Sanando a Nuestro Niño/a Interior -cuarta parte

Sanando a Nuestro Niño/a Interior -cuarta parte.Etapa 2(desde los 9 meses a los 18 meses)
El niño aún está vinculado a sus padres,pero debe oponerse a ellos a fin de separarse y ser él mismo.

A este proceso de separación se lo compara con un segundo nacimiento o nacimiento psicológico.Es la etapa de la exploraciónAprende a contenerse y a deshogarse.

Controla esfínteres,gatea,camina. En esta etapa necesitan padres firmes pero pacientes. Es importante que los padres establezcan los límites adecuados y un fuerte sentido de la fuerza de voluntad la cuál permite controlar las emociones y expresarlas cuando es apropiado hacerlo y contenerlas cuando es el momento oportuno.

Esto nos permite de adultos saber decir NO, a los demás y a nosotros mismos. Un buen sentido del equilibrio.Sanando a Nuestro Niño/a Interior (cuarta parte) Los desórdenes en esta etapa tienen que ver con una pérdida del equilibrio. -Negación del YO SOY.No está bien ser yo mismo.

-La vergüenza recurrente establece que nada acerca de uno funciona.lo que siento,hago y pienso es incorrecto. -No asumir responsabilidad de nuestros actos. -Critico a los demás y a mi mismo. -No poder decir NO.Hacemos todo en exceso. -Aislamiento para no ser lastimado. -Incapacidad para retener y soltar.

EXPERIMENTEMOS LOS SENTIMIENTOS. Busca una fotografía de cuando tenías 2 o 3 años. -Obsérvala. .Recuerda cómo eras. -¿Eras travieso,curioso? -¿Eras sugestionable e inmaduro? -¿Hacías berrinches? -Percibe cualquier sentimiento que te sobrevenga.

ESCRITURA DE CARTAS

-Escribe tú como adulto una carta a ese niño/a de 2 o 3 años. -Luego con la mano no dominante escribe una carta desde tu pequeño niño/a herido a tí como adulto.

-Luego lee las cartas en voz alta.

AFIRMACIONES: Pequeño/a—————–,está bien ser curioso,querer mirar y tocar las cosas,probar su sabor.Yo cuidaré de tí para que explores con seguridad.

Te amo tal como eres,pequeño/a.————————- Estoy aquí para atender tus necesidades. Tú no tienes que cuidar de las mías. Está bien que seas atendido,pequeño———————-

Es correcto decir no,pequeño/a——————————- Me alegra que quieras ser tú. Está bien que ambos nos enojemos. Resolveremos nuestros problemas.

Está bien que te asustes cuando haces las cosas a tu modo. Es normal que te sientas triste cuando las cosas no te salen bien. No importa lo que suceda,no te abandonaré.

Puedes ser tú y seguir contando con que estaré allí para apoyarte. Me encanta verte aprender a caminar y hablar. Me fascina ver que sigues tu propio camino y que comienzas a crecer. Te amo y aprecio en lo que vales,pequeño/a——————— 

Sanando a Nuestro Niño/a Interior -cuarta parte
Sanando a Nuestro Niño/a Interior -cuarta parte

¿Qué es sanar al niño interior?

Sanar a nuestro niño interior. Todos llevamos dentro el niño que fuimos. Cuidar al niño interior es de vital importancia para la mejora emocional y para mantener una sana autoestima. … Cuando sientas una emoción negativa, pregúntate por qué te sientes así y trata de comprenderte.

Entrar en contacto con tu niño interior no solo te ayudará a comprenderte más, a entender mejor tus conflictos, sino que te permitirá liberar emociones reprimidas.

Aquellos bloqueos, inconscientes o no, que te desvitalizan. Y lo más importante, a  amarte por ser quien eres realmente, sin juicios ni reproches.No sé si alguna vez te habías planteado que pudieras necesitar algo así. No conozco tu historia pero apuesto a que esto puede ayudarte.

De hecho, no he conocido ni una sola persona que no arrastre necesidades emocionales no cubiertas o dolor reprimido desde su infancia. 

Cuatro formas eficaces de empezar a sanarte de forma completa, o que al menos a mí me han funcionado y por eso las mantengo.Sanando a Nuestro Niño/a Interior (cuarta parte)

<<No importa lo que nos hacen, lo que importa es lo que hacemos con lo que han hecho de nosotros. – Jean Paul Sartre>>

Existe un niño interior rico o pobre dentro de ti. La cuestión es qué hacer con él. Es importante asumir de forma plena nuestra responsabilidad, y acogerlo.  Al final es nuestro adulto el que debe tomar y acoger al niño interior, más allá de los padres originales. 

El sanar nuestro niño interior nos permite liberarnos de nuestra carga neurótica.

Sanando a Nuestro Niño/a Interior -cuarta parte
Sanando a Nuestro Niño/a Interior -cuarta parte

Dentro de un proceso TERAPEÚTICO de calidad la persona se apropia de su niño interior.

De esta manera confronta si es necesario con los padres originales y finalmente toma su vida en sus manos. 

Para todo ello es necesario que nos conectemos con nuestro niño interior.

Es decir, conectar con el dolor original, para sanearlo y para que el pasado deje de interferirnos y podamos vivir de una forma plena. 

Muchas personas a veces se resisten a CONECTAR CON TU NIÑO INTERIOR HERIDO, pero es necesario pasar por el sufrimiento para poder soltarlo y oxigenarlo. Sanando a Nuestro Niño/a Interior (cuarta parte)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: