La negación y la proyección

La negación y la proyección. La culpa ,el pecado y el miedo, lo empujamos fuera de nuestra conciencia.

Es decir, lo reprimimos o negamos.

Negamos su existencia, fingimos que no está allí.

Pero esto no funciona.


En cierto nivel, sabemos que esta culpa está ahí.

Entonces, el consejo que nos dio el ego, de negar la culpa, el pecado y el miedo, no nos da resultado.

La negación y la proyección
La negación y la proyección

Por lo tanto hablamos con nuestro ego y le decimos:

«Haz alguna otra cosa, porque con esto no es suficiente«.


Bueno-dice el ego-«Sácatela de encima», ponla afuera, es decir….proyéctala.

Proyección,significa que tomas algo de tu interior y dices que realmente no está ahí,está fuera de tí,en alguien más…

Es decir, ahora decimos, no está en mí, está en tí.

Yo no soy responsable, tú eres el culpable.

Luego de hacer esto ,ponemos una distancia entre nosotros y nuestros pecados.

Queremos estar lejos de nuestro pecado

Como no queremos estar cerca de nuestro pecado, nos separamos.

A veces, nos separamos físicamente, otras psicológicamente.


Nos separamos atacando, o enojándonos con el otro, para justificar la proyección de esta culpa.


La causa de toda ira, es la de proyectar nuestra culpa.


Cada vez que sentimos ira, juzgamos o criticamos a otros ,es que «hemos visto en el otro», lo que «negamos en nosotros».

La negación y la proyección
La negación y la proyección

Es decir,lo estoy atacando en el otro….

ESO, que quiero mantener lejos de mí.


Entonces el ego,nos ayuda a sacarnos de encima nuestra culpa diciendo:

«Reprime y proyecta».


Pero, no nos dice que la culpa que estamos proyectando es un ataque, y que así nos estamos aferrando más a ella.

¿Qué es el ego?


El ego, no es má que una creencia.

Una creencia en que la separación es real.


El ego es el falso ser,que surgió cuando creímos habernos separado de Dios.

El ego es realmente nada.

Mientras crea que la separación es real,creré que el pecado es real.

Por lo tanto sentiré culpa, ya sea que la vea en mi o en otro.

La negación y la proyección
La negación y la proyección

Cada vez que el ego se enfrenta al Ser libre de culpa, ataca.

Si eres libre de culpa, eres impecable.

Si eres impecable, no hay ego.

No hay manera de hacer daño a alguien ya sea en pensamiento o en obra, sin que te sientas culpable.


Más culpable me siento más necesidad tendré de negar esa culpa y de atacar a otra persona.

Mientras más ataquemos, más culpables nos sentiremos…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: