La enfermedad según Un curso de milagros-Primera parte

La enfermedad según Un curso de milagros-Primera parte.Hay un método en la locura del ego, y ese método es el cumplimiento de un deseo,el deseo que el mundo cumple por nosotros.

Y este es específicamente el deseo que nuestras vidas individuales en este mundo cumplen, el deseo de mantenernos dormidos.

En el contexto metafísico del Curso,esto significa mantener vivo el deseo de estar separado de Dios.

Hemos logrado lo imposible y nos hemos separado del amor de Dios ; este es el origen del sueño.

Por eso el Curso nos dice,que el contenido de cada sueño es el miedo.

Es el miedo de que de alguna manera Dios tome represalias,y nos castigue por nuestro pecado.

El propósito primordial que cumpla el sueño del ego es que nos mantiene dormidos, mantiene el sueño de la separación real,para que no nos despertemos del sueño.

Y reconozcamos que todo el sistema de pensamiento del ego es un sueño.

Cerca del final del Capítulo 27,Jesús hace la distinción entre dos niveles de sueños,el sueño secreto,y el sueño del mundo.

El sueño secreto

El sueño secreto oculta el deseo del pensamiento de estar separados.

Este es el lugar de nacimiento de la trinidad impía del pecado de la culpa y el miedo.

Y luego nos dice que nuestra separación de Dios fue un pecado, que matamos a Dios,para que nosotros pudiéramos vivir.

Entonces, se nos enseña que debemos sentirnos culpables por este pecado atroz de destruir el amor del Cielo.

Y como en el sistema del ego, la culpa siempre exige castigo, entonces tenemos el castigo que creemos que es inevitable,y que nos merecemos.

La enfermedad según Un curso de milagros-Primera parte
La enfermedad según Un curso de milagros-Primera parte

Creemos que merecemos ser castigados, por el objeto de nuestro pecado, a saber,Dios.

Este es el fin el secreto el campo de batalla original, donde el ego nos ve en guerra con Dios.

Dado que esta constelación de pensamientos es tán horribles y está llena de dolor por este error.

El ego nos aconseja que podremos liberarnos del dolor de nuestra culpa escapando del terror de nuestra aniquilación en manos de este Dios vengativo.

Y maníaco, si dejamos la mente, inventando un mundo, y escondiéndonos de Dios.

Así, ocultaremos nuestro sistema de pensamiento, nuestra imagen de nosotros mismos, en un cuerpo.

El sueño del mundo

Este es el comienzo de lo que Jesús llama el sueño del mundo.

Esta es la segunda parte de la realización del deseo de la creación del mundo.

Y todos los pensamientos fragmentados, cada uno de los cuales parece estar encerrado en un cuerpo.

En el plan de el ego, el mundo nos permite mantener esta existencia individual, este yo especial, como nuestra identidad única, autónoma, independiente, y libre.

Pero no queremos aceptar nuestra responsabilidad por ello.

Por eso, aquí, cuando no nos gusta algo de nosotros mismos lo rechazamos, lo negamos, lo reprimimos.

Y todo lo que reprimimos se convierte en el inconsciente que automáticamente proyectamos.

La enfermedad según Un curso de milagros-Primera parte
La enfermedad según Un curso de milagros-Primera parte

Así,surge la proyección

Esa es la ley de la mente dividida, lo que reprime se proyecta, primero un poco hacia abajo para que nadie lo vea.

Y luego lo empuja hacia afuera.

Necesito cuerpos, objetos sobre los que pueda empujar esta culpa.

Para eso se hizo el mundo, para albergar a todos esos billones y billones de fragmentos que llamamos cuerpos o formas.

Porque vienen en todas las formas y tamaños, tanto animados como inanimados.

Sin embargo en el texto se nos dice que nada es realmente inanimado o animado, que todo es igual.

Todo es literalmente, nada, que creemos que es algo.

Tomamos la culpa de nuestra responsabilidad por la separación, que está en nuestras mentes.

Y dijimos que ya no estaba en nosotros, no somos los responsables de la separación, alguien o algo más lo es.

La enfermedad según Un curso de milagros-Primera parte
La enfermedad según Un curso de milagros-Primera parte

Y el mundo surge para satisfacer esa necesidad o cumplir ese deseo.

Ese es el propósito de todos los sueños, comienzan con el sueño secreto.

Como dice la Lección 93:» piensas que eres el hogar del mal, la oscuridad y el pecado».

El mundo surge para protegernos de lo terrible de ese pensamiento.

Y luego todos los demás se convierten en el hogar del mal, y la oscuridad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: