LECCIÓN 9 DE UCDM -COMENTARIO

LECCIÓN 9 DE UCDM -COMENTARIOLección 9. NO VEO NADA TAL COMO ES AHORA.«Esta idea es, obviamente, la consecuencia lógica de las dos anteriores. Pero si bien es posible que la puedas aceptar intelectualmente, es muy probable que todavía no signifique nada para ti.»


Esto es un leve eufemismo. La idea no significará nada para nosotros porque estamos aterrados de lo que realmente significa. En el instante santo, que es el significado de “ahora”, no hay nada para ser visto.

El capítulo 18 en el texto dice: “No hay ni un solo instante en el que el cuerpo exista en absoluto.” (T-18.VII.3:1), lo que significa que en el instante santo no hay cuerpo. ¿Por qué? Porque no hay pensamiento de separación; no hay pecado, culpa, ni miedo, y por lo tanto no se necesita el cuerpo para defenderse contra esos pensamientos.

Estos son los obstáculos a la verdad a los que Jesús se refirió en la lección anterior. Por lo tanto, todo lo que “veo” es una defensa contra el instante santo.

LECCIÓN 9 DE UN CURSO DE MILAGROS -COMENTARIO
LECCIÓN 9 DE UN CURSO DE MILAGROS -COMENTARIO
Es extremadamente difícil para nosotros creer que lo que estamos viendo no está ahí. Creemos que vemos una sala llena de personas y sillas, un reloj, un lago congelado [esta clase se llevó a cabo durante el invierno en Catskill Mountains, Nueva York], etc.

NO VEO NADA TAL COMO ES AHORA
NO VEO NADA TAL COMO ES AHORA
En la "realidad", todo lo que estamos viendo es una imagen externa de nuestros pensamientos de separación, las formas específicas que son proyecciones de nuestro sistema de pensamiento ilusorio.



2:2-3) «Esta idea puede producir gran inquietud, y toparse con gran resistencia, la cual puede manifestarse de muchas maneras. No obstante, eso no excluye el que la apliques.»
Nuevamente, no es necesario comprender o estar de acuerdo con las ideas del libro de ejercicios. Jesús simplemente nos está pidiendo que las hagamos. 












LECCIÓN 9 DE UCDM -COMENTARIO
LECCIÓN 9 DE UCDM -COMENTARIO

Cuando eliminas los escombros enturbiantes de la mente – es decir, los pensamientos sin significado enraizados en el sistema de pensamiento del ego – lo que queda es la visión de Cristo, y ese es el entendimiento.

Esto no tiene nada que ver con lo que sucede en el mundo, sino con darse cuenta de que no hay nada aquí en el mundo a ser entendido. Me recuerda una declaración hecha por Miguel Ángel sobre su escultura. Explicó que primero vio la imagen en la piedra y luego quitó lo que no pertenecía.

La imagen de Cristo, que es la luz de nuestra verdadera Identidad, ya está en nuestras mentes a través del Espíritu Santo. Nuestra responsabilidad es simplemente traer a Su verdad los escombros enturbiantes de nuestras ilusiones, lo que conduce a una experiencia del Amor de Dios y la unicidad de la Filiación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: