La enfermedad según Un curso de milagros-Cuarta parte

La enfermedad según Un curso de milagros-Cuarta parte.Para abordar la enfermedad en nosotros mismos o en los demás y verlo dentro del propósito del ego,para el sueño de victimización hicimos que el cuerpo fallara.

Al igual que los fabricantes construyen autos para fallar,hicimos el cuerpo para fallar.

La enfermedad según Un curso de milagros-Cuarta parte

La enfermedad según Un curso de milagros-Cuarta parte

¿ Por qué hicimos un cuerpo de esa manera?

Es un sueño, podemos hacer un sueño como queramos.

Lo hacemos todas las noches.

Hicimos nuestro sueño de esa manera, porque queríamos que el cuerpo sea un instrumento de victimización en manos de alguien o algo más.

Por eso debemos comprender que el propósito al que sirve el mundo y el propósito al cual ,para decirlo de otra manera,sirven los síntomas físicos o psicológicos de la enfermedad,lo representan las relaciones especiales.

Tengo una relación muy especial con mi cuerpo enfermo y con mi psique enferma,los amo, porque me permiten obtener lo que quiero.

Utilizo mi relación especial con mi cuerpo, para promover mis relaciones especiales con otros cuerpos, uso mi cuerpo para hacer que otros se sientan culpables y así hago que hagan lo que yo quiero.

Hay una tremenda ganancia secundaria en enfermarse.

Si quiero que la gente sienta pena por mí, me tendré que enfermar, lastimarme,hacer un acto heroico y todos dirán:¡pobre, pobre, miren como sufre!

Hacemos héroes de mártires, hacemos héroes de las víctimas.

En nuestro sueño, hicimos que el cuerpo fallara, para ser víctimas para sentirnos victimizados por poderes y fuerzas fuera de nosotros, fuera de nuestro control.

Queremos mantener la separación que le robamos a Dios pero queremos deshacernos del pecado y la culpa.

Y una de las mejores maneras de deshacernos del pecado y la culpa es enfermarnos.

Esto no significa que dentro del nivel del mundo neguemos que hay virus y bacterias,ciertamente las hay.

Todos tomamos el papel de víctimas,porque todos somos victimizadores en secreto.

La enfermedad según Un curso de milagros-Cuarta parte

La enfermedad según Un curso de milagros-Cuarta parte

Todos tomamos el papel de victimarios,porque todos somos víctimas en secreto.

Funciona en ambos sentidos,todos somos victimarios pero alguien nos hizo de esta manera, por lo tanto somos víctimas de la victimización de otra persona y así sucesivamente.

El cuerpo no es realmente nada, pero lo hemos convertido en algo horrible, porque primero nos convertimos en algo horrible y no podemos entender que lo que hicimos.

No es nada hasta que primero observemos lo que pensamos.

El curso dice que debemos mirar nuestro odio,lo dice en varios lugares, debes mirar el odio, antes de poder mirar el amor.

Debes mirar el odio, no porque el odio sea real, sino porque tú lo has hecho real, y luego hiciste que el odio fuera tan odioso,tan temeroso que no quieres mirarlo.

Entonces el cuerpo y el mundo se convierten en una defensa contra este mirar.

Cuando Jesús dice que toda terapia es psicoterapia quiere decir que toda terapia es de la mente, porque toda enfermedad es de la mente, toda enfermedad es una enfermedad mental.

La enfermedad según Un curso de milagros-Cuarta parte

La enfermedad según Un curso de milagros-Cuarta parte

Dicho de otra manera, todos nuestros problemas son sombras de nuestra culpa y por lo tanto toda terapia, toda sanación consiste en deshacer la culpa mediante el perdón.

Dicho de otra manera, toda enfermedad es una expresión de la creencia de que mis intereses están separados de los tuyos,no me importas, sólo me importa que se cumplan mis necesidades.

Creo que puedo escapar de lo que mi ego me dice que es la fuente de mi dolor, al arrojarlo sobre ti haciéndote pecador y yo sin pecado.

Sólo me importa deshacerme de mi pecado.

Si definimos la enfermedad como la creencia en intereses separados entonces podríamos definir la curación como la creencia en intereses compartidos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: