Sanando a Nuestro Niño Interior

¿Qué es el Niño Interior?
Es una entidad que todos tenemos dentro que quedó anclada en el pasado y que adolece de ciertas heridas que se mandaron al inconsciente para no tener que soportar ese dolor.
Ahora somos adultos,y ese Niño/a Interior sigue manifestándose a lo largo de nuestras vidas y nos condiciona profundamente.
Ese Niño/a sigue vivo,y se manifiesta a través de muchas señales..En nuestras relaciones cotidianas,a través de la proyección.Es como si el Niño/a estuviera diciéndonos "sácame de aquí".Pero como nuestra mente tiene mucho ruido,no lo escuchamos.
Cuando niños no entendemos lo que nos está pasando,y todo eso lo almacenamos en una "NUBE",sin filtros.
Guardamos "todas las memorias",en la NUBE.
SI LAS EMOCIONES FUERON INTENSAS QUEDARON "GRABADAS".
No tenemos acceso a ellas,pero nos influencian(patrones emocionales).
Ahora,de adulto me enfrento a una situación emocional que me activa "ese patrón emocional".Entonces,revivo esa emoción.
Ejemplo:"Fuí a un entierro y llovía,treinta años después,cuando llueve siento angustia y no sé porqué.
Localizar qué emociones sentimos frente a determinados estímulos,ellas nos darán una pista de aquello que no hemos procesado.Encontrar y abrazar a Nuestro Niño/a Interior tiene un gran poder curativo.
Si se hubieran satisfecho las necesidades de la niñez,no nos hubiéramos convertido en "niños/adultos".
Una vez que este "Niño/a",se integra nos sentimos llenos de energía y vitalidad.
Cada uno de nosotros tiene un "mapa propio del mundo",una serie de creencias internas en el inconsciente,que nos mantienen en un estado hipnótico.
El Niño herido que está en nuestro interior es quién forma el sistema básico de creencias.
Hacer contacto con él es una manera de cambiar inmediatamente.
Podemos tener un físico,una edad biológica de adulto,pero si el Niño/a Interno está herido contaminará la conducta del adulto.Sanando a Nuestro Niño Interior
 

Formas en que el Niño/a Interior contamina nuestras vidas:
-CODEPENDENCIA:
Ser co-dependiente significa estar alejado de nuestros sentimientos , necesidades y deseos.
Nos preocupamos por los demás,por cómo nos ven los demás y por lo que piensan de nosotros.Dependemos de la mirada externa para sentirnos valiosos.Nos esforzamos por mantener una imagen.Dependemos de algo externo para tener una identidad.
-CONDUCTAS OFENSIVAS:
Es el resultado de la violencia padecida en la infancia ,del sufrimiento y del dolor experimentados por esa situación.
El Niño/a herido e impotente se convierte en el adulto ofensor.
El niño pierde su identidad cuando sufre un abuso y para sobrevivir al dolor,el pequeño se identifica con el ofensor.
También un adulto puede ser ofensor cuando tuvo padres permisivos y complacientes,entonces estos niños aprenden que la culpa de todo lo que les pasa la tienen los otros,perdieron todo sentido de responsabilidad.
-DESÓRDENES NARCISISTAS:
Antes de convertirse en un yo,cada uno de nosotros fue un nosotros.
Necesitábamos un «rostro-espejo»,que reflejara nuestras partes.
Necesitábamos saber cuánto importábamos,que nos tomaran en serio,que parte de nuestro ser era aceptado y merecedor de cariño.Necesitábamos saber que podíamos depender del amor de nuestros padres.
Estas fueron nuestras saludables necesidades narcisistas.
Si estas no fueron satisfechas,nuestro sentido del YO SOY,resultó perjudicado.
Estos adultos,tienen un niño demandante en su interior,que saboteará siempre sus relaciones de adulto,no importa cuánto amor se le de nunca se sentirá satisfecho.
Cada relación le causará desilusión.
Lucharán por obtener objetos materiales y dinero,para sentirse valiosos.
Necesitarán la constante adulación de los demás.(continuará).Formas en que el Niño/a Interior contamina nuestras vidas(continuación)Sanando a Nuestro Niño Interior
-DESCONFIANZA:
Cuando de niños nuestros padres no nos inspiraron seguridad,se desarrolló en nosotros un profundo sentido de desconfianza.
El niño siente que debe tener todo bajo control,para que nadie pueda sorprenderlo descuidado y lastimarle.
El control se convierte en adicción.
Son personas que no están satisfechas ,si las cosas no se hacen "a su modo".
Son personas que no han aprendido a confiar,y confunden la intensidad con la intimidad,la obsesión con el cuidado y el control con la seguridad.

-CONDUCTAS DE REPRESENTACIÓN EXTERIOR/INTERIOR:

¿Cómo actúa el niño herido que se aloja en nuestro interior para satisfacer los traumas no resueltos?
Primero tenemos que entender que la principal fuerza motivadora en nuestra vida es la EMOCIÓN.
Las EMOCIONES son el combustible que nos mueve a defendernos y a satisfacer nuestras necesidades básicas.
La ira nos impulsa a defendernos.
El miedo nos hace huir ante el peligro.
La tristeza nos hace llorar y así aliviar nuestro dolor.
Toda esta energía si no se expresa,se congela,y como tiende y trata contínuamente de liberarse a si misma,se manifiesta en una conducta anormal.
A esto se le llama «REPRESENTACIÓN EXTERIOR»
Por ejemplo<.
-Me muestro rebelde.
-Hago rabietas.
-Soy violento con otros.
-Busco consuelo en otros.
«LA REPRESENTACIÓN INTERIOR»,es reproducir en nosotros mismos los abusos sufridos en la infancia.
Nos castigamos a nosotros mismos en la forma en que nos reprimían en la infancia.
Nos hacemos reproches a nosotros mismos.
Toda esta energía que no fluye hacia el exterior,fluye hacia el interior,ocasionando severas enfermedades,o nos hace propensos a los accidentes.
Son maneras de auto castigarse. CREENCIAS MÁGICAS
Cuando niños nos fascinaba lo mágico.Creíamos que a través de ciertas palabras,gestos o conductas,la magia podía transformar la realidad.
Los padres refuerzan el pensamiento mágico en los hijos,por ejemplo:»Si le aseguran a los hijos que su conducta es la responsable de los sentimientos de otra persona»…Mira lo que has hecho,has hecho llorar a tu madre.
¿Estás satisfecho?Has hecho enojar a tu padre.Sanando a Nuestro Niño Interior

Esto implica para el niño el que crea que un hecho o suceso de una persona puede alterar la realidad de alguien.
-Si tengo dinero,estaré bien.
-Si ella me abandona,moriré.
-Si lucho,lo lograré.
Buscamos el "final feliz de las historias".
DISFUNCIONES
Miedo al abandono y miedo a ser traicionados.
Estos niños no conocen su Identidad auténtica.
Cuando los padres no le confirman a sus hijos sus sentimientos,necesidades y deseos,están rechazando la identidad auténtica del niño.Así de establece una identidad falsa.
Entonces para creer que lo aman,el niño lastimado se comporta como piensa que debe hacerlo.
El que no conoce su identidad no puede intimar con otros.
Una manera de formar una identidad es reconocer los límites,nuestros límites físicos nos protegen y nos señalan cuando alguien está demasiado cerca e intenta acercarse de una manera inadecuada.
Nuestros límites emocionales nos dicen dónde terminan nuestras emociones y dónde comienzan las de los demás.
Nos dicen cuando nuestros sentimientos son propios y cuando son ajenos.
Cuando sé quién soy no siento temor.
Sin tener límites firmes,no puedo saber dónde termino yo y dónde comienza el otro.
Tenemos problemas para decir NO,y para saber lo que deseamos.

 

 

 

 

 

2 pensamientos sobre “Sanando a Nuestro Niño Interior”

  1. Yo he sido una niña maltratada, no conocí a mi padre y mi madre no pudo criar me ni darme su cariño porque trabajaba fuera de mi ciudad, me crío mi abuela y fui maltratada duramente física y PSICOLOGICAMENTE, no tuve adolescencia porque trate de huir y caí en manos de un maltratador doble, he dado tumbos de maltratador en maltratador en mis tres relaciones y ahora tengo un marido bueno, generoso, amable. Pero soy incapaz de sentir ningún tipo de atracción ni amor. Respeto si pero es como si hubiera muerto por dentro. Lo único que me ayuda y me mantiene es el amor que siento por mis hijos, en especial por el pequeño fruto de mi difunto marido al que ame como a nadie pero el no me correspondió. Gracias por esta enseñanza que me ha servido para saber porque de muchas cosas

Deja un comentario