El eterno presente

La única forma de recordar que estoy en el eterno presente,es perdonando.

Esa es la Voluntad de Dios,mi función en el mundo es perdonar.

He tomado deliberadamente la decisión de perdonar,y he hecho el voto de practicar el perdón que me devuelve a la conciencia de mi inocencia.

El eterno presente
El eterno presente

En esto no hay control personal,no hay mérito personal,no hay tal cosa como un individuo cuya presencia haga que otros se eleven o sanen su culpa inconsciente.

No hay nada de todo eso,lo que sí hay,es una disponibilidad a quitarme del medio con esa creencia de ser un individuo,para convertirme en un canal,lo más puro posible.

Es decir con la menor cantidad posible de negación del Ser,para que el Ser se exprese.

La única forma de recordar que estoy en el eterno presente.
El eterno presente

Jesús es un símbolo y un ejemplo inspirador de este hecho,pues él sabía que «no existía por su cuenta».Lo que lo hace tan especial,es que él no existía de manera especial.

Él era un símbolo puro del Amor de Dios.Él era un canal de expresión del Amor de Dios,completamente vaciado del si mismo,de la identificación con la persona.Por eso,llegaba tanto,por eso era tan sin distorsión su mensaje,porque no había ningún individuo.El eterno presente.

El eterno presente
El eterno presente

No hay mérito personal.

Hay quienes creen que cada vez que practican el perdón,están cambiando su entorno,o «salvando al mundo».

¡No,no,no!. Sólo estás haciendo la Voluntad de Dios,que es aceptar en este mundo,ya que ahora,no eres consciente de que vives en el Reino de los Cielos,porque si lo fueras,estarías sencillamente extendiéndote,creándote……dando en la extensión del amor que eres,en el que te conoces…

Pero,puesto que no estás ahí,aunque estás ,pero crees estar en el tiempo,tu única forma de recordar que estás en el eterno presente es perdonar…y nada más… Por supuesto que,el ego podrá decir…ahora que practicas el perdón,vas a ser un perdonador especial…y si tu entorno cambia,es por lo que tú estás haciendo…

El ego te genera la distorsión,de hacerte creer que el entorno está cambiando porque tú,tú (PERSONA) estás practicando el perdón,pero ahí hay distorsión.

Se trata,sin embargo de vaciar o soltar, mi identificación con (el personaje),dejar de creer ese sueño,porque entiendo que es descabellado,y no sólo eso sino que es descabellado por completo.

Lo que hace el perdón,es que me lo va mostrando cada vez más,y yo no voy a parar en mi función de perdonar el mundo hasta que ya no quede ni una sola creencia ilusoria en la mente…y entonces,lo único que haya sea la verdad,y la verdad es el Cristo expresándose.

Ya no hay una preocupación de que efecto causo yo,la persona,sino que me daré cuenta de que estoy cada vez más,abrazando la unidad,y por tanto yo estoy poniendo una perspectiva más benevolente,más inclusiva,más sin juicio

Y todo eso me da la sensación de que hay un proceso de sanación magnífico en marcha,y eso me da muchísima alegría,y muchísima paz,claro que sí.

Pero ahí es dónde tenemos que detenernos,porque más alla de eso hay un personaje intentando tomar crédito por la función que Dios le asignó.

El eterno presente.

Para comprender el efecto aparente de nuestras vidas en los demás, debemos dar un paso atrás y mirar desde fuera del sueño del mundo, y volver a centrar nuestra atención en la mente, donde realmente se toman todas las decisiones.

El número casi infinito de eventos posibles en el tiempo fue escrito en un instante por la única mente (colectiva), unida al ego, antes de que la proyección fragmentaria hacia el mundo de individuos y vidas separadas pareciera ocurrir.

Como explica Jesús, «El tiempo tan solo duró un instante en tu mente, y no afectó a la eternidad en absoluto. Y así es con todo el tiempo que ha pasado..El brevísimo lapso de tiempo en el que se cometió el primer error -en el que todos los demás errores están contenidos- encerraba también la Corrección de ese primer error «y de todos los demás que partieron de él».” (T.26.3: 3,4,5, cursiva agregada).Kenneth Wapnick

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: