El niño herido-Sanar al Niño Interior

El niño herido-Sanar al Niño Interior.Extrañamente,mientras más abusos se convinieron contra el niño,más ese niño creyó que era malo y más idealizó a sus padres ,para así asegurar su supervivencia.

Y fue así como ese niño creyó que él era el responsable de lo que le hicieron.

El niño herido-Sanar al Niño Interior
El niño herido-Sanar al Niño Interior

“Yo soy malo,no ellos,ellos son buenos”,dijo el niño.

Los padres no eran malos,sólo eran niños heridos.


La conmoción es el principio de la aflicción.

Hemos aprendido que estaba mal ser nosotros mismos.


El sentimiento que surge al afligirnos es la ira.

Está bien enfadarnos,aunque lo que se nos hizo no hay sido intencional.

Tenemos que disgustarnos si queremos curar al niño herido.

Ayudar a Nuestro Niño a comprender

Después de la ira,aparecerán la herida y la tristeza.

Nos lamentaremos,y eso,está bien.Luego,le seguirá el remordimiento.

Debemos ayudar a nuestro niño a comprender que no pudo haber hecho nada diferente.

Su dolor lo causa lo que le ocurrió a él,pero no se refiere a él directamente.

Nos avergonzó que nos hubieran abandonado,sentimos que somos malos.

Nos identificamos con un falso yo y nos aislamos,nos escondimos de nosotros mismos.
La recuperación de los sentimientos es un PROCESO,no es un SUCESO.

Sentir para sanar

El hecho de que el niño sepa que alguien está ahí,suscita alegría y causa alivio.
No se puede curar,lo que no se puede sentir.

EXPERIMENTEMOS LOS SENTIMIENTOS.

Mira una foto de cuando eras niño/a durante un largo rato.

Ese niño/a todo lo que quería era alimento y amor.

Vamos a imaginar que ese niño/a es entregado en adopción.

Tú eres un noble Anciano,que quiere adoptar al niño/a.

El niño herido-Sanar al Niño Interior
El niño herido-Sanar al Niño Interior

Tú eres un noble Anciano,que quiere adoptar al niño/a.


Ahora,siendo tú ese noble anciano escríbile una carta a ese niño/a diciéndole que lo ama y que estás muy feliz de tenerlo contigo.


Dile que trabajarás con mucho ahínco para darle todo lo que necesita.


“Dame una oportunidad para demostrarte lo mucho que me importas”.

CARTA A TU NIÑO/A INTERIOR.

Ahora tu Niño/a Interior,será el/la que escriba la carta.


Escribila con tu mano no dominante.


Esto facilitará ponerte en contacto con los sentimientos de tu Niño/a Interior.

Etapa 1,de 0 a 6 meses.La capacidad de Ser.


Confianza versus desconfianza.


En esta etapa nuestros padres son el “poder superior”,así pues,la manera en que los vivimos a ellos sienta las bases de la confianza en un poder superior.

El niño herido-Sanar al Niño Interior
El niño herido-Sanar al Niño Interior

El foco está en el cuerpo,en las sensaciones y emociones..

El niño está plenamente en el aquí y en el ahora.


Sus sensaciones corporales lo hacen conscientes de su presencia física.


Sentimos lo que sentimos,y sentimos lo mismo que nuestra madre siente por nosotros.


Sentimos en nuestro cuerpo,lo que sienten los adultos que nos cuidan.


En esta etapa no nos sentimos diferenciados del entorno:yo soy todo y todo es yo.

Atiende a Tu Niño

Si las necesidades del niño no se atienden lo antes posible,o no se atienden en absoluto,el niño se siente indefenso y solo,inseguro,no amado.

¿Cómo nos damos cuenta que hay fallos en esta etapa?

No confiamos en los otros ,creemos que nos van a fallar.

Esperamos que los otros sepan lo que queremos sin pedirselo.

No sabemos lo que queremos,o creemos que no necesitamos nada,nos sentimos entumecido

El niño herido-Sanar al Niño Interior

Creemos que las necesidades de los otros son más importantes que las nuestras.


-No permitimos que nos toquen o necesitamos tocar a los otros compulsivamente.


-Evitamos hablar de nosotros mismos,especialmente de formanegativa.

AFIRMACIONES.

Sanando a Nuestro Niño/a Interior(tercera parte)
El niño herido-Sanar al Niño Interior

Darnos a nosotros mismos lo que no tuvimos cuando llegamos al mundo.

Estas frases pueden producir profundos cambios y alcanzar el nivel de nuestro dolor original.

-Bienvenido al mundo,te he estado esperando.

-Me alegra mucho que estés aquí.

-Te he preparado un lugar especial para que vivas.

-Me agradas tal como eres.

-No te abandonaré,pase lo que pase.

-Comprendo tus necesidades.


-Te dedicaré todo el tiempo que necesites para satisfacer tus necesidades.


-Me alegra mucho que seas un niño o una niña.


Quiero cuidarte y estoy dispuesto a hacerlo.


-Me gusta alimentarte,bañarte,cambiarte los pañales y pasar tiempo contigo.


-Dios sonrió cuando tú naciste.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: