bokeh effect

El mensaje de Un curso de milagros-17

El mensaje de Un curso de milagros-17.Puesto que el ego ya ubicó en el sueño a estas odiadas figuras YO «C», agobiadas,por el pecado y la culpa, para que pudiesen ser odiadas y destruidas por la inocente víctima YO «B»…

Jamás deben sorprendernos nuestras reacciones.

Así como los dramaturgos, no deben sorprenderse de los personajes en su drama.

Puesto que ellos escribieron el drama específicamente para que sus héroes y villanos dijeran e hicieran precisamente lo que estos hacen y dicen en el escenario.

Nuestra vida es nuestro guión escrito,con el fin de asegurarnos que conservemos la individualidad que robamos pero sin que seamos responsables de ello.

Esta dinámica está explicada en el muy importante y claro pasaje que sigue el cual fue tomado del texto.

En el contexto de la elección entre proyectar o extender, la elección entre el ego y el Espíritu Santo.

Este pasaje explica más a fondo como lo que escogemos es lo que veremos fuera de nosotros mediante la dinámica de proyección o extensión.

Y creeremos que ello está realmente fuera de nosotros.

Así, cuando hacemos real el pecado,ya hemos hecho real la oposición entre Hijo y Padre, víctima y victimario.

Y de ese modo ahora percibiremos inevitablemente el conflicto y la oposición fuera de nuestras mentes en las víctimas y los victimarios de nuestros propios sueños individualizados y específicos de especialismo.

Mediante este proceso de proyección ya no tenemos que aceptar responsabilidad alguna por lo que primero hicimos real dentro de nuestras mentes…

… el cuento del ego de que pecamos en contra de Dios, de modo que pudiésemos existir.

El mensaje de Un curso de milagros-17
El mensaje de Un curso de milagros-17

Es lo que esperas ver, y esperas ver aquello que invitas.

Tu percepción es el resultado de tu invitación y llega a ti tal como la pediste.

¿ De quién son las manifestaciones que quieres ver?

Pues creerás en aquello que manifieste es y tal como contemple lo que está afuera,así mismo verás lo que está adentro.

Nunca te olvides de que siempre ves lo que buscas, pues lo que buscas lo encontrarás.

El ego encuentra lo que busca y nada más.

No encuentra amor porque no es eso lo que busca.

Al mirar adentro eliges el guía cuya visión deseas compartir y luego miras afuera y contemplas sus testigos.

Por eso es por lo que siempre encuentras lo que buscas.

Lo que deseas para ti ,es lo que manifestarás y lo aceptaras del mundo porque al desearlo lo encuentras.

Esta proyección conduce directamente a la disociación, el término psicológico para la separación de dos pensamientos que se excluyen mutuamente más reteniéndolos a ambos en la mente de uno.

Puesto que representa la aceptación de dos objetivos, cada uno de los cuales se percibe en un lugar diferente y separado del otro.

El ego no quiere que recordemos que la fuente de todo nuestro dolor es la creencia de que nosotros mismos abandonamos el amor y nos exiliamos del Cielo.

Gracias a la defensa del ego de la proyección, se siente más bien como si fueran cosas que nos suceden en contra de nuestra propia voluntad, que no somos responsables de cómo nos sentimos.

Por lo tanto, debemos comenzar por reconocer que estos son nuestros sentimientos.

Pero también debemos estar dispuestos a cuestionar si nuestra interpretación del mundo y los acontecimientos de nuestras vidas es correcta.

El mensaje de Un curso de milagros-17
El mensaje de Un curso de milagros-17

El alejamiento de nuestro dolor y aflicción es un proceso gradual porque tememos la infinitud del amor, en el que nuestras vidas individuales, nuestros yoes personales con nuestras personalidades únicas, no tienen ningún significado.

Y así, Jesús nos recuerda con amabilidad tanto el resultado final como el proceso:

“Las pérdidas no son pérdidas cuando se perciben correctamente.

El dolor es imposible.

No hay pesar que tenga causa alguna.

Y cualquier clase de sufrimiento no es más que un sueño.

Ésta es la verdad, «que al principio sólo se dice de boca, y luego, después de repetirse muchas veces.

Se acepta en parte como cierta, pero con muchas reservas.»

”Estas palabras no deben usarse simplemente como un «mantra sagrado» que proclama lo que es verdadero para ahogar la interpretación de nuestro ego y los sentimientos de pérdida y desolación que lo acompañan.

Implícito en el proceso de cambiar de mentalidad está la tarea necesaria.

Pero a veces muy inquietante, de ver lo que aún queremos creer y reconocer tanto su propósito – mantener la separación y la culpa vivas – como su costo para nosotros – el sufrimiento y el dolor.

Es a partir de un reconocimiento creciente de lo que nos infligimos a nosotros mismos cuando aceptamos al ego como nuestro maestro.

Que se desarrolla la motivación para pedir ayuda a un Maestro diferente.

Con esa ayuda, podemos comenzar a ver las pérdidas de nuestras vidas bajo una luz diferente, dándonos cuenta de que tenemos una elección sobre lo que experimentamos y de que no somos víctimas de circunstancias más allá de nuestro control.»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: