No hagas de Un curso de milagros “tu vida”

No hagas de Un curso de milagros “tu vida”,en cuanto a la forma,si debes hacer del Curso “tu vida”,en cuanto al contenido, pero no debemos querer cambiar la forma para ayudar al contenido.

No hagas de Un curso de milagros "tu vida"
No hagas de Un curso de milagros “tu vida”
Utilizas la forma para que te ayude a retornar al contenido, pero el contenido es el que siempre debe estar en el primer plano de tu mente. Y ese contenido es el propósito del Curso, que es ayudarnos a aceptar la Expiación para nosotros mismos, para que podamos despertar del sueño y darnos cuenta de que nunca abandonamos la casa de nuestro Padre.

La manera en que el Curso nos ayuda a hacerlo —a aceptar la Expiación— es que practiquemos el perdón día tras día, hora tras hora,minuto tras minuto, incluso segundo tras segundo.

Cuestionar nuestras creencias

Ir cuestionando siempre las percepciones e ideas erróneas del ego y sus mentiras que nos dirían que —primero— hay un mundo ahí fuera y —segundo—(que es aún más importante a nivel práctico), que el mundo exterior nos afecta;que el mundo exterior nos hace felices, nos hace tristes, nos ocasiona placer, nos ocasiona dolor, nos da vida, acaba con nuestra vida.

Creemos que de alguna manera el mundo exterior tiene existencia propia, es real y es muy capaz de cambiar cómo estamos, de modificar nuestros estados de ánimo, nuestros cuerpos, etc.

No hagas de Un curso de milagros "tu vida"
No hagas de Un curso de milagros “tu vida”

Esa es la mentira, y todas las ideas erróneas del ego —todas sus percepciones erróneas— todas las cosas que nos dice que son verdad no son más que parte de su plan (un plan maestro), para convencernos de que somos cuerpos y no mentes.

Discernimiento

Y si el cuerpo es real, entonces, naturalmente, el pensamiento que fabricó al cuerpo es real, es decir, la creencia del ego de que la separación es real, y si todo eso es real, entonces, yo soy real, y mi yo individual, especial, único es muy real, y es quien soy

Así que, cuando decimos que no hagamos de Un curso de milagros nuestra vida, realmente estamos diciendo que no utilicemos el Curso como una defensa contra el trabajo que debemos hacer.

Podríamos ser un plomero,podríamos ser un maestro, podríamos ser un funcionario público, podríamos ser un don nadie desde el punto de vista del mundo, y aun así podrías practicar este curso.

No hagas de Un curso de milagros "tu vida"
No hagas de Un curso de milagros “tu vida”

¿Qué es ser un “Maestro de Dios?

Lo que nos hace estudiantes del Curso es la práctica diaria,el cuestionar cada pensamiento que el ego te dice que es verdad.

Cuestionar los pensamientos

Todo pensamiento que defiende la diferenciación del Hijo de Dios: que las personas son diferentes entre sí y que dichas diferencias son significativas y que tienen importancia.

Todos estos pensamientos deben cuestionarse, mirarse y descartarse por ser falsos. El Curso nos dice que nuestra tarea es negar la negación de la verdad.

Dentro del sueño, la verdad es que todos somos iguales. Esto refleja la verdad real de que todos somos Uno como Cristo. Pero, dentro del sueño, esa verdad de nuestra unidad se refleja en la igualdad universal del Hijo de Dios a nivel de la mente.

Todos tenemos una mente errónea,una mente correcta y un tomador de decisiones que elige entre las dos. Esa es la verdad dentro del sueño. La mentira es que somos diferentes, y estas diferencias, por supuesto,siempre se basan en el cuerpo, en su aparente realidad.

El tomador de decisiones en la mente-UCDM
El tomador de decisiones en la mente-UCDM
Estas diferencias las juzgamos, ya sea como positivas (es decir, amor especial), o bien como negativas (es decir, odio especial). Esto es lo que nos hace un estudiante del Curso.

 Entonces,no hacer de Un curso de milagros nuestra vida, significa no formar con él una relación especial. No sientan que nunca les saldrá bien el día si por la mañana no hacen su lección del Libro de ejercicios, o si no pasan un rato leyendo el Texto con calma.

No tiene nada de malo hacer nada de eso; pero si nos vuelvemos dependientes de ello —el significado de las relaciones especiales—si dependemos del Curso para nuestra salvación,estaremos dependendiendo de una forma.

De lo que deben depender es del sistema de pensamiento de mentalidad correcta—del milagro o del perdón— que los despertará del sueño. El objetivo de todo esto es realmente mirar la relación que uno tiene con el Curso, igual que uno miraría la que tiene con sus parejas, hijos, padres, amantes, amigos, etc.
No hagas de Un curso de milagros "tu vida"
No hagas de Un curso de milagros “tu vida”

Con respecto a la Filiación de Dios,es de suma importancia entender que no es la forma. Como nos dice el Curso:incluso el más diminuto grano de arena forma parte del Hijo de Dios, lo cual significa que Un curso de milagros —como forma externa al parecer inanimada— forma parte del Hijo de Dios.Y formamos relaciones especiales no solo con personas, no solo con sustancias, sino también con objetos, y el Curso es tan sólo uno de esos objetos (de hecho, uno predilectoque el ego utiliza para atraparnos.

El propósito de Un curso de milagros

Por lo tanto, usemos el Curso como una manera de hacer que el Curso ya no sea necesario. Jesús nos dice en el Curso que el objetivo de cualquier maestro o maestra es hacerse innecesario. El propósito de Un curso de milagros es hacerse innecesario; que nos volvamos parte tan integral de su sistema de pensamiento que nos convirtamos en él, en el Curso mismo. Y si practicamoa sus lecciones de forma diligente,día tras día, entonces alcanzarémos el punto en el que estarémos enteramente más allá de la forma y totalmente identificados con el contenido de amor.

Esa es la verdadera fuente del Curso y lo que es Un curso de milagros:ese contenido de mentalidad correcta, que es de amor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: