HO’OPONOPONO-Limpieza milagrosa 4

  • silvina 

HO’OPONOPONO-Limpieza milagrosa 4.Esta sanación es para que la realicemos cuando nos sentimos alterados por alguna situación,nos sentimos tensos, molestos o angustiados en relación a alguna persona.

HO’OPONOPONO-Limpieza milagrosa 4

Soy la fuente de mi experiencia,me siento alterado.¿Qué hay en mi que necesite ser sanado?
¿Qué hay en la energía de esta persona que me saca de quicio?Esto que veo en ti(nombra a la persona),está en mi.
Me perdono por ser así.Me perdono por estar enjuiciándome a mi mismo.

Elijo ver solo amor.Elijo enseñar solo amor.Divinidad reemplaza mi percepción con la verdad.
Quiero ver a (nombra a la persona)totalmente inocente.¿Qué está ocultando ésta energía?


Lo siento,por favor,perdóname,gracias,te amo.Nombra a la persona y dile:»Tú eres espíritu.Pleno e inocente.
Todo está perdonado y liberado».Te libero.Me libero.Gracias,gracias,gracias.

HO'OPONOPONO-Limpieza milagrosa 4
HO’OPONOPONO-Limpieza milagrosa 4


Ahora,háblale a tu Niño Interno y dile:»Gracias por permitir que esto aflore a la superficie para poder ser sanando».
(Nombra a la persona)Estás en la luz junto conmigo.

Frases sanadoras

Somos luz.Te amo,te amo,te amo.

Gracias,gracias,gracias.

El Hoponopono era concebido como un método espiritual para restaurar las malas relaciones interpersonales que conducían a patologías y enfermedades del individuo, y por ende del grupo.

Paz espiritual

Se conseguía llegar al origen de los problemas, y se creía que esto mejoraba también las relaciones individuales y familiares con los dioses, quienes proveían de ciertos elementos esenciales para la paz espiritual.

Paz espiritual

Las versiones del siglo XXI sobre Hoponopono subrayan la importancia de alcanzar “el estado de cero, donde no existen límites ni ataduras, ni memoria, ni identidad”.

Para llegar a tal estado, denominado “Self-I-Dentity” (auto-yo-identidad), uno debe repetirse recurrentemente el mantra siguiente: Por favor, perdóname. Lo siento mucho. Te amo.

Asumir la responsabilidad

La filosofía subyacente al Hoponopono de nuestros días aboga por la asunción de la responsabilidad plena sobre nuestras acciones y la de los demás.

Los conflictos, entonces, surgen desde uno mismo y nunca por la fuerza de una realidad externa. Si se quiere modificar la realidad personal, es preciso cambiarse a uno mismo.

Deja un comentario