La sanación de la mente.Sexta Parte.

El problema es que queremos el muro y es un problema porque no hay muro. La resistencia no es una entidad ni una cosa, es el producto final de “nuestro querer”. Es el resultado del miedo al amor que la resistencia oculta.La sanación de la mente.Sexta Parte.

La sanación de la mente.Sexta Parte.

Espiritualidad express

Vivimos en una sociedad que quiere que todo se haga con rapidez queremos que todo sea instantáneo desde la comida el placer sexual y el dinero hasta soluciones instantáneas a los problemas.

Esto funciona perfectamente para el propósito del ego ,porque todo esto son maneras de resolver,pero el verdadero apetito, el apetito de culpa para preservar nuestro yo individual no existe.La sanación de la mente.Sexta Parte.

el apetito de culpa para preservar nuestro yo
Lo único que tenemos que hacer con la resistencia es ser conscientes de ella,lo que implica ser conscientes del pensamiento que dice tengo demasiado miedo de la verdad de modo que quiero apartarla .

El deseo de ser especial

Queremos apartar la verdad de la ilusión,porque si juntamos ambas desapareceremos tal como los conocemos a nosotros mismos como individuos especiales.

Jesús nos enseña a tomar conciencia de que hay un muro y de que con los efectos de dicho muro no nos sentimos bien. De hecho eso queremos no sentirnos bien. Queremos el producto final que es la aparente realidad de nuestro yo separado.

Tenemos que estar dispuestos a reconocer que es ahí donde estamos y que eso está bien. No trates de arreglarte a ti mismo nos dice Jesús, porque esa necesidad de arreglarnos es el problema .

Un curso de milagros no es un curso que arregle nada.

Esta es la razón por la que mucha gente lo deja poco después de haber sentido la atracción inicial por él y esto se debe a una buena razón en realidad no es lo que ellos quieren .

Ellos quieren un remedio rápido quieren experiencias, quieren espiritualidad instantánea tal como la gente quiere un colocón instantáneo con las drogas, también quiero un colocón instantáneo con Dios .La sanación de la mente.Sexta Parte.

Un curso de milagros

No tengo que hacer nada

Este curso no lo da lo que da es mucho trabajo ,hay que trabajar muy duro para aprender a no hacer nada .Eso es duro.

Paradójicamente el trabajo duro resulta fácil porque refuerza la mentira con respecto a nosotros mismos sustenta la creencia de que hay un problema que requiere un remedio difícil.

Puede que las personas crean que son perezosas que no quieren trabajar pero la pereza forma parte del duro trabajo.

Es fácil de preservar y perpetuar la mentira de la separación y el especialismo .

El trabajo duro consiste en aprender que no tengo que hacer nada con respecto a la resistencia, lo que tengo que hacer es simplemente ser consciente .

Practicar cualquier tipo de magia que te ayude a sobrellevar el día y a superar el dolor físico o emocional ,está bien trabajar con el síntoma .

Después de todo nadie quiere sentir dolor, así que si hay una manera rápida de liberarte del dolor por supuesto utilizala ,simplemente no te engañes pensando que eso está librando de la fuente del dolor .

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: