La enfermedad según Un curso de milagros-Segunda parte

La enfermedad según Un curso de milagros-Segunda parte.Creo que es importante es entender realmente, que no hay cuerpo,que no hay enfermedad,y que no hay mundo,pues las ideas no abandonan su fuente.

Sólo hay pensamientos enfermos dentro de nuestras mentes.

Esa es la enfermedad, y puede definirse de varias maneras, por un síntoma físico lo que generalmente consideramos una enfermedad mental, o simplemente estar molesto por algo,un estado emocional transitorio.

Todo esto no es más ni menos que el intento del ego de cumplir el deseo de su sueño de mantenernos separados y creyendo que tenemos una identidad separada de Dios.

Ese pensamiento luego se aloja en uncuerpo que luego se define a sí mismo en términos de la diferenciación entre sí y otros cuerpos,esa es la enfermedad, la creencia de que eso es lo que soy.

El deseo secreto del ego es mantener intacto al yo separado,pero culpar a alguien o algo más por ello. La culpa es la causa de la enfermedad y más concretamente, es nuestra decisión por la culpa, porque la culpa no existe fuera de nuestra creencia en ella.

Deseamos la culpa porque la culpa dice que hemos pecado.

El pecado dice que me he separado de Dios, lo que significa que este ser separado con el que ahora me estoy complaciendo es real, pero no quiero que me castiguen por ello.

Es por eso que tenemos el segundo sueño,el sueño del mundo,que busca completar el deseo del ego,cumpliéndolo,encontrando fallas en todos y en todo lo demásy etiquetandolo todo en el mundo, como un potencial o un patógeno real .

Estoy enfermo no por mí, sino por alguien o algo más.

El único propósito al que sirven el mundo del cuerpo,es tener la capacidad de cumplir el deseo de guardar mi pecado y mi ser separado intactos, y los dos están en mi mente.

Pero luego, creo mágicamente, que puedo deshacerme de toda la responsabilidad por mis pecados y por mi propia culpa hacia otras personas.

El Espíritu Santo nos ayuda a reconocer, a través de nuestras percepciones erróneas del cuerpo, que el único propósito al que sirve es devolver la atención a la causa real que es la elección de la culpa en la mente,esa es la enfermedad.

La enfermedad según Un curso de milagros-Segunda parte
La enfermedad según Un curso de milagros-Segunda parte

En el Anexo,en el Canto de la oración,en la primera sección del capítulo 3,dice:» la enfermedad es la creencia en la separación y que de ahí proviene la culpa»

Causa y efecto

No debemos confundir el efecto con la causa,es decir, no debemos confundir el síntoma de la enfermedad tal como se manifiesta en el cuerpo psicológica o físicamente,con la causa que es la decisión de nuestras mentes de creer en el ego, en lugar del Espíritu Santo, de elegir la separación en lugar de la unidad, la culpa, en lugar del amor.

La enfermedad no está separada de su causa que está en la mente y solo en la mente,por eso es tan importante tener siempre una comprensión subyacente de la metafísica de Un curso de milagros,de lo contrario confundiremos todo lo que dice sobre el mundo, su propósito y aparente realidad.

Pensaremos que el perdón y la curación,tienen que ver con el mundo o con los cuerpos.

El mundo no es más que una sombra de nuestra culpa.

Nuestra vida cotidiana es una sombra que no tiene substancia.

Estamos caminando,fuera, por ejemplo, y vemos la sombra de un árbol en el suelo,podemos considerar al árbol como la realidad dentro del mundo y la sombra,sería simplemente la ausencia de luz causada por el árbol mismo.La sombra no tiene substancia, no es nada.

Nuestra enfermedad es una sombra, es una proyección del pensamiento malvado que parece tener realidad,y ese pensamiento malvado es la creencia de que somos malvados.

La enfermedad según Un curso de milagros-Segunda parte
La enfermedad según Un curso de milagros-Segunda parte

El pecado,básicamente dice,no me importan los dioses quiero mi vida,y mi vida tiene que ser comprada a costa de Dios,voy a tener lo que quiero, quiero mi separada existencia,quiero estar libre de Dios,quiero ser autónomo, quiero ser independiente,quiero tener pensamientos que sean mios,no vinculados con Dios.

El deseo de ser especial

Quiero amar por mi cuenta, quiero tener mi propia identidad,obtendré lo que quiero porque lo quiero.

Este es el pecado del egoísmo y así es como todos vivimos aquí,va al corazón del especialismo,no me importa como uso a otras personas,siempre que se cumplan mis necesidades,mis necesidades físicas y mis necesidades emocionales.

Y por supuesto,es mucho mejor, si puedo decorar todo eso en términos espirituales o religiosos y darle una especie de contexto, y todo lo que estoy haciendo es tratar de disfrazar lo que realmente estoy haciendo.

Es mi canibalismo egoísta el que quiere tomar del exterior y traerlo al interior,por eso es tan importante lo que necesito y eso es lo que quiero y no me importa quien sufra, todo lo que me importa es que obtenga lo que quiero.

La enfermedad según Un curso de milagros-Segunda parte
La enfermedad según Un curso de milagros-Segunda parte

Esa es la verdadera culpa.

Ese es el pensamiento que etiquetamos como malvado y pecaminoso,y eso es lo que es la enfermedad, unasombra de ese pensamiento.

El problema no está afuera, el problema está dentro de nuestras mentes, pero nosotros preferimos seguir sosteniendo que está afuera y por eso tenemos enfermedades definidas y sabemos de dónde vienen, cómo se tratan,cómo se curan, etcétera etcétera.

Todo esto es una manera muy astuta, y obviamente diferenciada de proteger lo que el Curso denomina el sueño secreto,que es la verdadera enfermedad.

Ahí donde está la culpa, donde el mal aparente está,en nuestras mentes y solo cuando lo llevamos de vuelta a su fuente en nuestras mentes,podemos darnos cuenta de lo que hay en nuestras mentes,de qué está hecho.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: