LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO

LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO

Lección 3 – No entiendo nada de lo que veo en esta habitación [en esta calle, desde esta ventana, en este lugar]. ~

“Nada en esta habitación significa nada porque yo le he dado todo el significado que tiene. Por lo tanto, dado que le he dado su significado, ¿cómo podría yo, un ser separado «del» significado, posiblemente entenderlo? Puedo entenderlo desde el punto de vista de mi ego porque sirve el propósito de hacer realidad el mundo y mi experiencia de él. Pero no puedo entenderlo verdaderamente, porque el propósito del mundo, como comenté anteriormente, es impedir que yo entienda. El «verdadero» entendimiento me haría darme cuenta del propósito que le he dado a todo y a todos en mi vida.
Nuevamente, estas primeras lecciones tienen como uno de sus objetivos importantes el de hacernos humildes, para que nos demos cuenta de que no entendemos nada. Esto es lo que subyace a la declaración importante (¡si no escandalosa!) de Jesús en el texto: “Todavía estás convencido de que tu entendimiento constituye una poderosa aportación a la verdad y de que hace que ésta sea lo que es.” (T-18.IV.7: 5).LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
Esto significa que yo no entiendo nada. Creo que entiendo para qué sirve el bolígrado o la taza, pero no entiendo que su propósito «final» es mantenerme arraigado en la ilusión y fuera del Cielo. Mi ego me diría que el bolígrafo es para escribir, la taza para beber y la ropa para vestir el cuerpo, pero no entiendo el propósito subyacente del ego para estos y todos los demás aspectos del mundo material.
Inconscientemente, ciertamente cuestionamos la idoneidad de algunas cosas. Una vez más, nadie cree que su brazo sea menos importante que una manzana o un botón. Creemos que hay una diferencia extremadamente importante entre ellos.
“Cualquier cosa es adecuada si la ves”, porque si la veo, no puede ser real. Esto se debe a que “vemos” con nuestros ojos, y nuestros ojos, como de hecho todos nuestros órganos sensoriales, fueron fabricados específicamente para no «ver». En otras palabras, fueron fabricados por el ego para mirar «fuera» de la mente, mientras que la verdadera visión es sólo «dentro» de la mente. Es esa irrealidad fundamental la que une todo en este mundo.
Lo que es útil acerca de estas lecciones – si les prestas cuidadosa atención – es que traerán a la superficie todos nuestros valores inconscientes y ocultos, similares a las pruebas proyectivas utilizadas por los psicólogos para ayudar a entender la dinámica subyacente del trastorno psicológico de una persona. Veremos este tema reflejado en las lecciones venideras.
LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
Esta es la declaración más profunda hecha hasta ahora, y su significado debe ser muy claro. Jesús está tratando de ayudarnos a dejar ir el pasado, ya que mientras permanezca oculto a nuestra conciencia, no podemos deshacerlo. Si se deja enterrado, por lo tanto, el pasado continúa asomando su cabeza guiada por la culpa y llena de juicios una y otra vez. La clave para este deshacimiento radica en el principio que subyace en estos ejercicios: la inherente igualdad de todas las ilusiones.””Es importante leer estas Lecciones en el contexto de lo que Jesús nos dice en la Introducción al Libro de Ejercicios. La Introducción nos ayuda a comprender algunos de los elementos clave que ayudan a hacer que la práctica de estas Lecciones sea significativa para nosotros. Para empezar, Jesús dice que necesitamos la comprensión teórica que ofrece el Texto si queremos obtener un significado real de las Lecciones. Cuando comencé con las Lecciones, aún no había leído el Texto, y por lo tanto, no tenía el marco teórico para hacer que las Lecciones fueran profundamente significativas. Sin embargo, a pesar de la limitada comprensión de lo que la Lección quería decir, no obstante encontré que mi mente cambió y mi vida cambió. Dondequiera que iniciemos el proceso, todo ello puede contribuir a nuestra inversión en nuestra curación espiritual. Dicho esto, para comprender realmente el significado más profundo, necesitamos el marco que proporciona el Texto. Esta es la única manera en que obtendremos el máximo beneficio de la intención y la metafísica detrás de estas Lecciones. A medida que escribo estos comentarios, me parece útil referirme a pasajes del Texto para ampliar el significado de la Lección.
El completo perdón significa que nadie está exento del perdón. En la introducción al Libro de Ejercicios, Jesús dice: “Por otra parte, una sola cosa que se excluya de la percepción verdadera imposibilita sus logros en cualquier otra parte.” (W.PI.IN.5.3) Eso es lo que hace que el Curso sea tan desafiante. Significa que si vemos a algunos más merecedores de nuestro amor y a otros menos, a algunos más merecedores de ser atacados que a otros, o a algunos más culpables, estamos haciendo excepciones. Todo en la ilusión es lo mismo ya que todo es ilusión. Por eso Jesús nos dice que nuestras mentes están siendo entrenadas de manera sistemática para una percepción diferente de todos y de todo lo que hay en el mundo hasta que lleguemos a ver que no hay mundo. “Los ejercicios están diseñados para ayudarte a generalizar las lecciones, de manera que puedas comprender que cada una de ellas se aplica por igual a todo el mundo y a todo lo que ves.” (W.PI.IN.4.2)LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
Cuando miramos a nuestro alrededor y decimos: “Nada de lo que veo en esta habitación significa nada”, estamos viendo específicos. Eventualmente, tendremos la experiencia de entender que nada en este mundo significa nada. Esta es la generalización que eventualmente se hará. La Unicidad ha sido aparentemente fragmentada en todas las formas de este mundo. Esto puede ser lo que se conoce como el Big Bang — cuando se hizo la elección en favor del ego en el momento de la aparente separación del Cielo y del Amor de Dios — el pecado, la culpa y el miedo entraron en la mente. Con ello vino una creencia en el tiempo y el espacio y todos los aspectos del mundo lineal de la forma. Por lo tanto, las Lecciones son acerca de deshacer lo que ahora sostenemos que es verdad acerca de quiénes somos y qué es el mundo. Todos nuestros pensamientos y creencias son una defensa contra el Amor de Dios. Ahora estamos inmersos en este mundo de la forma y realmente tememos Su Amor. De hecho, Jesús dice que el mundo es un lugar donde hemos venido a escondernos de Él, creyendo que Él quiere vengarse de nosotros por lo que creemos que hemos hecho.
Las ideas presentadas en estas Lecciones son extrañas a la mente, aunque en algún nivel, reconocemos la verdad. Jesús aborda esto en la Introducción, donde dice: “Recuerda solamente esto: no tienes que creer en las ideas, no tienes que aceptarlas y ni siquiera tienes que recibirlas con agrado. Puede que hasta te opongas vehementemente a algunas de ellas. Nada de eso importa, ni disminuye su eficacia.” (W.PI.IN.9.1-2) Esto me dice que él está dirigiéndose a una parte de la mente más allá del ego. Él nos dice que lo que pensamos de las ideas no importa. Todavía tienen poder si las usamos. “Es usándolas como cobrarán sentido para ti, y lo que te demostrará que son verdad.” (WP.I.IN.8.6) La importancia está en hacer las Lecciones y aplicarlas a las situaciones y acontecimientos en nuestro día sin hacer excepciones. Cualesquiera que sean nuestras reacciones a las ideas, él nos insta a usarlas. “No se requiere nada más.” (W.PI.IN.9.5)LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO

LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
Esto sugiere que experimentaremos resistencia a las ideas y que puede surgir el miedo. No necesitamos entender o involucrarnos en una lucha para entender, sino simplemente hacer las Lecciones según las instrucciones y no preocuparnos por nuestras reacciones a ellas. Todo lo que se nos pide hacer es tomar nota de lo que está sucediendo a medida que hacemos las Lecciones, ser amables y pacientes con nosotros mismos, y confiar en el proceso. El proceso de deshacer la forma en que pensamos ahora es considerable. Afortunadamente, tenemos mucha ayuda a medida que avanzamos por estas Lecciones ya que la curación no es hecha por nosotros, sino por el Espíritu Santo. Nuestra parte es simplemente seguir observando nuestros pensamientos sin juzgarnos a nosotros mismos. Esto requiere mucha práctica, pero lo más importante, requiere una buena disposición para hacer lo que se nos pide.
¿Cómo es estar en un mundo donde no entendemos nada de lo que vemos? Parece que sí entendemos, pero es esta misma comprensión que ponemos en todo lo que nos impide abrir nuestras mentes a otra manera de ver. Sólo considera la posibilidad de que no entiendes nada. Considera la posibilidad de que todo lo que has aprendido hasta ahora en tu vida esté ahí para simplemente mantener la ilusión y nuestras creencias de lo que creemos que es real. Como Jesús nos dice en el prefacio del Curso: “Nada real puede ser amenazado. Nada irreal existe. En esto radica la paz de Dios.” (T.N.2.2-3) (ACIM OE T.IN.4) Lo que hemos hecho real en el mundo y a lo que le hemos dado significado es todo ilusorio y no real en absoluto.
Si creo que sé y entiendo todo lo que veo, no hay espacio en mi mente para nuevos aprendizajes, nuevos entendimientos, o una nueva perspectiva. Siempre me he sentido orgullosa de mi capacidad para entender las cosas del mundo y manejar eficazmente mi camino en él. He trabajado duro para obtener una perspectiva de cómo funcionan las cosas, para qué sirven, qué motiva a las personas y cómo manejar mi vida. Dicho esto, siempre ha habido un miedo y una ansiedad de bajo nivel subyacentes en mi viaje por la vida. Afortunadamente para mí, el Curso entró en mi vida y me ha dado lo que estaba buscando para deshacer las creencias, conceptos y valores que había llegado a creer que me protegían en este mundo y me mantenían a salvo. Lo loco es que hemos llegado a creer que nuestra protección ha venido de alinearnos con el miedo. Sin embargo, nuestra única protección real es el Amor. Todas nuestras estrategias de supervivencia en realidad nos han impedido confiar en la guía del Espíritu Santo porque en nuestras mentes creemos que sabemos lo que necesitamos! Creemos que sabemos lo que más nos conviene, pero estamos equivocados.

LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 3 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
Algunas personas necesitan tocar un profundo “fondo emocional” antes de llegar a la comprensión de que su forma de gestionar el mundo ya no funciona. Para mí, fue una sensación general de insatisfacción con mi vida. No había nada realmente mal, sólo un sentimiento de: “¿Cuál es el punto?” Esto se manifestó como una inquietud subyacente y una vaga sensación de que algo faltaba. Por mucho que lo intenté, no pude encontrar la respuesta en el mundo.
Con los pasos que ahora estamos tomando en la reversión de la mente, le estamos dando al Espíritu Santo un poco de espacio al reconocer que podemos no tener razón acerca de todo lo que creemos. Todo nuestro aprendizaje pasado y nuestros juicios sobre todo deben ser cuestionados. Una vez más, no tenemos que creer en las ideas que se nos ofrecen aquí, sólo usarlas. El hecho de que haya resistencia a la aceptación total de estas ideas no significa que no sean efectivas cuando se aplican. Las Lecciones resuenan con la parte de la mente que sabe que son verdaderas incluso si conscientemente tenemos resistencia a ellas. Nuestra práctica de las ideas eventualmente conducirá a la aceptación de lo que ya sabemos porque la verdad ya está en nosotros. Cuando los obstáculos al Amor son llevados a la luz, llegamos a conocer nuestra inocencia.
Puede parecer más que un poco desorientador e incluso aterrador dejar ir lo que pensamos que sabemos, pero el proceso es uno gentil, y nosotros somos los determinantes de la rapidez con la que lo hacemos. Comienza simplemente haciendo los ejercicios según lo descrito. Cuando surja una situación difícil o inquietante, es útil recordar que nuestro malestar no proviene de la situación, sino de la manera en que la estamos interpretando. Todas nuestras interpretaciones provienen de nuestra creencia de que la forma en que vemos las cosas es la forma en que son. Ahora nos recordamos: “No entiendo nada de lo que veo.” (W.3) Este es un requisito previo para abrirse a nuevos aprendizajes. Y, como dije anteriormente, no es realmente nuevo porque hay “Algo” en nosotros que ya entiende.
Básicamente, necesitamos darnos cuenta de cómo realmente no entendemos lo que estamos viendo porque le hemos dado nuestro significado a todo. Si ese es el caso, no podemos entenderlo porque la verdadera comprensión significa que conoceríamos su propósito. Creo que entiendo lo que hace el teléfono, pero lo que no entiendo es que mis pensamientos sobre él son los que me mantienen inmerso en el mundo de la formas. Mientras ocupe mi mente con mis pensamientos acerca de todo, no dejaré espacio para el milagro.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: