Los dos sueños-El sueño del mundo-el sueño secreto

  • silvina 

Los dos sueños.El sueño del mundo y el sueño secreto-Algunos estudiantes del Curso sufren de lo que llamamos «confusión de niveles». Este error común confunde las enseñanzas metafísicas del Curso (Nivel 1) con la parte del Curso que trata únicamente del sueño ilusorio (Nivel II). Los dos sueños-El sueño del mundo-el sueño secreto

En su pregunta, el Nivel 1 está representado por el «gran esquema de las cosas», es decir, “Nada irreal existe” (T-in.2: 3).

En el Nivel 2 está representado por tí y su línea de trabajo, es decir, un cuerpo viviendo en un mundo controlado por un estándar de bueno y malo.

Usar los específicos

Mientras usted crea que está en este mundo, es importante que haga lo mejor que pueda en cualquier papel que haya elegido. Sus roles específicos son lo que constituye el salón de clases que el Espíritu Santo puede utilizar para enseñarle el perdón.

 
 Sin los específicos, nunca podremos llegar a Aquel que está más allá del mundo por completo. No obstante, es gratificante saber que, al final, el trabajo que tú haces no importa. Lo que importa es con quién lo hace. Y puede decir con quién ha trabajado si está tranquilo o ansioso."Los dos sueños-El sueño del mundo-el sueño secreto

Por no-dualidad queremos decir que Un Curso de Milagros reconoce sólo una dimensión de la realidad — el espíritu y el estado de perfecta unicidad a lo que el Curso se refiere como el ámbito del conocimiento.

Los dos sueños.El sueño del mundo y el sueño secreto
Los dos sueños.El sueño del mundo y el sueño secreto

Todo lo demás — el mundo dualista de separación y percepción, de forma y materia, de pensamiento y conceptos — es una ilusión y, por lo tanto, no existe realmente.

Este no-dualismo es lo que se encuentra en las enseñanzas superiores del hinduismo y el budismo, pero rara vez en occidente. Lo que hace que Un Curso de Milagros sea único como sistema espiritual — antiguo y contemporáneo — es su integración de esta metafísica no-dualista con una psicología sofisticada, basada en gran medida en las ideas de Freud y sus seguidores.

Un sueño fuera de la Mente de Dios

Esto significa esencialmente que al mismo tiempo que el Curso enseña que el mundo es una ilusión y no es nada más que un sueño, «fuera» de la Mente de Dios.

Se nos insta a practicar nuestras lecciones diarias de perdón, prestando cuidadosa atención a nuestras experiencias diarias «aquí»

 La clave de esta integración es el énfasis del Curso en el «propósito», la idea cuya introducción distingue a Un Curso de Milagros de otros caminos espirituales.Los dos sueños-El sueño del mundo-el sueño secreto

 
Los dos sueños.El sueño del mundo y el sueño secreto
Los dos sueños.El sueño del mundo y el sueño secreto

El Curso enseña que no solo el mundo es una ilusión, sino que es una ilusión intencional; el propósito es crear un mundo de cuerpos, completamente enfocados en resolver la gran cantidad de problemas físicos y psicológicos que nos acosan a diario, clamando por atención y solución.

La mente es la fuente de todos los problemas

De esta manera, la «mente», la verdadera fuente de nuestros problemas, se mantiene oculta de la conciencia.Los dos sueños-El sueño del mundo-el sueño secreto

Nos dice en el Curso que esta «vida» es un sueño, que el mundo es una ilusión, que el cuerpo no muere porque el cuerpo no vive (T.19.IV.C.5: 2,3 , 4,5), y que nuestra experiencia del tiempo es simplemente una parte de esa ilusión.

Nuestro «sueño» siempre y sólo refleja la elección que hemos hecho ya sea para el propósito del ego de reforzar nuestra culpa y nuestra creencia en la separación, o el propósito del Espíritu Santo de perdonar y deshacer la creencia en la separación.

Por lo tanto, la forma del sueño nunca importa, y cuando esa forma cambia, el aprendizaje o la elección continúan en la mente.

Entender la reencarnación


Entonces, al leer un pasaje que parece implicar la reencarnación, podríamos entenderlo no solo en el nivel de nuestra experiencia dentro del sueño, sino también como la idea de volver a examinar la falta de perdón.

Quizás sería útil pensar en sueños «simultáneos», o usar el modelo de un holograma donde el todo se encuentra en cada parte. Cuando la mente «reexamina» los sueños o aspectos del holograma, esto podría ser visto como una experiencia de «vidas» diferentes.
Jesús nos dice en el manual que una creencia en el concepto de reencarnación no es un requisito para su Curso. De hecho, dice que solo es valioso en la medida en que sea «útil» o de consuelo para sus estudiantes.

Lo que significa estar en el mundo

Estar en el mundo real significa que sabe que no es un cuerpo y que el mundo físico no es real. Usted sabe que su identidad -- así como la de todos los demás -- no tiene nada que ver ni con el cuerpo ni con el mundo.

 
 Es un estado mental en el que el sistema de pensamiento del ego ya no está presente y, por lo tanto, no hay ningún aspecto del tomador de decisiones, porque ya no hay dos sistemas de pensamiento para elegir. El contenido de la mente es puramente el sistema de pensamiento de amor del Espíritu Santo.


En consecuencia, en este estado mental no habría ningún yo que experimentara la «necesidad» de hacer algo. No es que su cuerpo no haría nada, sino que «usted» no sería el agente del «hacer».

El amor del Espíritu Santo fluiría a través suyo, y entonces su experiencia sería que «usted» no está haciendo nada. Recuerde, nuestro viaje hacia «el país lejano» ha sido un viaje lejos del estado de unicidad y hacia un estado de individualidad física.

Nuestro viaje de regreso es uno de desapego,caracterizado por la aceptación de la verdad de que el Jijo de Dios es invulnerable..

Justo antes de que el sueño de la separación desaparezca por completo, alcanzaríamos el estado de «saber» de una vez por todas que los cuerpos y el mundo son totalmente irreales.

Los sueños sueños son

No son nada más que los sueños de una mente que se ha quedado dormida.

Nada de lo que ocurre en los sueños es realmente importante.

Sólo le importa a las figuras del sueño. Una mente que ha sanado sabría incluso que el sueñonunca sucedió realmente.

Deja un comentario