LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO.LOS TRES PASOS DEL PERDÓN.Identificar la causa es reconocer que el problema no es lo que se encuentra en el mundo; mi malestar no es causado por lo que mi cuerpo o el de alguien más me hace o no.

La causa reside en una decisión tomada en mi mente. Ese es EL PRIMER PASO en el perdón. Dejar ir .

EL SEGUNDO PASO – significa pedirle ayuda a Jesús para poder mirar a mis pensamientos de culpa y ataque de otra manera.

Ya que me doy cuenta de que como mi ataque contra ti ha sido una fabricación, un montaje de la proyección, de igual forma lo ha sido mi ataque contra mí mismo: sigo siendo tal como Dios me creó; quién soy como el Hijo de Dios no ha cambiado. Dejar ir así implica mirar a mi culpa con el amor de jesús a mi lado.

Y entonces se da EL TERCER PASO: En el instante en que le pido ayuda a Jesús para ver mi culpa, su luz brillante y perdonadora hace que la culpa desaparezca.

Mi responsabilidad consiste únicamente en llevarle a Jesús mi culpa, ese el significado de aceptar la Expiación para mí mismo (T-2.V.5: 1).

PARA RESUMIR BREVEMENTE ESTOS PASOS:

1) Traigo de regreso dentro de mi mente la culpa que he proyectado en ti;

2) Mirando con Jesús esa culpa, se la llevo a él y en el instante en el que hago eso,

3) la culpa desaparece, porque he aceptado el amor y la luz que ya estaban presentes pero que estaban siendo ocultados por la oscuridad de mi culpa, que a su vez estaba protegida por mis pensamientos de ataque.

Entregar todos nuestros pensamientos

Nuestro trabajo, nuevamente, es simplemente – el reflejo de la “pequeña dosis de buena voluntad” – de llevar a Jesús nuestros pensamientos de ego; aquellos que hemos proyectado afuera, sin diferenciar los que fabrican el mundo, y los que fabricamos de nosotros mismos.

LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Todo en lo que creemos ya ha desaparecido, como dice el pasaje que cité anteriormente: “Hace mucho que este mundo desapareció.” (T-28.I.1: 6).

Lo que creemos

Simplemente CREEMOS que el mundo se encuentra aquí, por lo que Jesús usa el término ALUCINACIÓN para describirlo (T-20.VIII.7-8).

Nos llegamos a dar cuenta de la verdad del principio de Expiación al cambiar de mentalidad acerca de lo que estábamos tan seguros que correcto: que existe un mundo externo que nos victimiza a nosotros y a los demás.

Además, inconscientemente creemos que este mundo hostil es una defensa en contra de un mundo interno de culpa que es aún más doloroso.

Debemos estar equivocados

Estábamos equivocados acerca del mundo externo y también del mundo interno.►Puedo escaparme del mundo que veo renunciando a los pensamientos de ataque.

“Esta lección es útil para mí porque todavía necesito recordar que soy la que fabrica las imágenes. El mundo que veo proviene de mis pensamientos. Me invita a asumir la responsabilidad por ver un mundo de separación, un mundo de cuerpos que están separados y solos.

Necesito recordar que son los pensamientos a los que me estoy aferrando en mi mente los que me están dando esta experiencia. Jesús me recuerda: “Cada una de las percepciones que tienes de la “realidad externa” no es más que una representación gráfica de tus propios pensamientos de ataque.” (3: 2)

Mis pensamientos son imágenes

Esta lección me dice que las imágenes que he fabricado ya han sido reemplazadas. “La visión ya tiene un substituto para todo lo que crees ver ahora.” (4: 4) Si no estoy viendo el substituto, entonces todavía estoy aferrada a las imágenes.

Estas imágenes son como un obstáculo al Amor que está detrás de ellas. No parece que estas imágenes sean pensamientos de ataque. Pero con el Curso estoy aprendiendo que todo pensamiento que no provenga de la unicidad de Dios está tratando de separarme de la unicidad de Dios.

Cualquier pensamiento de individualidad es un pensamiento de ataque. Parece estar ‘ahí afuera’, pero lo que está “ahí afuera” realmente proviene de mi mente. Esto se llama proyección.

Somos fabricantes de imágenes

Esto se conoce como fabricar imágenes. Necesito práctica en ser dueña de los pensamientos que son la causa del mundo que veo. Soy la que está a cargo de renunciar a estos pensamientos de ataque.

A medida que esté dispuesta a renunciar a ellos, me daré cuenta de que estas imágenes que he fabricado ya han sido reemplazadas. A medida que las abandono, me doy cuenta una vez más de que sólo el Amor es real.

Todas las formas de separación son en realidad sólo ideas falsas que mantuve en mi mente por un tiempo. Estoy dispuesta a entregarlas a mi verdadero Ser, Quien las iluminará y me mostrará que no son nada. Estoy dispuesta a renunciar a los pensamientos de ataque.

LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 23 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

El ego disfraza algunos pensamientos de ataque con mantos a los que llama compasión, preocupación y simpatía. Si veo a alguien herido y me estremezco ante el dolor que creo que esta persona debe estar sufriendo, eso es un pensamiento de ataque. Si me preocupo por un ser querido, eso es un pensamiento de ataque.

Descubrir los pensamientos de ataque

Si alguien comparte conmigo sobre su pérdida y me uno en su percepción de pérdida, eso es un pensamiento de ataque. Estos son pensamientos de ataque, ya que están percibiendo el Hijo de Dios como débil y vulnerable, capaz de ser perjudicado. Estos pensamientos están atacando a la verdad al percibir a la extensión de Dios como débil.

Debido a que un creador sólo puede crear a su semejanza, las creaciones deben ser como el creador. Si percibo a las creaciones de Dios como débiles, también he de percibir a Dios como débil. Sin embargo, el Curso nos está diciendo que el Amor de Dios es todo lo que existe. Y que Dios es nuestra fortaleza

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: