LECCIÓN 2 DE UN CURSO DE MILAGROS-comentario

LECCIÓN 2 DE UN CURSO DE MILAGROS .COMENTARIO. Lección 2 – Le he dado a todo lo que veo en esta habitación [en esta calle, desde esta ventana, en este lugar] todo el significado que tiene para mí.

LECCIÓN 2 DE UN CURSO DE MILAGROS-comentario

La primera lección – de que nada significa nada – ahora se ha ampliado. La razón por la cual nada significa nada es que tú le has dado significado a todo, encubriendo, como veremos en breve, su «verdadero» significado de perdón. Sabes que lo has hecho porque piensas que tu mano es más importante que un bolígrafo.

Ya que esto claramente no puede ser la forma en que el Espíritu Santo piensa, sólo puede haber venido de la forma en que «tú» piensas. Dios no le ha dado su significado a todo lo que ves a tu alrededor, ni tampoco Jesús. «Tú» lo has hecho. Las personas dirán que valoran algo porque sus padres lo valoraron, y porque fueron criados en cierta cultura, religión, estrato socioeconómico, etc.

Pero esa no es una declaración honesta. Si realmente lo pensaran se darían cuenta de que no han adoptado «todos» los valores de sus padres, ni los valores de su sistema social, y así sucesivamente. Han adoptado sólo aquellos valores que resuenan con lo que ellos «quieren» que sean sus valores. LECCIÓN 2 DE UN CURSO DE MILAGROS .COMENTARIO

Jesús nos está diciendo que no discriminemos diciendo que una cosa es importante y otra no, o que esta cosa no significa nada, pero esa otra sí. Él nos está diciendo que seamos indiscriminados en nuestra práctica. Intentar incluir todo nos llevará a la tensión, nos dice, y entonces un ritual se desarrollará pronto también.

Los rituales implican tensión porque siempre hay una sensación de tener que hacer algo. «Tengo» que decir la oración de cierta manera. «Tengo» que hacer la lección a la misma hora todos los días. «Tengo» que ir a la iglesia o a la sinagoga todos los días o todas las semanas, o lo que sea.

Si es un ritual, entonces es algo que tiene que ser hecho de la misma manera todo el tiempo.

LECCIÓN 2 DE UN CURSO DE MILAGROS-comentario
LECCIÓN 2 DE UN CURSO DE MILAGROS-comentario

Y usualmente, si es hecho en un contexto religioso, tiene que ser hecho de la misma manera todo el tiempo porque eso es lo que Dios quiere, o la Biblia dice, o mis maestros religiosos insisten.

Por lo tanto, Jesús está diciendo que no hagas estos ejercicios como si fueran un ritual, y que no los hagas con un sentido de tensión. Si empiezas a sentir tensión, él te dirá que debes parar. Esto también es una indicación de que los estás haciendo mal; que los estás haciendo con tu ego y no con él.

Leer con atención

Necesitamos leer estas lecciones con detenimiento, yendo más allá de la «forma» de las palabras a su «contenido» o significado subyacente. En otras palabras, necesitamos darnos cuenta de que Jesús nos está enseñando a generalizar; que todas las cosas son igualmente carentes de significado porque todo sirve al mismo propósito egoísta de separación.

Más adelante descubriremos que todas las cosas se vuelven igualmente significativas, porque todo en nuestro mundo perceptivo puede también servir al propósito del Espíritu Santo.

Yo quiero ser real

No importa lo que sea; puede ser algo que creemos que es significativo, como un cuerpo, o algo que creemos que carece de significado, como una manzana o un botón. Mientras veamos, oigamos, saboreemos o sintamos algo, estamos diciendo que el mundo material es real; que la dualidad y la percepción son reales. Esta es, en última instancia, una forma de decir que «yo» soy real.

Detrás de eso, por supuesto, está la afirmación de que debido a que el mundo material es real, Dios no puede serlo. Esta es la metafísica que subyace a estas tempranas y maravillosas Lecciones.”Ahora estamos tomando como base la Lección anterior. Cada Lección se basa en la que le precede.

Ahora centramos la mente en el hecho de que nada tiene significado excepto el que le damos. Nada tiene significado en y por sí mismo.

Cómo miramos el mundo

Cada uno de nosotros mira las formas de este mundo y les da un significado basado en asociaciones pasadas, únicas para cada uno de nosotros. Ninguno de nosotros ve nada exactamente de la misma manera porque nuestras asociaciones y experiencias pasadas son diferentes de los demás.

Para esta práctica, miramos lo que nos rodea y declaramos que el significado de lo que vemos le es dado por nuestras propias mentes. Esto significa que tenemos el poder de cambiar el significado que tiene para nosotros. Por lo tanto, el significado que damos a lo que vemos siempre está cambiando.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: