Lección 42 de Un curso de milagros-Comentarios

Lección 42 de Un curso de milagros-Comentarios.Lección 42.Dios es mi fortaleza. La visión es Su regalo
(1:1-2) «La idea de hoy combina dos pensamientos muy poderosos, ambos de gran importancia. Plantea también una relación de causa y efecto que explica por qué tus esfuerzos por alcanzar la meta del curso no pueden ser en vano.»


“La “relación de causa y efecto” es que si sé que Dios “camina conmigo” y que Él es mi fortaleza, percibiré automáticamente a través de los ojos de Su Amor y Santidad. La visión de Cristo proviene del pensamiento de que soy santo y parte de Dios.

Cuando miro hacia fuera, lo cual, como hemos aprendido, no tiene nada que ver con nuestros ojos físicos, todo lo que veré son figuras en un sueño, ya sea expresando amor y tratando de regresar a casa, o aún demasiado temerosos del amor e intentando atacarlo .

En otras palabras, la «causa» es recordar Quién soy y el «efecto» es la visión que ve a todas las personas como parte de la única Filiación,

independientemente de sus formas dispares.Dado que la mente, el hogar de la fortaleza de Dios, está más allá del tiempo (y del espacio), «siempre» está disponible para nosotros.

Simplemente espera nuestra aceptación.

Es por eso que Jesús nos dice en el texto, ya citado, que no tenemos que hacer nada (T-18.VII). No tenemos que hacer nada «excepto» aceptar lo que ya se encuentra ahí. Por lo tanto, nuestra necesidad es aprender a deshacer lo que el ego nos ha enseñado, liberando la fortaleza de Dios para que pueda nuevamente ser nuestra.

Dado que este es un proceso que ocurre en nuestras «mentes», las cuales están totalmente bajo nuestro control, esta aceptación gozosa puede ocurrir en cualquier lugar, en cualquier momento, independientemente de las circunstancias externas.Lección 42 de Un curso de milagros-Comentarios

Lección 42 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 42 de Un curso de milagros-Comentarios

Nuestras vidas como aulas de aprendizaje

Jesús está diciendo que nada es al azar porque es todo nuestro sueño. El ego elige nuestros guiones como una forma de mantenernos cada vez más alejados de la verdad.

Cuando miramos estos guiones con Jesús, se convierten en aulas de aprendizaje. Pero nada es al azar. Yo – la mente de la cual mi identidad física actual no es más que un fragmento – he elegido mi vida y lo que ocurre en ella como una forma de reforzar mi individualidad y especialismo.

¿Para qué perdono?

Si miro cualquier aspecto de esta vida con Jesús y le pido ayuda, lo veo como un medio para aprender a perdonar, para que pueda volver a tener conciencia de mi verdadera Identidad.

Por lo tanto, estoy “en el lugar perfecto y en el momento perfecto”, ya que las lecciones de perdón «siempre» puedan aprenderse, independientemente de cuales sean las circunstancias externas.


Para las dos sesiones de práctica más largas de hoy, Jesús nos alienta a que nos enfoquemos en tener un momento de «quietud».

Mirando a las instrucciones para estas lecciones en su conjunto, podemos ver cómo Jesús ha enfatizado diferentes aspectos de nuestra práctica en diferentes momentos; a veces se enfoca en la «forma» (lo externo), otras veces en el contenido (lo interno).


El punto aquí, por supuesto, es ayudarnos en nuestro propio nivel de aprendizaje, para que podamos llegar a comprender que «causa» y «efecto», «contenido» y «forma», «interno y «externo», no se encuentran nunca separados.Lección 42 de Un curso de milagros-Comentarios

No tienes que buscar a Dios.

Una vez que hayas eliminado tus pensamientos negativos, el trabajo de las lecciones anteriores, la pizarra en blanco resultante permite que aparezcan los pensamientos amorosos en realidad los pensamientos no vienen a nosotros; somos «nosotros los que vamos a ellos».

Fue el tomador de decisiones de nuestra mente el que tomó la decisión de abandonar el pensamiento de Expiación en favor del pensamiento de separación.

Lección 42 de Un curso de milagros-Comentarios
Lección 42 de Un curso de milagros-Comentarios

La importancia del tomador de decisiones

Y por lo tanto, este tomador de decisiones es el que ahora debe tomar la decisión de volver a ese pensamiento, aunque en nuestra experiencia muy bien puede sentirse que los pensamientos que reflejan la Expiación son los que vienen a nosotros.

Dicha experiencia está reflejada en esta lección, cuando vemos el énfasis que hace Jesús en la naturaleza amorosa y no coercitiva de todo este aprendizaje.Un Curso de Milagros contiene todo lo que vas a necesitar para deshacer tu ego y, por lo tanto, todo lo que te ayudará a recordar quién eres.

Insistir en “utilizar medios que le han resultado muy útiles a otros” es simplemente una defensa en contra de aceptar el mensaje de perdón del Curso como tu propio mensaje.

El miedo al mensaje del Curso

Debes darse cuenta de que hay una parte de ti, independientemente de tu miedo, que sí desea aprender lo que este curso está enseñando .

Y de que su objetivo es realmente importante para ti. Independientemente de todos los intentos de ocultar esta parte tuya con nubes de culpabilidad, ahí permanece el ser de mentalidad recta que recuerda tu objetivo: por encima de todo lo que tú quieres es regresar a tu hogar.

Un Curso de Milagros, con Jesús como tu maestro, serán los medios que te ayudarán en última instancia a alcanzar ese objetivo.”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: