El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online

El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online.

MIRAR HACIA ADENTRO
Para poder mirar hacia dentro, para poder hacerlo de forma científica, clara y neutra, es muy importante no dejarse arrastrar por la emoción. Sólo podemos mirar la mente y su forma de funcionamiento cuando dejamos de exigirnos y culpabilizarnos de las consecuencias de nuestras acciones.
El pasado está presente hoy, influyendo en todo lo que pensamos, sentimos y decidimos. Son como «per-cepciones fantasma» de ayer que se nos cuelan en la realidad de hoy, alterando nuestra forma de ver y vivir el mundo. Es como un río caudaloso y rugiente, impresionante y lleno de corrientes, que impregna de tal modo la retina que, al estar delante de un río calmado y tranquilo, no nos per-mite ver otra cosa que el frenético y violento movimiento del agua, de la primera impresión. Como cuando usamos gafas durante horas y, al quitarlas, seguimos «sintiendo» su peso en el punto concreto de la nariz donde se apoyaban.

El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online
El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online
Así andamos por la vida, incapaces de ver la realidad tal y como es. Si lo que «impresionó nuestra retina» es un mundo pacífico, así vemos la vida. Si es un mundo peligroso y violento, así le percibimos. Si vimos un teatro hueco, repleto de engaños y segundas intenciones, así veremos a las personas hoy en día. Nada es bueno ni malo por anticipado, pues si vemos el mundo como un lugar sin peligros ni engaños, nos comerá el león a la vuelta de la esquina. Las «percepciones fantasma» nos impe-dirán aprender a defendernos. En cambio, si vemos un mundo donde solamente hay leones, andaremos por ahí llenos de escudos y defensas aun cuando estemos rodeados de inofensivos corderos. Escudos imaginarios para peligros imaginarios
El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online
El arte de soltar-Segundo encuentro-Curso online

Seremos rígidos en un sentido o en el otro, simplemente porque nuestro inconsciente quedó apegado a una imitación o una rebelión, haciéndonos incapaces de tomar una actitud adulta y coherente.
De lo que se trata, pues, es de ver un león cuando es un león y un cordero cuando es un cordero.

De lo que se trata, pues, es de ver un león cuando es un león y un cordero cuando es un cordero.
De lo que se trata, pues, es de ver un león cuando es un león y un cordero cuando es un cordero.

Mirar para ver

Dependencia es sinónimo de resentimiento. En el momento en que alguien depende de otro, esta persona se está infravalorando, no está respetando su verdadera capacidad y se queda resentida. Se ha colocado en manos de las incongruencias y caprichos del otro, reviviendo así la impotencia de la infancia. En realidad, el resentimiento es consigo mismo pues, intuitivamente, todos conocemos el enorme poder personal del que disponemos. Muchos tenemos miedo de la enorme fuerza que surge cuando alcanzamos estados superiores de consciencia y optamos por someternos a la autoridad del otro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: