La sanación de la mente-12

La sanación de la mente-12.Reconocemos lo que vemos porque nos damos cuenta de que lo que vemos fuera,es una proyección de lo que está adentro.

Y todo lo que veo, no significa nada solo ,es decir, no significa nada si se ve,estando tú, aparte del Espíritu Santo.

Esto, también significa que todo aquí está unificado en su potencial, para reflejar la verdad o la ilusión.

La verdadera percepción o la visión de Cristo es que todos los que están en el mundo están o bien expresando amor o bien pidiéndolo.

Cuando la mente esté sanada el amor fluirá a través de nosotros y pensaremos o diremos lo que sea de ayuda.

Si realmente nos importa acabar con el sufrimiento en el mundo tenemos que empezar por nosotros .

Aquí la gente sufre terriblemente, pero no podemos ayudarles si estamos sufriendo también y todos estamos sufriendo mientras creamos que somos muchos yoes individuales y separados.

La sanación de la mente-12
La sanación de la mente-12

Vamos a hablar de los tres pasos del perdón.

Lo que antes se había proyectado afuera ahora se ve adentro .Esto es lo que ocurre cuando pedimos ayuda al Espíritu Santo en una situación,en la que estamos molestos, ansiosos o temerosos.

Su Respuesta es, que lo que estamos viendo fuera es una proyección de lo que está adentro. Este es el papel del milagro que establece que somos el soñador del sueño, no la figura del sueño,el cuerpo.

Y que el contenido del sueño no es verdad .

En el primer paso, la culpa que proyectamos en el cuerpo de otro al que seguidamente atacamos es devuelta a la mente.

El segundo paso consiste en mirar la culpabilidad de la mente y afirmar que también es una fabricación,tal como el ataque contra otro solo fue obra nuestra.

La sanación de la mente-12
La sanación de la mente-12

Entonces la culpabilidad,puede desaparecer pues solo la mantenía el hecho de que la queríamos y creíamos que era verdad.

En un curso de milagros,el altar casi siempre simboliza al tomador de decisiones, la parte de nuestra mente que decide, y que está o bien ante el altar desde dónde gotea la sangre de la culpabilidad del ego, o ante el altar donde están esparcidas las azucenas del perdón.

Deshacer la disociación

Este paso feliz se produce porque hemos decidido olvidarnos del ego y recordar al Espíritu Santo deshaciendo así la disociación.

Cuando estamos ante el altar del Espíritu Santo en nuestras mentes el ego desaparece y el recuerdo de Dios alborea en la mente sanada, hemos soltado nuestra necesidad de disociación y lo que habíamos elegido olvidar ahora retorna a la conciencia a medida que el sueño de separación se disuelve suavemente en su propia nada.

Soltar la idea de «yo»

Seguimos queriendo ver los problemas fuera, para que nunca puedan ser resueltos preservando así nuestro yo individual y especial.

El problema del pecado solo puede resolverse cuando se trae dentro a la mente que lo concibió originalmente, y que le dio su aparente realidad.

La sanación de la mente-12
La sanación de la mente-12

Pero cuando se ve realmente como la ilusión que es, el pecado no puede sino esfumarse pues solo lo sostenía nuestra creencia en él.

Devolver la atención a la mente significa reevaluar la decisión anterior,de retirar la creencia en lo que nos ha producido dolor y poner el poder de nuestras mentes al servicio del Espíritu Santo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: