LECCIÓN 45 DE UCDM-Comentario

LECCIÓN 45 DE UCDM-Comentario.Dios es la Mente con la que pienso.Nuestros verdaderos pensamientos están con Dios.Jesús nos está haciendo una pequeña burla, diciéndonos que nosotros pensamos que pensamos, que pensamos que vemos.

De hecho, no estamos pensando ni viendo nada en absoluto.

Los pensamientos que pienso que pienso

Podríamos decir, por ejemplo, que no hay una relación entre lo que Dios es y lo que el mundo piensa que es Dios – esto incluye a todas las teologías del mundo.

Volviendo a la lección del libro de ejercicios, vemos una declaración de Nivel Uno – no hay absolutamente nada, no hay un punto intermedio, entre la verdad y la ilusión.

Cada vez que pensamos que entendemos algo, tal comprensión no puede ser real porque estamos involucrados solo con nuestros propios pensamientos, y «nuestros» pensamientos nunca son reales.

El propósito lo es todo

El propósito de Un Curso de Milagros no es llevarnos a un «entendimiento» de Dios, sino a una «experiencia» de Su Amor, por lo que debemos escapar de la oscuridad de nuestra culpa y odio.

La siguiente declaración de la Introducción a la clarificación de términos expresa este objetivo de la experiencia en lugar del entendimiento:

LECCIÓN 45 DE UCDM-Comentario

LECCIÓN 45 DE UCDM-Comentario


“Una teología universal es imposible, mientras que una experiencia universal no sólo es posible sino necesaria. Alcanzar esa experiencia es lo que el curso se propone. Sólo cuando ésta se alcanza es posible la consistencia porque sólo entonces se acaba la incertidumbre.” (C-in.2:5-7).

Las ideas no abandonan su fuente

El principio extremadamente importante de «las ideas no abandonan su fuente» hace su primera aparición aquí en el libro de ejercicios, aunque ya lo hemos discutido muchas veces.

Jesús lo menciona nuevamente más adelante en las lecciones, y está en el centro de su enseñanza en los tres libros del Curso.

Para expresarlo de manera diferente: este principio es la Expiación, que refleja la verdad inmutable de que somos una idea o pensamiento en la Mente de Dios, y nunca hemos abandonado nuestra Fuente.

Esto significa que la separación nunca ocurrió.

Por lo tanto, estamos diciendo que todos los pensamientos, si son reales, nunca han abandonado su Fuente. Aunque creemos que hemos abandonado a Dios y estamos dormidos en el sueño, todavía podemos tener reflejos de estos pensamientos.

Una vez más, en estos pasajes, Jesús no hace una distinción entre los pensamientos reales y el reflejo de los pensamientos reales.

Todo es uno, ya que «las ideas no abandonan su fuente».

La mente que pensamos que somos es irreal, en contraste con la Mente de Cristo, el referente de Jesús aquí.La proyección es una defensa poderosa y persuasiva, pero no puede desafiar el principio básico: «las ideas no abandonan su fuente».

Es nuestro aprendizaje de este hecho salvador lo que el ego continuamente intenta evitar.

La forma en la que buscamos la verdad y lo que es real es mediante la negación lo irreal, lo cual hacemos mirando a nuestros pensamientos irreales con Jesús. Una vez más, cuando miremos con él a nuestros juicios, odio y culpa, desaparecerán, dejando sólo la verdad.

LECCIÓN 45 DE UCDM-Comentario

LECCIÓN 45 DE UCDM-Comentario

De hecho, el proceso mismo de «mirar» es lo que sana.

Como comenté en el Preludio, es «no» mirar a nuestra culpa lo que preserva su existencia ilusoria. Esa es la función del mundo y el cuerpo: evitar que miremos dentro de nosotros.

Por lo tanto, mirar sin culpa o sin juicio a nuestra decisión de ser culpables es lo que la deshace, y le transmuta su sustancia, pasando de ser un sólido muro de granito – «pesado, opaco e impenetrable» – a un «frágil velo» que ya no tendrá el poder de mantenerte alejado de la luz (T-18 .IX.5: 2-4). Volveremos a este tema importante varias veces antes de que se complete nuestro viaje a través del libro de ejercicios.

La forma de ir a lo eterno es a través de tus pensamientos irreales, son estos pensamientos los que llevas al Espíritu Santo o a tus pensamientos reales. Nuestro gráfico (ver Lección 43) ilustra esto.

Encuentras a Dios al atravesar el sistema de pensamiento ego, que comienza con tu experiencia de ti mismo como cuerpo.

A continuación, te das cuenta de que tu cuerpo es una proyección de los pensamientos irreales de separación, especialismo y culpa que se encuentran en tu mente, los que llevas a los pensamientos reales del Espíritu Santo.

Y es entonces cuando se van, dejando solamente la verdad.

Este proceso de pasar de lo irreal a lo real, la esencia del perdón, se encuentra descrito poderosamente en el siguiente pasaje del texto que habla de nuestro viaje a través del “anillo de temor” hacia Dios, con el Espíritu Santo como nuestro compañero y guía. :

LECCIÓN 45 DE UCDM-Comentario

LECCIÓN 45 DE UCDM-Comentario


“Pero Dios puede llevarte hasta allí [más allá de todo miedo], si estás dispuesto a seguir al Espíritu Santo a través del aparente terror, confiando en que Él no te abandonará ni te dejará allí.

Pues Su propósito no es atemorizarte, aunque el tuyo lo sea. Te sientes seriamente tentado de abandonar al Espíritu Santo al primer roce con el anillo de temor, pero Él te conducirá sano y salvo a través del temor y más allá de él.” (T-18.IX.3:7-9)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: