los pensamientos de separación, juicio y ataque pueden verse como lo que son; intentos de defender nuestra identidad ego, probar que tenemos la razón y que Dios está equivocado, que la culpa está justificada, por nombrar sólo algunos.

Reconocer estos pensamientos y aceptar la responsabilidad de haberlos elegido con el propósito específico de «no» escuchar la Voz del Espíritu Santo es el comienzo de la práctica del perdón «y» de escuchar Su Voz.

No entiendo nada

Si queremos, entonces tenemos la oportunidad de elegir escuchar la Voz del Espíritu Santo, que puede no ser realmente una voz, sino tal vez el reconocimiento de que estoy equivocado acerca de cómo veo una situación, persona o evento, y estar dispuesto a verlo de otra manera.

En este momento, entonces, el reconocimiento, la voluntad y el ver de otra manera «es» la Voz del Espíritu Santo. Todos están llamados a escuchar al Espíritu Santo de esta manera. Pocos pueden escuchar la Voz del Espíritu Santo como una voz real, lo cual no es necesario para la práctica del perdón.

Clase 25 de Un curso de milagros
Clase 25 de Un curso de milagros

Es posible que tengamos experiencias breves en las que parecemos trascender nuestra identificación corporal, como usted lo describe, pero no es probable que mantengamos esto por mucho tiempo porque realmente no queremos hacerlo.

¿Cuál es tu deseo?

Nuestro «deseo hecho realidad» es vernos a nosotros mismos como un yo individual separado y especial, y nuestro cuerpo afirma esa identidad.

El Curso nos dice que aunque somos los que hemos elegido y hecho este yo limitado como nuestra identidad (en la fantasía, pero no en la realidad), no hemos querido aceptar la responsabilidad por esa decisión.

El creer ser erróneos

Y eso es porque enterrado profundamente en nuestro inconsciente está la creencia (inventada) de que obtuvimos este yo separado al atacar la Unicidad de Dios y nuestra verdadera Identidad como espíritu, un pecado horrendo de destrucción y asesinato de acuerdo con nuestro ego.

Entonces, una vez que parecemos ser cuerpos nacidos de otros cuerpos, nuestra existencia separada no parece en absoluto ser de nuestra propia creación.

Nuestros padres nos hicieron. Y hasta podemos creer, para el deleite de nuestro ego, que de alguna manera Dios ha estado involucrado en esta «creación» especial de nuestro yo individual, como lo enseñan muchas religiones.

Clase 25 de Un curso de milagros
Clase 25 de Un curso de milagros

Ahora el Curso también dice, como usted observa, que el guión ya está escrito (W.pI.158.4: 3) y que todo en el tiempo ya ha sucedido, de modo que nuestras vidas no son más que ver “la jornada desde el punto donde termina, desde donde la podemos ver en retrospectiva, imaginarnos que la emprendemos otra vez y repasar mentalmente lo ocurrido.” (4: 5).

¿Elegimos nuestras experiencias?

Y aunque Jesús dice que nada sucede por casualidad, está claramente atribuyendo la responsabilidad de la elección de todas las experiencias de nuestras vidas a nuestra mente (T-21.II.3: 1,2,3).

Pero esto no significa que todo en nuestras vidas esté predeterminado, que la secuencia de eventos sea fija.

Siempre estamos eligiendo entre una variedad de muchos eventos posibles que ya han ocurrido, pero la secuencia única y la gran cantidad de eventos pasados de los que estamos eligiendo, combinados con la represión de cualquier recuerdo de cualquiera de ellos y nuestra creencia de que el tiempo mismo es tanto real como lineal, se suman a la sensación de que todo es nuevo.

La tendencia a «mejorar»

Y todo esto es parte de la defensa del ego para engañarnos y hacernos creer que algo nuevo y significativo está sucediendo en nuestras vidas.

Reforzando así, la tonta esperanza de que de alguna manera esta vez nuestra elección del ego en el mundo de la forma tendrá un mejor resultado.

Para comprender el efecto aparente de nuestras vidas en los demás, debemos dar un paso atrás y mirar desde fuera del sueño del mundo.

Y volver a centrar nuestra atención en la mente, donde realmente se toman todas las decisiones.

El número casi infinito de eventos posibles en el tiempo fue escrito en un instante por la única mente (colectiva), unida al ego, antes de que la proyección fragmentaria hacia el mundo de individuos y vidas separadas pareciera ocurrir.

La creencia en el tiempo

Como explica Jesús, «El tiempo tan solo duró un instante en tu mente, y no afectó a la eternidad en absoluto. Y así es con todo el tiempo que ha pasado..

El brevísimo lapso de tiempo en el que se cometió el primer error -en el que todos los demás errores están contenidos- encerraba también la Corrección de ese primer error «y de todos los demás que partieron de él».

 todo esto es parte de la defensa del ego para engañarnos y hacernos creer que algo nuevo y significativo está sucediendo en nuestras vidas
todo esto es parte de la defensa del ego para engañarnos y hacernos creer que algo nuevo y significativo está sucediendo en nuestras vidas

Todas las mentes están unidas

Ahora mi sueño individual está separado y no puede ser verdaderamente compartido con nadie más.

Pero como todas las mentes están unidas, cualquier decisión que tome para interactuar como un cuerpo contigo, o que tomes para interactuar como un cuerpo conmigo, siempre debe reflejar un acuerdo que ambos hemos hecho juntos, en el nivel de la mente fuera del tiempo y el espacio.

Esto fue así,para reproducir ciertos eventos en el tiempo y el espacio que ya han ocurrido.

Y este acuerdo conjunto debe mantenerse enterrado en nuestro inconsciente para que sea efectivo en apoyar el propósito de separación y victimización del ego.


Jesús habla de esta decisión conjunta, específicamente en el contexto de nuestro acuerdo de hacernos daño mutuamente, como «el voto secreto que has hecho con cada hermano que prefiere caminar solo y separado… aunque sin expresarse ni oírse…es una promesa que le haces a otro de que él te herirá y de que a cambio tú lo atacarás…para que [el cuerpo] sufra.

Es la consecuencia natural de lo que se hizo en secreto, en conformidad con el deseo secreto de otro de estar separado de ti, tal como el tuyo es estar separado de él. A menos que ambos estéis de acuerdo en que ése es vuestro deseo, éste no podría tener efectos.” (T.28.VI.4: 3,6,7; 5: 1,2,3).

Este acuerdo conjunto oculto que parece verse afectado el uno por el otro debe ser el caso, ya que de lo contrario seríamos víctimas de las decisiones del otro.

La ilusión de control

A un nivel práctico es mucho más útil centrarse en el hecho de que en el mundo, como el yo físico con el que me identifico, no puedo controlar lo que otros hacen.

Pero, sin embargo, siempre tengo una elección en cuanto a cómo percibiré lo que está sucediendo en mi vida.

Puedo decidir a qué maestro invitaré a entrar, y si veré que mi paz mental depende solo de mi propia elección — como lo enseñaría el Espíritu Santo .

O si elijo ver a otros como teniendo el poder para quitarme mi tranquilidad — aceptando las enseñanzas del ego de que puedo ser victimizado y, por lo tanto, no soy responsable de cómo me siento.

Clase 24 de Un curso de milagros

Clase 24 de Un curso de milagros.PROFUNDIZANDO EN EL TEMA DE LAS RELACIONES ESPECIALES.La base de todas las relaciones especiales es la negociación.

Es una negociación,porque ambas partes de la relación,buscan negociar por la satisfacción de sus necesidades.

Esto,ocurre al nivel de la mente.Yo estoy llevando a cabo,por los dos,este intercambio de locura,en mi mente.

Clase 24 de Un curso de milagros
Clase 24 de Un curso de milagros

Del mismo modo que mi compañero,hace lo mismo en su mente.Como en realidad fuera de la mente,no existe nada,cualquiera que percibimos,tiene que ser una figura ilusoria,tal como en los sueños que tenemos cuando dormimos por la noche.

Entonces,mi relación con el otro(según mi punto de vista)sólo existe en mi mente.

PROFUNDIZANDO EN EL TEMA DE LAS RELACIONES ESPECIALES
PROFUNDIZANDO EN EL TEMA DE LAS RELACIONES ESPECIALES

El único error

Las siguientes líneas de “El substituto de la realidad” (T.18.I) en Un Curso de Milagros presentan esta idea: “El miedo es una emoción fragmentada y fragmentante…

Tú que crees que Dios es miedo tan sólo llevaste a cabo una substitución. Ésta ha adoptado muchas formas porque fue la substitución de la verdad por la ilusión; la de la plenitud por la fragmentación.

Dicha substitución a su vez ha sido tan desmenuzada y subdividida, y dividida de nuevo una y otra vez, que ahora resulta casi imposible percibir que una vez fue una sola y que todavía sigue siendo lo que siempre fue.

Ese único error, que llevó a la verdad a la ilusión, a lo infinito a lo temporal, y a la vida a la muerte, fue el único que jamás cometiste. Todo tu mundo se basa en él.

Todo lo que ves lo refleja, y todas las relaciones especiales que jamás entablaste proceden de él.” (T.18.I: 3: 3; 4). Y así, cada uno de nosotros podría considerarse una de las personalidades en el trastorno de personalidad múltiple del Hijo que ha resultado de la fragmentación del pensamiento inicial de fragmentación o separación.

Clase 23 de Un curso de milagros.

Clase 23 de Un curso de milagros.LAS RELACIONES DE AMOR ESPECIAL Y DE ODIO ESPECIAL.

El haber nacido en un cuerpo,creyendo que esa es nuestra identidad,se fundamenta en la estrategia del ego de reafirmar su existencia separada.

El propósito de todas las relaciones especiales desde el punto de vista del ego,es el de mantener la separación y la culpa reales en nuestra mente.

Y esto,sin que recordemos la existencia del Espíritu Santo,haciendo culpable a algún otro de la separación de Dios.

Clase 23 de Un curso de milagros
Clase 23 de Un curso de milagros

Libre de pecado

Así nos sentimos muy individuales ,pero libres de pecado. Las relaciones especiales comienzan con la enseñanza del ego de que nos falta algo.De que hay algo fallido en nosotros,una torturante sensación de vacío que jamás se podrá aliviar.les

Nuestros egos no están orgullosos y utilizarán cualquier forma de trabajo especial para involucrarnos en relaciones que al final no satisfacen nuestras necesidades.

Aunque generalmente no somos conscientes de esto, tenemos el objetivo subyacente de demostrar que el amor solo puede fallarnos.

Y así demostrar que somos la víctima involuntaria de las propuestas confusas y engañosas de los demás.

Entregar todo para sanar

El Curso es único — y por esta razón probablemente no sea tan popular — entre los caminos espirituales para identificar esta intención subyacente detrás de todas nuestras relaciones en el mundo.

Y esto,sin importar cuán buenas creamos que sean nuestras intenciones al principio, hasta que sean entregadas al Espíritu Santo para que las sane.


Y, a menudo para nuestra desilusión, el Espíritu Santo sólo trabaja con el contenido y no con la forma,.

De modo que no puede haber garantía de lo que sucederá en nuestras relaciones.

Excepto que se nos dará otra oportunidad de entrar en contacto con nuestra propia culpabilidad enterrada y sentimientos de indignidad y odio hacia nosotros mismos.

Pero si somos capaces de poner en práctica los principios del perdón del Curso, encontraremos que con el tiempo experimentamos un sentido de paz y alegría en nuestras relaciones.

Y ya sin importar si nuestros hermanos o hermanas son recíprocos de alguna manera en la forma.

Las relaciones nos muestran lo que hay que sanar

Y sabremos que somos verdaderos «amigos» que compartimos el propósito de curar el dolor enterrado en nuestras mentes. Pero este es un proceso que puede llevar tiempo lograrlo. Así que, mientras tanto, sepa que lo está haciendo lo mejor que puede y no deje de intentarlo.

Jesús necesita nuestras relaciones especiales para enseñarnos la otra manera. Es sólo el miedo lo que nos impide permitirnos experimentar una mayor intimidad en cualquier forma.

LAS RELACIONES DE AMOR ESPECIAL Y DE ODIO ESPECIAL
LAS RELACIONES DE AMOR ESPECIAL Y DE ODIO ESPECIAL

Creemos que la separación de Dios ha ocurrido en realidad,y que ha tenido efectos reales.

Y por tanto esta carencia es un hecho irremediable,del cuál jamás podremos deshacernos.

Una nueva interpretación

El Curso nos dice que el Espíritu Santo no nos quitará ninguna de nuestras relaciones especiales.

Pero en cambio nos dará una interpretación diferente y un propósito diferente para ellas.

Sin ellas, no seríamos conscientes de las creencias erróneas sobre nosotros mismos o los juicios que nos mantienen en nuestro sueño profundo.

Nos hemos hecho temerosos de lo que es «real» y por eso tenemos un Maestro que nos está invitando a dar pequeños pasos con Él hacia una nueva forma de pensar.

Si hacemos esto con Jesús o con el Espíritu Santo a nuestro lado, no estaremos solos o «muertos».

Al fin llega la comprensión

Eventualmente despertaremos completamente del sueño con la comprensión de que en realidad sólo estábamos soñando, sin pensamientos de muerte ni necesidad de morir.

Mientras tanto, cada paso en el perdón nos trae más paz y nos acerca a nuestra verdad .

Creemos estar justificados en recurrir a otros,en busca del amor que Dios nos negó,y es en esa decisión que nacen todas nuestra relaciones especiales.

Clase 20 de Un curso de milagros

Clase 20 de Un curso de milagros.LA DINÁMICA DEL EGO.La totalidad del sistema de pensamiento del ego,de pecado,culpa y miedo,y la corrección mediante el perdón,se encuentra en todas y en cada una de las partes de la mente dividida,en que se fragmentó la totalidad.

Todos los que creemos estar aquí,venimos con el sistema de pensamiento intacto.

Sólo varían las formas,pero su contenido siempre es el mismo:PECADO-CULPA-MIEDO

Clase 20 de Un curso de milagros
PECADO:es nuestra creencia en la separación.Es la interpretación que hace el ego de "la diminuta y alocada idea",como algo serio y que no debe tomarse a la ligera.

CULPA:Como creemos haber pecado,sentimos culpa.Es el sentimiento de ser erróneos.Esta culpa se rerpresenta en nuestra vidas como creencias y experiencias negativas sobre nosotros mismos.Podríamos llamarle "odio hacia nosotros mismos".Se puede exeririzar como sentimientos de insatisfacción con el cuerpo,o con la personalidad de uno,preocupaciones acerca de la edad,la muerte accidental,etc.

MIEDO:todos nuestros miedo,adopten la forma que adopten en este mundo,tienen su origen en el mido original al castigo ilusorio por parte de Dios.Por haber pecado,inconscientemente,creemos que merecemos castigo.Este castigo que creemos merecer,lo proyectamos aquí en alguna figura que nos "castiga",un padre,una madre,un vecino,etc. Clase 20 de Un curso de milagros
Clase 20 de Un curso de milagros

Transitamos este mundo con «ese miedo inconsciente«,por eso siempre tenemos miedo» a que algo malo nos vaya a suceder».

Esta dinámica de pecado,culpa,miedo es lo que experimentamos a diario,pues esta creencia en nuestra «maldad»,o «pecaminosidad»,nos produce culpa,y esta culpa nos lleva a temerle al castigo que creemos merecer.

Este es el «yo separado»,con el que nos identificamos,y en el cuál se basan todas nuestras creencias y juicios.Clase 20 de Un curso de milagros

Debido a la disocación,le tenemos miedo al poder de nuestra mente

Jesús explica que cuando nos sentimos impotentes o indefensos, estamos dando testimonio de nuestra negación de nuestra verdadera identidad como Hijo de Dios, que nunca podría ser impotente.

Una vez que se ha efectuado esta disociación, el auténtico poder de nuestras mentes se teme como el «enemigo», y surge un «ejército de impotentes» para luchar contra esta amenaza mortal. Jesús, por supuesto, está describiendo el campo de batalla en nuestras mentes, del cual no somos conscientes debido a la dinámica del ego de negación y proyección.

El odio arde dentro de nosotros, pero siempre se atribuye a alguna forma de maldad externa, que luego nos sentimos justificados para atacar y destruir.

Jesús también se está refiriendo a la inutilidad y la tontería de los ejércitos aparentemente poderosos del mundo. Debemos perpetuar este sistema para evitar un destino aún peor, que es reconocer que no hay enemigos afuera, y que nos volvemos impotentes al elegir creer en el sistema de pensamiento de separación y pecado.

La razón nos diría eso, si tan sólo eligiéramos consultarla (consultar nuestras mentes correctas).

Parece que hay fuerzas fuera de nuestro control

Las tres preguntas formuladas en el párrafo 5 tienen que ver con nuestra elección de existir en este mundo en el que parecemos ser víctimas inocentes de fuerzas fuera de nuestro control.

Nuestro sentimiento de impotencia para hacer algo sobre las condiciones en nuestras vidas tiene un propósito. Nos impide experimentar el verdadero poder de nuestras mentes para tomar otra decisión y negar nuestra negación de la verdad.

Por lo tanto, la cuarta pregunta — La última pregunta que queda por contestar — es: «¿deseo ver aquello que negué «porque» es la verdad?» (T.21.VII.5). Cuando respondemos afirmativamente a las tres primeras preguntas, estamos diciendo que hemos cambiado de mentalidad y que realmente ya no queremos ser víctimas del mundo.

Pero la última pregunta nos hace enfrentar nuestra decisión en favor de la culpabilidad y la razón por la que la defendemos. A menos que revoquemos esa decisión en favor de la culpa, continuaremos negando la presencia del amor, y proyectaremos continuamente esa culpa.

Hemos negado al Ser

Además de decir que nuestra falta de paz o felicidad no es culpa del mundo – es nuestro error – debemos darnos cuenta de que la culpa dentro de nosotros es una elección deliberada para negar la verdad de la Expiación y luego elegir en contra de ella. Hasta que tomemos esa decisión, vacilaremos todo el tiempo.

Responder sí a la última pregunta «tiene que significar ‘que no has dicho no’ «; es decidir que ya no quiero ser quien creo que soy: separado, único, autónomo, independiente, libre y especial. Ya no quiero verme a mí mismo como distinto del Amor de Dios.»
~ Dr. Kenneth Wapnick

Clase 20 de Un curso de milagros