HO’OPONOPONO-Curso online-TERCERA PARTE

.HO’OPONOPONO-Curso online-TERCERA PARTE.El espejo.Todos hemos proyectado fuera los aspectos de nuestra mente que no queremos ver,que no queremos amar,que no queremos integrar.

Carl Jung,le llamó a esto “.la sombra”. ESTA SOMBRA ESTÁ CONFIGURADA POR UN PROGRAMA SUBCONSCIENTE DE CULPA O DESPRECIO POR TÍ MISMO.

HO'OPONOPONO.Curso online-TERCERA PARTE
HO’OPONOPONO.Curso online-TERCERA PARTE

Es como unun diseño de esa culpa,que nos muestra el profundo odio que sentimos hacia nosotros mismos.Pero como lo vemos proyectado ahí fuera,creemos que “odiamos a otros”.

Asumir la responsabilidad

La filosofía subyacente al Hoponopono de nuestros días aboga por la asunción de la responsabilidad plena sobre nuestras acciones y la de los demás. HO’OPONOPONO-Curso online-TERCERA PARTE

Los conflictos, entonces, surgen desde uno mismo y nunca por la fuerza de una realidad externa. Si se quiere modificar la realidad personal, es preciso cambiarse a uno mismo. HO’OPONOPONO.Curso online-TERCERA PARTE

A pesar de que este postulado se asemeja al solipsismo, lo cierto es que Hoponopono no niega la realidad de la conciencia de las demás personas.

En vez de eso, Hoponopono concibe el cómputo de las conciencias que habitan el mundo como piezas entrelazadas. Si uno limpia su propia conciencia de los errores cometidos, estará limpiando la conciencia de todos. HO’OPONOPONO-Curso online-TERCERA PARTE

Aprender a manejar nuestra energía

Sin duda, una filosofía que puede ayudarnos a comprendernos mejor y a estar más conectados con las personas que nos rodean. Los milagros existen y existen en la vida diaria en este tipo de cosas. Es impresionante lo que podemos lograr cuando aprendemos a manejar nuestra energía e incluso hasta ayudar a nivelar la de los demás.

Limpiar las memorias

Otro de los supuestos que propone esta teoría y de suma importancia es la de limpiar las memorias. Todos tenemos una gran cantidad de daños y afectaciones en la mente por el paso del tiempo, por creencias impuestas desde la infancia, momentos dolorosos, vivencias desagradables…

Todo esto va alterando nuestra mente y le va dando el poder de controlarnos de acuerdo a esas creencias, olvidando que los pensamientos son sólo eso, pensamientos, no nos pertenecen. Están fuera de nosotros. Cuando meditamos nos podemos dar cuenta, al observarlos pasar simplemente.

La sombra,según Carl Jung

Carl Gustav Jung, psicólogo y médico psiquiatra suizo, dedicó toda su carrera al estudio de la psique humana.  Este habla de la psique y no de la mente, porque, según el, la psique abarca todos los procesos de la mente, los conscientes y los inconscientes.  

HO'OPONOPONO.Curso online-TERCERA PARTE
HO’OPONOPONO.Curso online-TERCERA PARTE

Jung llamó “sombra” a todos los aspectos ocultos o inconscientes de uno mismo, tanto positivos cómo negativos, que el ego ha reprimido o nunca ha reconocido. Cuando éramos pequeños, nos dimos cuenta de que para ser aceptados en nuestro entorno familiar y social teníamos que ser de una forma determinada.HO’OPONOPONO.Curso online-TERCERA PARTE

Algunos de los rasgos que conformaban entonces nuestra personalidad sencillamente no encajaban en lo que se esperaba de nosotros. Por eso tuvimos que ocultarlos en algunos de los rincones de nuestro inconsciente, para que no afloraran en nuestra vida y pudieran dar lugar a lo que tanto temíamos, a que fuéramos rechazados.

La máscara o personalidad

Este yo que hemos construido tiene dos caras: El personaje público,  la cara que mostramos al mundo. Jung la denomina la “máscara o personalidad”. Y es este yo quien determina lo que está bien/mal desde el punto de vista de sus propios intereses.

La otra cara es la que no queremos ver, en ella se encuentran nuestros miedos, preocupaciones, culpabilidades, vergüenzas, etc. En definitiva, en ella están todos y cada uno de los aspectos reprimidos; esos aspectos de nosotros mismos que no podemos mostrar al mundo porque si lo hiciéramos no seríamos aceptados por los demás.

HO'OPONOPONO.Curso online-TERCERA PARTE
HO’OPONOPONO.Curso online-TERCERA PARTE

Es a esto, lo que Jung llama “la sombra”. Jung define la sombra como el aspecto inconsciente de la personalidad caracterizado por rasgos y actitudes que el Yo Consciente, no reconoce como propios. El inconsciente lucha por mostrarse, pero es reprimido continuamente por el ego o personalidad, a lo que el también llama la máscara.

La proyección de la sombra

La sombra son los aspectos inconscientes u ocultos de una persona que no reconoce o que están reprimidos. Esto se puede atribuir tanto a los aspectos negativos como a los positivos. Por ejemplo, cuando admiramos a alguien por su carisma, podemos reconocer esa cualidad en el otro porque realmente la tenemos en la sombra.

Cuando tomamos conciencia de cómo nos proyectamos en los demás, cada relación se convierte en una oportunidad única de conocernos mejor. HO’OPONOPONO-Curso online-TERCERA PARTE

Integrar la sombra

Según Jung, todo aquello frente a lo que nos emocionamos tiene que ver con nosotros. Aquellos aspectos que nos molestan de otras personas son atributos personales sobre los que hemos emitido un juicio, que opera de forma inconsciente, hasta que integremos la sombra.

Todo aquello que el otro representa para mí, tanto positiva como negativamente, es un claro reflejo de lo que yo soy. El trabajo individual consiste en detectar, observar, reconocer y aceptar aquello que está en mi sombra. Cuando nos sentimos atacados, cuando nos molesta algo de alguien estamos viendo la proyección de nuestra propia sombra.

Los temas que evitas, la incomodidad o una reacción excesiva a ciertas situaciones revelan tu miedo a exponer un aspecto vergonzoso de ti mismo, y evidencian que se acaba de tocar una parte sensible de tu sombra. Cuando uno aprende a reconocer su sombra deja de proyectar hacia el exterior y empieza a responsabilizarse de lo que es.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: