pink flower in tilt shift lens

El Bhagavad Gita-Tercera parte-Explicado

El Bhagavad Gita-Tercera parte-Explicado.¡No debemos asesinar a los hijos de Dhritarashtra, nuestros parientes!

Habiendo asesinado a nuestros parientes, ¿cómo podremos ser felices, oh Madhava?

Si sus mentes, ofuscadas por la codicia, no ven el mal en destruir los fundamentos familiares y no ven el crimen en la enemistad hacia los amigos….

El Bhagavad Gita-Tercera parte-Explicado
El Bhagavad Gita-Tercera parte-Explicado
¿Por qué nosotros, quienes vemos el mal en tal destrucción, no comprendemos y no rechazamos a este pecado, oh Janardana?

Con la destrucción de la familia, sus tradiciones perpetuas perecen y con su destrucción, la arbitrariedad se apodera de toda la familia;con el predominio de la arbitrariedad.

Oh Krishna, las mujeres de la familia se depravan y de la depravación de las mujeres surge la mezcla de los varnas.

Tal mezcla asegura el infierno para los asesinos de la familia y para la familia misma.

Porque sus antepasados pierden sus fuerzas por la falta de las ofrendas de arroz y agua.

El pecado de estos asesinos, quienes causaron la mezcla de los varnas, destruye las costumbres familiares y las de casta.

Y quienes destruyeron las costumbres familiares permanecen para siempre en el infierno, oh
Janardana.

Así hemos oído.

¡Ay! ¡Por el deseo de poseer el reino, estamos dispuestos a cometer un gran pecado: estamos dispuestos a matar a nuestros propios parientes rebeldes!

Si yo, desarmado y sin oponer resistencia,fuera asesinado en el combate por los hijos armados de Dhritarashtra, sería más fácil para mí.

El Bhagavad Gita-Tercera parte-Explicado
El Bhagavad Gita-Tercera parte-Explicado


Sanjaya dijo:

Al haber dicho esto en el campo de batalla,Arjuna, lleno de pesar, se dejó caer en el asiento de su carro de guerra y botó su arco y las flechas.


Así en los gloriosos Upanishads del bendito Bhagavad-Gita, la ciencia sobre lo Eterno, la Escritura del yoga, está anunciada la primera conversación entre Sri Krishna y Arjuna llamada:


Desesperación de Arjuna.

Conversación 2.Samkhya yoga


Sanjaya dijo:

A él, abrumado por el pesar, con los ojos llenos de lágrimas, sumido en la desesperación,Madhusudana le dijo:

¿De dónde te vino y cómo se ha apoderado de ti en el momento de peligro esta desesperación que cierra las puertas al paraíso y que es tan vergonzosa e indigna de un ario, oh Arjuna?

¡No te rindas a la debilidad, oh Partha!


¡Sacudiendo la cobardía despreciable, recobra el ánimo, oh Parantapa!Arjuna dijo:

¡Oh Madhusudana! ¿Cómo voy a lanzarles las flechas a Bhishma y Drona, a aquellos que merecen un respeto profundo, oh Conquistador de los enemigos?

¡En verdad, es mejor alimentarse de la limosna, como un pobre, que asesinar a estos grandes gurús!

¡Habiendo asesinado a estos venerables gurús,comeré el alimento manchado con su sangre!

¡Y no sé que sería mejor para nosotros: ser vencidos o vencer a aquellos que están en nuestra contra, los hijos de Dhritarashtra, con la muerte de quienes, nosotros mismos perderemos las ganas de vivir!

Con el corazón atravesado por la tristeza y con la mente ofuscada, yo no veo más mi deber.

¡Te ruego que me digas ciertamente qué es mejor!

El Bhagavad Gita-Tercera parte-Explicado
El Bhagavad Gita-Tercera parte-Explicado

¡Soy Tu discípulo y Te lo estoy rogando! ¡Enséñame!

¡No espero que la angustia ardiente que ha quemado mis sentimientos sea apagada por el logro del poder superior en la Tierra o aun por el dominio sobre los dioses!


Sanjaya dijo:

Habiendo pronunciado aquellas palabras dirigidas a Hrishikesha, Gudakesha, el destructor de los enemigos, anunció:

«No voy a luchar», y se calló.

Permaneciendo de pie entre los dos ejércitos,Hrishikesha, se dirigió con una sonrisa al desesperado Arjuna y le dijo:

Estás afligiéndote por aquello por lo que no hay que afligirse, aunque dices palabras de sabiduría.

¡Pero los sabios no se afligen ni por los vivos ni por los muertos!

Pues, en verdad, no hubo tiempo en el que Yo o tú o estos soberanos de la tierra no hayamos existido y, ciertamente, tampoco dejaremos de existir en el futuro.

Así como aquel que vive en el cuerpo pasa la niñez, la madurez y la vejez, de la misma manera este ser deja su cuerpo y pasa a otro.

Una persona fuerte no se entristece por ello.

El contacto con la materia, oh Kaunteya, da calor o frío, placer o dolor.

Estas sensaciones son transitorias, llegan y se van.

¡Sopórtalas con coraje, oh Bharata!

Quien no sufre a causa de éstas, oh el mejor de los hombres, y permanece ecuánime e inalterable ante la felicidad y ante la desgracia es capaz de lograr la Inmortalidad.

Has de saber que lo transitorio, lo perecedero no tiene una verdadera existencia y, por el contrario, lo eterno, lo imperecedero no tiene inexistencia.

Quienes han penetrado en la esencia de las cosas y ven la verdad disciernen todo esto.

¡Recuerda también que nadie puede destruir a Aquel Que satura el universo entero y nunca será posible llevarlo a la muerte!

Esto, lo Eterno e Imperecedero, no está bajo el dominio de nadie.

Sólo los cuerpos de un ser encarnado son perecederos, pero este ser es eterno, indestructible.

¡Así que lucha, oh Bharata!

¡Quien piensa que puede asesinar y quien piensa que puede ser asesinado, ambos se equivocan!


¡El hombre no puede asesinar ni puede ser asesinado!

Ni aparece ni desaparece; una vez que obtiene la existencia, no deja de ser.

¡Siendo un alma inmortal, no perece cuando asesinan su cuerpo!

Quien sabe que el hombre es un alma indestructible, eterna e inmortal, ¿cómo puede asesinar, oh Partha, o ser asesinado?El Bhagavad Gita-Tercera parte-Explicado

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: