LECCIÓN 6 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

LECCIÓN 6 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO.Estoy disgustado porque veo algo que no está ahí.Lo que es tan intrigante de estas primeras lecciones es que Jesús no se involucra con la metafísica de peso.

Sin embargo, eso es exactamente lo que fundamenta la idea de que «estoy disgustado porque veo algo que no está ahí». Lo que me está disgustando está «dentro» de mí, no afuera. «No hay nada fuera de mí».

LECCIÓN 6 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 6 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Lo que creo ver es simplemente una proyección de un pensamiento en mi mente, y este pensamiento – el de la separación de Dios – ¡tampoco está ahí!. Mis percepciones son de ilusiones, las proyecciones de pensamientos que son en sí mismos ilusiones. ¿Qué más puede engendrar una ilusión sino más ilusiones?

Hoy se nos recuerda nuevamente que cualquier disgusto, grande o pequeño, resulta en una pérdida de paz. No podemos estar un poquito en paz. O estamos en paz, o no lo estamos.

LECCIÓN 6 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 6 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Cualquier cosa que nos moleste y traiga a la mente preocupación, miedo, depresión, ansiedad, ira, expectativas o deseos, es perturbador para nuestra paz. No hay jerarquía de disgustos grandes o pequeños. “No hay disgustos pequeños.

Todos perturban mi paz mental por igual. Y: No puedo conservar esta forma de disgusto y al mismo tiempo desprenderme de las demás. Para los efectos de estos ejercicios, pues, las consideraré a todas como si fuesen iguales.” (W.6.3.2-6) Todos son iguales porque todos son irreales.

Si bien aquí se habla de pensamientos perturbadores, lo mismo se aplicaría a lo que llamamos pensamientos «placenteros». Ellos también restan valor a los pensamientos reales en nuestras mentes correctas.

Observar nuestros pensamientos

Estas Lecciones nos están ayudando a observar nuestros pensamientos y a reconocer que interfieren con nuestra paz, ya que están obstaculizando la paz que ya está en nuestras mentes.

Lo importante de esta Lección es ver que no hay nada fuera de nosotros. Nada de ello es real. Todo es ilusión. Esto no es fácil para nosotros, ya que experimentamos cosas que parecen venir de fuera de nosotros y les otorgamos realidad.

Atribuimos nuestros disgustos a algo que parece venir hacia nosotros, pero cada vez más, entenderemos que todo lo que nos molesta comienza con nuestra propia condición interna. Lo que me disgusta es el significado que estoy dando a lo que en realidad es una situación o evento neutral.

El poder está en Tí

La buena noticia es que tenemos el poder dentro de nosotros para cambiar nuestra condición. Hoy, se nos pide que identifiquemos específicamente nuestros sentimientos. “Estoy enfadado con ____ porque veo algo que no está ahí.” (W.6.1.4)

Indagar

Nos tomamos unos minutos para buscar en nuestras mentes los sentimientos de malestar. A veces, estamos tan acostumbramos a los sentimientos dolorosos y temerosos, los cuales están literalmente allí todo el tiempo, que es difícil identificarlos.

No tenemos ni idea de que siempre se están reproduciendo en el fondo de nuestras mentes hasta que empezamos a ser más consistentes en notarlos. Ellos no pueden ser curados si no los miramos, así que este paso es necesario.LECCIÓN 6 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO  

Esto no quiere decir que un evento no haya ocurrido en la ilusión. Ayer estuve involucrada en una importante controversia relacionada con algunas circunstancias que tuvieron lugar en la residencia para personas mayores de mi madre.

Dejar de interpretar

Estaba preocupada, enojada, frustrada y angustiada por esta situación. El evento ocurrió, pero lo que me molestaba era mi interpretación de ello. Me sentí a merced de lo que se estaba proponiendo. Me recordé a mí misma que estaba dando significado a algo que en realidad no estaba ahí. No es diferente de un sueño nocturno.

Estaba reaccionando a la interpretación que estaba dando a la situación y eso es lo que me molestó. Cada uno de nosotros puede percibirlo de otra manera. Si bien el evento pudo haber ocurrido en el nivel de la forma, mi disgusto sobre ello es lo que estoy invitada a mirar.

Estoy respondiendo a un pensamiento en mi mente y en realidad eligiendo estar disgustada. Este no es un curso acerca del comportamiento. Es un curso acerca de entrenamiento mental.

Ocúpate de tu mente

Un Curso de Milagros está dirigido a la mente y sólo se ocupa del contenido de la mente. Un problema percibido en el mundo todavía puede necesitar nuestra atención, pero el trabajo real está en nuestras propias mentes.

Entonces abordamos el problema con ecuanimidad o angustia dependiendo de la decisión que tomemos. Cuando nos tomamos el tiempo para mirar nuestras mentes y pedir al Espíritu Santo cómo ver este problema de otra manera, a veces la solución que pensamos que era aplicable en la forma ya no es necesaria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: