close up of hand holding text over black background

Por qué no me funciona el Ho’oponopono

Por qué no me funciona el Ho’oponopono. El yo idea ,es la idea que nosotros tenemos de nosotros mismos, lo que yo creo ser, todos los conceptos ,las definiciones.

Estamos muy adiestrados o entrenados a ver a los demás por su modo de ser.

Y decimos que alguien es así o asá de acuerdo a su comportamiento.


Pero todo modo de ser está basado en un comportamiento en un momento dado.

Por qué no me funciona el Ho'oponopono
Por qué no me funciona el Ho’oponopono

Por lo tanto este es variable, o relativo.

El modo de ser, no me define a mi, ni define a los demás.

El yo idea es lo que usamos para pensar en nosotros, y decimos: «yo soy así».

Este yo idea está formado por todas las creencias que tengo acerca de mi, de acuerdo a ellas nos referimos a nosotros mismos y nos valoramos a nosotros mismos.

Este es el problema que tenemos todos aquí.

Lo que yo creo ser ,esa idea que tengo acerca de mí, y las ideas que al mismo tiempo tengo de los demás.

Como yo creo ser «este», me vivo como «este que creo ser», y mi comportamiento es el efecto de mis creencias.

Así pues, se establece el argumento entre el yo idea y el yo ideal que está creando un modelo de funcionar en cada momento, crea el personaje que uno está creyendo ser.


El yo idea no tiene nada que ver conmigo.

Es un juicio que se me ha dado y que yo he aceptado, pero que me ha venido del exterior y que no tiene nada que ver con mi verdadera identidad.


Interesa que se vea este carácter de superposición de lo que yo creo ser y lo que quiero llegar a ser; o sea la identificación.

Yo me estoy viviendo como alguien siendo alguien que no soy.

Pero en la medida que yo siga creyendo que soy ese que va mejorando.

Que es mejor y que cada día consigue unas cosas y que un día va a llegar a más.

En la medida que yo siga creyendo esto viviré de acuerdo con ello y sufriré las consecuencias de esta creencia.


Es evidente que eso no tiene nada que ver con mi realidad y por lo tanto con mi realización.

Todos los problemas psicológicos son consecuencia y aspectos de este problema básico que estoy diciendo.

La identificación con el yo idea que se proyecta hacia el yo ideal dando lugar al personaje de cada día.

Por qué no me funciona el Ho'oponopono
Por qué no me funciona el Ho’oponopono

Todos los problemas (psicológicos) que están ahí, son sub-aspectos de esto que os acabo de explicar.


Lo más difícil de ver en todo esto es que la persona no se da cuenta de que está viviendo una fantasía mental.

No se da cuenta de que está viviendo en un mundo de creencias psicológicas.

Piensa que está viviendo la realidad y no vive la realidad, vive sus ideas, sus interpretaciones.


Todo esto está activando el miedo, miedo que a su vez tiende a despertar la huida o el ataque.


El personaje es esa dinámica en que yo estoy “tendiendo hacia” y “huyendo de”

En el Trabajo de Antonio Blay se habla de muchos yos:

El yo idea, el yo ideal, el yo experiencia, el yo esencial…

Cuando estos conceptos se sacan de contexto, pueden producir una confusión que da lugar a algunas preguntas frecuentes:

¿En que yo estoy?

¿Qué yo es el que trabaja?

¿Qué yo es el que actúa?

La expresión que utilizaba Blay para definir el yo era que es la identidad, lo que nunca cambia, lo que siempre permanece inmutable.

Y al mismo tiempo afirmaba que el Trabajo consistía en ser cada vez más uno mismo.

¿Cómo es posible que algo que nunca cambia pueda ser más?

Porque lo que crece es la conciencia del yo, no el yo en sí mismo, que nunca cambia

woman with black mark in between face

Ejercicios para descubrir la sombra

Ejercicios para descubrir la sombra. Por más perturbadora que pueda parecer la sombra, no es intrínsecamente mala.

Carl Jung, llamaba a una parte de esa sombra «la sombra dorada».

photo of woman holding her neck
Photo by Jawm Ling on Pexels.com


Podríamos decir que la negativa del ego, a comprender.

Y a aceptar la totalidad de nuestra personalidad, es el problema

O sea, acá el que se opone es el ego.

La sombra se convierte en algo dañino, porque el ego proyecta su propio mal sobre ella.

Esa parte de la mente, ese sistema de pensamiento, ego, es el que proyecta su propio mal sobre la sombra.

La sombra nunca miente sobre sus motivaciones reales, es el ego, el que lo hace.

Ejercicios para descubrir la sombra
Ejercicios para descubrir la sombra


Por eso, el éxito de cualquier psicoterapia auténtica, depende de ser totalmente sinceros y honestos con nosotros mismos.

La primera vez que vemos claramente a la sombra ,nos quedamos espantados.

Entonces algunos de nuestros sistemas de defensas egocéntricos pueden saltar en pedazos o disolverse por completo.

Cada uno de nosotros proyecta una sombra tanto más oscura y compacta cuando menos encarnada se halle en nuestra vida consciente.

Esta sombra constituye, a todos los efectos, un impedimento inconsciente que malogra nuestras mejores intenciones”.

A lo  largo de nuestra vida, y a medida que vamos creciendo, creamos un “yo” o concepto de nosotros mismos que está perfectamente adaptado a las exigencias de nuestro mundo.


Este yo que hemos construido tiene dos caras:


El personaje público: la cara que mostramos al mundo. Jung la denomina la <máscara o personalidad>.

Y es este yo quien determina lo que está bien/mal desde el punto de vista de sus propios intereses.


La 2ª cara es la que no queremos ver.

En ella se encuentran nuestros miedos, preocupaciones, culpabilidades, vergüenzas, etc.

En definitiva, en ella están todos y cada uno de los aspectos reprimidos.

Esos aspectos de nosotros mismos que no podemos mostrar al mundo porque si lo hiciéramos no seríamos aceptados por los demás.

Carl G. Jung llama a este aspecto de nuestra personalidad “la sombra”.

Para identificar cuál es tu sombra puedes hacer lo siguiente:  


Fíjate en lo que más te molesta de los demás; lo que realmente te altera.

Esos son aspectos de tu lado oscuro proyectados al exterior.


Presta atención a todo aquello que te causa dolor, que te hiere de verdad y no entiendes muy bien el porqué.


Observa todo lo que juzgas o criticas exageradamente de otros.


Sé consciente de tus actos impulsivos involuntarios que normalmente son dañinos para ti (por ejemplo: adicciones, apegos emocionales, etc.)

Explora cuáles son las emociones ocultas que has ido reprimiendo a lo largo de tu vida.

¿Qué emoción te cuesta más expresar?

¿Cuáles son las que niegas o escondes de ti?

pensive woman in gray coat holding book

Mis pensamientos sin significado-Un mundo sin significado

Mis pensamientos sin significado-Un mundo sin significado. Jesús ahora establece explícitamente la conexión entre nuestros pensamientos y lo que percibimos.

De modo que la razón por la que nada de lo que vemos a nuestro alrededor tiene sentido es que lo que supuestamente estamos viendo proviene de un pensamiento que no tiene sentido.

Esta lección expresa claramente esa relación causa-efecto.

Parece que el mundo determina lo que percibes.


Podríamos añadir: «lo que sientes, lo que piensas, tus emociones, tus problemas», etc.

Por ejemplo, percibo a dos personas peleando porque están peleando.

O mi cuerpo se siente frío porque la temperatura está por debajo del punto de congelación.

Así es como el mundo piensa y cómo todos experimentan el mundo.

Sin embargo, si todo esto viene de nuestros pensamientos, parte del sueño del ego de separación.

Deben ser estos pensamientos los que soñaron la temperatura de congelación y los cuerpos los que reaccionan a ella.

Nuestro aparato sensorial, por lo tanto, nos demuestra que existe un mundo que es independiente de nosotros.

Y que somos víctimas inocentes de acontecimientos que escapan a nuestro control.

Esto seguramente no significa que debemos sentirnos culpables si nos sentimos incómodos por un día amargamente frío.

Simplemente significa que debemos darnos cuenta de que somos fríos porque nos identificamos con el cuerpo.

Lo que a su vez significa que nos identificamos con el sistema de pensamiento del ego de separación, todo lo cual no tiene sentido.

No puedo perdonar un mundo que es real.

No puedo perdonar a los demás por lo que realmente han hecho, a pesar del aparente efecto que ha tenido en mí.

Sólo puedo perdonarte si me doy cuenta de que soy yo quien te ha puesto en mi sueño, y es mi sueño.

Esa es la clave para el perdón, y para la importante definición en Un Curso de Milagros de que perdones a tu hermano por lo que no te ha hecho .

Es muy posible que la persona le haya hecho mucho a usted o a otros a nivel físico o psicológico.

Pero en el nivel de tu mente no ha hecho nada, porque no es más que un pensamiento en tu mente.

Así como tú, la víctima del victimario, también eres un pensamiento en tu mente.

Mis pensamientos sin significado-Un mundo sin significado
Mis pensamientos sin significado-Un mundo sin significado

Víctima y victimario son la misma cosa.

Cabe señalar que la mente, que antedata el mundo temporal y espacial, está fuera del tiempo y del espacio.

El tiempo y el espacio no son más que la proyección en forma del contenido de la mente de la separación, el pecado, la culpa y el miedo.

Sólo vemos una proyección de un pensamiento dentro de nuestras mentes.

Un pensamiento intencional, como mencioné brevemente antes, que asegura que nuestro sistema de pensamiento gane y el de Jesús pierda.

Nosotros tenemos razón y él está equivocado.

El mundo separado de dolor y sufrimiento es testigo de que tenemos razón.

Por eso lo hicimos de la forma en que lo hicimos.

woman wearing brown hat leaning on wooden table

Mis pensamientos no significan nada

Mis pensamientos no significan nada. Nuestros «verdaderos pensamientos» serían cualquier cosa en nuestras mentes correctas, cualquier cosa que venga del Espíritu Santo.

En este sentido, un pensamiento irreal sería, por ejemplo, que alguien me está atacando.

El verdadero pensamiento sería que esto es un llamado al amor, y es un llamado al amor que es compartido por mí.

Sin embargo, todavía estamos demasiado identificados con nuestros pensamientos.

Para poder entretener seriamente lo que él nos dice acerca de los pensamientos que nuestros pensamientos están cubriendo.

Jesús quiere que entendamos que nuestros pensamientos no son nada.

Sin embargo, tomamos estos pensamientos de la nada y los proyectamos porque creemos que son reales.

Por lo tanto, son vistas como imágenes reales en el mundo exterior.

Mis pensamientos no significan nada
Mis pensamientos no significan nada

Jesús quiere que entendamos que los pensamientos que ahora son la fuente proyectada de nuestras percepciones no están realmente ahí.

Nuestras mentes, para repetir esta importante idea, están llenas de pensamientos irreflexivos, o ideas irreflexivas, porque están basadas en el sistema de pensamiento ilusorio de separación del ego.

El tú que mira, sin apego personal a estos pensamientos, es la parte de la toma de decisiones de nuestras mentes.

Cuyo retorno es la meta del Curso y el significado del milagro que da nombre a Un Curso de Milagros.

El proceso implica dar un paso atrás con Jesús, ver cómo tu ego hace un caso contra alguien o contra ti mismo.

Mis pensamientos no significan nada
Mis pensamientos no significan nada

Verlo tomar un fragmento de aquí y un pedazo de allá, entretejer un cuadro aparentemente completo para probar que tienes razón sobre tus percepciones de la victimización en el mundo.

Y que todos los demás están equivocados, incluyendo al Espíritu Santo.

Simplemente observas a tu ego en acción.

«Una procesión extrañamente variada que pasa», con el propósito de confundirnos sobre nuestra identidad, haciéndonos creer que somos un cuerpo y no una mente.

Mientras que Jesús no nos está dando su enseñanza completa aquí, él está estableciendo sus principios básicos

blue eyed pupil wallpaper

Estos pensamientos no significan nada

Estos pensamientos no significan nada. Jesús nos está ayudando a darnos cuenta de que no sólo lo que vemos no tiene sentido, sino también nuestros pensamientos sobre lo que vemos no tienen sentido.

En lecciones posteriores explica que nuestros pensamientos no son diferentes de lo que percibimos.

El interior y el exterior son uno y lo mismo.

Tanto nuestra percepción como nuestro pensamiento son variables.

Lo que es variable no es inmutable, por definición, y si no es inmutable, no puede ser de Dios.

Esta afirmación refleja una de las premisas básicas en las que se basa la lógica de Un Curso de Milagros.

Cualquier cosa de Dios debe compartir sus atributos.

Si no lo hace, no puede ser de Él y por lo tanto debe ser irreal o ilusoria.

Así, si hay algo que cambia, no puede ser de los Sin-ángeles, y por lo tanto no existe y debe ser inherentemente sin sentido, habiéndose separado de lo que sólo tiene sentido.

Al prestar atención a nuestros pensamientos.

Por lo tanto, veremos su aleatoriedad, variabilidad y naturaleza fugaz, todo lo cual atestigua su falta de sentido.

Como variable, por lo tanto, deben ser del ego, el cual siempre está relacionado con el cambio.

Debido a que su origen es el cambio original del que no tiene nada que ver con el que no tiene nada que ver con el cambio.

Estos pensamientos no significan nada
Estos pensamientos no significan nada

Nuestros verdaderos pensamientos son el amor o la unidad, que debe ser inespecífica.

Estos pensamientos abstractos están cubiertos por el mundo de los detalles del ego.

Lo que queremos es la verdad, no una sombra o un bloque.

Como buenos platonistas, queremos el Bien que yace más allá del concepto de Bien.

El bien y el mal son conceptos .

En el mejor de los casos, nuestros pensamientos correctos (los «buenos») son las correcciones para nuestros pensamientos equivocados (los «malos»).

Pero al final su especificidad también debe desaparecer en el Amor abstracto o no específico de nuestra Fuente.

El «significado interior» son los pensamientos del Espíritu Santo en nuestras mentes.

Todo lo que percibimos fuera y creemos es real sirve al propósito del ego, que es mantenernos pensando que lo que no tiene sentido es cierto.

Todo esto se convierte entonces en una tapadera para lo verdaderamente significativo.

El Espíritu Santo, sin embargo, nos enseña a ver que lo que está afuera en el mundo sirve para el propósito de enseñarnos que no hay mundo.

Ahí radica su significado.

Los objetos no son significativos en sí mismos, pero el propósito del Espíritu Santo provee su significado.

Todo lo que se ve sin Él no tiene sentido.


El ego nos hace valorar lo que hay en el mundo para que creamos en la realidad del sistema de pensamiento de separación que el mundo refleja.

El Espíritu Santo nos hace percibir lo que hay en el mundo para que finalmente nos demos cuenta de que no hay mundo.

Así, «lo que es lo mismo» es todo dentro del sistema de pensamiento del ego, y todo dentro del sistema de pensamiento del Espíritu Santo:

La culpa es culpa, independientemente de su forma; el amor es amor, independientemente de su forma.

Pero estos dos sistemas difieren entre sí, porque el sistema de pensamiento del ego nos arraiga más en el infierno.

Mientras que el del Espíritu Santo nos lleva a casa.

Así aprendemos la igualdad inherente de todos los pensamientos dentro de los dos sistemas de pensamiento, y la diferencia intrínseca entre estos dos. Estos pensamientos no significan nada

man wearing black and white stripe shirt looking at white printer papers on the wall

No entiendo nada de lo que veo en esta habitación

No entiendo nada de lo que veo en esta habitación. Nada en esta sala significa nada porque le he dado todo el significado que tiene.

Por lo tanto, puesto que le he dado su significado.

¿Cómo podría yo, un yo separado del significado, posiblemente entenderlo?

Puedo entenderlo desde el punto de vista de mi ego porque sirve al propósito de hacer que el mundo y mi experiencia de él sea real.

Pero no puedo entenderlo de verdad, porque el propósito del mundo, tal como lo mencioné en el Preludio de estos volúmenes, es impedir que yo lo comprenda.

No entiendo nada de lo que veo en esta habitación
No entiendo nada de lo que veo en esta habitación

La verdadera comprensión me haría darme cuenta del propósito que le he dado a todo y a todos en mi vida.

Estas primeras lecciones tienen como uno de sus objetivos importantes humillarnos, para que nos demos cuenta de que no entendemos nada.

Esto es lo que subyace en la importante (¡si no escandalosa!) declaración de Jesús en el texto:

«Todavía estáis convencidos de que vuestro entendimiento es una poderosa contribución a la verdad»

Esto significa que no entiendo nada.

Creo que entiendo para qué sirve la pluma o la copa, pero no entiendo que su propósito último es mantenerme arraigado en la ilusión y fuera del Cielo.

Mi ego me diría que la pluma es para escribir, la copa para beber y la ropa para cubrir el cuerpo.

Pero no entiendo el propósito subyacente del ego para estos y todos los demás aspectos del mundo material

Lo que ayuda de estas lecciones -si les prestas mucha atención- es que sacan a la superficie todos nuestros valores inconscientes y ocultos.

No entiendo nada de lo que veo en esta habitación
No entiendo nada de lo que veo en esta habitación
Son similares a las pruebas proyectivas utilizadas por los psicólogos para ayudar a comprender la dinámica subyacente del trastorno psicológico de una persona.

El objetivo de los ejercicios es ayudarte a despejar tu mente de todas las asociaciones pasadas, a ver las cosas exactamente como te parecen ahora.

Y a darte cuenta de lo poco que realmente entiendes de ellas.

Por lo tanto, es esencial que mantengas una mente perfectamente abierta, sin obstáculos por el juicio, en la selección de las cosas a las que la idea del día debe ser aplicada.

Para ello, una cosa es como otra; igualmente adecuada y, por lo tanto, igualmente útil.


Esta es la declaración más profunda que se ha hecho hasta ahora, y su significado debe ser muy claro.

Jesús está tratando de ayudarnos a dejar atrás el pasado, porque mientras permanezca oculto a nuestra conciencia no podemos deshacerlo.

Dejado enterrado, por lo tanto, el pasado sigue creciendo una y otra vez, cargado de culpabilidad y de juicios.

La clave de esta perdición reside en el principio subyacente a estos ejercicios: la igualdad inherente a todas las ilusiones.

woman holding brown leaf

Soltar el pasado-Relajarse

Soltar el pasado-Relajarse. DATE CUENTA DE LA INFLUENCIA DEL PASADO EN CADA MOMENTO Y AFLOJALO.


A medida que te esfuerzas por impedir que los eventos pasen a través de tu conciencia, la energía intenta primero liberarse, manifestándose a través de la mente.

Soltar el pasado-Relajarse
Soltar el pasado-Relajarse

Por eso se activa agitadamente.

Cuando no puede pasar por la mente, porque está en conflicto con otros pensamientos y conceptos mentales.

Trata de liberarse a través del corazón, lo cual origina actividad emocional.

Cuando te resistes a esa liberación, la energía queda empaquetada y se ve obligada a permanecer almacenada en el interior del corazón.

Esta pauta energética inconclusa se denomina “samskara” (impresión).

Y es una de las influencias que actúa más poderosamente en tu vida.

Es un bloqueo del pasado, una pauta energética inacabada, que a la postre, acaba gobernando tu vida.


Ha quedado almacenada en el interior, en un estado de equilibrio relativo.

La resistencia a experimentar estas pautas, es lo que causa que la energía se mantenga dando vueltas alrededor de sí misma.

Estas impresiones del pasado, incluso las muy antiguas, pueden ser estimuladas en cualquier momento y afectar a la vida presente.


Los impulsos sensoriales precedentes de los acontecimientos que suceden en la actualidad, impactan sobre el material que has ido almacenando durante años.

Y restauran las pautas pasadas, que guardan relación con los sucesos que se están
produciendo.

Soltar el pasado-Relajarse
Soltar el pasado-Relajarse

De todas las impresiones, las únicas que te bloquean son las que o bien te están dando problemas (rechazo) o bien las que te proporcionan una situación de disfrute extraordinaria (apego).

Los pensamientos y emociones se fortalecen tanto más cuanta más emoción les prestas.

Finalmente, lo que empezó como una emoción o pensamiento pasajero, puede convertirse en el centro de tu vida.

Lo único que precisas es un momento de esfuerzo consciente de decidir que no vas a irte con esa impresión.


Si las viejas influencias vuelven, es porque no fuiste capaz de procesarlas en su momento, suéltalas ahora.

Aprende a estar lo suficientemente centrado para observar sencillamente como aflora todo este material reprimido.

Cuando te asientes en tu interior con la profundidad suficiente, como para dejar de luchar con las pautas de energía almacenadas.

Así estas aflorarán constantemente y pasarán directamente a través de ti.


No proceses los bloqueos de uno en uno:

Eso es demasiado lento.

Permanece centrado en ellos, sintiendo, sin hacerles historia o narrarlos, y déjalos partir.


Si quieres ser libre, a medida que sientas algún cambio en el flujo energético, relájate y
sitúate detrás de él.

Soltar el pasado-Relajarse
Soltar el pasado-Relajarse

No luches contra él, no trates de cambiarlo y no lo juzgues.

O acabarás siendo arrastrado por los pensamientos de culpa.

El objeto viene y se va, y la conciencia lo observa ir y venir.


El centro de conciencia es siempre más fuerte que la energía que tira de él.


Simplemente relaja tu corazón.

Si sientes vergüenza, suéltala.

Si sientes miedo, suéltalo.

No son más que remanentes de energía bloqueada, que está siendo purificada.

AFLOJA, AFLOJA, AFLOJA


La soledad, el miedo al rechazo, el desagrado por nuestra apariencia física.

O las dudas sobre nuestra destreza mental.


Deja de jugar con todo ello.

Cuanto más lo toques, más lo irritarás.

Simplemente permite que las alteraciones afloren a la superficie, suéltalas y déjalas que se vayan.


Deja que pasen a través de ti, en lugar de esconderlas.

Simplemente deja que las cosas sean, y déjalas partir.


Decide que ya no quieres sufrir más.

HAZ LAS PACES CON EL DOLOR


El dolor está siempre presente, en segundo plano.

Oculto bajo capas de pensamientos y emociones.

Soltar el pasado-Relajarse
Soltar el pasado-Relajarse

Hay dolores empaquetados, deseando ser resueltos.

Para aprender a ser libre, tienes que aprender a no tener miedo de la perturbación y el dolor interno.

No puedes pasarte la vida evitando cosas y miedos que no están pasando realmente.


Debes estar dispuesto a soltar el dolor inicial, en lugar de evitarlo.

Trasciende la tendencia a evitar el dolor.

Relájate hasta estar ante el dolor en el lugar exacto donde se originó realmente.

Si permites que te atraviese sin oponer resistencia, pasará.


Simplemente tienes que estar preparado y decidido a manejar la incomodidad.

La espiritualidad es el compromiso de ir más allá.

Acepta el riesgo de soltarlo todo.

Si sueltas tu fachada, sin intentar sustituirla por otra, tus pensamientos y emociones
dejan de estar anclados en tu interior, y empiezan a pasar a través de ti.

Asume un compromiso con la felicidad incondicional y no permitas que tu corazón se cierre.


Aprende a mantenerte espontáneamente feliz y centrado, pase lo que pase.

El auténtico trabajo espiritual consiste en vivir la vida sin estrés, sin problemas, sin miedo
y sin melodramas.

Utiliza la vida para soltar tus resistencias.

Aprende a relajarte, experimentando la vida y mantén la voluntad de vivirla.

Deja que la vida se maneje sola y tú estate siempre presente.

Suelta el yo personal

woman looking towards the sky

Darme cuenta de que me doy cuenta

Darme cuenta de que me doy cuenta. La conciencia es pura capacidad de darse cuenta. Tiene la capacidad de “enfocarse”.

Puede enfocarse completamente en un único objeto hasta el punto de que deja de ser consciente de todo lo demás.

Darme cuenta de que me doy cuenta
Darme cuenta de que me doy cuenta


Si es atraído lo suficiente por algún objeto, el darse cuenta se absorbe en la contemplación del objeto.

En ese momento la conciencia ya no se da cuenta de que se da cuenta del objeto.

Simplemente está absorta en el objeto.

El centro de conciencia deja de darse cuenta de sí mismo para extraviarse en los objetos.

A menos que estés plenamente asentado en la conciencia del testigo, te resultará imposible estar presente en tu experiencia siendo consciente de que eres tú quien está contemplando
todo esto.


La diferencia entre ser consciente y centrado y no serlo, es el enfoque de la conciencia.


No se diferencia la conciencia, sino el enfoque de la conciencia.


Cuando la conciencia se enfoca sobre sí misma, lo que sucede es que en lugar de darse meramente cuenta de sus pensamientos.

Se da cuenta de los pensamientos y además, se da cuenta de que se da cuenta de los pensamientos.

Darme cuenta de que me doy cuenta
Darme cuenta de que me doy cuenta


Instalado en el centro de conciencia, empiezas a tener experiencias profundas e intuitivas de la naturaleza de Ti mismo.

EVITA CERRARTE


Nuestro carácter psicológico se basa en una cierta protección.

Estamos programados para abrirnos o cerrarnos en función de nuestras experiencias pasadas.

Nuestras experiencias del pasado, pueden hacer que nos abrimos o cerramos.

Ante temas dolorosos, bloqueas la energía.

Bloqueas la Energía cerrando tu corazón, cerrando tu mente, y conteniéndote en un espacio interno limitado.


Cerrar el corazón no te protege realmente de nada.

Solo te cercena de tu fuente de energía.

A la postre solo sirve para bloquearte interiormente.

Mantente abierto y no te cierres.

Lo único que tienes que hacer es decidir si estás dispuesto a mantenerte abierto.

Simplemente es cuestión de si quieres abrirte o cerrarte.

En última instancia es algo que depende de ti, está bajo tu control.

Cuanto más abierto te mantengas, más aumenta el flujo de energía en tu interior.


Afirma: “No, no voy a cerrarme. Me voy a relajar. Voy a dejar que esta situación tenga
lugar y voy a estar aquí presente con ella.”

Darme cuenta de que me doy cuenta
Darme cuenta de que me doy cuenta

Honra y respeta cada situación. Y afróntala.

Sea como sea, afróntala.

Actúa del mejor modo que puedas, pero afróntala con apertura.

Mientras sigas dependiendo de lo que te gusta y no te gusta, seguirás abriéndote y cerrándote.

Recuerda, si amas la vida, no hay nada ante lo que merezca la pena cerrarse.

Si estás dispuesto a experimentar el don de la vida, en lugar de luchar contra él, la vida te conmoverá en lo más profundo.


Normalmente te escondes dentro de ti, te retiras, te cierras y te refugias en un escudo
protector.

Cuando te cierras para protegerte, estás poniendo un caparazón protector alrededor de tu parte débil.

Estás protegiendo tu ego, tu concepto de ti mismo.

La parte de ti que se altera tanto, está desequilibrada.

Es tan sensible, que reacciona desproporcionadamente ante la menor cosa.

Si te proteges a tal extremo, nunca serás libre.

Cuando dedicas tus energías a proteger los problemas que vas almacenando, te estancas.

Ves la vida como una amenaza y te encierras en ti mismo.


Cuando tienes la energía bloqueada, no puede ascender y alimentar tu corazón y en
consecuencia, tu corazón se debilita.

Cuando te pones a la defensiva, estás construyendo tus muros.


Deja que la psique aflore a la superficie y pase a través de ti.

Observa la parte de tu ser que está tratando de protegerse.

Si realmente quieres liberarte de esa parte sensible, deja de protegerla.


La conciencia tiende a enfocarse en las alteraciones.

Cuando las energías internas empiezan a moverse no debes ir con ellas.

Llegará un momento en que serás lo suficientemente consciente como para hacer una pausa tan pronto empieces a notar que tu energía interna se vuelve un tanto extraña.

Y en ese instante dejarás de involucrarte con ella.


Deja “soltar”, desapegarte, permite que las cosas sean tal como son, da un paso atrás de la energía que está tratando de arrastrarte.

Cuando afloren tus pensamientos, no tienes que acompañarlos.

De este modo si surge un pensamiento o una emoción, simplemente te das cuenta de ellos.

Y entonces el pensamiento o la emoción se va, porque tú permites que se vaya.


Abre tu corazón ante cualquier cosa y permite que se produzca el proceso de purificación.

Ese estado te da la oportunidad de soltar.

Si no sueltas y te pierdes en los pensamientos y sentimientos agitados, esas energías te absorberán.

Si no sueltas inmediatamente, el poder perturbador de la energía activada absorbe la atención de tu conciencia.

Pierdes el asiento del testigo y la conciencia de las múltiples energías que te rodean y te centras en una sola.

La conciencia resulta absorbida por el objeto más llamativo.

Cuando la incomodidad disminuye y te suelta, la conciencia regresa de nuevo a su asiento superior.

black queen chess piece standing

La liberación del alma-Michael Singer

La liberación del alma-Michael Singer. Liberar el alma es: 1) CONTEMPLAR LA MENTE OBJETIVAMENTE. Da un paso atrás y contempla la voz de la mente objetivamente.


La voz de tu mente asume todos los lados de la conversación.

La liberación del alma-Michael A. Singer
La liberación del alma-Michael Singer

No importa si dice cosas agradables o mezquindades.

Sea lo que sea lo que dice la voz, tú eres el que se da cuenta de ella.

La voz narra el mundo, porque al hacerlo te hace sentirte más cómodo con el mundo que te rodea.

Gracias a esta forma de procesar la percepción, mediante esa voz que narra el mundo, consigues controlar la experiencia de la realidad. LA LIBERACION DEL ALMA-Michael A. Singer

Re-creas el mundo dentro de tu mente con tus palabras y esto da apariencia de control.


Recuerda constantemente que tú no eres las palabras.

Eres el que está dentro escuchando la voz.


2) NO ENFOCARSE EN EL YO. El acto de preocuparte constantemente por ti mismo es una
forma de sufrimiento.

El crecimiento interno depende por completo de que te des cuenta de que el único modo de hallar paz y contento es dejar de pensar en ti mismo.


Crear pensamientos, mantenerlos, recordarlos , generar emociones, controlarlas , y disciplinar los potentes impulsos internos, implica un tremendo gasto de energía.

Mientras nos esforzamos por mantener relaciones amorosas, tener éxito y manifestarnos en la vida, acarreamos sin cesar un peso interno.

Este peso es el miedo a experimentar dolor, tristeza o angustia.

La liberación del alma-Michael A. Singer
La liberación del alma-Michael Singer

Alivia a tu mente del trabajo de lograr que todo el mundo y todas las cosas sean tal como
necesitas para sentirte mejor.

Le hemos encomendado a la mente una tarea imposible de realizar.

3) NO ALIMENTAR LA MENTE QUE “RESUELVE” LOS PROBLEMAS.


Cuando un problema te esté molestando, no te preguntes, “¿Qué debería hacer al respecto?”

Pregúntate “¿Qué parte de mi se siente molesta por esto?”.

Si te preguntas que debo hacer al respecto, ya has empezado a creer que hay un problema ahí fuera, que debe ser abordado. LA LIBERACION DEL ALMA-Michael A. Singer

Rompe el hábito de pensar que la solución de tus problemas reside en arreglar las cosas fuera.

La única solución es entrar en tu interior y soltar.


Basta con que te observes a ti mismo sintiéndote en conflicto, celoso, temeroso, o enfadado.

No necesitas pensar en ello o analizarlo, basta simplemente con que te des
cuenta de tu estado.

Dedícate a vivir la vida y a experimentar, en vez de intentar arreglar lo que está mal dentro de ti.

No luches con la mente, simplemente no participes en la batalla.

Simplemente no la escuches.

La clave es permanecer callado, cuando escuches a tu mente neurótica, simplemente te relajas.

Retira tu atención y la mente se apaciguará.

Recuérdate que solo has de observar.

4) ENFOCARSE EN EL OBSERVADOR


¿Quién es consciente de los pensamientos y quién es el que lucha con ellos?

Tú eres el sujeto y los pensamientos son simplemente un objeto más del cual puedes ser consciente.


Los “Objetos” mentales internos y externos compiten por la atención.

La liberación del alma-Michael  Singer
La liberación del alma-Michael Singer
Las formas están más lejos, las emociones un poco más cerca y los pensamientos más cerca todavía.

Un paso más atrás de todo ello estás tú.

La conciencia es totalmente independiente de los objetos de los que se da cuenta, ya sean estos internos o externos.

white seagulls near water

Una experiencia del Amor de Dios-UCDM

Una experiencia del Amor de Dios-UCDM. Una vez que hemos tenido una noción de la experiencia del Amor de Dios en nuestro interior, todos los demás pensamientos que tenemos se deshacen totalmente.

Incluso si la experiencia dura tan solo un instante.

Ese instante será suficiente; nunca más, creeremos en el ego cien por ciento del tiempo.

Una experiencia del Amor de Dios-UCDM
Una experiencia del Amor de Dios-UCDM

Con una sola experiencia del Amor de Dios, realmente sabemos, aunque sea por un instante, que hemos sido perdonados.

Entonces, no importa cuánto intentemos bloquear o borrar esa experiencia en el futuro, el recuerdo siempre permanecerá dentro de nosotros.

¿Quién trataría de volar con las minúsculas alas de un gorrión, cuando se le ha dado el formidable poder de un águila?

El «gorrión» obviamente es el ego y «el formidable poder del águila» se refiere al Espíritu Santo.

Esas mismas imágenes se usan en el texto:

«No le preguntes a un gorrión cómo se eleva el águila, pues los alicortos no han aceptado para sí mismos el poder que pueden compartir contigo» (T-20.IV.4:7).

En este mundo, siempre le pedimos al ego que nos hable de Dios y de la salvación.

La felicidad y la paz, en lugar de pedírselo al Espíritu Santo, la presencia del Amor de Dios en nuestras mentes.

Una experiencia del Amor de Dios-UCDM
Una experiencia del Amor de Dios-UCDM

Esta es la misma idea:

Una vez que comencemos a permitirnos tener la experiencia de dejar que el Amor de Dios sea nuestra seguridad en el mundo.

En lugar de todas las pequeñeces que el mundo nos dice que nos pondrán a salvo, será muy difícil que volvamos a confiar del todo en las cosas del mundo.

Eso no significa que no vamos a oscilar entre el ego y el Espíritu Santo, o que no nos sintamos tentados de reconstruir la vida de nuestro ego.

Pero siempre habrá una parte de nuestras mentes que ha tenido la experiencia del Amor de Dios, que nos recordará que, cuando nos desprendimos de la inversión en nuestro ego.

Y cuando realmente soltamos un rencor que anduvimos acarreando durante años, nos sentimos mejor.

Entonces, en el futuro, cuando nos sintamos tentados de aferrarnos a un resentimiento, al menos ahora, en esta vida, llevaremos dentro un recuerdo que dice:

«Hubo aquella vez que solté mi resentimiento, y funcionó».

En el Curso, el objetivo de Jesús es que, con cada situación que enfrentemos, podamos ver con mayor claridad el contraste en nuestras mentes.

Y que podamos reconocer con el tiempo lo que el ego nos ofrece.

Así que si procedo con el rumbo que llevo,es decir, enojándome y buscando venganza.

Eso generará más culpabilidad y miedo, pero ciertamente no me dará paz ni sensación alguna de estar a salvo.

Pero si procedo,y no tiene nada que ver con la forma sino con una actitud,sin venganza ni enojo, y estoy en paz, el Espíritu Santo me brindará la paz.

En ese momento, ¿por qué elegiría yo el mísero regalo del ego, que sería malestar, ansiedad, miedo, culpa, etc.

Cuando puedo tener el regalo de Dios, que sería Su paz?

Entonces, el propósito de Un curso de milagros es ayudarnos a aprender a diferenciar en todo momento entre estos dos regalos.

Y siempre son los mismos: el regalo del miedo o el regalo del amor.

Repito, no estamos hablando de comportamiento, estamos hablando de una actitud.

Por lo tanto, si tenemos una experiencia de este poder.

Y luego sentimos que estamos volviendo a confiar en nuestra propia fuerza insignificante, eso reflejaría una elección de no tener el Amor de Dios.

Una experiencia del Amor de Dios-UCDM
Una experiencia del Amor de Dios-UCDM

Es sumamente útil, cuando caemos en la tentación de sentirnos molestos, enojados, culpables, ansiosos, temerosos, furiosos, enfermos o lo que sea.

Y que nos demos cuenta en ese momento que hemos devaluado el Amor de Dios y básicamente hemos dicho:

«No lo quiero».

Hemos cambiado el regalo de Dios por el regalo del ego.

Esto se manifestará, sin excepción, con enojo, culpa, miedo, etc.

Es imposible tener un pensamiento, una emoción o una reacción que no sea lo que hayamos elegido.

Imposible, porque ninguna mente tiene el poder de hacernos nada, ningún cuerpo tiene el poder de afectarnos de modo alguno, a menos que le demos a esa mente o a ese cuerpo el poder.

Y ese es el problema.

Si estoy molesto, es porque te di mi paz.

Ahora bien, la mayoría de las cosas que nos molestan son relativamente triviales.

Si pudiéramos ver eso y luego decir, por ejemplo: «Viste, le regalé mi paz de Dios a este niño de diez años que me hizo enojar.

¡Le regalé la paz de Dios! Se la entregué».

Es absurdo, pero eso es lo que hacemos.

O voy conduciendo por la carretera, felizmente acompañado de Dios y sintiendo Su Amor, y de repente me dejo fastidiar por otro conductor.

He renunciado a mi experiencia de paz y amor para dársela a ese conductor.

Ahora bien, si me pudiera quedar bien claro lo que he elegido hacer…

Una experiencia del Amor de Dios-UCDM
Una experiencia del Amor de Dios-UCDM

Sería muy difícil que tuviese justificación de culpar a todas las cosas de este mundo que he considerado responsables de mi malestar.

En cierto sentido, podríamos reducir todo Un curso de milagros a esa enseñanza.

Nos vendría muy bien entender que cada vez que estamos molestos es porque deliberada y resueltamente, aunque sin darnos cuenta.

Hemos tomado la decisión de no valorar el Amor y la paz de Dios.

Le atribuimos más valor a enojarnos, a enfermarnos o a estar ansiosos.

Pero, dado que nosotros elegimos al ego, con la misma facilidad podemos revocar nuestra decisión en la mente.

De modo que ese es el significado de:

«¿Quién trataría de volar con las minúsculas alas de un gorrión, cuando se le ha dado el formidable poder de un águila?»

A %d blogueros les gusta esto: