Por dónde empiezo a practicar el perdón

¿Por dónde empiezo a practicar el perdón?El Curso es difícil para una mente acostumbrada a pensar en complejidad. Inmediatamente después de practicar la Lección APARECE una fuerte resistencia….

Así como,un terrible miedo,un enfado,un conflicto,todo nuestro odio es arrojado ahí hacia nuestra conciencia,que parece invalidar la Lección que acabamos de hacer.

Y automáticamente luego brota un juicio:-“Fíjate lo que he hecho,esta mañana estaba practicando,Soy la Luz del mundo,y mira ,ahora,estoy enfadado”

Ahí se cuela rápidamente la tentación de pensar que estamos practicando mal el perdón,que no estamos siendo unos buenos obradores de milagros.

Y sin embargo,si bien este Libro tiene pasajes sumamente,evocadores e inspiradores,que nos transportan al Paraíso,lo que verdaderamente es su función……

Más que hacernos atisbar esos estados que son nuestra herencia natural,es que podamos ver qué estados estamos sosteniendo en nuestro interior.

Por dónde empiezo a practicar el perdón
Por dónde empiezo a practicar el perdón

Ese tipo de comparaciones las hace el ego,y no nosTIENEN QUE IMPORTAR.

En el caso de que nos volvamos conscientes de que ese pensamiento,ese juicio ha brotado,entonces,lo observarmos,y pedimos corrección.

Esta corrección me va a decir que hay inocencia en mi,incluso a pesar de que estoy experimentando un sentir de conflicto,de enfado……miedo,de preocupación ,de falta de confianza hacia la vida,hacia el Curso y lo que me enseña.En definitiva,me lo perdono…

Sin embargo, el Curso engloba todo esto,todas nuestras resistencias,que se manifiestan en diferentes intensidades……y las mete todas en la misma bolsa y nos dice:”Todo esto por igual es miedo”.

No es que yo tengo duda,yo tengo pereza,yo tengo ira,yo tengo miedo ,yo tengo preocupación,falta de confianza o sufrimiento…

Todo ello por igual,no importa en que forma lo nombremos,ni cómo se esté manifestando,es miedo.

Y el Curso,lo simplifica todo.

Lo que ha hecho el ego,es una estrategia bélica,la de divide y vencerás.

El ego nos ha dicho:”Voy a fragmentar tu realidad tanto que no vas a poder encontrar el camino de regreso a Casa “.

Este es la simplicidad de la unidad,de manera que parece que experiementamos muchísimos estado diferentes……en intensidades diferentes,un montón de personas diferentes,algunas presentes,otras de nuestro pasado,otras con las que anticipamos que vamos a tener un conflicto en el futuro ,etc…

En esa situación caótica casi es imposible saber por dónde comenzar a practicar el perdón.

Por dónde empiezo a practicar el perdón
Por dónde empiezo a practicar el perdón

¿Por dónde empiezo a practicar el perdón,dónde mi panorama es tan caótico,tan fragmentado?

El Curso,lo que hace con nosotros es ayudarnos a simplificar.

Ahí dónde hay todo este caos de fragmentación,ahí dónde tenemos un montón de estados diferentes,conflictos diferentes,con personas diferentes..

El Curso nos dice:”O estás en amor o estás en miedo”.

Y todos esos estados aparentemente infinitos y que parecen producirse por esporas y que se te presentan a tu conciencia,son todos por igual miedo.

No parece¿no?.En este mundo estamos tan hipnotizados por lo que el mundo nos cuenta que pareciera que la pereza y el miedo,son dos cosas diferentes

No parecen ser lo mismo

Pues “lo son”.

Cuando estamos en amor,no hay tal cosa como pereza,no hay tal cosa como aburrimiento,no hay tal cosa como dudas,no hay tal cosa como conflicto.

El proceso del perdón nos lleva a una gradual toma de conciencia de que ese es mi estado real,de manera de que vamos por la vida,literalmente enamorados de todo lo que vemos,y lo sabemos,y lo reconocemos así…

De hecho, el lenguaje cristiano de Un Curso de Milagros,

puede representar un gran desafío para muchos estudiantes.

Los obstáculos del ego

Si su ego está buscando una manera de invalidar el material, o de poner obstáculos al aprendizaje..

Entonces Jesús y el cristianismo pueden ser aliados útiles en esta batalla contra la verdad.

Por otro lado, pedir ayuda al Espíritu Santo puede introducir otra aula de aprendizaje en la cual el perdón de nuestro especialismo puede ser felizmente aprendido.


Si bien uno nunca querría restringir Un Curso de Milagros a un grupo cultural en particular, se puede decir que, en general, está dirigido a un público occidental.

El lenguaje cristiano del Curso

Su lenguaje, sus expresiones culturales y sus elementos freudianos, platónicos y shakespearianos le hablan a un lector cómodo dentro de la tradición occidental.

Y ciertamente se puede decir que la influencia predominante en el mundo occidental durante los últimos 2000 años ha sido el cristianismo

La figura dominante, ya sea como símbolo del amor del Cielo, o del amor (y odio) especial del ego,ha sido Jesús

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: