LECCIÓN 20-UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

LECCIÓN 20-UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO. COMO ANALOGÍA, CUALQUIER COSA QUE VEAS EN UNA PANTALLA DE CINE NO ES MÁS QUE UN ROLLO DE FILM O PELÍCULA EN EL PROYECTOR QUE SE PROYECTA HACIA AFUERA.

Sin embargo, lo que está en la pantalla nunca abandonó su fuente, el rollo de film que pasa por el proyector. Para ampliar esa analogía, lo que se encuentra en la película es lo que el guionista, el director, el productor, los actores y las actrices «desearon» que estuviera en la película.

El tomador de decisiones

Por lo tanto, una vez que se encuentre ahí, será proyectada y vista sobre la pantalla como «si estuviese» en la pantalla. Volviendo al tema de lo que acontece en nuestras vidas, nosotros, como el tomador de decisiones en la mente, somos el guionista, el director, el productor, y no olvidemos también que somos la gente actuando en ella.

Vemos lo que queremos ver

La película es exactamente lo que hemos elegido, precisamente de tal forma que «pudiéramos» y la «viéramos» sobre la pantalla. Nadie se tomaría toda la molestia que involucra hacer una película si no esperaran que otros fueran a verla.

Reaccionamos cóo si fuera real

Y si nosotros no reaccionáramos a las películas como si fueran reales, tampoco tendríamos ningún interés en ir a verlas. Por lo tanto, vamos a ver películas en busca de emoción, aclaración y distracción porque nos gusta creer que existe algo ahí afuera que nos puede afectar, positiva o negativamente.

LECCIÓN 20-UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 20-UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Ese es el objetivo, y todo lo que lleva a él es intencional. Esto es exactamente lo que hacemos con el mundo. Hay un propósito muy específico en la realización de nuestro sueño. Queremos que la gente reaccione a esto, incluyéndonos a nosotros mismos, «como si fuera real».

Me olvido de que es mi película

Por consiguiente, me encuentro contemplando todo ahí afuera en el mundo, olvidando totalmente que es mi película. No sólo yo la he hecho, sino que la he hecho para ver el pecado a todo mi alrededor; ver victimarios en todos excepto en mí mismo.

Una vez que vemos que la causa y el efecto nunca están separados, comprendemos lo que estamos viendo afuera, para repetir, es simplemente una imagen que proviene de un pensamiento.

Las lecciones del ego

El punto clave a tener en cuenta es que hay una motivación específica – que veremos en la próxima lección – para aprender que las lecciones del ego son verdaderas, pero no somos responsables de ellas.

El ego enseña que nos hemos separado de Dios, lo hemos victimizado y asesinado, y así hemos adquirido nuestra existencia individual. Creemos que esto es cierto, excepto que no somos responsables de ello; «alguien más lo es»NO SOY EL ÚNICO QUE EXPERIMENTA LOS EFECTOS DE MIS PENSAMIENTOS.

LECCIÓN 20-UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 20-UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Jesús extiende la idea de una mente dividida, diciendo que no sólo nuestras mentes están unidas, sino que nuestras mentes y el mundo también están unidos; el mundo no es más que la proyección del pensamiento de separación de la mente.

Esta es otra forma de decir que «las ideas no abandonan su fuente», un principio que es fundamental para la enseñanza de Un Curso de Milagros.

Las ideas no abandonan su fuente

Se enfatiza en el texto (por ejemplo, T-26.VII.4), y Jesús lo menciona más adelante en el libro de ejercicios (por ejemplo, W-pI.132.5; W-pI.156.1) – «las ideas no abandonan su fuente»; los efectos no abandonan su causa; el mundo no permanece separado de la mente.

Sin embargo, estamos tan seguros de que tenemos razón – el mundo existe «fuera» de nosotros – porque actualmente nos vemos a nosotros mismos aquí y vemos un mundo separado afuera. Más aún, al minimizar, si no negar el poder de nuestros pensamientos, se demuestra que tenemos razón en nuestra percepción de nosotros mismos como víctimas de lo que el mundo nos hace.

El gran escudo

Creemos que nuestros pensamientos no tienen ningún efecto, y por lo tanto, los separamos y los ocultamos detrás de un escudo físico, para que estemos conscientes sólo de nuestros cuerpos; cómo reaccionan ellos y otros cuerpos. Esto ha ocurrido porque pensamos que el mundo se encuentra separado de nuestras mentes; que el «efecto», que es el mundo, está separado de la «causa», que es la mente.

LECCIÓN 20-UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 20-UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Pero recuerda, una vez más – «las ideas no abandonan su fuente». Como analogía, cualquier cosa que veas en una pantalla de cine no es más que un rollo de film o película en el proyector que se proyecta hacia afuera. Sin embargo, lo que está en la pantalla nunca abandonó su fuente, el rollo de film que pasa por el proyector.

Para ampliar esa analogía, lo que se encuentra en la película es lo que el guionista, el director, el productor, los actores y las actrices «desearon» que estuviera en la película. Por lo tanto, una vez que se encuentre ahí, será proyectada y vista sobre la pantalla como «si estuviese» en la pantalla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: