four rock formation

Meditando y sanando-Tomemos consciencia

Meditando y sanando-Tomemos consciencia. Entre la Realidad y la percepción vivencial de la misma existen muchos filtros legados por la historia personal y la educación.

Durante la vida, aprendemos a considerar como existente y objetiva a un área de la Realidad.

Y a desechar muchas otras: nuestra percepción se limita y más tarde o más temprano se fija.

Meditando y sanando-Tomemos consciencia
Meditando y sanando-Tomemos consciencia


Vemos el mundo y sus acontecimientos como separados por una pantalla más o menos opaca sin darnos cuenta que ella se interpone entre nosotros y la Realidad.

Más bien, confundimos la pantalla con la Realidad.

No podemos observar esa pantalla porque precisamente a través de ella se forma lo Que vemos.


Esa pantalla es el mito personal o el tema de identidad que hemos internalizado.

El grado de transparencia de la pantalla depende de nuestros condicionamientos previos y nuestro pasado.

Se inscriben en ella memorias cargadas de emociones y cuando algo de la Realidad las activa.

Reaccionamos proyectando hacia el exterior nuestros propios conflictos, traumas y distorsiones .


Puesto que siempre vemos a través del mismo filtro y no somos conscientes de su existencia.

La Realidad que en «sí» misma es luminosa, fresca, autorefulgente y siempre nueva.

Se nos presenta como repetitiva, aburrida, gris, dolorosa y obscura.

Pero no solamente el «exterior» se matiza dependiendo de la «coloración» de la pantalla sino
la sensación de identidad personal también.

Meditando y sanando-Tomemos consciencia
Meditando y sanando-Tomemos consciencia
Nuestro interior, lo que creemos ser, está separado de lo que realmente somos por la misma pantalla e idénticos filtros a través de los cuales vemos el exterior.

Los filtros de la percepción no solamente se encuentran asociados a nuestro funcionamiento mental y cerebral sino que se localizan, incrustados en nuestro cuerpo.


Memorias traumáticas e incidentes no elaborados, se inscriben en diferentes zonas de la superficie de nuestro cuerpo.

En nuestros órganos internos, nuestra musculatura y todos los sistemas que forman parle de la estructura corporal.

Nuestro principal filtro es el propio cuerpo puesto que nos identificamos con él ya su través se crea
la experiencia de lo que somos.


Durante los procesos meditativos, nos volvemos mas sensibles para todo lo que acontece, tanto en el exterior,como en el interior de nosotros mismos.

Y nos damos cuenta de las relaciones estrechas que existen entre ambos reinos de la Realidad.

En etapas avanzadas, la aparente diferencia entre lo externo y lo interno comienza a resquebrajarse hasta que en la Iluminación, el interior y el exterior se perciben como una Unidad simple y completa.


Lo que verdaderamente somos sale a relucir.

Y nos ponernos en contacto con nuestra naturaleza real la cual es la misma para todos y para todo.

Seguimos siendo individuos pero al mismo tiempo vivimos en unión con la misma fuente que se
halla en la base y fundamento de toda manifestación.


Para que la Iluminación sea posible, el cuerpo debe purificarse y sus filtros de la Realidad aclararse hasta hacerse transparentes.

RELAJACIÓN DEL «YO SOY»


Al penetrar la energía por el punto debajo del ombligo y al estar ascendiendo se dice a uno mismo y en silencio «YO» y al salir por el entrecejo o la corona se dice ..SOY ..


Se continúa esta maniobra hasta sentirse totalmente identificado con el significado de la frase ..


RELAJACION Del ARCO IRIS

Meditando y sanando-Tomemos consciencia
Meditando y sanando-Tomemos consciencia


Esta relajación produce un efecto de purificación corporal profundo y se realiza sin abandonar la postura anterior y como una continuación de la relajación del «Yo Soy«.


Al hacer penetrar la energía a través de la zona localizada 2 cm ..por debajo del ombligo, visualizar
el color rojo ya sea en forma pura o ayudándose de una imagen de una flor roja .

El color rojo lo introduce a su cuerpo y se imagina que todas las células del mismo son de ese color.


En seguida, hace lo mismo pero con el color anaranjado.


Ya sea puro o ayudándose de la imagen de una zanahoria.


Después, hace lo propio con el color amarillo, el color verde, azul y violeta.


Al llegar al color violeta se imagina que su cuerpo está bañado por ese color y que flota en medio de una atmósfera que se va aclarando de un violeta oscuro hasta un violeta claro y brillante.

Por último, el color violeta claro se transforma en un blanco puro y brillante.

Con la inhalación introduce el blanco a su cuerpo y lo hace ascender por la columna vertebral y en la exhalación el blanco sale por la parte más alta de su cabeza como si fuera una fuente que todo lo llena.

Para terminar ésta relajación, siente todo su cuerpo como una unidad totalmente blanca tanto en su superficie como en su interior.

Prácticamente todas las técnicas de Meditación requieren concentración.

La concentración implica la posibilidad de mantener fija la atención por periodos relativamente largos de tiempo. Meditando y sanando-Tomemos consciencia

Aunque la Meditación es una práctica que debiera acompañar todos los instantes de la existencia

Y no solamente algunos periodos especiales.

Es recomendable iniciar su uso practicándola una o dos veces al día por periodos de aproximadamente veinte minutos.

El mejor horario para la Meditación es el amanecer y el anochecer.

Si no es posible meditar en ese tiempo,cualquier otro puede ser utilizado.


La postura ideal para la Meditación es sentarse sobre un cojín colocado en el suelo con las piernas cruzadas y la espalda recta.

También se puede utilizar una silla cómoda, un sillón o incluso un banco, no se recomienda meditar
acostado porque esta postura podría inducir al sueño.

Sin embargo, las personas para las que el sentarse resulta intolerable, pueden meditar acostados -siempre y cuando se mantengan atentos y despiertos.





TECNICAS DE CONCENTRACION


Cualquier objeto observable puede ser utilizado para fortalecer la capacidad de atención y, por tanto, la concentración.


Sin embargo, es recomendable iniciar la práctica ya sea con un objeto denso tal como una roca, una planta, una flor o un proceso biológico claro como la respiración.



Se recomienda sentarse cómodamente en el lugar que he preparado para la práctica.

Deben cerrarse los ojos y atender a la respiración, sintiendo la entrada y la salida del aire hasta lograr que la respiración sea el único elemento que ocupe su Conciencia.


Generalmente al estar atendiendo a la respiración, al llenado y vaciado de los pulmones.

Y al paso del aire por la nariz, aparecen pensamientos que distraen o sensaciones corporales ajenas al proceso respiratorio.


No es recomendable reprimir estos pensamientos, ni negar las sensaciones corporales.

Todo intento de represión o negación aleja al practicante del verdadero sentido de Ia práctica,y no debe hacerse bajo ningún concepto.


Debe recordarse que, de lo que se trata, es de lograr la unidad y el contacto con uno mismo.

Y esto sólo es posible si se acepta y se observa, porque se vuelve imposible si se reprime o se juzga la experiencia que se vive, cualquiera que fuese su naturaleza.


Por tanto, los pensamientos que surgen durante la atención en la respiración hay que aceptarlos, dejarlos pasar y desaparecer por sí mismos sin intentar reprimirlos o luchar contra ellos.

Lo mismo debe hacerse con respecto a cualquier sensación corporal, emoción, sonido o imagen
que aparezca durante la práctica de concentración en la respiración.


Esta última debe ser tranquila, silenciosa y equilibrada.


Una respiración constante, revela un estado emocional de tranquilidad mientras que la respiración agitada es manifestación de un estado emocional alterado.

Poco a poco y con constancia y aceptación, se logra una respiración pausada y constante.

Y una desaparición de pensamientos que distraigan.


La lucha contra estos últimos únicamente los fortalece.


Por ello deben ser aceptados tal y corno son, sin juzgarlos o desviarlos de su cauce normal.


El proceso es parecido al de una limpieza interna.

La mente, al inicio de la práctica se activa y surgen juicios, valoraciones y toda una serie de emociones.


Si lodos estos componentes, son aceptados, y observan sin juicios, se van debilitando hasta que se logra un silencio interior en el cual lo único que existe es la entrada y la salida del aire.


Cada vez que aparece un pensamiento que distrae se le acepta, se le observa y cuando desaparece, se retorna a la concentración en la respiración.

Esta última es el punto de referencia que paulatinamente se convierte en el foco total de la Conciencia.


El efecto de fortalecer la atención es altamente beneficioso en muchos aspectos.

La capacidad de resolver problemas se incrementa, la memoria se agudiza y aun los procesos preceptivos ganan en fineza y profundidad, lo mismo que el pensamiento y el contacto con el propio cuerpo.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: