LECCIÓN 10 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO

Nuestros “pensamientos reales” serían cualquier cosa en nuestras mentes correctas, cualquier cosa que provenga del Espíritu Santo. En este sentido, un pensamiento «irreal» sería, por ejemplo, que alguien me esté atacando. El pensamiento «real» sería que esta es una petición de amor, y es una petición de amor que es compartido por mí. Sin embargo, como Jesús nos está enseñando aquí, todavía estamos demasiado identificados con «nuestros» pensamientos para poder considerar seriamente lo que él nos está diciendo acerca de los pensamientos que nuestros pensamientos están ocultando. Pero, ¡sólo estamos en la Lección 10!

LECCIÓN 10 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 10 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
Jesús no está hablando de lo que percibimos afuera; ahora está hablando de lo que «pensamos». Puedes ver en estas lecciones como él avanza y retrocede en sus amables intentos de convencernos de que no somos quienes pensamos que somos. Es un proceso que nos conduce gradualmente a través del laberinto del sistema de pensamiento de nuestro ego – el aparente terror del anillo de temor que él describe en el texto (T-18.IX.3: 7-4: 1) – hacia el Amor de Dios que felizmente nos espera justo más allá.LECCIÓN 10 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO

Jesús quiere que entendamos que nuestros pensamientos no son nada. Sin embargo, tomamos estos pensamientos de lo que no es nada y los proyectamos porque creemos que son reales. Por lo tanto, son vistos como imágenes reales en el mundo exterior. Jesús quiere que entendamos que los pensamientos que ahora son la fuente proyectada de nuestras percepciones no están realmente allí. Nuestras mentes, para repetir esta importante idea, están llenas de pensamientos sin contenido, o ideas sin contenido, porque se basan en el sistema de pensamiento ilusorio del ego acerca de la separación.

LECCIÓN 10 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 10 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
Este es un ejemplo de lo que significa mirar con Jesús a tu ego, cuya importancia enfatizamos continuamente. El «tú» que mira, sin ningún apego personal a estos pensamientos, es la parte de nuestras mentes capaz de tomar decisiones, el regreso a la cual es el objetivo del Curso y el significado del milagro que da a Un Curso de Milagros su título. El proceso implica hacerse a un lado con Jesús, ver cómo tu ego fabrica un caso contra alguien o contra ti mismo; verlo tomar un fragmento de aquí y una pieza de allá, entretejer un cuadro aparentemente completo para probar que tienes razón sobre tus percepciones de victimización en el mundo, y que todos los demás están equivocados, incluyendo al Espíritu Santo. Simplemente observas a tu ego en acción – “una procesión compuesta de un extraño repertorio de pensamientos” – cuyo propósito es confundirnos acerca de nuestra identidad, haciéndonos creer que somos un «cuerpo» y no una «mente». Aunque Jesús no nos está dando su enseñanza completa aquí, está estableciendo sus principios básicos.LECCIÓN 10 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
Puedes ver, una vez más, la importancia que tiene la generalización para Jesús. Se nos pide que practiquemos – con la misma amabilidad y gentileza que él muestra hacia nosotros – con nuestras percepciones erróneas específicas, con el fin de generalizar los principios aprendidos en estas aplicaciones a «todas» nuestras experiencias. Este tema será recurrente a través de todas estas primeras lecciones”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: