LA HISTORIA DE LAURA-VIGÉSIMO SEXTA PARTE

LA HISTORIA DE LAURA-VIGÉSIMO SEXTA PARTE.Esta vez la excusa para verse fue que como era el Día del maestro ,Laura iba a salir con sus compañeras.

LA HISTORIA DE LAURA-VIGÉSIMO SEXTA PARTE
LA HISTORIA DE LAURA-VIGÉSIMO SEXTA PARTE

Esa fue la primera y la última salida solos que tuvieron,después ya no surgieron más oportunidades,ni excusas.
Ese día quedó sellada esa relación basada en el repeto y con el propósito de acompañarse uno al otro en toda situación

A partir de allí las salidas siempre fueron con los niños más pequeños.
Esa tarde Laura fue con los más pequeños a una plaza y allí se conocieron.

Los niños lo aceptaron al instante,es más la hija menor de Laura,le dijo que a ella le hubiese gustado que su papito hubiese sido como Eduardo.

LA HISTORIA DE LAURA-VIGÉSIMO SEXTA PARTE
LA HISTORIA DE LAURA-VIGÉSIMO SEXTA PARTE

Al regreso,fueron a dónde estaba viviendo Eduardo que era a unas cuatro cuadras de la casa de Laura.

Y a partir de ahí,se veían casi todos los días.
Ahora,Laura tenía que decírcelo a sus hijos mayores.El hijo lo tomó bien,pero su segunda hija ,la mayor ,no.

Llegó el día que Laura iba a traer a Eduardo a su casa para que lo conocieran.

Otro enfrentamiento más con su madre

Ese día comieron algo y fue todo bastante bien con sus hijos y su nuera que ya vivía ahí también.Con la que no fue bien fue con su madre que empezó a gritar de todo,insultó a Eduardo,le dijo de todo a Laura,la amenzó con dejarla sin trabajo,con denunciarla y no sé cuantas cosas más.

Bueno,como siempre la situación fue horrible,pero Laura aprovechó para decirle a su madre unas cuántas cosas que tenía guardadas.

Otra visita a Jorge

Al día siguiente Laura y Eduardo ,ya no sabían si seguir adelante o no con la relación.
Decidieron ir al día siguiente a ver a su amigo Jorge.

Luego de la visita a Jorge,las cosas se calmaron un poco,pero la hostilidad de su madre y de su hija mayor seguían ahí.

Obviamente eran sólo celos,pero los celos adoptan muchos matices…

Cansada de tantos problemas

Laura seguía preguntándose si algún día acabaría todo esto,ya estaba realmente cansada de vivir entre discusiones y discusiones por todo,cualquier cosa ya era motivo para traer el pasado al presenta y entrar a buscar culpables.

LA HISTORIA DE LAURA-VIGÉSIMO SEXTA PARTE
LA HISTORIA DE LAURA-VIGÉSIMO SEXTA PARTE

Un día su hijo le pasó un audio para que escuchara.Era una meditación de Hoóponopono.
Laura ya resignada lo empezó a escuchar y empezó a averiguar que era eso del Ho’oponopono.

Escuchó a varios que lo explicaban y empezó a practicarlo.

Mágicamente la relación entre Eduardo y su hija comenzó a mejorar.Ella a la noche antes de dormir se preguntaba:¿Qué está pasando en mí que estoy teniendo esta experiencia en la que percibo a Eduardo y a mi hija pelearse?

LA HISTORIA DE LAURA-VIGÉSIMO SEXTA PARTE
LA HISTORIA DE LAURA-VIGÉSIMO SEXTA PARTE

Y repetía las palabras,lo siento por favor perdóname,gracias,te amo.
Laura notó que ella se sentía más animada y más fortalecida día a día.

Con la única que el Hoóponopono no funcionaba era con su madre.

Un día Laura le preguntó a Jorge acerca de su relación con su madre,pues ella ya no sabía qué hacer.
Él le dijo que no podía hacer nada más por ella,que ella estaba loca y que tenía mucha maldad.

Lecciones,y más lecciones

Bueno,Laura,tendría que aceptarla sí como era y con el tiempo asumir su responsabilidad en todo esto,pues antes de venir aquí elegimos los padres que necesitamos para aprender nuestras lecciones de perdón.

En realidad elegimos todo,pues nosotros somos los directores,los guionistas y los intérpretes de la obra de teatro que es nuestra vida aquí en la Tierra.

Salir del papel de víctimas

Claro que cuando llegamos aquí nos olvidamos de todo y creemos que es la Vida o Dios u otra voluntad que nos causa todo esto y por eso creemos ser víctimas y por lo tanto creemos que sufrimos a manos de otros.

El 2009 fue pasando y para abril del 2010,Laura estaba cobrando un dinero del seguro de vida de su marido,y gracias a ese dinero pudo acondicionar la casa,dividiéndola de su madre,haciéndose un abaño y una cocina para ellos y así tener aparentemente más intimidad.

Aparentemente ,pues con la madre de Laura la intimidad era una utopía pues para el que es metido y sin vergüenza,el respeto por los demás no forma parte de su escala de valores.

De a poquito,de a poquito,la relación con sus hijos iba mejorando,y esto era lo que a Laura más le importaba,reconstruir esa relación que había quedado tan dañada después de todo lo ocurrido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: