Pensar con Dios.

El plan de estudios de Un curso de milagros,desde la Lección 1 hasta la Lección 365,está diseñado brillante,e inteligentemente.Pensar con Dios.

Estamos profundamente narcotizados,dormidos,teniendo un sueño alucinatorio de ataque y muerte,y de pronto viene la luz de la razón a rescatarnos de eso que hemos hecho.

Dejar de pensar por nuestra cuenta

Pero,no estamos listos para eso,porque realmente nosotros estamos muy apegados a nuestra identidad,separada,fragmentada…sufriente…aunque conocida.

Preferimos nuestro pequeño gallinero,dónde sé que hay gusanos que hay semillas,que voy a poder comer,que remontar el vuelo como un águila y vaya a saber que me encuentro por esos cielos.

Aprender a pensar con Dios

No sé.Me asusta.Por eso el Curso opera,poco a poco.Por eso hay 365 Lecciones.Por eso hay 31 capítulos en los que una sola idea,se va dando de forma sinfónica,como una especie de escalera de caracol llevándonos cada vez a mayor profundidad.

Para que aprendamos a pensar con Dios.

Para que dejemos de pensar por nuestra cuenta.

Pensar con Dios.
Pensar con Dios.

Eres inmenso

En realidad nosotros nunca pensamos por nuestra cuenta,nosotros elegimos si pensamoss con el ego,y por tanto estamos aquí en esta línea “causa/efecto”,o si pensamos con el Espíritu Santo…

Cuando pensamos con el Espíritu Santo dejamos de pensar en línea y empezamos a pensar en círculo,un círculo infinito,en el que Yo soy.Todo lo que este círculo contiene es todo lo que hay,no hay más.

Y todo lo que este círculo contiene es lo que Yo Soy.No hay absolutamente nada de lo que yo esté ausente.Y no hay absolutamente nada que yo no pueda ser,porque lo Soy Todo.

No estamos acostumbrados a pensar así.Y sin embargo es lo que Somos,y es a lo que tenemos que irnos habituando,tenemos que ir poco a poco adaptándonos a ese nuevo estado de conciencia,a ese nuevo estado mental.

El nuevo estado en el que ya esa línea en dónde nos percibíamos,casi nos puede hacer hasta reir.Se pierde en la inmensidad de lo que somos,no puede definirnos.

No puede condicionarnos,porque ahora estamos listos para retomar nuestro pode:la Conciencia de Dios.Nunca la perdimos en realidad,pero soñamos que lo hemos hecho.Nos soñabamos aquí,dando saltitos,en una línea de causa efecto loca….Y ahora se nos está invitando a pensar con Dios.

Dios piensa así,en círculos infinitos.

Y las “Creaciones”,es decir “Mis Creaciones”,las nuestras como un Todo.Mis Creaciones son eternas.

Para poder llegar a pensar de ese modo,que en realidad es como ya pensamos,sólo que ahora mismo no nos damos cuenta,lo que tenemos que hacer es eliminar de nuestra mente…

ESTOS LÍMITES.

Somos creadores,esa es nuestra función y también es nuestra dicha,pero cuando estamos aquí,presos de estas cadenas,debemos aceptar como función única,única,la de perdonarEn el Cielo somos “creadores”,en la Tierra somos “perdonadores”.


El Curso no nos pide que dejemos nuestro empleo porque nos vamos a dedicar a perdonar.

Debemos continuar con nuestra vida como hasta ahora,con nuestras relaciones,con todo,como hasta ahora.Yo no tengo que cambiar nada.

Esto no me está pidiendo ninguna renuncia ,ningún sacrificio…ni ningún gesto heróico.

Me está pidiendo que ahí dónde me experimento en relación,ahí dónde yo vivo,ahí dónde creo que soy,practique,invocando al Espíritu Santo para que me muestre,la visión que hay debajo de la percepción….

Que es mi propia visión a la que yo ahora no tengo acceso,porque la estoy negando,pero sí que estoy invocando al Espíritu Santo,que es mi mente recta ,para que me muestre aquello que ahora no puedo ver.

Para que el perdón pueda operar en mi,”yo” no voy a practicar el perdón,”yo” no lo voy a hacer.

El perdón lo hace el Espíritu Santo,pero para que lo pueda hacer,yo tengo que declarar lo que dice la Lección:”Estoy decidido a ver”.

Porque si no digo esto,el Espíritu Santo pacientemente espera,a que yo esté dispuesto a ver,para gentilmente mostrarme la visión. Esta Lección es poderosa.Porque nos hace pasar de ser una “víctima narcotizada”,sin ningún poder a convertirnos en Dios.

“Estoy decidido a ver”……ese gesto es muy potente.

Porque en ese gesto va implícito el hecho de que ahora reconozco que no veo,condición imprescindible para que yo cuestione lo ilusorio…Y además estoy haciendo una declaración,de un nuevo deseo.

Y puesto que,podemos empezar a creer que somos poderosos,y que vemos aquello que queremos ver.Si yo ahora quiero ver unidad,la visión de la unidad se me va a mostrar.

De hecho ya se me ha mostrado.

Si embargo es posible que yo quiera aún por un tiempo negarlo,pero ya me ha sido dado aquello que he pedido.Porque dar y recibir son lo mismo,como causa y efecto son lo mismo.

Pensar con Dios.
Pensar con Dios.

“Has perdido el conocimiento de que tú mismo eres un milagro de Dios” ilustra la licencia poética que Jesús toma a veces.

Él está completando el pensamiento iniciado en la declaración anterior: “Cuando elegiste la percepción en vez del conocimiento, te colocaste en una posición en la que sólo percibiendo milagrosamente podías parecerte a tu Padre.” (6: 6).

Si puedes escuchar a Jesús apelando a ti y sentir su amor atrayéndote a regresar a tu estado natural en el Corazón del Amor, no importaría que esté usando el término «milagro» de manera inconsistente.

En la oración 6 lo está usando correctamente, por así decirlo, para significar una corrección de nuestra percepción errónea.

Mientras que en la siguiente oración, toma el mismo término y le da un giro diferente simplemente para exponer su punto, como lo haría un poeta o dramaturgo lírico.

Entonces, aunque su terminología puede ser inconsistente, no hay duda de lo que está tratando de transmitirnos. Y esto también sería cierto para los otros ejemplos que usted da.

Si se enfoca en lo que él quiere que escuche y aprenda, los errores aparentes en la forma disminuirán en importancia.”

kenneth wapnick

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: