LECCIÓN 1 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

LECCIÓN 1 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO.Lección 1 – Nada de lo que veo en esta habitación [en esta calle, desde esta ventana, en este lugar] significa nada.

«La idea es mirar alrededor – sin juzgar – a estos objetos tan prosaicos de nuestro mundo: una mesa, una silla, una mano, un pie, un bolígrafo, una puerta, un cuerpo, una lámpara, un cartel, una sombra.

LECCIÓN 1 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO
LECCIÓN 1 DE UN CURSO DE MILAGROS.COMENTARIO

Fíjate en cómo Jesús introduce a hurtadillas el cuerpo.

La cuestión es darse cuenta de que normalmente pensarías que tu mano es más importante que un bolígrafo, o que tu cuerpo es más importante que una lámpara.

No hay nadie que no crea eso.

Por lo tanto, necesitas darte cuenta de cómo estás llegando a Un Curso de Milagros con un conjunto de premisas de las que ni siquiera eres consciente, una jerarquía de valores que tienes sobre el mundo.

Por eso Jesús nos instruye en el texto:

Esta primera lección, que parece tan simple, si no ingenua si no la entiendes realmente, contiene el sistema de pensamiento completo de Un Curso de Milagros.

No hay diferencia entre ninguna de las cosas en este mundo.

Todas son iguales porque todas son parte de la ilusión, reflejando el mismo sistema de pensamiento de separación, que en sí mismo es irreal.

Como sabes por tu estudio del texto, la primera ley del caos, el fundamento del sistema de pensamiento del ego y del mundo, es que hay una jerarquía de ilusiones (T-23.II.2:3).

No hay jerarquía de ilusiones

Si creo que mi cuerpo o mi mano es más importante que una lámpara, estoy diciendo claramente que hay una jerarquía de ilusiones.

De nuevo, sería difícil, si es posible, encontrar a alguien en este mundo que no comparta la creencia en esa jerarquía.

O que incluso piense en ello como un problema.

Por lo tanto, si piensas seriamente en esto, te quedará claro que toda tu vida está basada en una mentira – la primera ley del caos que dice que hay una jerarquía de ilusiones.

 Esto no quiere decir que debas renunciar a tu inversión en tu cuerpo o en tu mano.

Estamos reflejando el sistema de pensamiento del ego

Más bien, el propósito de estas reflexiones es ayudarte a ser consciente de cómo, incluso en este nivel tan básico, estás reflejando el sistema de pensamiento del ego.

Estas lecciones son humillantes si piensas profundamente en ellas.

Porque te ayudan a darte cuenta de lo mucho que tu vida va en contra de todo lo que Un Curso de Milagros está enseñando.

LECCIÓN 1 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Resistencias

Esto significa que hay una parte de ti que no quiere aprender este curso, porque hay una parte de ti que no quiere renunciar a su vida.

No quieren andar por ahí creyendo que tu mano es tan insignificante como una pluma, porque crees que hay un cuerpo que es real, y que tú estás verdaderamente aquí en el mundo.

Si crees esto, como todos nosotros hacemos, no puedes creer en la realidad de Dios.

En otras palabras, la primera parte del libro de ejercicios tiene como propósito, como se nos acaba de decir, deshacer la forma en que percibimos y pensamos.

Esto establece el tono de lo que seguirá.

Eso es lo que significa «generalizar».

Obviamente Jesús no espera que practiquemos este ejercicio con total indiscriminación; si pudiéramos, no necesitaríamos estas lecciones.

Ser conscientes

La idea es ser conscientes de cómo «no» lo practicamos en nuestras vidas, incluso cuando lo intentamos específicamente.

Por lo tanto, al hacer esta lección, deberías pensar si realmente estás listo para decir que «esta mano es tan insignificante como una pluma».

Y si crees que piensas que son iguales, toma un bolígrafo y rómpelo, y luego tu mano y rómpela.

De repente te darás cuenta de que crees que hay una diferencia real.

Esto ciertamente no es para hacerte sentir culpable.

Sino para ayudarte a darte cuenta de tu inversión en la identificación con el sistema de pensamiento de separación.

No conviertas las Lecciones en un ritual

Sería muy fácil ir alrededor de todo en el cuarto y mirar diferentes partes de tu cuerpo y decir:

«Esto no significa nada».

Pero entonces sólo lo haces como un ritual.

Básicamente, un ritual cumple con la función de dejarte inconsciente (de que pierdas la conciencia de que eres una mente), que es la razón por lo que a la gente le gusta hacer rituales.

Una amiga dijo una vez que le gustaba rezar el rosario porque no tenía que pensar.

Simplemente lo haces.

Jesús te está diciendo que «no» hagas eso con este libro de ejercicios.

No lo conviertas en un ritual.

Los rituales están diseñados para mantenerte «insensato» (alejar de tu conciencia el hecho de que eres una mente).

Este es un curso cuyo propósito es que recobres la conciencia de que eres una mente.

Volveremos repetidamente a este tema del peligro potencial de los rituales.

LECCIÓN 1 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 1 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Este es un curso cuyo propósito es que recobres la conciencia de que eres una mente.

Volveremos repetidamente a este tema del peligro potencial de los rituales.

Es fácil aquí en esta lección y a estas alturas pasar por alto el hecho de que Jesús está siendo «astuto y bastante sigiloso».

Parece que nos está diciendo que esta idea es sólo para esta lección.

Lo que «no» nos está diciendo es que Un Curso de Milagros en sí mismo se basa en este principio!

Se amable contigo mismo

Al hacer estas lecciones deberías sentir que Jesús te está diciendo:

«Esto debe hacerse de una manera gentil y amable.

No te crucifiques con ellas.

No intentes hacerlas de maneras perfectas.

No te sientas culpable cuando «creas» que has fallado.

No conviertas tu práctica en un ritual obsesivo.

Deberías sentirte a gusto con estos ejercicios».

Su gentileza se convierte en uno de los principios significativos del libro de ejercicios.

Y la integración de esta gentileza en nuestras propias vidas es una de las lecciones más importantes que podríamos desear aprender.

LECCIÓN 1 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO
LECCIÓN 1 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Encontramos en Jesús mismo maravilloso modelo de amabilidad y de gentileza.

Esta Lección puede parecer sencilla e incluso tonta para algunos.

He escuchado a las personas decir que no ven la importancia de estas lecciones tempranas y quieren saltárselas y llegar a las que parecen más poderosas y significativas.

Estar dispuestos

Sin embargo, si estamos dispuestos a reflexionar profundamente sobre la Lección, veremos su importancia.

Comenzamos a entender que en algún nivel le estamos dando significado a todo.

Cuando comenzamos a retirar nuestro propio significado, sólo entonces estamos dispuestos a ser enseñados.

Hasta entonces, nuestras mentes están cerradas a todo menos a nuestros propios pensamientos sobre lo que vemos.

Cuando reconocemos que tal vez no sabemos lo que significa nada.

Y que el significado que le hemos dado a lo que vemos puede estar mal, esto pone en duda nuestras propias ideas sobre todo.

La mente “Yo sé” no puede ser enseñada.

Ya está llena de sus propias ideas de lo que son las cosas y para qué sirven.

Actualmente estamos en la fase de deshacimiento del entrenamiento mental.

En esta fase, estamos en el proceso de deshacer la manera en que vemos.

Pero para hacerlo se requiere una voluntad de cuestionar cómo vemos ahora y de confiar en el proceso que se ha establecido para nosotros.

Las formas nos confunden

Nuestra manera actual de ver es centrarse en las formas de este mundo y darles significado.

El significado que damos a las formas del mundo inspira temor.

Para nosotros, formas tales como dinero, cuerpos, casas, coches y edificios tienen significado.

De hecho, todas las formas de este mundo tienen significado para nosotros, y el significado que les damos provoca miedo.

¿Y si pierdo lo que valoro?

¿Y si este cuerpo se lastima o muere?

¿Y si pierdo mi dinero?

El propósito de esta lección comienza un proceso de retirar el significado de las formas que contemplamos.

Sólo lo que está detrás de todas las formas tiene significado.

Sólo el amor es real

Sólo el contenido de amor tiene un significado real.

Sólo cuando tengamos la experiencia de la realidad detrás de todas las formas entenderemos esto.

El contenido de la mente ego es el pecado, la culpa y el miedo, todos los cuales no son nada. Nuestra experiencia aquí es que el pecado, la culpa y el miedo son reales.

Cuando lleguemos a ver su irrealidad, reconoceremos que nada real está sucediendo o ha sucedido en el pasado.

Como tal, todos los problemas que parecemos tener son iguales, independientemente de cómo determinemos su grado de importancia.

Jesús enseña que no hay grados de dificultad en los problemas que percibimos.

LECCIÓN 1 DE UN CURSO DE MILAGROS-COMENTARIO

Todos ellos reflejan una perspectiva de mentalidad errada basada en el valor que ponemos sobre ellos, creyendo que algunos son más importantes que otros.

Lo cierto es que son todos irreales.

Podemos pensar que la Lección es simple y que la entendemos.

Podemos pensar que sólo por haber estudiado este Curso por muchos años, estamos más allá de esta Lección.

Estamos apegados

Sin embargo, si lo estuviéramos, ya no estaríamos apegados a lo que el Curso llama “ídolos”, que son formas que valoramos.

Reconoceríamos que nuestra realidad no es la de un cuerpo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: