La sanación de la mente.Octava Parte

  • silvina 

La sanación de la mente.Octava Parte.Todos es un ataque. Nacer es un ataque.

 Lo que tenemos que hacer en los primeros pasos del proceso, es dejar de FINGIR que somos personas bondadosas, amorosas, amables, dulces, reflexivas y espirituales este tipo de personas se quedan en el Cielo no vienen aquí .Aquí vienen los chicos malos .
Todos es un ataque. Nacer es un ataque.

El problema no es únicamente que lo malos que somos nosotros, sino que sin ira y juicios dejaríamos de existir .El enfado es el cimiento del muro y por lo tanto de nuestro yo especial ,por eso mantenemos la disociación .La sanación de la mente.Octava Parte

No queremos llevar la ilusión a la verdad ,no queremos traerla nada del Todo porque cuando lo hacemos la nada desaparece. No es que tengamos miedo del Todo ,porque no sabemos lo que es el Todo .

La sanación de la mente
 Tememos dejar de no ser nada. Cuando miramos la nada con el amor del Todo a nuestro lado ,se disuelve, eso es lo que nos da miedo.
 La resistencia de este curso surge del miedo de que si lo practicamos como ha de ser practicado salgamos perdiendo .No obstante lo que subyace a lo anterior es el miedo de que al practicar el curso vayamos a ganarlo todo ,pues eso significa que perderemos nuestro "yo".La sanación de la mente.Octava Parte

Mirar el miedo, el verdadero miedo y sus efectos ,esto es muy importante .

El tomador de decisiones es lo único que hay, siempre somos el tomador de decisiones una vez que elegimos abandonar el Cielo o creímos poder abandonar nos convertimos, en un tomador de decisiones

Bueno una vez que creímos separarnos, nuestra identidad como Cristo se convirtió rápidamente en un recuerdo cada vez más borroso por eso es posterior a la separación el tomador de decisiones .

Nosotros estamos apartados del tomador de decisiones y eso es lo que el ego quiere que hagamos. Tratamos de ocultarlo ,de fabricar historias sobre nosotros mismos de que no somos un yo tomador de decisiones.

No obstante el fondo de todo esto es que como las ideas no abandonan su fuente nunca hemos dejado de ser un tomador de decisiones.

El único propósito de Jesús en este curso es deshacer la disociación que parece separarnos de nuestro yo tomador de decisiones.

El proceso de mirarnos a nosotros mismos o a un ser querido que sufre cáncer por ejemplo, es lo que empieza acabar con esta disociación. El tú que está mirando, es el yo observador, el tomador de decisiones.

El proceso de mirarnos a nosotros mismos

Cuando el tomador de decisiones elige estar en su mente correcta se convierte en un observador, el observador está mirando a alguien que tiene cáncer y se está muriendo o está mirando a alguien que hace cualquier otra cosa .Esto nos ayuda a acabar con la identificación con el yo ego ,con el yo corporal y empezar a re identificarnos con lo que siempre hemos sido el tomador de decisiones.

Tenemos que ser conscientes de que sentir que somos víctimas del tomador de decisiones, no es distinto de sentirnos víctimas de los padres o de cualquiera.

Todo lo que esté pasando es lo que nosotros como mentes tomadores de decisiones queremos a pesar de cómo finjamos sentirnos. Todos estaríamos de acuerdo en que el dolor es algo que no deseamos pero sin mirásemos lo que está ocurriendo en nuestras mentes nos daríamos cuenta de que de hecho nos deleitamos en el dolor.La sanación de la mente.Octava Parte

Deja un comentario