LECCIÓN 18 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

LECCIÓN 18 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO.NO SOY EL ÚNICO QUE EXPERIMENTA LOS EFECTOS DE MI MANERA DE VER.

Así como las cosas en el mundo son distintas proyecciones del único pensamiento de separación.

También lo son las personas aparentemente distintas pero que son parte del único Hijo separado.

Esto significa que todas las mentes divididas están unidas, porque provienen de un pensamiento.

Antes de que ocurriera la fragmentación, un tema discutido al comienzo del Capítulo 18 en el texto, solo había un error o pensamiento, al igual que en el Cielo solo existe un único Hijo.

LECCIÓN 18 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 18 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Las mentes están unidas como una, porque solo existe la Mente de Cristo, que es Uno, y una con la Mente de Dios.

Mucho más importante para nuestros propósitos, sin embargo, es el principio de que todas las «mentes divididas» también están unidas.

La ilusión de la separación

No somos más que percepciones e imágenes fragmentadas de lo que nosotros – nuestras mentes tomadoras de decisiones, fuera del tiempo y el espacio – fabricamos para que creamos que la separación es la realidad.

El Hijo de Dios

En verdad, todos los fragmentos aparentemente separados del Hijo de Dios, que generalmente consideramos homo sapiens, pero en realidad incluyen todo lo que percibimos – animado e inanimado – .

Y son simplemente partes separadas del único pensamiento que dice: «He logrado lo imposible.

Creemos que podemos controlar

Me encuentro separado, autónomo, independiente, libre y en control de mi vida”. Aquí está el importante pasaje del Capítulo 18, que presenta el concepto del «único» pensamiento que fabricó el mundo.

Tú que crees que Dios es miedo tan sólo llevaste a cabo una substitución.

LECCIÓN 18 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
Ésta ha adoptado muchas formas porque fue la substitución de la verdad por la ilusión; la de la plenitud por la fragmentación.

Dicha substitución a su vez ha sido tan desmenuzada y subdividida, y dividida de nuevo una y otra vez, que ahora resulta casi imposible percibir que una vez fue una sola y que todavía sigue siendo lo que siempre fue.

No nos damos cuenta

Ese único error, que llevó a la verdad a la ilusión, a lo infinito a lo temporal, y a la vida a la muerte, fue el único que jamás cometiste.

Todo tu mundo se basa en él.

Todo lo que ves lo refleja, y todas las relaciones especiales que jamás entablaste proceden de él.

Tal vez te sorprenda oír cuán diferente es la realidad de eso que ves.

No te das cuenta de la magnitud de ese único error.

Cuestionar y examinar

Fue tan inmenso y tan absolutamente increíble que de él no pudo sino surgir un mundo totalmente irreal.

¿Qué otra cosa sino podía haber surgido de él?

A medida que empieces a examinar sus aspectos fragmentados te darás cuenta de que son bastante temibles.

Pero nada que hayas visto puede ni remotamente empezar a mostrarte la enormidad del error original, el cual pareció expulsarte del Cielo.

Y fragmentar el conocimiento convirtiéndolo en inútiles añicos de percepciones desunidas y forzarte a llevar a cabo más substituciones.” (T-18.1.4-5)

La percepción

   La percepción no sólo se limita a lo «que» vemos, sino a «cómo» lo vemos. Ya que no existe distinción entre ambos. Hacemos una distinción para propósitos de enseñanza, pero es arbitrario porque la «interpretación» es lo que da origen a lo que vemos.

La interpretación

La interpretación del ego es que «deseo» ver un mundo separado, hostil y vengativo, para no tener que ver estos atributos en mí mismo.

En otras palabras, el hecho de que mi necesidad de ver de una determinada manera determine lo que veo es la razón por la que podemos decir que lo que vemos y cómo lo vemos son lo mismo.

LECCIÓN 18 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 18 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
  De este modo, pasamos de nuestras percepciones específicas a la generalización que nos enseña que «todas» nuestras percepciones son lo mismo.

Ya que  emanan de la misma mente dividida que une a la Filiación como una sola.

Esta Lección continúa con la idea de que nuestros pensamientos no son neutros.

Todo es lo mismo

Todos producen efectos. Ellos son la causa de lo que experimentamos. No solo eso, afectan todas las mentes ya que las mentes están unidas.

🔹“La idea de hoy es un paso más en el proceso de aprender que los pensamientos que dan lugar a lo que ves nunca son neutros o irrelevantes.

También hace hincapié en la idea, a la que posteriormente se le dará cada vez mayor importancia, de que las mentes están unidas.” (W.18.1.1-2)

No somos lo que creemos

No somos estas mentes separadas, independientes y privadas que creemos que somos.

Sólo hay un Hijo que pareció dividirse en miles de millones de piezas.

El recuerdo del Amor de Dios está todavía en cada parte del Hijo separado.

Nuestras mentes rectas mantienen el recuerdo de Dios reflejado en el símbolo del Espíritu Santo.

Todos tenemos acceso a esta verdad dentro de cada uno de nosotros.

Deshacer la creencia en el sueño

Ahora, estamos en el proceso de deshacer nuestra creencia en este sueño.

Es la creencia de que podemos estar separados unos de otros y de que hay una brecha entre nosotros y nuestros hermanos.

Cada uno de nosotros puede ahora hacer nuestra parte en la curación de la culpa que ha llegado como resultado de nuestra creencia de que podríamos haber aniquilado a Dios.

El origen de la culpa

La culpa surgió como resultado de nuestra creencia de que destrozamos el Cielo y robamos los dones de Dios, asumiendo Su rol en nosotros mismos.

Sanar la culpa requiere que la miremos ya que no podemos sanar lo que no reconocemos en nosotros mismos.
LECCIÓN 18 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 18 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
Cuando vemos a un hermano como culpable, se nos da la oportunidad de ver que es nuestra propia culpa que hemos proyectado.

Al asumir la responsabilidad por nuestra proyección, llevamos la culpa de vuelta a nuestras propias mentes y la colocamos en el altar interior para que sea sanada.

El ego no se sana a si mismo

No tratamos de sanarnos a nosotros mismos, ya que el ego nunca se deshará a sí mismo. Dejamos esta función al Espíritu Santo.

En esta Lección, aprendemos que los pensamientos tienen un efecto sobre todos y no se limitan a nosotros únicamente.

Esto puede ser muy motivador y alentador cuando sabemos que nuestros momentos de meditación y contemplación pueden resultar en más paz en el mundo.

Todos sanamos juntos

Es lo que todos decimos que queremos, pero podemos ir por el camino equivocado cuando nos unimos a marchas enojadas por la paz.

Al traer curación a nuestras mentes, traemos curación al mundo.

Nuestros pensamientos sanados comunican la sanidad a los demás.

Cuando abrigamos pensamientos negativos y de odio en nuestras mentes, pero proporcionamos servicio a los demás por nuestra motivación para hacer el bien, estamos comunicando ataque.

No cambiamos nuestros pensamientos cambiando nuestro comportamiento.

La curación empieza en la mente

Nuestro comportamiento vendrá naturalmente de un cambio en nuestros pensamientos.

Por lo tanto, toda curación debe primero estar en el nivel del pensamiento.

Si tengo pensamientos de odio hacia mi pareja, ellos te afectan a ti y a todo el mundo porque solo hay esta única Mente.

Mis resentimientos tienen un efecto en todo el mundo, ¡incluyéndome a mí! Para mí, este es un pensamiento muy humillante.

No puedo, con toda honestidad, decirle a alguien que lo amo si es alguien a quien odio.

Necesito llevar mis pensamientos de odio al Espíritu Santo para que el amor pueda brillar a través de mí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: