woman holding brown leaf

Soltar el pasado-Relajarse

Soltar el pasado-Relajarse. DATE CUENTA DE LA INFLUENCIA DEL PASADO EN CADA MOMENTO Y AFLOJALO.


A medida que te esfuerzas por impedir que los eventos pasen a través de tu conciencia, la energía intenta primero liberarse, manifestándose a través de la mente.

Soltar el pasado-Relajarse
Soltar el pasado-Relajarse

Por eso se activa agitadamente.

Cuando no puede pasar por la mente, porque está en conflicto con otros pensamientos y conceptos mentales.

Trata de liberarse a través del corazón, lo cual origina actividad emocional.

Cuando te resistes a esa liberación, la energía queda empaquetada y se ve obligada a permanecer almacenada en el interior del corazón.

Esta pauta energética inconclusa se denomina “samskara” (impresión).

Y es una de las influencias que actúa más poderosamente en tu vida.

Es un bloqueo del pasado, una pauta energética inacabada, que a la postre, acaba gobernando tu vida.


Ha quedado almacenada en el interior, en un estado de equilibrio relativo.

La resistencia a experimentar estas pautas, es lo que causa que la energía se mantenga dando vueltas alrededor de sí misma.

Estas impresiones del pasado, incluso las muy antiguas, pueden ser estimuladas en cualquier momento y afectar a la vida presente.


Los impulsos sensoriales precedentes de los acontecimientos que suceden en la actualidad, impactan sobre el material que has ido almacenando durante años.

Y restauran las pautas pasadas, que guardan relación con los sucesos que se están
produciendo.

Soltar el pasado-Relajarse
Soltar el pasado-Relajarse

De todas las impresiones, las únicas que te bloquean son las que o bien te están dando problemas (rechazo) o bien las que te proporcionan una situación de disfrute extraordinaria (apego).

Los pensamientos y emociones se fortalecen tanto más cuanta más emoción les prestas.

Finalmente, lo que empezó como una emoción o pensamiento pasajero, puede convertirse en el centro de tu vida.

Lo único que precisas es un momento de esfuerzo consciente de decidir que no vas a irte con esa impresión.


Si las viejas influencias vuelven, es porque no fuiste capaz de procesarlas en su momento, suéltalas ahora.

Aprende a estar lo suficientemente centrado para observar sencillamente como aflora todo este material reprimido.

Cuando te asientes en tu interior con la profundidad suficiente, como para dejar de luchar con las pautas de energía almacenadas.

Así estas aflorarán constantemente y pasarán directamente a través de ti.


No proceses los bloqueos de uno en uno:

Eso es demasiado lento.

Permanece centrado en ellos, sintiendo, sin hacerles historia o narrarlos, y déjalos partir.


Si quieres ser libre, a medida que sientas algún cambio en el flujo energético, relájate y
sitúate detrás de él.

Soltar el pasado-Relajarse
Soltar el pasado-Relajarse

No luches contra él, no trates de cambiarlo y no lo juzgues.

O acabarás siendo arrastrado por los pensamientos de culpa.

El objeto viene y se va, y la conciencia lo observa ir y venir.


El centro de conciencia es siempre más fuerte que la energía que tira de él.


Simplemente relaja tu corazón.

Si sientes vergüenza, suéltala.

Si sientes miedo, suéltalo.

No son más que remanentes de energía bloqueada, que está siendo purificada.

AFLOJA, AFLOJA, AFLOJA


La soledad, el miedo al rechazo, el desagrado por nuestra apariencia física.

O las dudas sobre nuestra destreza mental.


Deja de jugar con todo ello.

Cuanto más lo toques, más lo irritarás.

Simplemente permite que las alteraciones afloren a la superficie, suéltalas y déjalas que se vayan.


Deja que pasen a través de ti, en lugar de esconderlas.

Simplemente deja que las cosas sean, y déjalas partir.


Decide que ya no quieres sufrir más.

HAZ LAS PACES CON EL DOLOR


El dolor está siempre presente, en segundo plano.

Oculto bajo capas de pensamientos y emociones.

Soltar el pasado-Relajarse
Soltar el pasado-Relajarse

Hay dolores empaquetados, deseando ser resueltos.

Para aprender a ser libre, tienes que aprender a no tener miedo de la perturbación y el dolor interno.

No puedes pasarte la vida evitando cosas y miedos que no están pasando realmente.


Debes estar dispuesto a soltar el dolor inicial, en lugar de evitarlo.

Trasciende la tendencia a evitar el dolor.

Relájate hasta estar ante el dolor en el lugar exacto donde se originó realmente.

Si permites que te atraviese sin oponer resistencia, pasará.


Simplemente tienes que estar preparado y decidido a manejar la incomodidad.

La espiritualidad es el compromiso de ir más allá.

Acepta el riesgo de soltarlo todo.

Si sueltas tu fachada, sin intentar sustituirla por otra, tus pensamientos y emociones
dejan de estar anclados en tu interior, y empiezan a pasar a través de ti.

Asume un compromiso con la felicidad incondicional y no permitas que tu corazón se cierre.


Aprende a mantenerte espontáneamente feliz y centrado, pase lo que pase.

El auténtico trabajo espiritual consiste en vivir la vida sin estrés, sin problemas, sin miedo
y sin melodramas.

Utiliza la vida para soltar tus resistencias.

Aprende a relajarte, experimentando la vida y mantén la voluntad de vivirla.

Deja que la vida se maneje sola y tú estate siempre presente.

Suelta el yo personal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: