La sanación de la mente-Novena parte

La sanación de la mente-Novena parte.Creemos que fue Dios que nos echó del Cielo ,pero fuimos nosotros mismos los que nos echamos o creímos haberlo hecho.

Como el propósito lo es todo tenemos que haber abandonado el Cielo por alguna razón:El amor es intolerable para nosotros,puesto que estamos identificados con el ego.

Si en aquel momento fue intolerable,porque habría de ser menos intolerable ahora.En algún momento todos los que trabajamos con el curso tenemos que haber experimentado un instante santo en el cual realmente soltamos nuestros egos,y en ese momento tenemos una sensación clara de que algo es diferente.
La sanación de la mente-Novena parte
La sanación de la mente-Novena parte

Y luego esa sensación desaparece,y es entonces cuando sentimos una irresistible urgencia de comer o dormir,tenemos un accidente comenzamos a fantasear en torno a una pasada herida o en torno a una cosa futura que queremos,cualquier cosa salvo permanecer en el momento presente.

Cuando esto ocurre tenemos que ser conscientes de lo que está pasando.

Aún cuando no podemos impedir darnos un atracón de chocolate o de lo que sea,al menos seamos conscientes de que estamos haciendo esto porque nos asusta estar en paz

Así como también nos da miedo,vivir unos breves minutos sin juicio ni necesidades.Cuando la verdad alborea en nuestra mente nos asustamos,entonces regresamos a nuestro cuerpo y nos ponemos enfermos o nos dejamos tentar por pasadas adicciones,rumiamos sobre el pasado y cuan injustas,han sido las cosas o cuánto han abusado de nosotros. 
La sanación de la mente-Novena parte
La sanación de la mente-Novena parte

Es importante ver la conexión causal entre lo que estamos sintiendo ,ahora, tome la forma que tome y la paz que experimentábamos anteriormente.

Puede ser que leamos algo del curso y de repente se encienden las luces,y todo se vuelve claro como el cristal y esta conciencia penetra nuestras defensas

Pero al minuto siguiente nos encontramos frente a la heladera,,o encendiendo el televisor,sintiendo los furiosos con las noticias, o simplemente,olvidándonos totalmente de lo que acabábamos de recordar

Esto es resistencia.

Nuestro progreso no se puede medir por la disminución de los embates del ego o los atracones de chocolate,sino por la reducción del tiempo de reacción

Lo que va a acelerar nuestro progreso es ver la conexión entre la experiencia de amor de estar en un estado no ego y la defensa en su contra.Esto es lo único que tenemos que hacer.

Ese es nuestro progreso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: