Qué es la Creación según Un curso de milagros

¿Qué es la Creación según Un curso de milagros?Hablar de Creación,en el nivel que nos lo plantea Un curso de milagros,es llegar a comprender que Dios Es,y sólo Dios Es.

Creación es expresar mi Ser.

Pero esto no puede expresarse con palabras.

Lo más parecido que tenemos aquí a esta experiencia,es cuando amamos profundamente.Son esos momentos en los que parece que todo encaja.…

Y sentimos un profundo convencimiento de que somos poderosos,hermosos,eternos,invulnerables,de que amamos,de que nos desbordamos de tanta dicha..

Qué es la Creación según Un curso de milagros
Qué es la Creación según Un curso de milagros
Aquí,nosotros le llamamos crear a traer a la existencia algo que no existía.Y además,creemos que lo traigo "yo individuo",y que eso me convierte en un creador individual…un artista….Pero estas no son las creaciones de las que nos está hablando el Curso.

El Curso dedica muy poco tiempo a la tarea imposible de describir a nuestras mentes limitadas y finitas la verdadera naturaleza de Dios, Sus creaciones y la realidad — “tampoco existe un símbolo que represente a la totalidad.”

Pero hay algunos intentos. Por ejemplo, del libro de ejercicios: “Lo que Él crea no está separado de Él, y no hay ningún lugar en el que el Padre acabe y el Hijo comience como algo separado.” (W.pI.132.12: 4).

Y reconociendo la imposibilidad de capturar con palabras lo que está más allá de todos los conceptos y símbolos: “La unidad es simplemente la idea de que Dios es. Y en Su Ser, Él abarca todas las cosas.

Ninguna mente contiene nada que no sea Él. Decimos “Dios es”, y luego guardamos silencio, pues en ese conocimiento las palabras carecen de sentido.

No hay labios que las puedan pronunciar, ni ninguna parte de la mente es lo suficientemente diferente del resto como para poder sentir que ahora es consciente de algo que no sea ella misma.

Se ha unido a su Fuente, y al igual que ella, simplemente es.” (WpI169.5).Kenneth Wapnick

Qué es la Creación según Un curso de milagros
Qué es la Creación según Un curso de milagros

No hay nada en el mundo de la forma que provenga de la Mente divina, incluido el contenido subyacente.

Este es el no dualismo estricto que es el núcleo de la metafísica del Curso. Es intransigente en este nivel. La extensión del Amor de Dios — conocida en el Curso como creaciones — no tiene equivalente en el mundo.

Por lo tanto, en la medida en que nos identifiquemos con el mundo de la forma, no seremos capaces de entender lo que son estas creaciones.”

El mundo de la forma y todo lo que vemos y experimentamos — ya sea hermoso o grotesco, adorable o repulsivo — proviene de la mente dividida, la mente posterior a la separación que parece haberse separado de su unicidad como un Pensamiento en la Mente de Dios.

Esto, por supuesto, es todo ilusorio, y es por eso que la primera lección en el libro de ejercicios es “Nada de lo que veo… significa nada” y es seguido por “Le he dado a todo… todo el significado que tiene para mí”.El enfoque de las enseñanzas y los ejercicios en el Curso es la mente y no el mundo externo.

El entrenamiento está dirigido a hacernos reconocer que nuestras percepciones son causadas directamente por la elección que hacemos en nuestras mentes de identificarnos con el ego (nuestra mente errada) o el Espíritu Santo (nuestra mente correcta).

Forma y contenido

Por lo tanto, se nos enseña que el mundo “es el testimonio de tu estado mental, la imagen externa de una condición interna.” (T.21.in.1: 5).

Esto significa que si hemos elegido el sistema de pensamiento del perdón del Espíritu Santo para dirigir nuestro pensamiento, este será el «contenido» de todas nuestras percepciones.

Entonces, cualquier cosa en absoluto podría ser una fuente de inspiración para nosotros y recordarnos la verdad y la belleza de Dios. Pero esto no sería debido a alguna cualidad inherente en la propia forma.

Una obra de arte o una bella escena en la naturaleza podría inspirarnos y sacarnos de nuestro mundo finito sólo porque ya se ha hecho una elección en nuestras mentes para dejar ir nuestra inversión en ver la separación y la limitación como una realidad.

El «contenido» de la Mente divina es puro Amor, pura unicidad, pura ausencia de forma.

Dentro de la ilusión, dentro del sueño, podemos experimentar el «reflejo» de esto en nuestras mentes, pero de nuevo sólo porque primero hemos negado la negación de la verdad, que elimina los obstáculos a la conciencia del amor que siempre está presente en nuestras mentes.

La separación del infinito, de la totalidad, es imposible, enseña el Curso. Dios crea sólo como Él Mismo.

Por lo tanto, Sus creaciones comparten Su ser, pero sin ser menos de lo que Él es: “Más ¿podría el Hijo de Dios tal como su Padre lo creó morar en una forma o en un mundo de formas?” (C.2.2: 4).

En este sentido, las enseñanzas del Curso son similares a la declaración vedántica, Atman es Brahman, como se refleja en otro pasaje: “Lo que Él crea no está separado de Él, y no hay ningún lugar en el que el Padre acabe y el Hijo comience como algo separado.” (W.pI.132.12: 4). “
~ Dr. Kenneth Wapnick

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: