Sólo hay una MENTE

Sólo hay una MENTE.Esta MENTE se experimenta a través de esta “mente aparentemente separada” que tiene sus propias experiencias,que parecen diferentes de las de “otras mentes”.

Todo este entramado de seis mil millones de puntos de conciencia,teniendo sus propias experiencias privadas e individuales,forman parte de la gran proyección colectiva.Es como el internet y tu ordenador.Sólo hay una MENTE

Sólo hay una MENTE
Sólo hay una MENTE

Cada “mente aparentemente separada”serían como las terminales que se alimentan de la señal de la MENTE.


Es el deseo de convertirme en un pequeño terminal,lo que provocó la separación.

Y es mi deseo de retornar aquí,de dejar de tener una forma específica de dejar de querer ser individual…lo que me retorna a Dios.

¿Dónde poner foco?

Para esto empezamos a poner foco en cómo vivimos,si cuando estamos en relación,etc,estamos buscando siempre distinguirnos,demostrar que somos diferentes…

Hacer ver las diferencias,o lo que veremos a medida que vayamos perdonando.

Y cuando nos encontremos en un lugar con mucha gente,lo que vamos a buscar es aquello que nos une…no aquello que nos separa.

O sea,vamos a utilizar el juicio,que también es una aplicación que el ego se ha inventado para separar,mira aquel es diferente,mira aqulla lo que hace…..

O lo puedo utilizar para lo contrario,juicio para identificar al Espíritu Santo en cada uno,para discernir eso..

Usar el juicio acertadamente

Este es un uso adecuado del juicio,ya no cuántas culpas hay aquí,sino una sola Inocencia que habita en cada uno de nosotros.Sólo hay una MENTE

El inconsciente colectivo es directamente la proyección del universo.
Pero,claro esta mente se experiementa a través de puntos de conciencia,entonces,parece que hubieran "inconscientes personales".Es una idea de fragmentación sin límite.
Sólo hay una MENTE
Sólo hay una MENTE

Un truco

“Tan real como nos parece, nuestra conciencia individual única es de hecho parte de la bolsa de ilusiones del ego. De hecho, la conciencia es el primer truco que el ego sacó de esa bolsa ilusoria.

Un Curso de Milagros nos dice al principio del texto que “la conciencia, el nivel de la percepción” está, de hecho, dentro del reino ilusorio del ego.

Y es “la primera división que se introdujo en la mente después de la separación”.

Si piensa en el hecho de que la percepción implica necesariamente un yo que percibe y otro que se percibe, se puede comprender por qué el Curso dice que la conciencia implica necesariamente una mente separada.

Por lo tanto, no puede ser real.

Sólo hay una MENTE
Sólo hay una MENTE

La naturaleza ilusoria de la conciencia individual

En el Cielo, el reino del conocimiento o la mentalidad-Uno, por otro lado, no hay separación y, por lo tanto, no puede haber percepción, es decir, ningún yo para percibir a otro (T.3.IV.1,2,3 ).


Cerca del final del libro, el Curso se refiere a la naturaleza ilusoria de la conciencia individual, observando que “en este mundo, puesto que la mente está dividida, los Hijos de Dios parecen estar separados.

Sus mentes, asimismo, no parecen estar unidas. En ese estado ilusorio, el concepto de una “mente individual” parece tener sentido.” (C.1.2: 1,2,3).

Y en caso de que todavía no hayamos llegado al punto, agrega que “la conciencia tiene niveles y puede cambiar drásticamente de uno a otro, pero no puede transcender el dominio de lo perceptual.

En su nivel más elevado, se vuelve consciente del mundo real, y puede ser entrenada para hacer eso cada vez con mayor frecuencia. Sin embargo, el hecho mismo de que tenga niveles y de que pueda ser entrenada demuestra que no puede alcanzar el conocimiento.” (C.1.7: 4,5,6).


Trascender lo ilusorio

De modo que la conciencia será dejada atrás o se trascenderá cuando nuestra mente esté completamente curada del pensamiento erróneo de separación y regrese al ámbito del conocimiento o la mentalidad-Uno.

Es esta aparente pérdida de conciencia individual y única la que está en la raíz de todo el miedo que finalmente asociamos con la práctica del perdón. Sin embargo, nunca seremos llamados a renunciar a este falso yo y lo dejaremos ir sólo cuando ya no tenga ningún valor o significado para nosotros.

Así que el miedo del ego de la aniquilación es sólo un truco adicional que saca de su bolsa ilusoria para mantenernos enraizados en su sistema de pensamiento.”Dr. Kenneth Wapnick

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: